Capítulo 1: Cantina Cabeza de Puerco

Haruka se encontraba en la cantina cabeza de puerco tomando unas copas de ron con su contramaestre Jules Philips Fokgs, hablando la nueva travesía marina que iban a realizar, ya tenían el navío Urano preparado, listo para zarpar, solo faltaba fijar el curso en el mapa que estaba apoyado precisamente en la mesa.

-Bueno contramaestre… ¿crees que por esta ruta será más sencilla?

-No mi capitana, por esa zona nos desviaremos mucho, es la ruta comercial, nos podemos topar con otros marinos, más que nada con Saint Cross Company y eso nos atrasaría aun mas

-Si tienes razón…. Mmmm, sírveme un poco mas de Ron…

Haruka comienza a trazar otra ruta en el mapa mientras Jules le sirve otra copa y la mira con preocupación

-¿Sera sensato Capitana?.. digo, ¿ir tras ese tesoro?, me dijeron que hay muchos peligros y muchos misterios por esas aguas, sobre todo sirenas mi Señora.

-Tranquilo Philips no hay nada de que preocuparse, no creas en todo lo que escuchas por favor, ahora déjame concentrarme quiero llegar a como de lugar.

Jules hizo caso a la orden de su capitana, tomo asiento y observo con atención como iba fijando el nuevo curso en el pergamino, nunca la había visto tan concentrada y empeñada en algo como en aquella ocasión. Haruka estaba metida en el mapa con el vaso de ron en la mano si darle ningún sorbo y mirando con atención el trozo de papel que tenía delante de sus ojos mordiéndose el labio inferior y con un compas haciendo trazos a un costado de la mesa como si no existiera nada mas a su alrededor, hasta que de pronto.

-YA ESTA, ESTE SERA EL RUMBO…CONTRAMAESTRE JULES LLAME A LOS MARINOS ESTA NOCHE ZARPAREMOS- Acabando de un solo sorbo el contenido del vaso que tenía en la manos y enrollando el pergamino.

-Si…Si mi Capitana- y sale atolondrado del lugar llamando a los tripulantes de Urano

La rubia salió de cabeza de puerco con un brillo en sus ojos muy particular, con una media sonrisa en la boca, dando paso firme mientras guardaba el mapa en su saco. Cuando llego al navío se coloco frente al timón pasando sus manos con delicadeza mientras decía en voz baja

-Ayúdame Urano, tiene que ser nuestra-

Pasados unos minutos el barco ya tenía todos sus tripulantes a bordo, amontonados en el centro esperando que su Capitana se acercara para darles las respectivas órdenes. Jules se acerca interrumpiendo los pensamientos de la rubia.

-Ca…capitana, ya están todos abordo.

-Muy bien… gracias Philips- acercándose a la baranda los mira a todos- MARINOS, quiero que en esta ocasión solo estén abordo los que realmente tengan el valor de enfrentarse a cosas realmente aterradoras, cosas misteriosas y creaturas desconocidas… solo aquellos que tengan viva la llama de la aventura abordaran este navío el resto puede comenzar a bajarse de Urano...Contramaestre eso también va a ti.

Haruka voltea dándoles la espalda a sus valientes marinos esperando unos minutos para que tomen esa decisión. Pasados unos minutos solo escucho el susurro del viento, volvió a mirarles y con una sonrisa y elevando las manos grito

-Muy bien es hora de zarpar. HICEN LAS VELAS- Toda la tripulación se puso en marcha

-Capitana Haruka…Se acerca una tormenta…¿no será mejor esperar a que pase y luego adentrarnos al mar?

-¿Con miedo Jules?... No subestimes a Urano, el resistirá, además no te olvides que este navío navega contra viento y marea querido amigo, llegaremos a destino

-Si mi capitana, pero recuerde que nos meteremos en aguas desconocidas.

-Philips todavía estas a tiempo de bajar, nadie te esta atando a un mástil del barco.

-No tengo miedo Capitana, solo fue una sugerencia

-Muy bien, si es así, ya puedes tomar tu puesto como timonel, no perdamos más tiempo, cuanto más nos atrasamos más lejos estaremos de alcanzarla.

-Si mi Señora.

Haruka se acerca al bode del navío con mucho entusiasmo "te encontrare cueste lo cueste". De esa forma Fokgs toma el timón y salen rumbo a un destino desconocido.