FLASHBACK

-Apartate de mi camino humana -dice un mago empujandome

Estoy acostumbrada a esto, me empujan, me tiran zumos, me lanzan hechizos, una vez transformaron mi mochila en conejo y tube que perseguirlo por toda la academia. Pero e de aguantar, les demostraré que puedo ser la mejor maga de todas, con mi magia curativa podré curar a todo aquel herido, quiero aprender, quiero saber, así si alguna vez mi hermana vuelve a enfermar podré curarla. Cuando era pequeña Nina enfermó, mis padres estaban muy preocupados y yo no pude hacer nada... eso no volverá a pasar, conseguiré aprender bien esta magia para proteger y cuidar a Nina.

Cogí mi bento y me puse a comer, pero se habia convertido en ranas que saltaban, se oian risas, no me importa, e aprendido a vivir con humillaciones, las ignoro directamente. Al terminar las clases me dirigí a mi taquilla pero un par de magos me acorralaron.

-¿Te han gustado las ranas?

-Deberias haberlas besado, al igual te sale un principe.

Deje mis cosas en la taquilla ignorando sus comentarios, entonces uno golpeo la taquilla con su puño muy cerca de mi.

-¿¡Me estas ignorando sangre sucia!

-¿Que queréis? ¿Que llore y me vaya corriendo? Eso nunca pasará.

-Te esta vacilando, Jake, sin duda te esta vacilando.

-¿Con que esas tenemos eh? Pues ahora verás ¡magia desintegradora!

De repente mi uniforme se desintegró dejandome en ropa interior, me tapé como pude con las manos avergonzada.

-¿Decias algo de llorar e irte corriendo?

-¡Iros a la porra magos de mierda!

-¿¡Como te atreves!

-Desintegrale lo que le queda de ropa y que vaya desnuda por la academia.

-Eso es una buena idea.

De pronto apareció un chico de pelo largo y rubio, alto, de ojos purpura y bastante apuesto.

-Creo que ya a tenido bastante, os estais pasando -dijo mientras se quitaba su chaqueta para ponermela por encima.

-¡Remus! ¿¡Acaso estas defendiendo a la sangre sucia!

-¿Acaso tu cerebro no ve que si? Venga desaparecer de mi vista.

-¡Te arrepentirás!

Esos dos matones se fueron corriendo.

-¿Estas bien?

-S..si -dije sonrojada.

-Espera te ayudaré con eso, magia transformadora

Esa chaqueta se convirtió en un uniforme como el que ya tenia.

-Muchas gracias Remus-sempai...

-No hay de que, y no te dejes aplastar por los demás, nos vemos ^^

Mientras se va le miré con cierto sonrojo en mis mejillas, desde ese dia, si alguna vez se metian conmigo y el estaba presente me defendia, era tan amable, tan varonil... es el primer mago que no odio... al contrario, creo, que por primera vez en mi vida... me he enamorado.

Desde que le conocí ha pasado ya casi un año, voy a la academia feliz, mis notas han mejorado, estoy contenta n_n. Hoy es san valentín y le voy a regalar bombones hechos por mi a mi sempai, espero que los acepte.

-¡Remus-sempai!

-Hola, Maya-chan.

-Quiero que aceptes esto / -le digo dandole los bombones en una bolsa con un lazo.

-¿Para mi? ¿Son de compromiso?

-No lo son...

-¡Genial! ¡He Tomas ven aquí!

¿Que hace llamando a otro alumno? ¡Que es un momento critico! /

-¿Que pasa?

-He ganado la apuesta, me debes dinero. -dice enseñandole los bombones.

-No jodas, aaaa, que rabia, y eso que solo faltaban unas horas para que la perdieras.

-¿Apuesta? ¿De que habla Remus-sempai?

-Si es tonta la niña, tenia que conquistarte hasta el limite del dia de san valentin, y lo ha conseguido el muy cerdo.

-No te enfades Thomas, algunas veces se ganan y otras se pierden.

-Me estais diciendo que te has hecho...amigo mio por una apuesta?

-Claro, y ahora apartate de mi camino, a pero antes.

Mi ropa se convierte en una jaqueta.

-Esto es mio -dice quitandomela y dejandome en ropa interior.

-Eres un hacha, mirala si parece que va a llorar, nadie a conseguido hacerlo.

-¿¡Quién ha dicho que vaya a llorar! ¡Te odio Remus-sempai! ¡Os odio a todos! ¡Los magos sois unos hijos de pu"! ¡No mereceis tener mi presencia!

De repente todos me miraron con odio.

-¿Que has dicho estúpida humana? ¿Como te has atrevido?

Me empezaron a lanzar hechizos de ataque, incluso me tiraron por las escaleras y me clavaron un trozo de hielo punzante en la espalda, conseguí salir de la academia de milagro.

Llegué a mi apartamento toda magullada y en ropa interior una vez cerré la puerta me senté en el suelo con los brazos cruzados y la cabeza sobre las rodillas, no lloré, yo nunca lloro, estube en esa posición durante horas, hasta que decidí no volver, utilicé mi magia curativa para curarme las heridas, pero aún así se me quedó una marca en la espalda del hielo que me clavaron. Cogí mis cosas, y a mi familiar y volví al mundo humano.

Ese día decidí no confiar en los magos, ese día decidí no volverme a enamorar.

FIN FLASHBACK

¿Patética verdad? Han pasado dos meses y aún me sigo acordando...

Empecé a pegar el agua con fuerza, varios golpes con las manos, quizá sea algo idiota, pero mas idiota me sentía yo.

-A ese paso quitarás el agua de la piscina. -dice Zero apareciendo.

-¿Y que mas dará? -digo parando de hacerlo.

-Te estaba buscando, Nina quiere que vayas a cenar.

-No quiero cenar, no tengo hambre.

-Que casualidad yo tampoco.

Se quitó la camiseta y las chanclas para luego tirarse al agua.

-Que refrescante.

-Oye, ¿no tienes otra cosa que hacer mago?

-La verdad es que no, a mas no creo que te moleste para pegar al agua.

-Bah, haz lo que quieras.

-No estas enfadada por lo de Ichii ¿verdad? Te pasa alguna otra cosa.

-¿Y a ti que te importa?

-Podrias ser mas amable.

-No soy amable con los magos.

-¡Oye que yo no te he hecho nada!

-¡Me da igual! ¡Los magos sois seres crueles!

-¡La única cruel que hay eres tú!

Eso hizo callarme.

-¡Siempre estas diciendo lo detestables que somos sin darme una oportunidad a ser tu amigo! ¡La única que eres cruel y horrible eres tú Maya! ¡Y si tan horrible soy no hace falta que me vuelvas a dirigir la palabra!

Empieza a subir por las escaleritas para salir de la piscina, a venido para saber que me pasa y yo le he tratado mal... ¿Porque? ¿Porque no puedo hacer ningún amigo sin que desconfíe o sienta que me vayan a traicionar? ¿Porque soy tan odiosa? ¿Porque?

Sin darme cuenta y después de muchos años, empecé a llorar.

Antes de irse Zero se giro.

-¿¡Y que sepas que... ¿¡Estas llorando! o_o ¡Lo siento! -dice mientras se vuelve a meter en la piscina- Lo siento no quise decirte que eras horrible y cruel _

-No... es que es verdad, soy una persona horrible...

-¡No lo eres! Solo eres... seria, eso es, solo es que eres seria.

-No es verdad, todo porque confié en la persona equivocada ya no puedo confiar en nadie, lo siento... yo siempre os digo a ti y a Ichii cosas horribles... cuando deberia decirmelas a mi misma.

-No es para tanto mujer, de verdad, no llores.

-¿No estas enfadado?

-No no lo estoy, asi que no llores...

Me sequé las lágrimas y miré el agua avergonzada, nunca antes había llorado enfrente de nadie, supongo que ya no podía mas... en ocasiones odio mi orgullo.

-Como se lo digas a alguien... te daré una paliza y no utilizaré mi magia para curarte.

-¿Magia para curarme? ¿Usas magia curativa?

-Si ¿Algun problema?

-No, es genial, nunca he conocido a ningún mago con ese poder, es fantástico.

Le dí la espalda para ocultar mi sonrojo, puede que la mayoria de magos sean malvados y despiados, pero tengo la impresión de que este no es así, quizá sea un paso para volver a confíar en los demás o puede que sea un paso en falso y me vuelva a equivocar, en cualquier caso, lo intentaré.

-En el próximo capitulo-

¿¡Como! ¡Me he quedado encerrada con Zero en gimnasio! ¿¡Es que el conserge no sabe mirar antes de cerrarlo! ¡No me quiero pasar toda la noche aquí!

No os lo perdais ;)