Hola. Antes que nada me presento, soy Misaki Giou (: esta es mi primer historia en Fanfiction, en lo personal me encanta esta pareja, espero les agrade. Tomé los personajes prestados, no son mios, espero sus comentarios y tener la conti pronto ^^

CAPITULO I

INTERCAMBIO

Se podría decir que estaba muy feliz. Mi madre, me había regalado en navidad, una saga de libros los cuales hablaban del amor y de lo enfermizo que este puede ser: "Crepúsculo" así es como se llamaba la saga; el amor imposible entre una humana y un vampiro…

Eran ya las 7:00 a.m., no faltaba nada para que el toque de entrada se diera. Valla que me sentía nostálgica al regresar a clases, a un 4to Semestre lleno de sorpresas… ¿sorpresas? ¿Cómo podría saberlo?, en fin, creo que no eran más que sentimientos míos, la casualidad era "4to Semestre, 4to libro de la saga" valla que era tonta.

Estaba bastante concentrada en mi lectura cuando cierta chica pelirroja se acercó a mí, poniendo su mano sobre la página que leía del libro, impidiendo así mi lectura.

-¿Qué tal 4 ojos? ¿Lista para clases?- me lo decía de forma arrogante, cabe destacar que utilizaba en ocasiones anteojos para leer y no malgastar mi vista.

-Disculpa, ¿podrías dejarme continuar con mi lectura? Es que tú mano, me impide continuar- le dije de manera educada.

-¿Quién te crees para hablarme así?- lo dijo acercándose a mí, y levantando la voz.

-…- suspiré y antes de poder responderle, el toque se dio, y muy puntualmente tras este, entró nuestro primer maestro. Pude darme cuenta como la chica llamada Karin y sus amigas se retiraban a su lugar, sin antes lanzarme una mirada fulminante que a cualquier chica pudo haber asustado, acto que no sucedió en mí.

-Muy buenos días jovencitos, esta mañana tengo que informarles que un alumno de intercambio escolar ingresa a esta aula y clase, como ya saben tomará el lugar de Kiba, quien ya se encuentra en Londres- al escuchar el nombre de mi amigo, suspiré llena de melancolía y con recuerdos vividos, aunque, valla, "chico nuevo" fue lo que pensé fastidiada sin apartar la vista de mi libro, mientras el profesor continuaba hablando. – Espero que sean buenos y amigables con él. Pasa jovencito-

Según terminó de hablar el profesor, escuché pasos provenientes de la puerta de entrada, no levanté en lo absoluto mi mirada, estaba bastante distraída en mi lectura, como para ver a un "chico nuevo", valla, repitiendo esa frase me encontraba escuchando.

- Buenos días, mi nombre es Sasuke Uchiha, vengo de Londres, Inglaterra. ¡Hmp! Espero que podamos llevar una buena relación- el chico se escuchaba bastante serio, casi obligado a decir lo que dijo, después de escucharlo noté la emoción de todas mis compañeras como si un artista de cine estuviera aquí o algo por el estilo, también noté a Karin y "su grupito" hacerlo, todas se levantaron en dirección al joven, rodeándolo por completo, sólo noté como el profesor no podía con ellas y nos brindó tiempo libre.

Desesperada por tanto grito, levanté mi mirada, cerré mi libro y no pude creer que es lo que veía. Un chico de tés blanca y morena, con un cabello negro azulado precioso y unos ojos azabache que me miraban. En ese momento pensé, imaginé que me encontraba sola con él, ya que sabía que también me miraba. Su físico era perfecto, me quedé boquiabierta hasta que salí del trance al escuchar al profesor sentar a mis compañeras y calmar aquel disturbio.

-Muy bien Sasuke, tu lugar será…veamos… ¡ah sí! En el pupitre vacio a un lado de Sakura Haruno- quedé anonada, pude sentir miradas y palabras de odio sobre mi cuando el joven se acercaba a su asiento designado.

-Sakura Haruno, después de clase, en receso, tiempo libre y salida, serás su guía personal- y de nuevo las miradas…

-¡Hai!- le respondí un tanto nerviosa al notar aquel atractivo chico sentarse a mi lado.

- Te odio, cabello de chicle- escuché la voz de Karin casi como un susurro, la mire y noté aún aquella mirada de rencor y desprecio sobre mí, suspiré y traté de prestarle sumita atención al profesor Tenzo, aunque claramente sentía, a "Sasuke" ahh que bello nombre debo decirlo, aun lado de mi, tomando nota a todo lo que podía. Aunque yo también lo hacía, su presencia me ponía nerviosa /

Llegó el toque que anunciaba la hora de receso, así mismo estaba muy nerviosa ya que el encargo del profesor era un tanto a vergonzante para mí. Noté como Sasuke se ponía de pie, yo solo me dedicaba a guardar mis libros entre ellos, incluido el de mi madre, tratando de disimular los nervios que tenia al sentir al chico Uchiha acercarse a mí.

-Haruno Sakura, ¿cierto?- me giré levemente, impresionada al escuchar mi nombre por él, y aún más extraño que aprendiera tan rápido mi apellido, de solo escucharlo una vez del profesor Tenzo.

-¿Qué tal, Sasuke? Un placer, si, esa soy yo- traté de sonreír de forma que no se notaran mis nervios y mi leve sonrojo.

-¿Uh? Bueno, no hay necesidad de que vuelva a presentarme, aún así el profesor, "te" y "me" pidió que me mostrarás la escuela, ¿podrás ayudarme?- noté su siempre, desde que lo acabo de conocer (unas cuantas horas) su firme semblante serio que me penetraba directamente, haciéndome derretir con esa mirada azabache y ese bello cabello del mismo color y destellos azules.

-Bueno, Sasuke, sígueme- dije después de levantarme de mi asiento-

Salí del aula y enseguida a mi lado, Sasuke venia totalmente despreocupado.

-Bien, este edificio, es el edificio "A", donde por el momento estamos los chicos de 4to Semestre en la preparatoria- íbamos bajando las escaleras, ya que nuestra aula se encontraba en el 2do piso del edificio.

-…- Sasuke, completamente en silencio.

Llegamos, no muy tarde al área de administración, talleres, cafetería, y al final la nunca faltante "cancha de soccer".

-Bueno, creo que ya te he mostrado toda la escuela, sólo faltaba esta área, como puedes notar, aquí están: canchas de básquetbol, vóleibol, tenis y la nunca faltante, cancha de soccer- le sonreí después de mi tonto discurso-

-"cómo si él no supiera nada sobre las canches…" quizá hasta sabe más que yo- pensé.

-Me parece una escuela normal, agradable- miraba él con atención alrededor.

-¡Hey, preciosa! ¡Ven a saludarme!- logré escuchar una voz familiar, era nada mas que Sai, el capitán de la Selección Masculina de Soccer. Sai es un chico de tés demasiado blanca, sus ojos son completamente negros, al igual que su cabello, muy parecido a Sasuke, pero Sai, tenía su cabello un poco más corto, y, creo hasta ahora, que diferente en su forma de pensar y ser, a Sasuke.

-Hola Sai- sonreí cortésmente después de notar como se acercó a mí.

-Dime, ¿cómo esta la más bella y encantadora capitana de la Selección Femenil de Soccer y el equipo de porristas de esta institución?- en aquel momento me abrazó y yo logré disgustarme por eso, aunque debo decir que, en efecto, soy la capitana de ambos equipos.

-Etto…Sai, discúlpame, estoy un tanto ocupada- traté de liberarme del abrazo pero mis intentos fueron en vano.

-¿No me digas que "él" es tú novio?- mi vergüenza fue más allá de lo imaginable.

-N-No…su nombre es Sasuke Uchiha, es un chico de Londres, viene por intercambio escolar- allí estaba yo, dando explicaciones cuando no había porqué.

-¿A sí? Bueno, pues más le vale que ni siquiera intente acercarse a ti- después de lo que dijo, me jaló de la cintura, provocando que su rostro quedara a unos centímetros del mío.

-S-Suéltame…Sai…-estaba completamente sonrojada y para colmo no podía zafarme de él.

-Deberías aprender a respetar a las mujeres- noté como Sasuke me zafaba de aquel agarre con extrema delicadeza y facilidad, abrazándome de un momento a él, sólo un poco, debo decir…

-¿Quién eres tú para decirme que debo o no hacer?-Sai, encaró furioso a Sasuke.

-Una persona que tiene principios y educación- dijo con seriedad, sin exaltarse en lo absoluto y poniéndome ahora detrás de él, defendiéndome.

-Pues serás "El Papa Juan Pablo II", pero no tienes derecho de arrebatarme a ¡MI CHICA!-

-¿"Mi chica"?-pensé levantando una ceja.

-Así que, ¿"tú chica"?-dijo Sasuke con un poco de sarcasmo- No creo que ella sea "tu chica" sino, no se hubiera puesto así, ¿no crees?- Sai sólo se enfurecía más y mas.

-Bien "niño bonito" te propongo un trato, un partido de soccer, quien gane, saldrá con Sakura, todo un fin de semana, ¿qué dices?

-¡¿Nanii?- logré decir y tapé mi boca rápidamente para no interrumpir, esto se ponía mal, sabía que Sai era bueno en soccer, no por algo es el capitán de la Selección, y a Sasuke, jamás lo había visto jugar.

-¿No crees que eso va en contra de lo que ella pueda querer?- Sasuke volteó a verme.

-N-No te preocupes…por mi…-sonrojada jugaba con mis dedos.

-¡Bien! Ella está de acuerdo, entonces… ¿le entras o no?-decía Sai muy confiado, ofreciéndole su mano a Sasuke, esperando que esté estrechara y así cerrar "el trato".
Antes de que Sasuke contestará me miró y me sonrió levemente, haciendo que casi desvaneciera por él, junto con un delicado susurro "no te preocupes"

-¡Hecho!, pero debes prometer que si gano, también dejarás de molestarla – Sasuke estrechó su mano con la de Sai, el asintió a su última petición y yo sólo miraba aquella escena como tonta, el pensar en lo que podía pasar, me ponía aun más nerviosa, Sai por lo machista y tonto que es, superficial, mujeriego y…por otro lado, Sasuke, que aunque no lo conocía lo suficiente, ya confiaba
planamente en él