Disclaimer: Naruto es copyright de Masashi Kishimoto. El uso de los personajes en la historia es sin fines de lucro y solo con el afán de entretener.

La trama de la historia no me pertenece, le pertenece a SisterCullen quien me ha dado previamente su consentimiento para la adaptación de la menciona historia, cualquier copia total o parcial de la misma sin permiso previamente del autor queda estrictamente prohibida. Muchas gracias por su atención prestada.

Advertencias: AU, OoC, Lenguaje vulgar.

Rating: " M+ " Aunque no haya ese rating, yo lo considero así.

N/A: Sí, chicas/os! Su servidora ha regresado Les pido disculpas por no actualizar las demás historias que tengo, pero si les soy sincera, mi salud está realmente jodida, es más en estos momentos la maldita asma me tiene fatal, por eso les pido su comprensión, trato de actualizar con rapidez, pero si lo hago muy a menudo, la calidad del capítulo es mala, y no me perdonaría jamás entregarles algo tan malo. Así que ténganme paciencia, terminaré cada una de las historias en proceso que tengo aquí, ¡Eso no lo duden!


En el capitulo anterior:

-Sasuke…- susurró; clavando sus ojos en mis ardorosos labios.- Me gustaría ser ella…me gustaría ser esa chica de la que estas enamorado…la envidio; en verdad la envidio con todo mi ser….

Tardé varios segundos en comprender aquella frase. Mis ojos la miraron al completo y entonces busqué sus labios.

Los busqué con el ansia de la sed, del hambre, del deseo. De algo que había sido una fantasía en mis sueños y que ahora me recreaba en ellos; sintiéndolos: suaves, poderosos, adictivos. Sumergí la lengua en su boca con voracidad y en este trance sentí sus manos en mi cabello; como siempre soñé. Abrí los ojos para contemplar tan anhelante sueño, me sentí volar y estremecer, quise gritar, reír, llorar y gemir….estaba besando a Sakura; estaba besando a mi amor y lo más importante…ella me estaba respondiendo de la misma manera que había soñando siempre; con furia y deseo; ese deseo y esa furia que me había acompañado desde los doce años de edad…


Capitulo 11

Sakura Pov.

Me estaba dejando arrastrar por un anhelo antiguo que no entendía.

Desde el primer día que comencé a ser la nana de Sasuke, supe que aquel chico en la pre- adolescencia me comía con la mirada.

Comenzó a hacerme gracia; pues veía como su rostro se ponía como un tomate maduro y a veces se trababa cuando intentaba decirme algo.

Alguna vez que otra lo pillé mirando mis piernas y cerrando fuertemente los ojos; intentando controlar sus muy tempranas hormonas.

Sasuke era un chico que ya apuntaba maneras. Aunque era un niño al que Itachi le llevaba más de una cabeza, era guapo y tenía un aire que lo hacía realmente seductor.

Recuerdo como si fuese ayer la noche que me quedé a dormir en su cama. Su cuerpo tibio, intentando no rozar el mío; como si de ese roce, algo fuera a explotar dentro de él.

Sasuke no lo sabía pero era asombrosamente transparente.

Aquella noche lloró desconsoladamente sobre mi pecho; por una chica que lo había llevado a rastras hacia el pozo hiriente del amor. Se durmió entre mis brazos. Y muy delicadamente lo llevé hacia su cama donde me metí entre las sabanas con él.

Su dulce rostro, sus pestañas inmensas y aquella angulosa y llena boca; pedía ser besada y me sentía una maldita pederasta por pensar aquello. ¡Sasuke tan solo tenía 12 años, Dios mío!

Acaricié su rostro con mi dedo índice y pude sentir como se estremecía.

Luego…al final. Cuando Naruto me llamó para decirme que ya podía marcharme con él hacia Londres; lo dudé seriamente…y todo por culpa de aquellos ojos azabaches, hipnóticos que me habían capturado…..Ni yo misma sabía donde me había metido. Me sentía atraída sexualmente por un niño que no sabía hacer la o con un canuto, porque simplemente era un crio…. ¡un crio igual que Itachi, maldita sea! Si….aquel bicho, que tenia por hermano e intentaba hacerme la vida imposible…hiciese lo que hiciese….pero era Sasuke era diferente, sus ojos eran diferentes…todo en él, lo era.

Dudé; lo admito. Pero finalmente deshice esa idea descabellada de mi cabeza y asumí el control de mi vida. Yo amaba a Naruto y todo lo que quería en este mundo era él. Mi pequeño Casanova, era un niño y yo no estaba destinada a él.

Aquella noche en su habitación; cuando sus ojos lloraron y su cuerpo se estremecía del llanto, no dudé en entregarle aquel retrato que había cogido del fondo de un cajón de mi habitación. Había pensado en Sasuke al cogerlo y casi me había arrepentido en el momento de tenerlo en mi mano…pero se lo di; se lo regalé para que algo mío quedara en su poder….era una malnacida; pero quería por puro egoísmo que me recordara. Porque sin duda yo no lo olvidaría nunca.

Tomé el que me cedió él con algo parecido a una sonrisa en su boca y percibiendo su voz comenzando el cambio, noté aquel especie de hormigueo que me recorrió todo el cuerpo.

Me asombré ante ello y miré sus ojos azabaches como la brea; increíblemente grandes y transparentes. No quería someterlo a más tortura y me levanté de aquella cama donde estábamos sentados.

Me llamó por mi nombre antes de traspasar el umbral de la puerta, su última llamada; desesperada.

Me puse a su altura; y le sonreí. Quería despedirse de mí y lo comprendía….

Lo que nunca esperé es que aquel beso fuese en los labios y de aquella manera. Un beso en los labios; totalmente casto; pero dulce y anhelante…pese a no ser un beso adulto, me sentí automáticamente mojada entre mis bragas.

Al separar nuestras bocas; sin pensarlo le di una pequeña mordida y succioné su labio inferior con deseo.

Me separé de él, intentando parecer calmada y besé su nariz.

Allí acabó todo…. O ¿no?

….

Ino Pov

-¡Maldito niñato de mierda; deja en paz mis tetas de una puta vez! ¿Qué te piensas que son la lámpara maravillosa? ¡No las manosees tanto, joder! ¿Y donde se han metido tu hermana y tu amigo?

Intentaba escabullirme de entre las sabanas; pero con aquel glotón de Itachi Haruno, era prácticamente imposible.

Me había jodido como un maestro por más de tres horas y el tío estaba allí que parecía la torre inclinada de Pisa….

Mis tetas; estaban tan manoseadas que hasta me dolían y mi coño tan bombeado, que dudo mucho que pudiese andar en condiciones con tacones en días…

-Ven aquí, Ino... ¿No me digas que no tienes ganas de más? Mi amigp está deseando entrar dentro de ti de nuevo…

Me agarró de un tobillo y me aplacó hasta estar debajo de él de nuevo. Sentí su polla dura como una piedra en la entrada de mi centro, caliente y húmedo.

Le sonreí y él decidió no hacer esperar más a su lujuria. Arremetió duramente contra mí y comenzó a bombearme como un loco…un loco maravilloso.

El deseo entre nosotros surgió en un primer momento y lejos de desinhibirnos, decidimos dar rienda suelta a nuestros impulsos y calmarnos la sed de nuestros cuerpos.

Pero conforme iban pasando las horas y gozaba y me relamía de Itachi Haruno; mas me daba cuenta que aquel ser era tan adictivo como su propia hermana.

En uno de los parones de nuestra acelerada cabalgada. Nos fumamos unos cigarrillos y bajamos a la cocina a reponer algo de fuerzas. Eran más de las cuatro de la mañana y Sakura y el mojigato aquel que estaba loco por sus huesos, todavía no habían llegado.

Itachi y yo nos estábamos bebiendo un vaso de zumo de frutas; cuidadosamente exprimido por el somelier; Itachi.

-Es muy tarde. Me preocupa que Sakura aun no esté en casa….- dijo mirando a un punto fijo de la cocina.- No voy a poder perdonar nunca a Naruto. Mi hermana no se merecía eso. No la amaba lo suficiente.- Sus ojos volvieron hacia mí y me valoró lentamente.- Sé que es has sido una buena amiga. Casi una hermana. Te lo agradezco de veras…y que estés aquí con ella, te honra. Has decidido ampararla a ella, a pesar de que Uzumaki es tu hermano.

Me acerqué a aquel hombre y a su escultural cuerpo.

-Sakura es como mi hermana. La amo, y he sufrido con ella la perdida de cada una de sus ilusiones…pero para serte sincera, nunca vi en ellos dos la pasión; y sé reconocerla.- Itachi se rió.- Naruto es demasiado lánguido y controlador. Todo se debía de hacer en un momento determinado y como él decidía. Sakura nunca se ha sentido libre, y creo sin temor a equivocarme, que no ha sido feliz con mi hermano. Ahora Naruto; aunque me duela y Sakura ya no forme parte de mi núcleo familiar, ha encontrado el amor en Hinata Hyuga, una mujer que lo apoya y es como él. Naruto es feliz. Ahora le toca a Sakura, y sé que lo será.

Los imponentes brazos de aquel mastodonte me abrazaron y me acercaron a su torso desnudo, haciéndome estremecer nuevamente.

-Ahora tengo a mi hermanita cerca y yo mismo me ocuparé de que ningún gilipollas le haga daño. Tenlo por seguro.

Comencé a reír con ganas. ¿Es que Itachi no se había dado cuenta?

-¿De qué te ríes…Ino?

-Creo que deberías comenzar a ejercitar tus musculoso brazos con algún sparring; guapo…

Su ceño se frunció y volvió a acogerme en sus brazos.

-Dime…. ¿Que quieres decir…?

-Quiero decirte que tienes el enemigo en casa…prácticamente.

El muy tonto elevó una ceja y su gesto se agrió.

-Habla en cristiano, Ino.

-Bueno, bueno, bueno…- me desenredé de sus brazos a regañadientes; se estaba de maravilla entre ellos.- ¿Confías en Sasuke?

Itachi abrió los ojos asombrado y acto seguido comenzó a reír en sonoras carcajadas.

-¡Sasuke Uchiha! ¡No digas tonterías Ino! ¡Sasuke Uchiha es un crio al lado de mi herm…!

Creo que de pronto se dio cuenta de la imbecilidad que estaba soltando por la asombrosa bocota aquella.

Se cuadró de hombros; totalmente desnudo y me agarró de la mano subiendo como un loco las escaleras.

Al llegar a su alcoba, tiró todas mis ropas a la cara y se vistió rápidamente.

- No tardes Ino. Vamos a buscar a mi hermana donde sea….

Yo casi reí…pero no lo hice. Era aterrador ver el magnífico rostro de Itachi Haruno con la mandíbula apretada.

-Tu hermana es una mujer adulta como yo….y si decida echar un polv….

-¡Mira Ino, cállate! ¿Ok? Es mi hermana y él es mi amigo…..

Ahora fui yo la que elevé una ceja.

¡Sera cabronazo! Estábamos en igualdad de condiciones… Pero claro, aquélla que Sasuke podía "empolvar" era su querida hermanita Sakura

-Venga….-dije a regañadientes.- Vamos a joderle el plan a Sakura.

Itachi gruñó y yo le seguí poniéndome la sudadera mientras veía su ancha espalda frente a mi…

Sasuke Pov.

Mis labios recordaban la textura de los suyos. Pero habían estado dormidos demasiado tiempo… Y por supuesto aquella vez no fue ni por asomo como ésta….ahora estábamos enredando nuestras lenguas, gimiendo a cada roce e intentando no caer en la tentación de no abalanzarnos el uno sobre el otro.

Noté como comenzaba a faltarme la respiración y a regañadientes desenredé mi lengua de la suya; haciendo del final del beso, algo tierno. Dando pequeños toques, con mi boca en sus suaves y húmedos labios.

Ella tenía los ojos cerrados y al mirarla; noté su rostro más sonrojado de lo habitual. ¡Estaba ruborizada! Me reí interiormente… Había sido tantas veces al revés, que ahora me parecía casi cómico que ella estuviese turbada ante tal intimidad.

Cogí su rostro con ambas manos y lo alcé lentamente.

-Sakura….

Sus ojos me miraron y ví que estaban vidriosos.

-¡Dios mío! ¿Qué te ocurre? Si yo…si yo….

Su voz de mujer me tranquilizó.

-No. Estoy bien, Sasuke.- sonrió débilmente.- Creo que no me he sentido así de viva en mi vida….creo recordar que una vez, si…fue un niño, un niño de doce años, me besó.- Dos lagrimas viajaban dulcemente por sus mejillas. La contemplaba anonadado. Y el rubor se agolpó de golpe en mis mejillas; también.- Sasuke….siempre has estado en mi corazón…tu candor, tu inocencia…tu manera de mirarme, es algo que siempre he recordado con una presión aquí.- me dijo , tocando el centro de su pecho.- Tu imagen me ha acompañado todos estos años…

Fruncía el ceño. Yo, fruncía el ceño. ¿Qué me estaba diciendo con todo aquello? ¿Que la estaba rescatando de algo? ¿Qué no me ilusionara, que solo era un mequetrefe?

Mi mandíbula crujió y ella me observó detenidamente.

-¿He dicho algo que te ha molestado Sasuke?

Negué, cerrando los ojos y acaricié su mandíbula con un atisbo de posesión.

Pude oír los carraspeos de la gente que nos miraba y les ensarté una mirada de odio mortal a quien osaba crear especulaciones acerca de nosotros. "Nosotros…" Cuando tiempo soñé con que esto que tenia entre mis manos ocurriera…ahora solamente era yo y mi autocontrol y éste estaba al límite. Yo le enseñaría a Sakura lo que aquel pequeño Sasuke había cambiado….cuando la tuviera gimiendo de placer, enroscando sus piernas en mis caderas. Siseé de puro deseo y besé sus labios de rosa. Ella no se negó.

La miré intensamente y cogí su mano entrelazando sus dedos con los míos.

-Ven.-Le dije.- Salgamos de aquí.


Continuará….

Bueno, dentro de poco les traeré la continuación si no se me presenta nada más. Cualquier duda pueden contactarme en facebook como: Betsy Uchiha (OJO Betsy Uchiha con una sola "y" por qué hay otro que tiene doble "yy" Ese no. Con su permiso, me retiro.

Adiós…

Mordiskitos Betsy Uchiha o Cereciito17.