Los personajes de Saint Seiya no me pertenecen a mi si no a Masami Kurumada ,esto es sin ningún fin de lucro.

Notas de autor: Escuchen Sad thing de Adultchild mientras leen y será más mágico el los aseguro no se arrepentirán!

Capitulo único: Tú en mí.

Shunrei y Shiryu.

Aquel día la lluvia no dejaba de golpear tras el cristal, mientras ella clavaba su mirada hacia la ciudad húmeda. Podía ver sobre ese camión como la gente corría buscando un refugio del la insipiente agua e incluso a enamorados lo usaban como pretexto perfecto para abrazarse y cubrirse con algún saco ó chaqueta la cabeza. Ella sonrió.

Ella iba hermosa con un lindo abrigo rosa y su cabello amarrado no con su típica trenza, si no con un peinado alzado que la hacía ver realmente linda, con sus labios rojos como fresa y bello delineado en los ojos ,gracias a Saory y sus consejos en el arreglo personal. Ella no era vanidosa, pero siempre busco estar bonita para él, sobre todo un día tan especial como este.

Para muchos caballeros que subían al autobús no paso desapercibida esa hermosa mujer de piel blanca y ojos azulados tristes en la ventana, pero ella solo tenía en mente un joven con el cual había quedado en verse en la capital.

Pronto observo los grandes edificios del centro de la ciudad donde había quedado de ver a tal caballero y se levanto soltando un suspiro nervioso al aire mientras bajaba del autobús.

Al bajar al suelo gris, lo vio con una chamarra casual y bufanda verde bajo un puesto de periódicos, sonriendo ante su presencia. Ella cruzo la avenida sin dejar de mirarle, dibujando poco a poco una ligera sonrisa hasta alcanzar sus manos y dejar que se envolvieron una sobre la otra:

-Hace frio y estas aquí-susurro él ,tratando de alcanzar su espalda.

-Claro y tu a mi lado.

La tomó de la mano y la arrastro con el bajo la lluvia hacia un restaurante frente a ellos.

Al entrar, un mesero les recibió y les quito sus abrigos, llevándolos a donde había reservado un lugar para ellos dos. Shunrei no tenía ni idea como Shiryu costearía ese lugar ,mas no era de imaginar la influencia de sus amigos en aquella ocasión.

Pronto los llevaron a una estancia privada donde las luces azuladas y moradas inundaban una pequeña habitación privada, solo para ambos, era una especie de cafetería particular donde solo una pequeña mesa les recibía con frutos cubiertos de chocolate y pastelillos de diversos colores y simpáticos diseños.

Sin pensarlo, cuando los dos se sentaron uno frente al otro, y una música delicada y que encantaba el ambiente, comenzó a resonar.

-Esto es tan extraño, parece un sueño-murmuro asombrada Shunrei .

Shiryu se levanto con su galantería y le extendió la mano para invitarla a bailar. Ella tomó lentamente la mano y accedió. Al verla de pie, no pudo evitar deleitarse con el bello vestido rosa ceñido a la delicada figura de la dama y acercarla a su cuerpo impetuoso.

Él le estrecho la cintura con sus manos mientras ella repartía las suyas hasta su cuello y hundía su cabello en su pecho. La podía sentir ,tan suya.

Y de pronto, un montón de burbujas de jabón comenzaron a inundar la habitación entre luces oscuras, haciendo de aquel momento algo… mágico.

Ella alzo su mirada , esbozando una sonrisa cargada de inocencia ante la maravilla que ocurría en aquel cuarto. Era como si cientos de estrellas cayeran sobre su cabeza y las luces multicolores inundaran todo en compañía de aquel hombre que amaba tanto.

Y en un movimiento, él le giro el rostro para poder mirarla en exclusivo, sintiendo sus ojos temblar ante él.

-Shunrei te amo tanto…-susurro, sintiéndola tensarse-y se cuanto hemos pasado juntos, cuanto has llorado, cuando me he alejado,-a cada palabra tal parecía recordar una memoria a su lado-cuanto hemos perdido, que no se si en cualquier esto se acabe.

-Shiryu…

-Y lo único que quiero en este momento es esto ,tenerte a mi lado, para siempre, tú en mi.-ella estaba al borde del pánico, sintiendo poco a poco su boca secar y corazón estallar- Estos días han sido tan tranquilos que parecen un sueño y tengo miedo ,miedo a perderte de nuevo.

-Eso no sucederá lo sabes-ella lo interrumpió ansiosa.

-¿Y cómo lo sabes , como sabes que esto no acabara?-pregunto él con su mirada cabisbaja,ella sintió que desfallecería.

-Solo lo sé, me lo dice mi corazón como una de esas veces en que sabía que volverías.

Frunció su ceño intrigado Shiryu-¿siempre sabias que volvería?

Ella respondió-Siempre, a cada segundo, porque sé que los dioses no te querían lejos de mí ,ni Athena te castigaría de esa manera cuando has pasado por tanto. Yo confiaba en ti y sé que jamás me hubieras dejado sola.

-Entonces siempre lo sabías, bonita-el suspiro, alejándose un poco entre la tensa calma.

-¿Bonita?-añadió en un hilo de voz.

-Si, para mí, eres bonita Shunrei y a quien más amo ,por lo que debo decirte-inesperadamente Shiryu se hinco, sacando de su pantalón una florecilla con una sortija-,¿te casarías conmigo para nunca más alejarme de ti?

Sus ojos se inundaron y en un esfuerzo incontenible por formar palabras entre pensamientos confusos, ella pronuncio un tibio-Si…

El se levanto mientras ella intentaba reaccionar ante lo sucedido.

Durante años, el había sido su compañero de juegos ,luego con los años lo aprendió a querer como un hermano y después comenzó a amarlo como el hombre en que se había convertido. Tantas veces pensó que él jamás la querría, hasta que después de regresar del Hades le había zampado tal beso desesperado que había dejado más que claro cuánto la amaba y sobretodo ambos habían llorado juntos la perdida de aquel hombre que seguro gustaba de verlos juntos, su maestro. Solo habían pasado unos días de aquello y ahora sucedía esto ,ante ella ,para ella:

-¡Shiryu si quiero casarme contigo!-grito desesperada Shunrei mientras sus ojos dejaban caer cálidas lágrimas.

Ella se abalanzo sobre él mientras el solo abrió sus brazos y la recibía en su pecho acariciando su espalda suavemente. La escucho sollozar y temblar, así que la abrazo con tal ternura que sentía que en cualquier momento decaería. Poco a poco se hizo camino con sus manos hasta sus cabellos y atrajo sus labios hasta los de él. Sus narices se acariciaban en una danza delicada mientras sus labios se tocaban como delicadas caricias en un temblar de sus cuerpos.

-Te amo Shunrei…

De pronto y detrás de a puerta ,un estruendo resonó con cientos de papeles multicolor volando por toda la habitación ,dando la bienvenida a Saory ,Seiya,Shun,Hyoga e Ikki que con sus cabezas empapadas de la lluvia, les aplaudían y aludían a los enamorados.

Continuara…No lo sé!

Ah que cursi me estoy viendo pero no tiene idea como rondaba este pasaje en mi mente desde que escuche la canción de Sad thing de Adultchild,tan romántica para este día 14,el cual si no lo pueden compartir con esa persona especial, si al menos con sus amigos del alma y con todas esas personas que quieren y les aseguro que pronto llegara ese Shiryu o Shunrei que los atrape! Saludos! Pequeño regalo para mis lectores este día del amor y la amistad!