Prefacio

Esta no es la típica historia de...

Había una vez hace muchos años en un hermoso castillo…

¡REPLAY!

En el mundo real sin las grandes expectativas que Disney creo para nosotros, como princesas, príncipes, el héroe, la boda… y el bla, bla, blá, un verdadero final es solo el comienzo de otra etapa. Donde aprender significa entrar en contacto con un mundo desconocido, y los detalles mas pequeños son los más extraordinarios.

Para llegar a un verdadero final o comienzo, se ha tenido que vivir, crecer, luchar, perder, ganar y batallar contra todo obstáculo inimaginable. Es el tiempo lo que hace un verdadero experto.

El… vivieron felices para siempre. No es más que sacarle una sonrisa al niño cuando terminas de leer su cuento favorito.

Pero sin caernos a cuentos, deseamos que algo así pase en nuestras vidas. Crecemos con grandes expectativas, y en el pedregoso camino si te caes es importante tener la valentía de levantarte y seguir adelante.

Es con esos pensamientos con los que sueñas para ti, un futuro perfecto.

Dejando atrás a los fantasiosos y conformes, Marcando huellas que guían a tus seguidores, dejando una partida llena de lágrimas y sonrisas, Caminando siempre en alto junto a la gente realista, la gente luchadora, con las personas mas importantes de tu vida, por quienes haz construido tu futuro.

La mayoría de las veces es la familia quien invade estas acciones. Sin embargo, hay algo que ha sido el motivo de vivir de muchos, de sonreír y seguir de algunos, a parte de la familia, ese hecho lo crea un verdadero sentimiento.

El Amor.

Ese sentimiento puro, que sigue creciendo y fortaleciéndose en las adversidades, que regalas sin medidas y recibes con la misma intensidad, ese que no tiene palabras para describir… ese es el incentivo mas importante a lo largo de nuestras vidas.

Recorremos aprendiendo…

Y si aun no haz entendido la locuacidad que te he dado… esta historia te ayudara a seguirme.

No todo tiene que ser fácil para ser perfecto.

A continuación…

(Marcando Huellas)