La trama es mía, la Saga Crepúsculo es de .

Gracias por leer.

Gracias a mi Beta Diana Mendez (TheDC1809) de Betas FFAD (www . facebook groups / betasffaddiction /) quién beteó todo este fic :)


.

14. Caminos separados

.

.

5 años después…

.

Paso por mis manos las fotografías antiguas de nuestra familia preguntándome porqué todo no sale como uno quiere, y porqué cuando estás más feliz, más pruebas te manda la vida.

Dibujo la sonrisa hermosa de Kevin con mis dedos cuando aparece fotografiado en su primer día de escuela hace un año. Él está tan hermoso y lo amo tanto, por luego de preguntarme por qué pasan las cosas, me conformo y digo en mi mente que volvería a recorrer el camino que recorrí, porque por el todo vale la pena.

Luego mis dedos dibujan el contorno del suave rostro de mi hija Caroline, ella sólo tiene tres años y es una pequeña cosa de cabello castaño y ojos azules, como su abuelo paterno. Es un torbellino nada parecido a mi tranquilo Kevin cuando tenía su edad, remueve las cosas, bota los cubiertos y por sobre todo, tiene el corazón de su padre en su pequeño puño, porque Edward dice que ella se parece a mí y que por eso no la puede amar más, que si él me hubiese conocido a la edad de Caroline también se hubiese enamorado de mi.

Mi marido después de concretar sus estudios de economía, finalmente trabaja para su padre, Carlisle, y me sorprende lo que él ha madurado durante estos cinco años de matrimonio, ya que ahora está mucho más consciente de que no sólo tiene que ver por él en la vida. Él nos amaba y nos ama con todo su corazón, de eso estoy completamente segura, pero él, como todo hombre, maduró tarde y entre su amor por mí, Kevin y las desgracias que nos pasaron en el pasado, pasó por alto que tenía a una persona que mantener, ya que yo no contaba porque trabajaba con o sin su permiso.

Paso la siguiente foto y esta es una que amo por sobre todas las otras porque es el inicio de mi verdadera vida, una en donde tengo diecisiete años y salgo besando con fuerza y amor los labios de Edward, y el tiene sus manos en mi vientre sin que ninguno supiera que ahí en ese tiempo ya estaba nuestro hijo, también es una de las últimas fotos antes de que pasara ese mal entendido.

La siguiente foto es otra de mis favoritas y la más reciente, una de la familia completa en donde Edward sale con Kevin en sus rodillas y una mano inclinada para acariciar mi abultado vientre de seis meses mientras que Caroline aparece chupándose un dedo y acurrucada con dificultad en mis piernas. Ella sabe que ahora no será la hermanita menor y eso la tiene algo preocupada, como a mí, la llegada de este otro porotito hermoso.

Quiero recordar la explosión de felicidad en el rostro de Edward cuando le conté que estaba nuevamente embarazada y así tener fuerzas para todo lo que se nos viene encima probablemente.

— Isabella Swan —La voz de la enfermera me llama y salgo de mi trance guardando las fotos en mi cartera mientras bajo a Caroline que está imposiblemente quieta en mi regazo y la tomo de su pequeña mano. Camino a pasos lentos y realmente temo cuando veo el rostro viejo del doctor que tiene los resultados de los exámenes. Se ve nervioso y compungido, ¿por qué no me dice ya si tengo cáncer o no?, ¿qué pasará con mi bebé?, ¿si él podrá nacer bien? No hace falta que le diga que yo daría mi vida por él.

— ¿Qué dijeron los resultados? — pregunto sin rodeos y me siento con mi hija en una de las sillas. El traga saliva y se remueve nervioso.

— Verá, Isabella…— comenzó pero se detuvo pasando las manos por su cabello.

— ¡Hable ya! —grité— ¡Necesito saber si estoy enferma o no! — Caroline me mira preocupada porque sabe que su mamá nunca grita en la casa, es nuevo para mi pequeña.

— Hubo una confusión— no le entendí—. Creo que el laboratorio confundió en primera instancia las pruebas que se hizo anteriormente y por eso no calzaban con el examen físico que yo le hacía acá. Fue un error humano, señora Isabella— murmuró pesadamente y deslizó el sobre por el escritorio hacia mí—. Éstas pruebas avalan que usted está completamente sana y su hijo también.

Doy un suspiro pesado y siento como las lágrimas quieren salir de mis ojos, miro al cielo y frunzo en ceño al pensar que ahí arriba alguien quiere seguir haciéndome bromas pesadas, pero de igual manera doy gracias al saber que es sólo una broma y no la realidad porque podría haber sido mucho peor.

— Gracias —musito y me levanto con mi hija rígidamente saliendo de la consulta porque no puedo ni siquiera despedirme o conversar con ese médico que me tuvo en ascuas durante más de dos semanas, ¿qué se cree?

Saco mi móvil y marco el número de Edward porque necesito su voz en estos momentos.

— ¡Bella! —Habla como si estuviera aliviado— ¿Dónde estabas, mi amor? Llamé al colegio para preguntar por Kevin y me dijeron que no fuiste a trabajar en la mañana hoy, ¿pasa algo?, ¿tú o mi princesa se sienten mal? — mi corazón se endulza por su voz afligida y preocupada.

— No, sólo vine a ver al doctor, me iba a recetar nuevas vitaminas, eso es todo. —le aclaro que no es una ecografía porque sé que él se enoja cuando no asiste a ver cómo crece nuestro bebé.

— ¿Todo en orden con el bebé? — me pregunta aún preocupado.

— Todo en orden— le dijo con mi primera sonrisa de esta mañana—. Ahora iré con Caroline a alimentarlo.

Se ríe y me dice que la comida es más para mí y no para el bebé, me dice que me ama y que debe dejarme porque debe ir a una reunión. Lo amo tanto yo también.

Compro comida para llevar y la comimos en el sillón con a mi hija mientras ella ve "La sirenita" y a su corta edad ya suspira por el príncipe Erick.

— Mamá…— balbucea con su voz infantil mientras toma distraídamente una papa frita.

— ¿Pasa algo? — dijo y le limpio el mentón.

— ¿Po qué tiene que sufrí para esta con el princhipe? — sus cejas castañas se fruncen y me mira un segundo.

— Porque todas las princesas deben demostrar lo valientes que son y que pueden luchar por su príncipe, y ellos por ellas. Para llegar al final feliz deben pasar por muchas cosas —le digo extendiendo la "u" de "muchas". Ella me mira nuevamente y quizás no me entiende, pero asiente y vuelve a prestar atención a la película.

— ¿Papá es tu princhipe azul? — me vuelve a preguntar cuando Ariel ya se está casando con el príncipe Erick y veo como sus ojos color mar van hacia la imagen de mi matrimonio con Edward en donde según ella aparezco con un vestido parecido al de Ariel.

— Por supuesto—digo con una sonrisa—, ¿quién es el tuyo?

— Tomás. — no tengo ni la más mínima idea de quién es Tomás, pero le sonrío y asiento con mi cabeza en muestra de mi aceptación. Minutos después recuerdo que Tomás será el segundo hijo de Alice con Jasper, que aún ni siquiera se fecunda pero que ella ya imagina y lo compromete con mi hija pequeña. Sé que eso es un juego porque si Tomás naciera no podría casarse realmente con su prima tres o cuatro años mayor que él.

Alice y Jasper están viviendo actualmente en Nueva York y los vemos para las fiestas cuando no las pasan con la familia de Jasper. Ellos tienen a Cintia, su hija de la misma edad de Caroline y que es exactamente igual a su madre, pero con el cabello largo.

Alice se dedicó dos años a estudiar gastronomía y luego se salió de la carrera, pero de igual manera montó su propio negocio de cocina, luego de eso se aburrió y comenzó a estudiar diseño de modas, eso parece ser su verdadera vocación. Jasper, por otro lado, sigue trabajando en el FBI y mantiene a Alice cuerda y fuera de la rutina con sus traslados a diferentes lugares del país. Ellos se aman mucho.

Rosalie, la chica que me ayudó cuando estuve en el convento y con la cual no he podido mantener una relación más cercana debido a la distancia, está comprometida con Emmett quien ayudó a Edward a salvarle y quien es ahora lo más parecido a su mejor amigo. Ellos dos, después de pasar separados, dieron rienda suelta a todo su amor y en este minuto deben encontrarse en una playa de California.

Nunca más volví a saber de Jane, la otra agente del FBI que nos salvó a Alice y a mí en el hospital, nunca quise saber de Aretha en la cárcel, pero aún así supe que seguía viva, pero sufriendo por las otras mujeres de su celda que eran mucho más rudas, por supuesto. Y lamentablemente, nunca más supe de Alex, mi héroe y quien creía que se convertiría en mi mejor amigo, así como un Jacob.

Pero cuando se fue comprendí que uno no puede reemplazar a las personas ni querer tenerlas amarradas a ti. A Alex lo quiero mucho, pero si él quiere estar en otro lugar tiene todo el derecho de hacerlo, no es nada malo por supuesto, sólo que a mí me hacía falta de igual manera como me hacía falta Alice, Jasper, Emmett y Rosalie, aunque con la última no conversaba mucho, pero sin embargo quería mucho.

Eran extrañas y poco reales las ocasiones en que todo un grupo se encuentra junto por siempre, eran más habituales los sentimientos a distancia, el recordar y el llamado telefónico cada una semana, porque cada uno tenía su vida, realizada y planificada, nadie se podía inmiscuir en eso, y no por esa razón se iba a querer menos a la persona.

Le puse otra película a mi hija ya que el clima en Forks no estaba como para salir a jugar a fuera y comencé a imaginar mientras lavaba los platos como pensaba que sería la vida de Alex actualmente, con una linda y tierna novia , que él sin duda merecería, con quizás una pequeña o pequeño bebé de ojos grises como los suyos y cabello negro. Siendo un psiquiatra reconocido tal vez.

Sentí la bocina del bus de la escuela en la que Kevin estudiaba y yo trabajaba, así que dejé los platos a un lado y abrí la puerta de un tirón para recibir a mi pequeño.

— ¡Mamá! — antes de que me embarazara del nuevo bebé, él se estrellaba sin ninguna culpa contra mi cuerpo y enterraba su cabeza en mi estómago, pero ahora tenía más cuidado y me daba un pequeño abrazo apretado.

— ¿Cómo te fue, cariño? — dije acariciando su cabello rubio oscuro. Mi bebé estaba más hermoso que nunca.

— ¡Bien! — Chilló con la emoción brillando en sus ojos verdes—. La profesora me felicitó por mi dibujo y me dijo que yo era el que dibujaba más bien en la clase. — sonrió con un agujero en el lugar en donde habían estado sus dos incisivos de leche y comenzó a sacar de la mochila un papel arrugado.

Ahí había dibujado con dificultad un hombre grande de cabello despeinado junto con uno pequeño de cabello más claro; ambos estaban junto a una pelota de fútbol y rodeados por pequeños corazones. No me hizo falta adivinar que era Edward y él.

— Te quedó hermoso, mi amor. — le dije abrazándolo.

— ¿Me lo guardas? — Me reí internamente por sus dientes—. Es para el día de papá. — asentí y le mostré que lo dejaría en uno de los libros míos de la biblioteca.

Kevin comenzó a hacer su tarea mientras yo preparaba la cena, de vez en cuando él me hablaba contándome sus aventuras de la escuela y yo trataba de ponerle atención al igual que al Baby Call que estaba en la habitación de Caroline quien se había dormido plácidamente.

A eso de las siete de la tarde cuando yo tenía todo listo y Kevin estaba viendo dibujos animados, sentimos el mismo auto de siempre parar y estacionarse. La mirada de mi hijo se iluminó y corrió a la puerta para recibir a su padre quien de inmediato lo tomó en brazos y le besó ambas mejillas.

Edward había cambiado mucho durante estos años. Seguía siendo de la misma forma encantadora y amorosa por dentro, pero por fuera se veía mucho más adulto, con su ligera barba cobriza y sus ojos penetrantes. Llegó hasta mí con nuestro hijo en sus brazos y lo bajó para abrazarme a mí y besarme profundamente en la boca contra los graciosos berrinches de Kevin al ver ese beso.

— Cuando seas grande harás lo mismo y yo te separaré. — le advirtió Edward.

Para la dicha de mi esposo, Caroline despertó justo en ese momento y fue besada en sus rojas mejillas varias veces por Edward quien no la quería soltar y al mismo tiempo jugaba a los autitos con Kevin. Cenamos todos juntos hasta que después los niños estuvieron con sus respectivos pijamas, lavados de dientes y se fueron a dormir.

Edward me sonrió coqueto en cuando sentimos como nuestros hijos roncaban y comenzó a desanudarse la corbata sin dejar de mirarme a los ojos.

— Te espero en la cama. — me susurró ronco y subió las escaleras lentamente.

Me apresuré en terminar las cosas y justo cuando estaba subiendo las escaleras, sonó el teléfono. Maldije a quien estuviera llamando a estas horas.

— ¿Diga? — murmuré.

— Con Isabella Swan, por favor. — pidió amablemente. Yo conocía esa voz.

— Con ella, ¿quién es…?— dejé la pregunta en el aire cuando recordé quien era el que llamaba— ¡Alexander! ¿Eres tú?, ¿dónde habías estado?

— ¡Bella! — Musitó con alegría— ¡estoy en Florida! No sabes cuánto me costó encontrar tu número, tuve que llamar a tu amigo Jasper, recordaba tener el número de él en un papel cuando me interrogó hace años— reí—. ¿Cómo has estado tú y tu familia? ¿Todo bien?

— Muy bien, mi hijo mayor tiene seis años ahora, la menor tiene tres años y estamos esperando a otro, tengo siete meses.

— ¿Cuándo cerrarán la fábrica de bebés con Edward? —dijo riendo— ¡Por Dios! ¡Pareciera que no tuvieran nada que hacer por allá!

— Que lo hagamos mucho no significa que no tengamos nada más, sólo somos un poquito efusivos— dije sonrojándome—, ¿y tú?, ¿alguna chica de Florida?

— Si, se llama Kate y la amo mucho, creo que ahora entiendo tu amor por Edward y todas las cosas que hacían por estar juntos.

— Me alegro por ti— dije sinceramente—. No sabes cuánto te había extrañado, me hacías falta. — hice un puchero aunque él no pudiera ver y me giré hacia las escaleras cuando sentí pisadas. Tragué saliva al ver a Edward bajando con el ceño fruncido y sólo en bóxers.

— Yo también te extrañaba. — sentí que Alex me dijo.

— Eh, si, ¿qué tal si me das tu número y yo te llamo mañana? — él me lo dio y lo anoté rápidamente—. Bueno, Edward me necesita—y yo lo necesito a él, al verlo cruzado de brazos y aún mirándome con sus cejas casi juntas—. Buenas noches. —no supe si Alex me respondió, pero corté y caminé hacia mi esposo para rodearle el cuello con mis brazos, pero él no se movió y me seguía mirando mal.

— ¿Con quién hablabas? — dijo como niño pequeño— ¿A quién extrañabas tanto? — rodé mis ojos y pasé mis manos por sus brazos.

— Con Alex, el que conocimos en California, ¿recuerdas? — enarcó una ceja y miró hacia arriba pensando, podía sentir como crujían los engranajes de su cabeza.

— ¡Ah, ya lo recuerdo! — Ahora tenía una verdadera sonrisa en su rostro— ¿Qué pasa con él?

— Nada, celosito, él está muy bien — dije—, ahora, pareciera como si te fueras a enfermar— dije con falsa preocupación—. Tienes muy poca ropa, creo que debo cubrirte. — y me enganché en sus brazos aferrándome en su pecho. El rió y me tomó al estilo novia para subir las escaleras hasta nuestra habitación.

Me dejó sentada en la cama y se recostó en ella mirándome con una sonrisa, y esperando que yo me pusiera sobre él, ya que con mi vientre no podía ahora el estar sobre mí.

— Mmm, te amo tanto— murmuró cuando besaba mi cuello—, ¿por qué haces que me ponga celoso, mi amor? Cuando tengas a nuestro bebé te castigaré de verdad.

— Si, si. — sólo pude murmurar. Edward desabrochó mi blusa, quitó mi sujetador y lo lanzó por alguna parte de la habitación. Luego se abrazó fuertemente a mi vientre y comenzó a repartir besos hasta ascender a mis pechos.

Yo estaba jadeando sin poder controlarme ya que el embarazo y las locas hormonas me hacían estar más susceptible a todo lo que Edward me hacía, y a él le había quedado muy claro después del embarazo de Caroline, cosa que hacía que se aprovechara más de mi.

— ¿Qué es eso? — no vi que tenía su vista ladeada hacia la buró en donde descansaba el sobre que el doctor me había entregado hoy con los resultados. Lo tomé rápidamente casi arrebatándolo de sus manos y lo arrojé atrás de la cama.

— No es nada— me encogí de hombros pero él me miraba ceñudo—, mañana te lo muestro. — no dejé que respondiera y ataqué su cuello y el lóbulo de su oreja provocando que el ya no pudiera recordar por un rato más el sobre con los resultados.

No sé cuantas horas o minutos pasaron ni tampoco quería pensar en el tiempo cuando Edward me tenía envuelta en sus brazos y con su mentón descansando en mi hombro. Sentí su mano grande acariciar mi vientre justo cuando el pequeño dio una patada.

— Recuérdame por qué no quisimos saber el sexo de nuestro bebé. — murmuró con voz cansada contra mi nuca, besándola.

— Porque tú dijiste que querías sentir la emoción en el parto, imaginarte a una mini Bella o a un mini Edward— esas fueron sus palabras exactas, recuerdo.

— Ya no se siente tan emocionante— sentí el puchero que se formó en sus labios—. Ahora quiero que salga para ver como es. — suspiró y nos quedamos en silencio unos minutos.

— ¿Sabes que los amo más que a nada? — me preguntó estrechándome más contra él.

— Como nosotros también te amamos a ti. — le recordé.

— A veces siento que tú podrías haberme no perdonado hace años, y sólo existiría Kevin pero estaríamos separados, no estaríamos así ahora— murmuró—. Quizás tu tendrías otro esposo, y yo resignado a lo mejor también me hubiese casado pero nunca sería lo mismo, con nadie sería igual que tu. — me di vuelta para encararlo y acaricié sus párpados.

— Pero estamos aquí, juntos y no hay ninguna forma de que queramos separarnos. Fuimos inmaduros y cometimos errores, pero eso ya pasó, y gracias a esos errores ahora tenemos a esta linda familia, ¿quién te dice que si las cosas hubiesen salido bien desde un principio nosotros estaríamos juntos?

— Te amo— ronroneó contra mi cuello cuando me abrazó.

— Como yo a ti— susurré—. Gracias, Edward, por todo— dije después—. Por ayudarme, por quererme, por salvarme y creer en mí, en nuestro amor y nunca rendirte— suspiró lleno de emoción y sonreí—. Gracias por repararme cuando estaba dañada.

— ¿Repararte? — dijo enarcando una ceja—. Suena como si fueras un robot, pero eres el más lindo sin duda. — Acarició mi nariz con su dedo índice y me volvió a abrazar en la postura que estábamos acostumbrados a dormir.

Suspiré y me dispuse a dormir como todas las noches, con nuestra familia en calma y con nosotros teniendo la certeza de que lo nuestro seguía y era para siempre, ¿qué importaba el maldito sobre que estaba ahora debajo de la cama? Me había dado un susto enorme, pero sin duda fue una buena noticia. Yo no quería más tragedias y dramas para mi familia como ocurrió en el pasado, quería borrar algunas cosas del pasado y comenzar a escribir un futuro junto a los que amo, mucho mejor ahora que yo estaba sin heridas, que no había dudas ni nada que pudiera entorpecer este camino.

— Te amo. — le volví a susurrar, pero él ya estaba dormido. Aún así, nunca estaba demás recordar cuanto amor puedes darle a alguien.

.

- Fin -


Perdón por la espera, no me excusaré más y seguiré con la despedida :(

Nota de Beta: ¡Ayns! Bueno, el último capítulo que esta subnormal betea para ustedes :) El primer y último fic que beteé de Isa, porque la Ctm casi no tiene errores y me dejó sin trabajo xD Muchas gracias por todo... Por aquel "susto" que les metí cuando dí las palabras finales y pensaron que había hackeado a Isa aksjkjsdiasd y por cada comentario. Este fic me enseño que un buen comienzo no debe tener un buen final, pero que si luchas contra las adversidades que la vida te pone, lo conseguirás. Tal vez los finales felices sean de novelas, pero la vida te da "para siempres" más mágicos. Esta beta-bitch se despide, deseándoles una Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo 2013. Recuerden que el "para siempre" más hermoso fue el de La Saga Crepúsculo, que nos dio amigas, enemistades, momentos y sobretodo, fanfics. Espero acompañen a Isa en sus futuros fics o prenderé mi motosierra y las buscaré :) Robsten is Unbroken, bitches xD.

Diana.

Nota mía: Bueno, es un poco difícil de algo que duró cierto tiempo, que demoró en terminar, pero que aún así quiero demasiado al igual que mis otros fics. De cierta forma, esta historia no fue igual a las otras que tengo y en muchos sentidos fue una prueba, porque no te enamoras a la primera de ella, porque sabes que pasan tantas cosas que te hacen preguntar si aún así los finales felices pueden existir, y la respuesta es un "claro que sí".

Siempre en esta historia, el pasado de Bella y lo que había hecho y lo que no le iban a pasar la cuenta en el futuro, a Edward también, pero nadie puede vivir lamentándose y llorando para siempre, hay que ser fuerte y lidiar con el pasado. Las posibilidades de ser feliz de Bella eran muy escasas sin Edward, pero ¿alguna vez ella se quejó realmente? Obviamente era asqueroso estar con esos viejos, pero si me lo preguntan yo lo haría sin pensar por la persona que más amas que en este caso es tu hijo, y sé que casi todas las madres lo harían de igual forma si no encontraran otra solución.

La unión también es super poco usual con el fin del tiempo, cada pequeña familia vive y sigue con su vida unida, los amigos nunca quedan atrás y siempre se aman, pero eso no significa que estén pegados a uno y yendo y viniendo de un centro comercial. A veces la vida se vive íntimamente.

Gracias a todas las que me acompañaron en este fic, sin importar si llegaron al final, si leyeron 2 capítulos o si están leyendo ahora esto. Besitos de caracol de Kevin para todas :)

ANDY-DEEP-ALEXANDER / AglaeeCullen810 / Aislinn Massi / AlbeetaCullen / Ale Pattinson Diaz / Aliapr-peke / Aliena Cullen / Alisson Gray / Ally C-B / Amber19* / Andy Walker / Angel3s Cull3n / Angel of the Marauders / Angelus Cullen / Angie Cullen Lutz / AngieShields / Ani-lr2 / Anilu-Belikov* / Anita90 / nithaStylesPattzStonefield / Ap19* / Aries AL / BellaEdwardRobsten / Blind Wish / Breyeli / CamBludi85 / / Carito20duna / Catalofe* / Cath Robsteniana / Chayley Costa / Chikiithaxzz / Claudette'B / Clauditha / Cristal82 / DANIELADRIAN / DanielaPltz / Danii Belliner Cullen / Danini-Twilight
/ Denisse97 / EMLIZABETH CULLEN / EdbEll CuLLen / EdbeLL MaNseN / Eli mMsen / EllaesCM / EmiliU / Emotica G. W / Estteffani Cullen-Swan / FerHdePattinson / Free Sweet Spirit / GenyRamirez / Gusi Arjona Culle / Happines / Ingrid95 / Julie Haviva / Kalita Cullen / Katia-Cullen-Pattz / KellyJA8 / Kjmima / Krito26 / Krom / Krystel01 / Lady A. Cullen / Laubellacullen94 / LauraECS* / Lily Evans Masen / Linferma / LittlexPauLaa / LizaTwilight / LoreSubnormalCullen* / Lullaby Stew Pattz / MARIIPATTZ / MUSFU / Maiisa / Marce Capuccino / Marelie / Mariale Olivares / Maricoles / Christensen* / Mary28Cullen / Meji
/ MelitaLutz / Mercy Cullen Pattison / Michell Stewart / Milagros Lopez / / Monilizz / NBellaCullen / NaChiKa Cullen / Nahuatt / Neko de Pattinson / Nelly McCarthy / Neny W. Cullen / NeriGi / Nessie' * / Niel Blueblood / NinaxD / Pao Cullen Mellark / Quiin94 / RAKL Gt / Regina G Pattz / Rianne Black / Ro Marasca / Robsten In Cannes / Roccio / Rokris / Rommyev / Rose Cullen Manson / Rosi22 / Rosy Inda / RoxCM / SOL REYES TAVERA / Sarah-Crish Cullen / Semivampiro / Sex on fire / Shiio95 / Simelice Hullen / Skaa92 / Sofia Annelisse Ferreira / SofiiCullen1 / Tata XOXO / Tatiana R / Team 7 -Girl / Tepha /
Thania Cullen Swan / TheDC1809* / TprEtincelle / Twihard-Alee / Vampirekaro* / Vane Santos / Vanessa Morales / VanessaPattz / Vero Grey de Cullen / Wen Cullen / Yenix304 / YhophyWC / Yiyolinaa21 / Yumel22 / alecssie cullen vulturi / aliizz / analia swan / andreiita crepuZ / andreita correa / anekka / aribosch / ashlee bravo 199981 / ashleyswan / assenav1980 / auramont / belkis lagos vasquez / btipattz / cL'Aube / caro508 / chiquitza / covaric / danii Cullen-Tsukino / dgirl142 / doryycullen / ela fordyce / elena Black Salvatore / elivero / elizabeth1485 / etzelita / fefita018 / ffics10 / gabita1102 / gatitha vampirica / gleri / imtwilighter / ini narvel / isamariaag29 / janalez / jeka cullen s / jolie love / julie-q / karen gonzalez / karenov17 / karito912 / keny-cullen / kmi cullen / kryzpollito / lady janet61 / lauriss18 / leidy-yu / lesliok / litzy / lory24 / lvkv / madaswan / mar96 / maria6995 / maribel hernandez cullen / marie101008 / mariirobsten15 / marirroma / mepi / mgsa / michelletushe / miluxkitas08 / mirylion / monikcullen009* / nadiarc22 / nany87 / .351* / nitzuki / olguita peke / orangeandlemon / panicxlove / patrinix / rainbow raw / reneesme3 / sandra32321 / sarita21 / sofi0213full / stefanny93 / stewpattz / supattinsondecullen / titania marie rogue / / / vampire-girls97 / vampireprincess20 / vianeicithalove / winterrose17 / yani cullen black / yazmincullen / yessenya / yoct / yolabertay /
zujeyane / zuly luna /

No queda nada más por decir, no sé que haremos con el grupo en FB D: Dejo abierta toda posibilidad NO para secuela, sino para escribir algo más después de esto porque entendería que muchas se quedaran con gusto a poco :) Como dijo Diana, las dejo invitadas para que lean mis otras historias, pero no las amenazaré con la motosierra asidyasuyd xd

Cuídense, nos estamos leyendo.

Isa :)