LAGRIMAS.

No lo creía, después de 5 años, 5 largos años desde la última vez que la vio, desde la última vez que la toco, desde la última vez que sintió su calor, sus caricias, sus besos…

La primera vez que la vio, no la creía, era ella, no podía ser, su piel era muy pálida, su cabello rubio y sus ojos color azul. Será ella, se pregunto Rebecca, en su mente, pero su sorpresa fue tal cuando Jill la tomo por sorpresa, en un fuerte abrazo, al cual Rebecca poco a poco correspondió, mientras que un par de lágrimas comenzaron a caer por su rostro.

Jill se despidió de Chris, Sheva, y Josh, para ir hasta el pequeño apartamento de Rebecca, ya que solo en la intimidad de la noche podían expresar lo mucho que se extrañaron la una a la otra, para evitar que algún vecino ollera algo encendieron el estéreo, y la hermosa melodía de un piano comenzó a sonar:

Yo todavía escucho tu voz

cuando duermes junto a mi

yo todavía siento tu toque

en mis sueños

perdona mi debilidad

pero no se por que

sin ti es muy difícil sobrevivir.

Jill la beso suavemente en los labios, y poco a poco intensifico el beso, la ropa comenzaba a molestarles y poco a poco fue retirada, y poco a poco la perfecta figura de Jill fue revelada halos ojos de Rebecca.

cada vez que nos tocamos

recibo este sentimiento

y cada vez que nos besamos

yo juro que puedo volar

no puedes sentir mi corazón latir rápido

quiero que esto dure

te necesito a mi lado

cada vez que nos tocamos

siento la estática

y cada vez que nos besamos

alcanzo el cielo

no puedes sentir mi corazón latir lento

no puedo dejarte ir

te quiero en mi vida.

Ya la avía olvidado, pensó Rebecca, seguía siendo tan suave como la seda, y ese dulce aroma que podía oler cuando se acercaba a besar el suave cuello de Jill, un dulce aroma a durazno, con un ligero toque de manzanilla, y con subes caricias las dos se asían sentir en el paraíso, tanto tiempo, eso pensó Rebecca mientras su acto de amor se consumía.

tus brazos son mi castillo

tu corazón es mi cielo

ellos limpian las lagrimas que llore

los buenos y malos momentos

hemos pasado por ellos

me haces subir cuando caigo

cada vez que nos tocamos

recibo este sentimiento

y cada vez que nos besamos

yo juro que puedo volar

no puedes sentir mi corazón latir rápido

quiero que esto dure

te necesito a mi lado

cada vez que nos tocamos

siento la estática

y cada vez que nos besamos

alcanzo el cielo

no puedes sentir mi corazón latir lento

no puedo dejarte ir

te quiero en mi vida.

Con un ligero grito, aquel acto de amor que las volvió a unir término, Jill la miro fijamente halos ojos, pero en cambio Rebecca volvió a llorar y abrazo a Jill, fuertemente, sintiendo su esencia y poco a poco sintió otro par de lagrimas rodar por su rostro, siempre estaremos juntas, le susurro Jill, me lo prometes, pregunto Rebecca, te lo prometo, dijo Jill, y con un beso cerraron una promesa para toda la vida.

cada vez que nos tocamos

recibo este sentimiento

y cada vez que nos besamos

yo juro que puedo volar

no puedes sentir mi corazón latir rápido

quiero que esto dure

te necesito a mi lado

FIN.

Nota del autor:

Comenten para posible continuación, creo que podríamos decir que esto se llama songfic creo, los personajes de residente vil no son mios.