naomily4ever: jajajaja me causó muchísima gracia tu comentario! y sí, coincido contigo sobre lo de Emily, pobreee, es insistente no? siempre lo fue con Naomi, sino no existiría Naomily :S gracias por comentaar! un besooo

maru: lo sabía! jajajaj bueno, me alegro y me halagas diciendo que tengo otra fan :$ mas me contenta saber que disfrutas leyendo estas historias :) un beso grande para vos! y gracias por comentar ;)

alee: si, e smuy tierna la relación de Emily con Clara (L) perdon por actualizar demasiado tarde.. pero bueno, aqui tienes un capitulo laaargo ;) gracias por comentar! un besoo :)

holip: jajajja te dejé con intriga eh? muajajaj (? bueno, espero que te guste este capitulo ;) gracias por comentarr! un beso :)

ForeverYoung: jajaj pobre Emily, por qué le dices así? quería serle 'fiel' al amigo.. aunque bueno, muy fiel no fue.. pero no importa xd espero que te guste este capituloo! :) un besoo! gracias por comentaar :D

katiealomar: awww, es tierno de tu parte tomarte el tiempo de dejarme el review aunque ya la hayas leido desde el mobil (L) perdon por colgarme en actualizar... ahora dejo un cap bastante largoo espero q te gustee ;) un besoo! gracias por comentaaar :D

AGF: jajajaj ansiedad por que vuelvan eh? jajaj y no, esta historia va a seguir creo.. voy a ver qué hago.. pero la que quiero terminar es I need you here, with me ;) gracias por comentarr! un beso grandee :)

GRACIAS POR TODOS LOS COMENTARIOS Y MIL DISCULPAS POR DEMORARME TANTO, ES QUE ESTOY EN TIEMPO DE EXAMENES EN LA UNIVERSIDAD Y SE ME RE COMPLICA ESCRIBIR... PERO.. NO VOY A TARDARME TANTO EN ACTUALIZAR COMO EN ÉPOCAS PASADAS JAJAJA PROMETO! POR ESO LES DEJO UN CAPITULO BIEEEEN LARGO ;) NUEVAMENTE, GRACIAS POR DEJAR REVIEW (L)


SLAP!

Si Emily antes se sentía tocada por el alcohol, ahora ya no. La bofetada que acababa de recibir había sacudido totalmente su cabeza y se encontraba desconcertada. '¿Qué mierda fue eso?', la pelirroja se preguntaba y luego se encontró con una gran sorpresa.

Naomi.

El amor de su vida le había dado la bofetada más fuerte que había tenido durante todos estos años. La rubia se encontraba con los ojos algo llorosos y tremendamente enfadada. Interiormente, a Emily le asustaba verla así.

-¿Por qué mierda-

-¡Qué demonios quieres de mí Emily! –Emily podía sentir el odio en los ojos de la rubia y eso le dolía más que la bofetada- ¡En qué carajo estabas pensando cuando le contaste sobre lo nuestro a Roger!

'Oh, mierda', la pequeña Fitch ya entendía el por qué de ese golpe. '¿Qué habrá sucedido entre ellos?' se preguntaba. No cualquiera aparece en tu departamento a pegarte en la cara.

-Naomi… creí que-

-¿Qué creíste? ¿Pensabas contarle también lo que pasó en estos días, que él nos iba a perdonar y luego estar conmigo y ser felices para siempre? ¿Eso pensabas? – 'Siempre pienso en eso', la pelirroja bajó la mirada al darse cuenta de lo absurdo que eran sus pensamientos. Ella intentó explicarle que su intención no era mala, pero no pudo hablar ni decir nada porque Naomi siempre la interrumpía - ¿Pues sabes qué? ¡Eso nunca va a suceder! ¿A caso pensaste en lo que yo realmente quiero?

Ouch.

'¿Será que Naomi nunca quiso que esa noche sucediera? ¿Será verdad que ella no quiere volver a tener nada conmigo?', Emily se preguntaba y pensar en eso hacía que su corazón doliera, que su garganta se cerrara y sus ojos comenzaran a humedecerse. 'No puede ser verdad eso', se decía en su interior para no matar del todo su esperanza de volver a tenerla.

-Lo siento-

-¡No! ¡Basta de disculpas Emily! ¿Qué quieres de mí? –Naomi estaba por estallar en llanto pero Emily no sabía si era de rabia o de tristeza. Odiaba verla de esta forma, y más sabiendo que era por ella. Emily intentó acercarse pero la rubia enseguida hizo unos pasos hacia atrás.

-Naomi-

-¡Déjame en paz! ¿A caso no lo entiendes? ¡Ya tuve suficiente contigo! Nunca pude ser feliz junto a ti… ¿No puedes dejarme en paz con Roger? –saber que Naomi nunca se sintió feliz con Emily, esto la terminaba matando por dentro a la pelirroja.

-Soy feliz junto a él, deja de ser tan egoísta y entiende de una buena vez que lo nuestro ya ha acabado –Emily no podía decir nada, quería pelear lo que Naomi le había dicho, ella sabía muy bien que la rubia se había sentido bien con ella y ambas eran felices hasta que Naomi la engañó. Emily quería convencerla de que lo de ellas era mucho más fuerte, que en un momento fue real, pero… ver a Naomi tan triste, con tanto dolor y odio a la vez, hizo que no hiciera nada. ¿Qué podría hacer? La rubia realmente la odiaba, y hasta provocaba que Emily se odiara así misma. Cada vez que intentaba acercarse a ella, siempre hacía algo para arruinar las cosas.

Por unos segundos se quedaron en silencio. Ninguna de las dos sabía qué decir. Emily miraba hacia el suelo y cada tanto observaba a la rubia que estaba cruzada de brazos mirando hacia el costado tratando de contener las ganas de llorar.

'¿Qué fue lo que pasó? ¿Desde cuándo comenzaron a fallar las cosas?... Éramos felices…', las lágrimas ya comenzaban a caer por las mejillas de la más pequeña. Ya todo estaba destruido, no se podía volver atrás. Y cada vez las cosas empeoraban.

-Lo siento… nunca quise arruinar la relación de ustedes-

-Sólo te pido algo –Naomi volvió a interrumpirla pero esta vez su mirada era más seria, profunda, amenazante y llorisqueando un poco – Aléjate- de- mi- vida –y con esas palabras se fue del departamento dejando a Emily petrificada en la puerta. Se apoyó contra la pared y poco a poco dejó caer su peso hasta sentarse sobre el suelo y estalló en llanto.

Definitivamente sus esperanzas se habían hecho cenizas. Ya no se podía hacer más nada. Naomi había dejado en claro que no quería volver a verla nunca más en su vida y que ella no deseaba en lo más mínimo volver con la pelirroja. ¿Qué iba a hacer Emily? Ya era hora de aceptar la realidad y dejar esa utopía. Ya era hora de dejarla ir. Todavía no sabía cómo iba a poder lograrlo, porque la rubia significaba el mundo para ella, pero ya era hora de intentarlo.

Pensar que ahora debía reiniciar su vida y dejar a Naomi en su pasado, hacía que su corazón se detuviera, que los extremos de sus dedos dolieran y que su cuerpo temblara. Ella siempre había pensado pasar su vida con la rubia, casarse, tener hijos. Una vida feliz.

Pero nunca pensó en vivir su vida sin ella.

Después de haber estado un buen tiempo allí, cuando sintió que el viento ya era más violento y frío, como pudo se levantó y entró al departamento. Caminó lentamente hacia el sofá en donde estaba Clara, quien estaba profundamente dormida. Emily necesitaba que alguien la abrazara, que la contuviera, por lo que movió un poco a su amiga para hacer un poco de lugar y así recostarse al lado de ella.

-Ven aquí –la voz de Clara era como un susurro. Emily no sabía si se lo había dicho de dormida o si había adivinado qué era lo que ella necesitaba o si simplemente estaba algo despierta. La pelirroja se acurrucó en ella sin dudarlo, y dejó que los brazos de la morena la envolvieran. Emily comenzó nuevamente a llorar en el cuello de su amiga. Trataba de grabarse en la mente que debía dejar ir a Naomi, que ya no estaba en su vida y que ya no importase toda disculpa o intento que hiciera para mejorar las cosas, iba a ser en vano.

Ella amaba con toda su alma a Naomi.

Pero ella la odiaba.


-Oh, mierda –Clara fue la primera en despertarse y lo primero que hizo fue tomarse la cabeza con sus manos. Sentía un terrible dolor de cabeza, resaca obviamente. Sintió que uno de sus brazos estaba debajo de Emily y le extrañó verla amarrada a ella. Sus ojos tenían el maquillaje corrido. 'Seguramente estuvo llorando', concluyó la morena, pero no entendía de qué ni por qué. '¿Qué sucedió anoche?', ella intentaba recordar pero lo único que se le venía a la mente era que estaban viendo American Pie. Clara pensó que una vez que Emily se despertara, ella le iba a contar qué había sucedido, así que decidió reacomodarse un poco y dejar que el cuerpo de Emily se apoyara sobre ella para que estuviera más cómoda. Odiaba verla tan frágil, le daban ganas de abrazarla fuertemente y jurarle que todo iba a estar bien y hacerla feliz. Emily era una chica tan adorable que realmente debía ser feliz. Por eso odiaba a Naomi, ¿Quién sería tan estúpido en dejar ir a una persona como esta pelirroja? Y peor todavía, hacerle daño. La morena sabía que uno de sus amigos iba a terminar mal con la rubia. Lo supo desde el principio. Y así terminó sucediendo, por desgracia le tocó a Emily.

-Hey… bella durmiente –Clara besó la mejilla de su amiga al ver que se lentamente estaba abriendo los ojos. Y ahí pudo notar una tristeza enorme en esos preciosos ojos marrones chocolate. Le extrañó ver que Emily ni siquiera le respondió el saludo, simplemente suspiró con los ojos cerrados y volvió a acurrucarse en ella. Esto disolvió el corazón de la morena. Emily estaba destrozada y no sabía por qué. Moría de ganas por preguntarle, pero decidió que era mejor esperar y la abrazó acercándola más a ella.

-Hey… -Clara le susurró al escuchar que la pelirroja comenzaba a llorisquear -¿Qué ocurrió preciosa? –le preguntó alejándola un poco para mirarla a los ojos. Le dolía inmensamente ver cómo Emily sufría.

-Ella-ella… ella me odia –Emily respondió entrecortado y estalló en lágrimas. No hacía falta que ella explicara a quién se refería. Era más que obvio que era por Naomi. La morena volvió a abrazarla y dejó que la pelirroja se descargara. Más tarde iban a hablar sobre el tema.


-Es hora de que dejes de sufrir por ella Emily… ella no vale la pena –Clara le dijo mientras le daba una taza de té. Luego de haber esperado un par de horas para que ella se tranquilizara, Emily le había contado todo lo que había sucedido y tuvo que frenar a Clara para que no fuera a pegarle a Naomi por lo que había hecho.

-Lo sé –Emily suspiró tristemente, sin poder evitar que algunas lágrimas siguieran cayendo en silencio –pero no sé cómo

-Ya vamos a encontrar la manera Em… -Clara le prometió, se movió un poco dejando que Emily se apoyara sobre su cuerpo y tomara el té más cómoda –vas a encontrar un segundo amor que sí valga la pena y pueda hacerte completamente feliz –la morena le dijo. 'No quiero un segundo amor, la quiero a ella', Emily pensaba por dentro y sintió su corazón resquebrajarse nuevamente.

-¿Qué vas a hacer hoy? ¿Vas a ir a trabajar? –Clara le preguntó mientras miraba la hora. Emily se había olvidado de que debía ir a trabajar, pero sabía muy bien que no podía ir más allí. Tenía que esquivar toda posibilidad de cruzarse a Naomi, primero porque ella le había pedido que se alejara de su vida y segundo porque la destrozaría volver a ver ese odio en sus ojos.

-No –la pelirroja respondió –voy a tener que buscar otro trabajo, voy a renunciar

Clara entendía el motivo por lo que su amiga iba a dejar el trabajo, le daba bronca que fuera por esa maldita chica, pero no iba a contradecir a Emily en eso. Era lo mejor para ella.

-Si quieres puedo acompañarte a buscar trabajo –Clara le sonrió y se alegró al ver que Emily había sonreído un poco.

-Gracias

-Sabes que no tienes que agradecer –la morena le respondió –quiero verte bien –le dijo sinceramente y Emily volvió a sonreír -¡Ahora dame un abrazo Fitch! –Clara tomó la taza de té y la dejó por ahí, para abrir sus brazos e invitar a Emily a un abrazo enorme.


La rubia estaba completamente histérica, no se sentía para nada bien. No sabía si arrepentirse o no de lo que había hecho con Emily. Sentía que se había dejado llevar por los impulsos y la bronca que sentía. Y también por el miedo. Quería una vida tranquila, como la que estaba viviendo antes de que Emily volviera a aparecer. Con Roger estaban más que bien, hasta que la vio a ella. Emily siempre movía y cambiaba su vida entera, y la rubia odiaba que una persona tuviera ese poder sobre ella.

Después de que Roger se enteró de la relación de Naomi y Emily, se estuvo comportando como un verdadero idiota y la hacía sentir muy incómoda. Si veían a una chica caminando, o alguna modelo por la televisión, él siempre le preguntaba qué opinaba y si le gustaba la chica. Y al final le preguntaba lo típico, ¿Te gusta más que a mí? Y eso la sacaba de quicio. No sabía si lo hacía en broma o si lo hacía en serio. Pero lo que sí sabía era que le molestaba y que eso hacía que la relación entre ellos fuera sumamente incómoda.

-¿Emily?

-¡Mierda! –Naomi se sobresaltó al escuchar a Effy. Ni siquiera había escuchado entrar a su oficina, la rubia estaba pensando mientras miraba fijamente por su ventana el escritorio vacío que le pertenecía a la pelirroja –creí haberte avisado que dejaras de asustarme de esa manera Stonem

-No puedo evitarlo –Effy se encoje de brazos –me causa gracia verte en tu propio mundo de pensamientos –la morena le sonríe y Naomi gira sobre la silla para mirarla.

-¿Qué sucede en esa cabeza Campbell? –la morena le sonríe sabiendo que la rubia tenía algún problema. Naomi odiaba contarle las cosas porque sabía que Effy siempre terminaba haciéndola pensar en lo que hacía y lo que realmente debía hacer, y ella detestaba arrepentirse de ciertos asuntos. Ella sabía muy bien que si le contaba a Effy sobre Emily, la morena le iba a decir que se había equivocado.

-Anoche fui a ver a Emily –Naomi comenzó y Effy elevó su ceja incitándola a que continuara –le di una bofetada y le pedí que se alejara de mi vida

-¿Por qué lo hiciste?

-Emily le contó a Roger sobre nuestro pasado

-Oh… interesante –Effy sonrió y recibió a cambio una mirada indignada de la rubia. Cuando Effy abrió la boca para hablar, Naomi enseguida la detuvo con una seña de manos. La morena respetó la idea sacudiendo su cabeza como signo de negación. Aunque Elizabeth no hablara, Naomi sabía muy bien lo que le iba a decir, pero no quería escucharlo. La rubia volvió a girar sobre su silla y miró nuevamente el escritorio de la pelirroja.

-Ella no vino a trabajar hoy –Naomi rompió el silencio.

-Naomi, ¿De verdad pensabas que Emily iba a venir toda sonriente a trabajar? –Effy le contestó y Naomi simplemente suspiró.

-¿Eres feliz ahora? Ya conseguiste lo que querías… -su amiga se refería a que había conseguido lo que tanto le había insistido a la pelirroja, que se alejara de su vida. ¿Por qué se sentía mal si ella había deseado esto por mucho tiempo?

-No lo sé

-Deberías aclararte un poco y decidir lo que realmente quieres Naomi… es hora de dejar de jugar –Naomi en su interior reconocía que su amiga tenía toda la razón, pero no quería comenzar a dudar, debía estar segura en lo que había decidido, por lo que pensó que cambiar de tema era lo mejor.

-Cuéntame algo de tu vida –giró nuevamente en su silla para enfrentar a Effy.

-Estoy saliendo con JJ

-¡¿Qué?! –'¿Es una broma esto?', Naomi pensaba. No podía procesar la imagen de JJ con Effy, los dos son tan distintos que… simplemente no podía conectarlos.

-Así es, estamos juntos

-Wow… sinceramente no me lo esperaba –Naomi dijo sorprendida –realmente me sorprendes cada vez más Elizabeth –ambas se rieron ante esto.

-Sé que no entiendes por qué estoy con él, pero JJ es distinto… es muy dulce, atento-

-Wowwowwoww –Naomi la interrumpió –¡Nunca te escuché halagar tanto a alguien! ¿Dónde está la verdadera Elizabeth Stonem? ¿Qué te ocurrió?

-Perra –Effy le respondió y ambas estallaron en risa.

-¿De verdad te hace feliz? –la rubia le preguntó una vez que terminaron de reírse.

-Sí –Effy le contestó sonriente.

'Desearía sentir lo mismo', Naomi se dijo para ella misma. Ella estaba completamente feliz por su amiga, después de tantas cosas que Effy había vivido, era hora de que la felicidad llegara a su vida.

Toc,Toc,Toc

-Entra! –Naomi grita para que la persona pasara a la oficina –Hey Mike –saluda a un empleado de la inmobiliaria.

-Buenos días señoritas, Srita. Campbell le dejo esta carta –él le entrega y Naomi frunce el ceño –la trajeron recién

-Gracias Mike, puedes retirarte –la rubia le indica mientras abre el sobre y se congela.

-¿Qué es? –Effy le pregunta.

-Emily renunció al trabajo –Naomi le cuenta.

-Bueno, ¿No querías que se alejara de tu vida? –Effy le pregunta y Naomi no sabe qué contestarle.

-Sí… eso creo

..

.


-¿Podemos hacer un descanso? Mis piernas duelen –Emily se quejaba mientras Clara seguía caminando tomándola de la mano indicándole que debía seguir.

-Oiii, eres una nenita quejosa ¿No puedes caminar un par de metros más? –Clara le tomaba el pelo.

-¡Quejosa! ¡Recorrimos la ciudad entera y me dices quejosa! –Emily se frena del todo y espera a que Clara se diera vuelta para mirarla.

-Qué exagerada eres Em –Clara se ríe al escucharla y al ver la expresión de frustración que tenía su amiga. Le iba a responder pero algo que estaba un poco lejos le llamó la atención.

-¿Qué miras? –Emily le pregunta.

-Tengo una idea –Clara dice sonrientemente, la toma de la mano y comienza a caminar rápido hacia otra dirección mientras se reía de las quejas que hacía Emily.

..

.


-De ninguna manera

-Oiii Ems, ¿Por qué no? ¿Qué hay de malo? –la morena protestaba al ver que la pelirroja no quería saber nada de ir a la montaña rusa. Habían ido a un parque de diversiones. Clara pensó que tal vez eso haría despejar bastante a Emily.

-¡Tengo vértigo! –Emily se quejaba, y además no se encontraba de ánimo.

-Vas a venir conmigo –Clara volvió a agarrarla y la llevó hacia la montaña rusa. Hacía muchísimo tiempo que no se subía a una, y ¿qué mejor que hacerlo ahora? Hizo oídos sordos a todas las quejas que hacía Emily y obligó a que se sentara junto a ella.

-Después la nena de dos años soy yo –Emily decía algo molesta.

-Soy tu amiga, en algo me tenías que contagiar –Clara le dijo en broma riéndose y Emily comenzó a hacerle cosquillas como venganza. Cuando sintió que se empezaban a mover Emily se puso en pánico y enseguida se agarró de Clara con terror.

-¡Mierda, mierda, mierda! ¡Ahhhhhhhh! –Emily gritaba y se agarraba con más fuerza de Clara quien se moría de risa al verla así y se levantaba los brazos como el resto de la gente hacía.

-¿¡Estás loca!? ¡Clara! –Emily le gritaba y le indicaba que bajara los brazos.

-¡Ohh vamos Ems! ¡Deberías intentarlo! ¡Es genial! –Clara gritaba y Emily la miraba aterrorizada. Como la morena no le obedecía, decidió bajarle ella los brazos, pero cada vez que lo intentaba había una subida o bajada o un giro muy fuerte que hacía que se quedara en donde estaba. Clara al ver que Emily estaba aterrorizada, la rodeó con un brazo y le indicó que se soltara.

-Confía en mí –le dijo y Emily, a pesar del miedo, lo intentó. Se soltó un poco y al ver que Clara la sujetaba fuertemente por las dudas, hizo que se animara cada vez más. Y así pudo disfrutar más del juego.

-¿Viste? No fue tan malo como creías ¿O no? –Clara le decía mientras caminaban con un pote de helado para tomar entre las dos, buscando un lugar para sentarse.

-Te odio –Emily le decía tratando de que sonara verdadero pero no podía ocultar la sonrisa que se la aparecía en los labios. Clara se reía y le indicó un lugar que había visto para que se pudieran sentar.

Estuvieron por bastante tiempo en silencio, disfrutando del helado y del lugar. Hacía desde su infancia que Emily no iba a un parque de diversiones con alguien.

-Gracias –Emily dijo y Clara le sonrió mientras seguía tomando helado –te debo un millón de cosas… ¿Hay algo que deseas?

-Mhhhmmm… un jacuzzi, siempre quise conocer Canadá… ¡Oh! ¿Viste los nuevos modelos de Ferrari? Bueno quiero-

-Que tonta eres –Emily le golpea en un brazo y ambas se ríen.

En un momento Emily mira hacia su alrededor y ve a dos chicas estiradas besándose y abrasándose sonrientemente. Ver eso le trajo nostalgia, y le hizo recordar a Naomi. No pudo evitar pensar que le hubiese encantado estar aquí con ella de esa manera y decirle cada dos segundos cuánto la amaba.

-No te hace bien mirar eso Em –Clara le dijo con una voz suave mostrándole que la comprendía. Emily le iba a responder cuando suena su celular.

Un mensaje de Naomi.

Sintió shock al leer lo que decía la pantalla. ¿Había leído bien? ¿Se habrá arrepentido de algo?

-¿Qué pasa Ems? –Clara le pregunta al ver la expresión del rostro de Emily.

-Un mensaje de Naomi –la pelirroja le respondió y decidió leer el mensaje. Su corazón estaba por salirse de su pecho.

[Durante la semana te vamos a enviar tus pertenencias y si quieres, ya puedes cobrar tu sueldo. Saludos XxN]

¿Para eso le mandaba un mensaje? ¿Para decirle que luego le iban a llevar sus cosas? ¿Tanta frialdad tenía Naomi que ni siquiera le conmovió ver que había renunciado? Emily había pensado que a lo mejor eso iba a generar algo en la rubia, pero se dio cuenta que nuevamente había sido ilusa.

-¿Em? –Clara volvió a preguntarle al ver que Emily no respondía y su rostro reflejaba dolor.

-Quiero ir a vivir a España

..

.


Luego de haber dicho eso, Clara intentó convencerla de que no valía la pena irse a otro país para olvidarla, que directamente debía salir y despejarse y dejar de darle importancia a Naomi. Pero Emily no aflojaba, y ya tenía en claro que quería volver a España y sabía que sus tíos iban a aceptarla contentamente. Clara entendió y aceptó su decisión, total, ella también debía volver en cualquier momento.

Volvieron al departamento en silencio, y Emily se dirigió enseguida a recostarse en su cama, quería dormir y dejar de sentir ese dolor.

Prrr, Prrr, Prrr, Prrr

-¿Quién mierda es ahora? –Emily protestaba al sentir su celular vibrar. Quería dormir y que nadie la molestara. ¿Tan difícil era eso?

-Hola?

-¡Al fin! ¿Cuándo ibas a contestar mis llamadas perra? –la voz de su hermana la frustraba aún más.

-Katie no estoy de ánimo, ¿Podemos hablar luego? –Emily le dijo honestamente.

-¿Por qué? ¿Sucedió algo Emzy? –Katie calmó su tono al presentir que su hermana gemela se encontraba triste.

-Es largo.. y realmente no importa –Emily trató de esquivar el tema.

-Emily… no seas así, soy tu gemela, sabes que puedes contarme lo que sea –la pelirroja se asombró al escuchar la amabilidad en la voz de Katie.

-Me acosté con Naomi… le conté a Roger que tuvimos una relación en el pasado y anoche vino Naomi, me dio una bofetada y me pidió que me alejara de su vida –Emily le contó en resumen. No tenía ganas de contar con detalles, quería olvidarse de ese momento.

-¡¿Te pegó?! ¡La voy a matar! ¡Quién mierda se cree-

-¡Katie! Basta… no vas a hacer nada.. –Emily la interrumpió. No quería más problemas.

-¿Por qué? ¡No puedes dejar que se salga con la suya Emily!

-Ya no importa… me voy a vivir a España –Emily le dijo.

-¡Qué! –la pelirroja casi se quedó sorda con el grito de su gemela – Emily, no seas idiota.. no puedes irte porque esa puta-

-Katie, ya lo decidí… la semana que viene me voy a ir y nadie me lo va a impedir ¿Lo puedes aceptar? –Emily le pidió y escuchó un suspiro de Katie.

-Si eso te va a hacer feliz…

-Gracias Katie

-No olvides que te quiero Emzy

..

.


Al día siguiente Naomi había ido antes al trabajo, tenía ganas de trabajar sola y en paz, no se encontraba de buen humor, muchas cosas habían sucedido últimamente y necesitaba tranquilidad. Había dejado muchos papeles para completar y debía terminarlos lo más rápido posible, para ello necesitaba estar sola, con Roger alrededor de ella era imposible.

Cuando entró a la oficina y estaba por sentarse en su escritorio, escuchó que alguien golpeaba la puerta fuertemente. Lo cual la puso más nerviosa todavía. 'Seguramente es Roger que se olvidó las llaves de su oficina', pensó y suspiró con frustración.

-¡Roger! ¡Cuántas veces te dije que-

-¡Tú Maldita perra! –Naomi se encontró con una gran sorpresa al abrir la puerta. Katie Fitch la había agarrado fuertemente del cuello de la remera y la empujó bruscamente hacia adentro del departamento.

-¡Te advertí millones de veces que si le hacías daño a mi hermana ibas a tener que enfrentarte a graves consecuencias maldita lezza! –Naomi no tuvo tiempo para poder reaccionar que ya se encontraba contra una pared con Katie haciendo presión sobre su cuerpo haciéndole daño.

-¡Qué-

-¡No te hagas la que no sabes nada Campbell! ¡Emily se va a ir y es tu maldita culpa! –Katie volvió a empujarla contra la pared y Naomi abrió los ojos al escuchar esto. No entendía nada '¿A dónde se va Emily?', la rubia trataba de procesar la información aunque era algo difícil teniendo a Katie aplastándola contra la pared.

-¿A dónde se va? –pudo preguntar.

-¡A España! ¡Se va a ir vivir a otro maldito país por tu culpa!

Y ahí fue cuando Naomi sintió algo en su pecho.

..

.


Después de hablar con Katie y tratar de que se calmara para que no terminara matándola en ese preciso momento, Naomi se retiró inmediatamente de la inmobiliaria y se dirigió hacia el departamento de Clara. Necesitaba hablar con Emily.

Cuando llegó, golpeó la puerta unas millones de veces hasta que se abrió.

-¡Emily –

-¿Qué mierda haces tú aquí? ¿No tienes suficiente con siempre hacer sufrir a Emily? –Clara fue la que atendió la puerta y Naomi no tenía ganas de discutir con ella. Intentó empujar a Clara para entrar al departamento y buscar urgentemente a Emily, pero la morena era fuerte y la empujó hacia atrás.

-No quiero pelear contigo… necesito ver a Emily –la rubia le dijo y la morena soltó una carcajada.

-¿Realmente crees que te voy a dejar entrar?

-Clara, necesito hablar con ella –Naomi odiaba rebajarse, pero si era necesario pedirle perdón o arrodillarse, ella lo iba a hacer. Al ver que Clara la desafiaba con la mirada y no se movía, volvió a intentar pero nuevamente recibió otro empujón. Clara hizo el ademán de cerrar la puerta, pero Naomi la detuvo.

-¡Emily! –Naomi gritaba y hacía fuerza para que la morena no pudiera cerrar la puerta -¡Emily! ¡Necesito hablar contigo!

-¡Ella no está aquí perra! –La morena le gritó enojada tratando de cerrar la puerta de una buena vez por toda. Naomi se congeló y el miedo de saber que había llegado tarde y que Emily ya se había ido la estaba aterrando.

-¿Dónde está ella? –Naomi le preguntó con una mirada suplicante.

-Eso no te interesa –Clara le respondió y pudo cerrar la puerta finalmente.

Naomi se llevó las manos hacia su rostro tratando de calmarse y no estallar en llanto o en nervios y romper la puerta para que Clara le dijera de una vez por todas a dónde se había ido. En ese momento estaba sonando su celular, lo tomó creyendo que era Emily pero vio que era Effy.

-¡Se fue Eff! ¡Se fue sin decirme nada! –Naomi se dejó vencer por las lágrimas.

..

.


No tenía ganas de hacer nada, menos de volver al trabajo. La rubia odiaba reconocer sus errores y más arrepentirse de las cosas que había hecho, pero… debía aceptar que se arrepentía de haberla tratado a Emily de ese modo. Se dio cuenta que en el fondo no quería que se fuera de su vida. Tarde, pero lo que importaba era que había admitido que ella todavía la amaba. Hay veces que uno no se da cuenta de las cosas hasta que llega al límite, o no lo valora hasta que lo pierde. Se podría decir que en esa situación se encontraba Naomi.

Caminando, lentamente y con desgano, la rubia se dirigió hacia el departamento. Quería dormir por horas y despertarse. Quería creer que esto había sido una pesadilla y que debía despertar. '¿Por qué siempre hago mal las cosas?', Naomi no dejaba de cuestionarse.

Acercándose al departamento, vio un auto estacionado enfrente con el baúl abierto y con cosas adentro.

Emily.

Fue lo primero que pensó. Tal vez ella seguía aquí, y estaba en el departamento juntando sus cosas.

Mierda mierda mierda mierda.

-¡Emily! –Naomi entró corriendo al departamento y subió las escaleras lo más rápido que podía- ¡Emily!

-Ems! –gritó cuando al fin la había encontrado. Emily estaba en su habitación cerrando el último bolso que poseía el resto de sus pertenencias. Naomi sintió su corazón doler al ver que la habitación estaba ya casi vacía. La pelirroja ni siquiera levantó la vista para mirarla. Caminó al lado de ella ignorándola. Emily no podía soportar otra situación como la de ayer. Naomi enseguida bajó las escaleras y antes de que la pequeña Fitch pudiera salir del departamento la acorraló contra la pared e intentó besarla.

-¡Qué mierda Naomi! ¡Qué demonios crees que haces! –Emily la empujó y se alejó de la rubia. Volvió a hacer unos pasos más pero su ex novia la detuvo nuevamente pero esta vez sujetándola del brazo.

-Ems… por favor no te vayas, ayer me dejé llevar por los impulsos-estoy muy frustrada y nerviosa últimamente y-y-

-Naomi… ya es suficiente… no necesito que finjas que te importo –Emily respondió y al instante sintió que Naomi la había acorralado otra vez contra la pared, pero esta vez colocó sus manos en cada lado de su rostro manteniendo fija la mirada de la pelirroja en ella.

-Emily, mírame… ¡Mírame! –le pidió, y Emily la miró con esos ojos chocolate profundamente tristes.

-Te amo, me llevó tiempo darme cuenta de que aún te amo, estaba aterrorizada Ems, todavía me aterraba que siguieras teniendo influencia en mí, miedo de lo que podía pasar, estaba enojada por lo que había pasado, por todo… estaba enojada conmigo misma, contigo… pero después me di cuenta que tenía más miedo si te perdía para siempre Emily, no puedo vivir sin ti… no podría soportarlo Ems… Te amo tanto que moriría por ti –Naomi le dijo todo esto mirándola a los ojos y observando cómo las lágrimas fluían por las mejillas de Emily. Al ver que la chica no se iba a mover, aprovechó ese momento para acercarse y besarle con todo lo que sentía. Emily la tomó por la cintura, tan fuerte que casi rompía la remera. Entre cada beso Naomi le decía 'Te amo' y cada beso se volvía más posesivo y pasional.

-Por favor no te vayas Ems –Naomi le suplicaba en susurro una vez que se habían separado del beso, con sus frentes apoyadas una en la otra y respirando el mismo aire –quédate conmigo

La respuesta de Emily fue retomar el beso. Naomi tomó esto como un 'sí'.

Luego de besarse por unos cuantos minutos, ambas se reían entre lágrimas y cada tanto continuaban dándose besos breves, pero un gran ruido las interrumpió. Ambas miraron hacia su costado, en dirección a la puerta del departamento y allí se encontraron con el chico rubio que había dejado caer su maleta de trabajo al suelo.

-Roger


Bueno, espero que les haya gustado.. hace bastante que no escribiaa asi que.. disculpen por los errores y si faltaba emocion :S comenten please! review? (L)