.

.

.

Summary: Todo amo tiene sus reglas, sus leyes. Su mayordomo tiene que seguirlas. Y Sebastián Michaelis las cumple al pie de la letra— ¡A-ah, Sebastián! —. Bueno, quizás algunas… Yaoi, SMxCP.

—Ni Ciel ni cía me pertenecen, son de la magnífica mente de la gran Yana Toboso. Si por mí fuera, terminaría en un TREMENDO YAOI y una tercera temporada, claramente Yaoi… Y Alois jamás hubiese muerto -.-.

.

.

.


.

Capítulo 1. Aplicación de Ley.

By:

HirotoKiyama13

.

Mis excusas fueron ignoradas en silencio.

Tuve un sueño sobre ti, uno en que te aferrabas a mí.

Lo que ha hecho que me harte de perdonarnos el uno al otro han sido esas mentiras tuyas que jamás cambian.

.

— ¿Por qué, Bocchan?

—Porque sí.

— ¿Acaso ya se dio cuenta de que yo soy su debilidad?

Ciel miró a Sebastián como si con eso conseguiría que se callara. Pero era todo lo contrario; su mayordomo le mostraba esa sonrisa amable pero nada inocente que lo sacaba de quicio. Sí, esa característica del demonio lo había enfurecer, estresar, gritar, odiar, le causaba espasmos, escalofríos y… Ah, gemidos.

Sí, ya se dio cuenta de que él era su debilidad. Eso era algo que nunca jamás en la vida admitiría delante de nadie. Ni cuando Sebastián devorar su alma lo diría, JAMÁS. Sólo él, en sus pensamientos. Y jamás volvería a quedarse sin palabras ni balbucear enfrente de él porque…

Oh. Sus pensamientos se vieron interrumpidos al escuchar su propio gemido. Frunció el ceño al encontrarse con la imagen que tenía delante: A Sebastián Michaelis entre sus piernas, abrazándolo de su cintura, él recargado en su sillón y su mayordomo lamiéndole delicadamente su mejilla. Bueno, más bien parece que la está violando. No se siente tan mal, pensó. Entonces se quedó pálido y…

¡Malditas hormonas! ¿Cómo pueden traicionarlo a él, que era el niño más orgulloso y egocéntrico en toda la faz de la Tierra? ¿Cómo? ¡Y frente a éste demonio! Tenía su orgullo, por supuesto.

—¡N-no! —Gritó, empujando con sus fuerzas a Sebastián. Las piernas le temblaban y se maldijo por dentro. Tartamudear fue lo primero que hizo. Tonto.

Sin darse cuenta siquiera de la mirada burlona que le dirigió el hombre pingüino, caminó rápidamente al otro extremo del escritorio. Sebastián giró su cuerpo, alzando su ceja izquierda. Y Ciel se dio cuenta del porqué su confusión: El pelinegro estaba de aquél lado del escritorio, el lugar en donde él debería de estar. Él estaba en el lugar en donde comúnmente están los invitados o sirvientes.

Maldición. Aparte de tartamudear le mostraba a Sebastián su faceta débil.

—¡Quítate de ahí! —Se movió de nuevo, empujándolo. Sebastián lanzó una risita baja y se fue a su lugar. —Al otro extremo, imbécil.

Michaelis se mordió su labio inferior para no carcajearse. Se movió con parsimonia y, ya estando bien, se dio la vuelta. Phantomhive lo miraba, de nuevo, con frialdad. Por dentro se está maldiciendo, pensó.

—Toma—Le dijo el pequeño, estirando su brazo, extendiéndole unas hojas bien cuidadas.

Sebastián, con sus típicos movimientos felinos, lo tomó entre sus manos. Lo leyó con lentitud. El título era Ley de Ciel. Tenía quién sabe cuántas reglas o leyes en él. Comenzó a leer la primera.

Ley 1: Despertar. Nada de besos, caricias ni tocamientos indecorosos. LIMÍTATE a correr la cortina o a llamarme, POR COMO ME LLAMAS. Nada de 'mi humano', 'mi Bocchan', ni mucho menos 'Ciel mío'.

Humanos. Esta lista le demostraba que él era su debilidad y que Ciel aún era un niño. Un niño que le gustaba jugar.

Sonrió.

Se acercó de nuevo a él, y notó el nerviosismo en sus ojos, aparte de que se sonrojó. Lanzó una risilla, para después ponerse a su altura y lanzarle su aliento en su oído.

— ¿Cuándo comienzo con esto, Bocchan?

Con su nariz comenzó a rozar la mejilla del niño. Escuchó un suspiro y la tensión del pequeño cuerpo, para después sentir sus cálidas manos alrededor de su rostro.

—Quizás mañana—Le respondió rápidamente, para luego unir sus pequeños labios con los del mayor.

Bueno, bueno, bueno.

Tendrá que romper una que otra regla después de todo.

.

La punta de la lengua y una mano trepando en mi cuello.

La expresión de deseo teñida con rojo.

Por favor, libérame antes de quebrarme.

.


¡Holaaaaaaaaaaaaaa!

Bueno, aquí con nuevo fic. Claramente, SebasxCiel.

Esta idea se me ocurrió de la nada. Mientras veía un capítulo de la L&O: LA que no quiero recordar (¿¡Porqué, Winters! T.T), me vino a la mente el título: Ciel's Law. Ya después me la fui imaginando y aquí está.

Bueno, éste capítulo no es la graaaaan cosa xD. No habrá sangre, ni asesinatos ni nada. Ni personas sociópatas rondando detrás de Ciel&Sebastián (¿Has escuchado, Eva?).

¿Quieren que aparezca Alois? o.ó. ¿Bueno, malo, o que le ponga condimento al fic? xD. Ustedes decidan o.ó.

Serán varios drabbles u One-shots, y digamos que... Bueno, ¿cómo explicarles? :k. No todas las leyes se cumplirán en un mismo día xD. Es decir, no serán redactadas todas de golpe. Nooo. Serán días, tardes, y noches diferentes.

Por ejemplo, La ley 1 (Despertar), se llevará acabo el Lunes. La ley 2 (Desvestir), el martes, y así sucesivamente (espero&me hayan entendido porque yo no xD).

El punto esque habrá humor, parodia y, por supuesto, yaoi xD. & lime y pueeeeede que lemon.

De igual manera si no entienden, ustedes pregunten :D.

¡Espero&sea de su agrado!

¡Review's no jutsu!

HirotoKiyama13