~Only One… (SasuHina)

Género: Drama/romance

Categoría: M

*-hablan-

*"recuerdos".

*-"Letra de la canción correspondiente y/o pensamientos"-.

Aviso: los personajes no me pertenecen sino a Masashi Kishimoto.

OoOoOoOoOo~Only One~oOoOoOoOoO

"…Acuerdo…"

OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo O

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Ga-ga-gatito… —Sasuke cerró los ojos al fin mientras sonreía ladinamente, arrastró sus labios hacia la mejilla derecha de la Hyuuga y llegó hasta su oreja. Hinata aún mantenía los ojos cerrados, a la espera de lo que él pudiera hacer. El corazón le latió frenéticamente, provocando que el pecho le llegara a doler.

El Uchiha delineó el delicado mentón femenino de la chica con los labios y con la punta de la nariz, la línea del cabello azulino. Oliendo el aroma a fresas que ella desprendía, tentándolo. Regresó de nueva cuenta hasta la comisura de los labios, la Hyuuga reaccionó ante lo que podría pasar y ladeo la cabeza, impidiéndole que él continuara. Sasuke desapareció su sonrisa y su expresión se volvió estoica. Se separó un poco de ella y la tomó del mentón, obligándola a que lo mirara fijamente— no iba a besarte.

Ella bajó la mirada y una sombra le cubrió los ojos mientras sentía como un pequeño punzón le daba en el corazón— no-no-no te-tenías por-por qué… —Sasuke alzó un poco las cejas ante lo dicho por ella. Hinata alzó la mirada blanquecina pero evito contacto visual con él. Sasuke vio como las mejillas se le coloraban. Una sonrisa cargada de sorna se plasmó en su cara y se acercó nuevamente a ella, arrinconándola en la pared y apoyó su antebrazo ahí.

—Tienes razón —le afirmó y la peliazul abrió los ojos, viéndole buscando una respuesta. El Uchiha se apartó un poco y la miró fijamente— No puedo enamorarme de nadie y mucho menos entregar mi corazón, claro, si es que tengo uno.

Y dicho esto, él se marchó. Ella miró de reojo como la figura masculina desaparecía por su puerta, para después levantarla hacia el techo y suspirar cansadamente mientras se deslizaba lentamente hacia el piso. Una extraña situación del cual no supo cómo surgió entre ellos, los estaba separando.

.

.

.

.

.

¡Oi! ¡Teme! —gritó el chico rubio de ojos azulinos mientras veía como Uchiha Sasuke salía del edificio como alma que lleva el diablo. Corrió hacia él y al ver que no le prestaba atención, lo alcanzó, tomándolo por el hombro derecho para tratar de darle media vuelta— ¿Puedo quedarme en tu casa?

—¡A mí no me digas nada, habla con Hinata!

Le gritó completamente enojado, mientras exhalaba aire hacia sus pulmones. Naruto frunció el ceño más no dijo nada, ya buscaría una forma de hablar con él sobres sus ataques de ira. Se dio media vuelta e ingresó de nueva cuenta al edificio en el que vivían ambos morenos, caminando hacia el elegante elevador.

La "pequeña" pelea que había tenido con su novia se le había salido de control, provocando quien sabe qué que ella lo corriera –otra vez- del departamento que ellos compartían. Así que la única idea que se le ocurría era que, por mientras, se quedaría con Sasuke e Hinata. Al menos su querida amiga le echaría la mano, de eso estaba seguro.

El timbre del elevador sonó, indicando que había llegado al quinto piso, las puertas se abrieron y caminó hacia el apartamento de Hinata. Y cuando llegó a la puerta, la abrió y al ver como se encontraban el resto de sus amigos, hablando animadamente con los dos chicos nuevos, fue directamente a buscar a la Hyuuga, quien se encontraba sentada en una de las sillas del comedor, con expresión triste y comiendo un poco de helado de chocolate.

El Uzumaki se acercó hasta ella, jaló una silla y al momento de sentarse, sin querer, ambos soltaron un suspiro cansado. Hinata se percató de que no se encontraba sola y recobró la compostura, tratando de aparentar que se encontraba bien. Vio la expresión de entre tristeza y cansancio en el rostro de su amigo, alarmándose levemente mientras una preocupación le crecía en el pecho— ¿Te encuentra bien, Naruto-kun?

Él la miró y negó levemente, dándole el aspecto de un lindo cachorrito mojado, indefenso y solitario— Sakura-chan no me creyó y me corrió de la casa…

La ojiperla alzó sus cejas en señal de sorpresa y le tomó la mano— Demo, ¿por qué? ¿No le dijiste la verdad?

El asintió y suspiró de nuevo— Si… demo, no quiso creerme, ya sabes, dice que es otras de mis mentiras.

Hinata se rascó la cabeza nerviosamente mientras soltaba una sonrisa nerviosa— Bu-bueno es que tú le dices cosas que a-a-a veces no resultan ser ciertas…

— ¡Ah! ¡Pero qué dices! —dijo exaltado parándose de su asiento. Pero, al ver que estaba haciendo escandalo –lo cual no quería que pasara- se sentó lentamente de nuevo. Sus mejillas se sonrojaron, provocando que las tres líneas de cada mejilla resaltaran mientras daba pequeños circulitos en la superficie de la mesa— Tú sabes que lo digo para impresionarla…

—Bueno, ¿Y entonces que harás?

—Pues… no sé si tú, pequeña alma piadosa, dejaría que éste triste cachorro se quedara en su linda morada —Hinata se mordió el labio inferior ante las palabras bien fluidas del Uzumaki, aunque claro, no pudo contener una sonrisa— Claro, hasta que nos vayamos a la playa…

La Hyuuga alzó las cejas sorprendida— ¿Pero qué harás con Sakura?

—Ah… eso ya lo tengo arreglado, solo dejaré que Ino la convenza mientras yo busco la manera de contentarla; pero entonces ¿qué? ¿Dejarás que me quede contigo y con el amargado del Teme?

Ella asintió, el rubio sonrió abiertamente y salió corriendo de la casa para ir a buscar sus pertenencias. Naruto corrió por el pasillo y cuando iba a doblar hacia el otro que conducía al elevador, chocó con una persona de torso completamente duro y con aroma a nicotina— Gomen… no me fije por dónde… —Dijo mientras alzaba su mirada celeste pero al encontrarse con unas orbes negras. Respiró un poco más tranquilo— Ah… eres tú Teme.

Sasuke solo soltó un: "Hmp" mientras caminaba hacia su casa, ignorándolo por completo. Naruto al ver como se iba sin siquiera responderle sonrió maliciosamente, sabiendo de ante mano como crisparle los nervios.

— ¿Sabes que me quedaré por un tiempo contigo y con Hina-chan?

El azabache sintió como una punzada eléctrica le recorría la columna, provocando que se detuviera en su lugar, se volteó a verlo mientras sus ojos se abrían con desmesura— ¡¿Qué?!

— ¡Jaa nee…! —le gritó en forma de despedida mientras corría hacia su propia casa.

Sasuke salió de su sorpresa y decidió ir hacia su departamento para hablar con Hinata, ya que él pensaba que tenían que hablar muy seriamente sobre eso. Cruzó las puertas del edificio y pasó junto a la recepción. Pero, al ver algo una sombra verde pasar junto a él, se detuvo abruptamente. Viró lentamente su rostro hacia el lado derecho y se horrorizo internamente al ver un par de cejas negras extremadamente pobladas— ¿Maito Gai…?

El hombre al escuchar su nombre se giró sobre sí y sonrió abiertamente al ver al azabache— ¡Joven Sasuke! —Gai se acercó hacia el rápidamente y lo estrechó fuertemente en su brazos y logrando que sin querer lo asfixiara— ¡Como extrañé verlo tan seguido!

— ¡Suéltame!

Gritó con el poco aire que tenía y el mayor lo obedeció— Siento mucho que mi ataque eufórico lo ahogara. ¡Bien! ¡Nos vemos más tarde por que tengo trabajo, adiosito…!

El moreno observó como el mayor se despedía de él y desaparecía por uno de los pasillos que llevaba hacia los departamentos de la primera planta. El soltó un suspiro cansado y retomó su camino hacia el elevador.

Cuando estuvo casi al frente de la puerta de su hogar, sintió y observó como las presencias de unas personas de aproximaban a ella, así que se apartó para evitar ser aplastado. Vio como desfilaban un par de rubias, un par de pelirrojos y a un peliblanco, pero se dio cuenta de que Sakura no salió. Todos se despidieron de él con la mano mientras reían sonoramente mientras Ino le decía que "lo verían en la playa".

El Uchiha solo les dio un asentimiento de cabeza en forma de despedida e ingresó al lugar. Buscó con la mirada a la peliazul y la vio sentada en la mesa con un pequeño tarro de helado pero con expresión pensativa. Caminó muy calladamente para después dar un sonoro portazo, espantándola. Sasuke caminó muy lentamente hacia ella mientras le lanzaba una mirada fría— ¿Cómo es eso de que el Dobe se quedará aquí?

Hinata sintió como el nerviosismo le recorría el cuerpo, provocando que se tensara un poco ante su pregunta y la voz le saliera temblorosa— Es-es que… Sa-Sakura-chan se enojó mucho con él y lo corrió de su departamento… y-y-y Naruto-kun me pidió de fa-favor si podía quedarse aquí ha-hasta que nos fuéramos de viaje…

—Pero si mal no recuerdas, ésta también es mi casa, ¿por qué no me preguntaste?

Le dijo molesto completamente. La Hyuuga por su parte agachó la mirada mientras una pequeña sombra le cubría los ojos— Yo-yo… gomenasai… —dijo en un susurro y escuchó como Sasuke suspiraba.

El moreno estaba dispuesto hablar más suavemente pero el sonido de su celular se lo impidió. Lo tomó y al ver la pantalla se dio cuenta de que era Uzumaki Naruto. Gruñó sonoramente –provocando que la peliazul lo mirara- y contestó— ¿Qué rayos quieres, Usuratonkachi?

¡Teme! ¡Necesito tu ayuda!

—Olvídalo, pídeselo a Gaara.

¡No! Ese bastardo se burlaría de tan solo verme en este momento.

—No es mi problema y…

¡No seas un maldito desgraciado! ¡Te juro que si no vienes a mi casa en éste mismo momento; en cuando esté ahí en tu casa, haré de tu vida un infierno!

—Hmp, te has tardado.

Y sin decir ni una sola palabra, cortó la llamada. Se llevó su mano izquierda hacia su frente y se dio un leve masaje en las sienes— ¿Su-sucede algo?

El azabache la miró fijamente y negó con la cabeza— Saldré. Hablaremos después de-… —pero cortó la última oración, ya que recordó que le había dicho exactamente lo mismo antes de que hablaran en la sala. Así que optó por no decir nada, tomar sus llaves y salir del departamento hacia la casa de Naruto.

.

.

.

.

.

Sasuke llegó al departamento de Naruto y Sakura. Se quedó estoico al ver el estado del rubio y definitivamente –si fuera muy expresivo- se carcajearía— ¡Ayúdame no seas un bastardo!

— ¿Qué rayos te ocurrió? —preguntó mientras sonreía ladinamente.

—Sakura me corrió y no dejó que entrara a la casa, por eso me tiró todas mis cosas por la ventana-dattebayo…

—Baka. ¿Por qué lo hizo?

—Por que la muy celosa no me creyó que Karin-chan era mi prima, pensó que ella era la "otra".

El moreno se congeló en su lugar al escuchar el nombre de la pelirroja. Lo miró fijamente, como si buscara la verdad— ¿La conoces?

— ¡Pues claro! Es mi pariente —le respondió con una gran sonrisa en el rostro y recogía sus cosas al mismo tiempo— ¿De dónde la conoces, Teme?

El ojinegro pensó velozmente, contestándole lo primero que se le ocurrió— Estudió conmigo.

Y se dispuso a recoger las prendas de ropa que estaban regadas por el pavimento una por una.

— ¡Y más te vale que no se te olvide esto, traidor!

Ambos jóvenes alzaron la mirada hacia la ventana del quinto piso para ver como una muy enojada Haruno Sakura aventaba –lo que parecía ser- el maletín del colegio del rubio. Sasuke reaccionó rápido y se apartó lo suficiente para evitar que todo le cayera en la cabeza. Naruto por su parte, no contó con el tiempo para poder quitarse y le cayó un libro grueso de medicina por la cabeza. Aulló de dolor mientras se sujetaba la cabeza y la movía frenéticamente, ya que una pequeña lágrima en su ojo izquierdo se le había formado, nublándole un poco la visión para verla fijamente— ¡Sakura-chan, eso me dolió!

— ¡No me vuelvas a decir así!

Después ella cerró fuertemente las ventanas e ingresó de nuevo. El Uchiha se removió un poco incomodo por ser ahí el mal tercio y se acercó hasta su –a veces- amigo— Vamos. Es tarde.

El Uzumaki tomó el resto de sus cosas y siguió al moreno a lo que sería su –por ahora- nueva casa.

.

.

.

.

.

Ambos chicos ingresaron al hogar de los morenos en cuanto el azabache ingresó las llaves en la puerta. Naruto por ser el último en entrar, cerró la puerta tras él y el olor a comida casera atrapó sus fosas nasales, encantándolo con ello— ¡Oi Hina-chan, eso huele muy bien-dattebayo!

La ojiperla viró su rostro hacia su amigo el ojiazul y el ojinegro. Sus mejillas se le coloraron ante el elogio y sonrió tímidamente— a-arigatou…

— ¡Kawaii!

El moreno no dijo nada, a pesar de que opinaba lo mismo que el Uzumaki, y se sentó en la mesa del comedor. Evitó mirar a la peliazul pero tenía que reconocer que se le hacia difícil; maldijo el maldito momento que ocurrió ésta mañana.

—Muy pronto estará la cena…

La dulce voz de ella lo sacó de sus pensares, atrayéndole la atención y dándose cuenta de que ella lo miraba de reojo. Tragó grueso, desvió su mirada, ocultándola entre sus brazos y se mordió el labio inferior, tratando de reprimir la media sonrisa que siempre le daba cuando quería burlarse de ella.

— ¡Yo quiero un tazón biiieeen grande, mami!

Sasuke levantó la mirada hacia el rubio tonto que tenía a su lado izquierdo y lo miró completamente entre espantado y horrorizado— ¡¿Mami?!

El rubio asintió mientras extendía sus manos hacia adelante para tomar el tazón de comida de una muy confundida Hinata— ¡Si! Hina-chan es como la mami que nunca tuve.

Sasuke escuchó como él le contestaba con una voz alegre e infantil y volteó su rostro hacia la Hyuuga, quien se había sonrojado cual tomate cuando la miró fijamente. Escuchó un pequeño: "toma" por parte de ella al ver como le brindaba su tazón de fideos con verduras. El aroma lo atrapó de repente y optó por no decir nada y quedarse callado.

—Oi Hina-chan… —llamó el Uzumaki con la boca llena de comida mientras observaba como ella se sentaba para cenar con ellos. Ella lo miró, como diciéndole sin palabras a que continuara— ¿Me quedaré en el cuarto de Hanabi-chan?

La Hyuuga abrió los ojos y empezó a boquear soltando palabras incoherentes. Volteó a ver de reojo hacia el azabache y sintió como un sudor frio le recorría la columna la ve una mirada cargada de enojo. Volvió a ver a Naruto, quien la observaba extrañado y le respondió entre tartamudeos— Pues… sí, claro, si Sasuke-kun está de acuerdo…

— ¡De ninguna manera dormiré con "Mr. me apestan los pies"!

— ¡Oi teme, a mí no me apestan los pies! Bueno, no más tantito, ¡Pero no me apestan los pies!

— ¡No voy a dormir con éste tipo!

— ¡Pues te aguantas o te quedarás en el sofá!

—Chi-chicos…

— ¡Prefiero eso antes de oler igual a ti!

— ¡pues olerás igual a mí cuando te meta mi apestoso pie en la boca!

—Chicos, o-onegai…

Sasuke se paró y Naruto lo imitó. Ambos se miraron con odio mientras un rayo cruzaba entre sus miradas. Los dos bufaron sonoramente y giraron sus rostros hacia una ojiperla completamente nerviosa por sus miradas intensas— ¡Hinata!

La peliazul sintió como una gotita de sudor recorría su frente. Tomó aire profundamente y trató de poner una solución— Po-por qué no Naruto-kun no se queda a dormir conmigo y Sasuke-kun dormiría en el cuarto de mi imoto.

Sasuke pensó en eso pero lo descartó rápidamente al darse cuenta de que no le agradaba la idea de que ambos durmieran juntos— ¿No te parece malo que dormir con el novio de una amiga tuya?

La Hyuuga se removió incomoda mientras se frotaba su brazo izquierdo— Bu-bueno, y que tal si cada uno de los dos duerme en las habitaciones y yo me quedo a dormir en la sala.

— ¿Y por qué no te quedas a dormir con el Teme? —preguntó y pensó por un momento. Una idea le cruzó por la cabeza y se atrevió a preguntar— ¿No me digas que aún tienes miedo a-?

— ¡No! —gritó cortándole la frase. Reaccionó y se sonrojó al ver las miradas interrogativas— qui-quiero decir, ¡sí! A-aún… —buscó una excusa, la que fuera— aún le tengo miedo al coco.

La ojiperla se mordió el labio inferior al escuchar su propia respuesta patética. Naruto captó –raro en él- lo que quiso decir la ojiperla y contesto lo que mejor se le ocurrió— ¡Ah, cierto! ¡El maldito coco que hacía que mojaras la cama! Por eso no quieres quedarte con él.

Hinata se sonrojo y Sasuke soltó un resoplido de burla— El coco, ¡Já! ¿Saben que? Tomaré la palabra del Dobe y se acabó —miró intensamente hacia Hinata— y tú, Hyuuga, dormirás conmigo.

El moreno continúo comiendo mientras cerraba los ojos y sin darse cuenta de cómo la peliazul y el rubio suspiraron tranquilos ante la patética mentira que se inventaron.

.

.

.

.

.

Bueno, buenas noches Teme, Hina-chan… —dijo a modo de "despedida" mientras a ella le daba un sonoro beso en la mejilla como si fuera un niño pequeño hacia su madre— por cierto, ¿Saben si alguien conocido sabe tocar la guitarra o algo?

La peliazul levantó la mirada de lo que estaba limpiando y contestó— Shikamaru-kun; y creo que Gaara-kun sabía un poco, ¿porqué?

—Por nada en especial.

Hinata vio como su rostro sonriente desaparecer por la puerta. Suspiró y escuchó como la puerta del baño sonaba. Levantó su mirada nuevamente y se sonrojo al ver como un Uchiha Sasuke con el torso desnudo, mojado por las gordas gotas de la regadera se le escurrían por el pecho y con una toalla atada a su cintura, salía de ahí. Desvió rápidamente la mirada y el moreno no pudo evitar lanzarle una sonrisa ladina. Empezó a caminar lentamente hacia ella, viendo como el cuerpo se le tensaba ante su presencia— ¿Para qué quiere una guitarra? —Hinata levantó la mirada y lo vio demasiado cerca. Su respiración empezó acelerarse al ver como él se acercaba de tal forma que su pecho húmedo se le pegaba a la cara. Cerró los ojos fuertemente al sentir su aroma masculino invadir su nariz.

—Sasuke-kun… —El moreno se separó de ella cuando encontró un vaso de cristal. Se apartó rápidamente de ella y fue hacia el refrigerador para buscar agua fría. Ella quedó anonadada por lo que hizo y se aclaró la garganta—. No sé, creo que es para que pueda arreglar las cosas con Sakura-chan.

El Uchiha dejó el vaso de agua en la meseta de la cocina e ignoró su respuesta— ya es tarde, vamos a dormir.

El cuerpo de Hinata se tensó, provocando que apretara uno de los trastos que lavaba y contesto lo más fuerte que pudo— Ve tú… ahm… yo-yo tengo que terminar de limpiar aquí.

Sasuke no dijo nada y se dio media vuelta para ir hacia la habitación de la ojiblanca. Dejando en segundo plano el casi beso que ellos se daban; toda la mañana se quedó pensando en si ir con ella y los demás a la playa o quedarse a trabajar. Cerró la puerta tras si y se desató la toalla negra de su cintura para poder empezarse a vestir. Pensó que, si se quedaba solo en casa, trabajando para ganarse un poco de dinero y perderse una oportunidad de ir a una playa y ver el mar –ya que le gustaba mucho- sería una estupidez de su parte. Suspiró mientras se dejaba caer en la mullida cama. Por otro lado, si iba con ellos, era seguro de que sería parte de las bromas de Temari y también estaba seguro de que no deseaba perderse la manera en que Sakura rechazaría a Naruto, siempre y cuando ella fuera.

Se dio media vuelta y sintió como el dulce aroma de la Hyuuga. Tentándolo a restregar su nariz en su almohada. Apartó su cabeza de ahí completamente frustrado y se fijo en la hora del reloj del buró. Se dio cuenta de que llevaba más de media noche, por lo cual, habían pasado más de media hora desde que dejó a Hinata sola. Se pudo de pie y caminó hacia la cocina para poder ir a buscarla.

Abrió la puerta de la habitación y se vio como las luces se encontraban apagadas. Dejó que su vista se acostumbrara a la oscuridad y logró enfocarla en un pequeño ovillo que se encontraba en el sofá— ¿Por qué rayos estás acostada ahí?

La ojiperla soltó un pequeño grito al ver como las luces de la sala se encendían y como la grave voz de Sasuke le hablaba. Calmó sus nervios y trató de darle una respuesta— Es-es que no que-quería que tú te incomodaras con-conmigo, ya sabes, por- por lo que pa-pasó ésta ma-mañana…

Sasuke gruñó y sin importarle como sería su reacción, se acercó hacia ella y la tomó entre sus brazos, provocando que ella gritara y le dijera que la bajara— te dije que dormiríamos juntos y se acabó —le dio una patada a la puerta de la habitación y la tiró hacia la cama. La arrinconó entre sus brazos y la cama de sabanas purpuras mientras la miraba intensamente—. Te propongo algo —caminó hasta salir de la habitación para después regresar, cerrar la puerta y quedarse parado junto al interruptor—. Olvidemos lo que ocurrió en la mañana y tratemos de ser "El gato sucio y el ratoncito miedoso" que conocemos, ¿de acuerdo?

Ella asintió sonriente y mucho más aliviada. Sasuke por su parte apagó las luces dispuesto a ir a dormir a su lado.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

FIN CHAPTER 10.

Notas de Aika:

¡Hola mis querido lectores! xD como verán aquí yo presente traje el nuevo capi de "Only One" corto lo sé y tal vez provoqué muy poquitas risas D; pero como les había mencionado antes, tenia un bloqueo bien potente que me impedía escribir éste fic (pobre "Only one." me frustas DX) y voy a editar los capis anteriores para corregir todas las faltas ortográficas y reducir el tiempo porque creo que dije que empezaba el "enero" y que "ya pasaron 6 meses viviendo juntos" por qué creo que es demasiado tiempo y quedaría como que han pasado quince días y/o un mes cuando mucho, así que trataré de arreglarla rápido. Espero que les guste (y que no me maten por que no hubo beso, ya que quiero que pase los 20+ capis ;D) Espero que esta semana que viene actualice "Love me" para ya no mantenerlos en tanta espera xDD muchas gracias por los favoritos, alertas y sobre todo; ¡los reviews! Me animan para seguir avanzando en ésta historia. ;DDD

LaCrazyWriter: muchas gracias por tus lindas palabras! Me alegra que te gustara lo de "gatito" xD bueno en realidad me gustan mucho las historias de amor lento y quisiera que ésta historia rebasara los 20 capis :D ¿enserio crees que hago buen trabajo? *-* ¡mivi! Te adoro! :DD

Amy-chan: te diré algo Ero-chama, neko que maúlla no rasguña xDDD (sabes que lo digo en broma y que te adoro *abracito virtual*)

YamiTsukiko: perdón por haberte cortado la inspiración pero quiero que sea una historia de amor lento *-* me alegra que te gustara la escena de Karin y Naruto C: pues ya ves que paso con los celos de Sakura xDD bueno, lo de una Hinata celosa será pero hasta más adelante :D

Orenji-chan: jajajajaja! Eso quería, que se calentaran mentalmente con un Sasuke cubierto de sudor xDD jajajaja! Fue en la boca pero como veras, soy muy torpe y a veces se me salen palabras que no deberían xD ¿idea pervertida? Eso me agrada xDDD la parte de la playa creo que será hasta el próximo capi :D

Tsuki Tsuruga: jajajaj! Que bueno que te hayan gustado lo de los onigiris! *-* (por que fuiste la única que se dio cuenta de ella T3T) jajajaja, lo se, tu también eres una Ero que quiere ver a sasuke mojado en cada capi (ya sé que te gustó la parte en que sale del baño en este capi xDDD) espero que te guste el capi y tus PD's me dieron mucha risa! :D

Lady-darness-chan: ¡muchas gracias por tus palabras! ;w; que bueno que te guste el fic y que te parezca una buena escritora :DD

Evil-Unded: los besos y abracitos tendrán que esperar a que aparezcan, gomene u.u jajajaja! Igual me gusta ver a un Sasuke celos xDDD pero aparecerá un personaje bien importante que hará que explote! xD

Guest: ¡Perdoname! T.T pero como dije, quiero que sea un amor lento por que pienso que sería fundamental para que estos dos se enamoren de verdad (no sé si leíste lo que dijo Sasuke: "no me puedo enamorar" es por su experiencia con las mujeres) espero que te guste el capi! :D

Methy: que bueno leerte por aquí ;D me alegra que te guste el fic! *-* espero que te guste la conti! :D

Kikuta-Madaren: ya lo explique! xDD quiero que sea amor lento, you know… algo así como la obra maestra de Amy-chan "Destiny" (me refiero a como se desarrolló el amor entre ellos no en la trama por que no tiene nada que ver ;D) ¡¿Un sueño húmedo?! Jesus christ, te esperas para eso, creeme xD lo de la escena de la playa… no sé, tal vez, puede ser xDD ya sabes que si te platico pero no me has contestado el PM ;( mil besos! :D

Sakusa: ¡muchas gracias! Espero que te guste el capi :D

DarkAmyErza: gracias! Pero no fue Ino sino Sakura :D aun que tienes razón sonó sexy XD

Hiinaataah Hiime-Chan: espero que te guste la conti y pues trataré de actualizar pronto porque estoy en el cole y una profa me explota emocional y mentalmente (es enserio :()

Akaribebe-chan: tuviste suerte de que hayas leído el fic hoy porque creme que tiene dos meses más o menos que no lo actualizo xD así que hoy podrás leer este :D ¿en serio? En realidad lo puse por que yo le digo a un amigo de esa manera xD

¡Bye, bye ;DDD