Putrid Dolce.

Autor:

WwCuervo-NegrowW

Capitulo Uno:El Beso del Demonio.

"Dicen que no tengo duelo.
Por que no me ven llorar, hay muertos que no hacen ruido.
Y es mas grande su pesar..."

La Llorona.

Las violetas de variedad de color adornaban el hermoso jardin de la mansion, sus oscuros colores brotaban por todas partes, postrando esa aura tan misteriosa que la mansion Phantomhive. Cada generacion de esta familia tenia la reputacion de estar malditos, y no era para menos que sufrieran el rechazo de la sociedad. Apesar de eso, los Phantomhive seguian teniendo un gran poder de nobleza, siendo la familia mas cercana a la Reina Victoria. No importaban los malos rumores o escandalos, los Phantomhive siempre habian sido cercanos ala nobleza Britanica, siendo entre todos la familia mas respetada y temida.

Si bien se podian escuchar a los habitantes hablar sobre la familia Phantomhive, y mas que nada de el ser que les habia dado tanta mala fama. Todos decian haberlo visto hace mas de dos decadas cuando la Duqueza de la familia habia sido asesinada cuando fue encontrada con su amante, y se rumoraba que el mayordomo vestido de negro habia desaparecido al dia siguiente, mientras que aparecia en las noches para rondar en la casa. La mayoria decian que era un demonio, el cual servia a la familia por decian que era un espiritu que rondaba por la mansion para asustar a los Phantomhive.

No importaba como o cuando, pero lo que mas temian era ver a ese mayordomo de negro. Ancianos contaban haber visto al hombre desde infantes, y notaban que el hombre de negro nunca hablaba o envejecia. El ser servia a los que estaban acargo de la mansion, pero los Condes o Duquezas no podian hacer que el ser les sirviera a cada generacion. El ser elejia al Conde o Duqueza que el deseaba, y se decia que los escogia por estos requisitos:Belleza, alma, intelifengia, y poder.

Las personas que habian tenido la oportunidad de pasar un anoche en la mansion sabian que ese lugar estaba maldito, y es que ellos podian ver espiritus rondando la mansion. Habia una variedad de ellos, algunos pensaban que seguian vivos, otros solo se lamentaban. En la mansion se podian ver diferentes seres caminando por la mansion, todos vagando en dia y noches, haciendo su presencia una cosa habitual en la grande casa.

"Ayer visite a Rachel Phantomhive, y cuando entre a su habitacion mire a esa fantasma de cabello negro!" Exclamaba escandalosamente la Duqueza Princeton, "La mire, estaba ahi lloriqueando sentanda al lado de la cama. Le dije a Rachel, pero ella me dijo que no habia nada! Pero te lo juro, yo la vi!"
La familia acostumbrada a los seres que rondaban la mansion no sentian peligro, pero cada vez que ese "hombre vestido de negro" aparecia, toda la familia temian por sus vidas. Rachel al tener su primer hijo temio por el infante, llevandolo lejos a otro lugar donde criarlo. Al nacer el infante muchas personas no pudieron aguantar la envidia por tanta belleza, esa misma que el infante poseia: Dos hermosos ojos azules, cabello plateado, y piel que parecia de porcelana.

El infante fue llamado Ciel, quien crecio felizmente. Vivio feliz con su familia que lo visitaba todos los dias, brindando alegria a todo su hogar, su alma pura y inocente. Rachel Y Vicent Phantomhive lo habian dejado al cuidado de su hermana Angelina. Pero en una ocasion, el chico habia sido raptado por casi dos semanas. En esas semanas en las cuales el chico fue raptado, lo cambio completamente a una persona totalmente differente.
Cuando Ciel tenia once, fue a vivir a la mansion donde sus padres no sabia nada sobre los fantasmas o el ser que tanto temian, el simplemente veia la mansion como un lugar normal donde vivir. Sus padres le habian dado una habitacio para el solo, el cual tenia una aura un cuanto sombria y fria. El chico no sonreia mas, su mirada era fria y sin vida. Cada vez que alguien intentaba hablar el se quedaba quieto.

Ciel se sento en su cama, tratando de cerrar los ojos para dormir. Por un momento sintio como si alguien lo estubiese observando, pero al mirar alrededor no miro nada, solo las paredes grises. Volvio a cerrar sus hermosos ojos, y esta vez sintio terror. Como dormia de espaldas, sintio como una mano recorria su espalda lentamente; haciendolo temblar. El chico los volvio a abrir, y cuando los abrio no miro nada.

"Elizabeth, esto no es divertido." Dijo Ciel mientras se levantaba. "Elizabeth, sal de mi cuarto!"

Ciel en un abrir y cerrar de ojos miro a un hombre vestido como mayordomo, el cual lo miraba con ojos bien abiertos. Ciel creyo que era un empleado de la casa, pero la forma en la cual el ser lo observaba era molesta. El chico solo se le quedo mirando, preguntandose como es que no lo habia escuchado entrar.

"Mi Bocchan..." Dijo el ser mientras se le acercaba. "Mio, mi Bocchan."

Ciel temblo cuando miro como el ser se le acercaba, tomandolo en sus brazos.

"No, Sueltame!" Grito pataleando. "Sueltame! Madre, Padre-"

El demonio le tapo la boca con su mano, mientras el chico trataba de escapar inultimente. Ciel miro como otros seres aparecian de la nada en la habitacion, unos atravesando la pared, otros lloriqueando por sus desgracias. Ciel sintio como su asma incrementaba, mientras que un grito se le atoraba en la garganta. El ser vestido de negro besaba sus mejillas, acariciando sus cabellos, dejando a Ciel en terror.

Ciel respiraba con dificultad, mientras el ser seguia besando su rostro. El demonio miro como Ciel respiraba, lo miro sonriendo y le murmuraba cosas al oido, tratando de calmarlo. Pero Ciel solo seguia en shock.

"Mi Bocchan..." Dijo mientras tomaba su rostro. "Mio..."

Ciel no entendia que pasaba, pero sabia que ese ser no era una persona. Y para empeorar las cosas, habia seres fantasmales en todo su cuaro, lloriqueando y caminando por todas partes. Ciel se puso mas blanco cuando sintio al mayor besando sus labios, su lengua recorriendo la suya. Como si lo estubiese saboreandolo.

"Oh por Dios!" Grito la sirvienta al entrar ala habitacion, observando a el hombre de negro con el chico. "Sueltalo! Lady Phantomhive!Conde!"

Sus padres llegaron a la habitacion, mirando como su hijo se abrazaba en la cama. Temblaba y se movia como un gato asustado. Tanto su padre como su madre se preocuparon, y gritaban por respuestas, pero la sirvienta seguia ahi en shock.

"Que el paso a mi hijo!" Grito el Conde enojado. "Que le hicieron esos fantasmas?'

"N-no era un fantasma...era...era..." Dijo lloriqueando la sirvienta. "Ese demonio de negro! Lo tenia en sus brazos, b-besandolo!"

Rachel comenzo a lloriquear, mientras su hijo solo continuaba temblando.

"Como que...besandolo, que significa eso?" Grito Rachel. "Que significa!"

"Y-yo creo que...que...que ese ser esta..." Paso saliva la sirvienta. "Enamorado."

"No,no de mi Ciel!No lo voy a dejar!" Grito Rachel furiosa. "Me escuchaste Demonio!Novoy a permitir que toques a mi Ciel!"

"Rachel, calmate!" Dijo

Todos en la habitacion se quedaron asustados, pero mucho mas el chico. Y despues de todo esos eventos, la vida del pobre Phantomhive estaba apunto de cambia, todo por que ese demonio lo deseaba...

"Ciel, es verdad lo que la sirvienta dijo?" Exclamo su madre mientras lo sacudia. "Dime que no!"

"E-el me llamo, su...Bocchan."

"Dicen que estoy maldito.Y es que el diablo se enamoro de mi..."


BUENO, no creo que a mi me gustaria que un demonio me hiciera eso. Pero a decir verdad, me eh estado pasando este mes escuchando leyendas de Mexico, y la llorona me inspiro mas parte de esta historia. Un amor fantamasgorico me parece interesante~!

Y cuando pense en Sebby y Ciel, no pude evitar escribir una~!

Y perdon si le hize eso a Ciel...Pero, no duden que Sebastian siga molestandolo XD LOL. Me gusta cuando Sebby se la pasa espiando a Ciel...

Como sea...Gracias por leer, y porfis, dejen reviews~!

Que Diosito los bendiga~!

Asi y...

Que Viva Mexico, Cabrones~!(Perdon, amo decir esoXD" Y Toda Latino America~!