El dolor del amor.

Fairy tail no me pertenece.

Parejas: N/E. G/L. J/U.

Suceso: despues del Time-skip, exactamente cuando aparece Jerall y antes de la competencia mágica. Habrá muchas parejas en este fic, ojo, esto es diferentes formas de que una persona se enamora y como lidiar con ello.


No fue una alucinación que alguien había llamado a Natsu. Fue en realidad una persona y esa fue Ultear. La mujer había estado pensando durante toda la noche sobre sus viejos sentimientos de Jerall y lo que sucedía con Natsu y Erza y accidentalmente se había topado con el Dragon Slayer. Ultear admitía que a un principio solo había usado a Jerall como un peón cuando sucedió el incidente del consejo mágico pero aun en ese tiempo pensó que era un buen espécimen tanto en apariencia como en carácter. Se mentiría si no dijera que más de una vez quiso tener una noche con el joven de cabello azul. Pero en ese entonces solo era atracción carnal.

Despues cuando se inicio Sorciere Crime esos pensamientos volvieron a aparecer pero no le dio mucha importancia y junto a Jerral y Meredy, se embarcaron en su misión de la búsqueda de la redención. Pero entonces un día ocurrió algo que cambiara la forma en que Ultear pensaba y miraba a Jerral para siempre. Fue en aquella ocasión, no hacia mas cuatros años atrás que ocurrió ese hecho. Ese día solo tuvieron una batalla campal contra un pelotón del gremio oscuro Tártaros por la cual no la tuvieron fácil. La batalla fue dura ya que fueron más de treintas magos pero lograron la victoria pero sucedió algo en medio de ella. Un tipo había logrado herirle severamente y cuando intentaba capturarla para usarla como cebo y chantajear a Meredy y a Jerral, comento que la haría su esclava personal y no se acordaba exactamente que ocurrió en esos minutos pero…

Jerall la había salvado y por primera vez lo había visto sumamente enojado.

La masacre que ocurrió despues no tenia nombre ni palabra en como lo, parecía ser que la referencia a la palabra esclavo había tocado una fibra sensible en Jerall como también las implicaciones ocultas. Jerall destrozo al sujeto y a todos los demás en una furia sin igual. Y Ultear se sintió…conmovida, por primera vez y aunque sonara ridículo, se sintió como si su caballero de armadura brillante hubiera aparecido en ese momento a defender su honor y al salvarle de cualquier peligro. No hacia falta continuar con eso, era evidente que se había enamorado del antiguo mago santo y decidió intentar algo con el. Le invito a citas secretas, las cuales nunca decía que eran de hecho, platicaban sin cesar y hasta Ultear le conto sus mayores pesares y pensamientos al peliazul aunque se sintió vulnerable. Para su sorpresa, Jerall también fue sincero y se abrió con ella, podía decir que su relación había crecido exponencialmente y cuando el pensamiento de besar al Jerall había cruzado por su mente, el trajo ese tema.

Erza.

Y eso desmorono a Ultear, como una piedra que rompe el hielo, de una manera era cierta la comparación. Escuchar como Jerall hablaba de Erza con melancolía pero con el mismo cariño que siempre ha tenido por la desaparecida pelirroja, rompió el corazón a Ultear. Puede que eso sea una rareza con ella pero Jerall fue el primer hombre que se había abierto, el primer hombre que fue capaz sin saberlo en robar su corazón, Ultear puede haber tenido relaciones fugaces antes pero todos y en verdad todos solo eran parte de su tarea cuando era maga en Grimoire Hearts, para no entrar en detalle, Jerall fue el primer enamoramiento real de Ultear y la desilusión fue muy dura para la maga de hielo. Le tomo muchísimo tiempo digerir el dolor pero nunca logro desaparecerlo.

Eso significaba que aun amaba a Jerall.

Mientras intentaban no entrar en la auto compasión por tener de nuevos todas esas emociones reprimidas, Ultear se la paso casi toda la noche en aquella playa viendo el firmamento. Cuando logro encontrar un poco de calma ,se fue a la carpa en la cual dormía ,sabia bien que Meredy estaba con Jerall en otro lugar y pensó que era mejor. Quería estar sola. Por mientras caminaba por aquel bosque miro algo que no se esperaba. Era Natsu. Y se notaba a kilómetros que estaba borracho por la forma en que caminaba, raramente le recordó a Zancrow pero desecho esos pensamientos para despues. Decidida siguió al pelirrosa y ver que haría en su estado. Despues de unos momentos lo encontró en un acantilado, muy peligrosamente cerca al borde en donde aseguraba la caída de unos kilómetros al rio que estaba abajo. Ella pretendía quitar al pelirrosa de ese lugar cuando escucho y miro algo que jamás espero que sucediera.

Natsu lloro.

Y fue desgarrador, era como un niño que lloraba por un dolor muchísimo grande para soportar. Y era Natsu Dragneel, el Salamander de Fairy tail, el conocido chico alegre por todos, el optimista, el irrompible, todo esos nombres y mas derivaban de la personalidad del Dragon Slayer del fuego, nadie jamás esperaría que el llorara. Y Ultear era espectadora de tal suceso. La maga de hielo solo podía pensar que era la escena de un héroe caído y no sabia que hacer. Solo se le ocurrió acercarse al pelirrosa, sentarse a su lado y con carriño acariciarle su cabellera rosa. Pensó que era mejor que el liberara su dolor, que no los reprimiera. Ultear rio en voz baja con sorna mientras con cuidado acomodaba al Dragon Slayer en su regazo y usaba su capa para tapar su cuerpo, sabia bien que si lo levantaba de ahí podía reaccionar y eventualmente podría caerse al rio por lo que era muy peligroso, no había de otra mas que asegurar que Natsu durmiera ahí y que ella estuviera segura que no le sucediera nada. Ella simplemente dejo que Natsu durmiera y a cada poco le daba un leve mimo en su caballera. La mujer de cabellos negros alzo la mirada al cielo con melancolía.

-Madre….quisiera que hubiera estado aquí conmigo….para que me ayudaras en esto…-Pensó Ultear creando una placa de hielo en la cual se apoyó, ella estaba muy acostumbrada al frio por lo que no se molesto en dormir en ese pedazo de hielo. Ultear suspiro profundamente y no pudo evitar en pensar en Jerall. Por mientras la mujer meditaba junto a un inconsciente dragón Slayer, en la rama alta de un árbol, el espíritu de la primera maestra de Fairy tail, Mavis Vermillion, era espectadora de lo que había sucedido tanto a Natsu y como Ultear había llegado a confortar al joven mago. La primera maestra solo cerro los ojos sin una expresión en su rostro.

No podía decir nada en ese momento.


Erza no durmió muy bien esa noche. Ella había interrogado a sus amigos y no consiguió nada sobre lo que le sucedía a Natsu o eso parecía. Ellos solo dijeron que Natsu, el mismo que siempre, había notado que ella no estaba con ellos y según Happy fue a buscarla para retarle en una batalla o saludar a Jerall, despues según Wendy y Charle, había regresado con un aura de depresión. No entendía nada. O no quería entender, porque no sabia porque pero en el fondo de su mente, un pensamiento estaba circulando pero que no quería o no podía entender. Ella pensó que había sucedido algo por mientras la buscaba así que supuso que lo único que podía hacer era esperar a su amigo pelirrosa y obtener respuesta.

Pero parecía ser que Natsu si cumplió con sus palabras, el no vino. Él le dijo que no le esperara, como si supiera que ella tendría el deseo de esperar cuando regresara. Por mientras se mantuvo despierta esperando al Dragon Slayer y tomar un descanso unas dos horas, ella pensó en Natsu. Esa aptitud era impropio de Natsu y le preocupaba ,le dolía incluso podía decir ,porque Natsu siempre ha sido alegre ,aun cuando caía el día de la desaparición de Igneel ,al final del día Natsu intentaba mostrar esa misma alegría y entusiasmo que usualmente posee para hacerle saber a los demás que el aun se mantiene fuerte. No en ese momento que sintió una punzada en su corazón verlo en tal aptitud. No podía lo, todo era confuso. Y aun mas que sintió algo en su corazón cuando llevaba puesta su armadura. No es que sonara lógico pero como una manera de proteger su corazón, es decir, no mostrarse vulnerable, usaba su armadura como una metáfora para mantenerse segura y no permitir que su corazón reaccione a cosas ajenas. Primeramente era para evitar que fuera herida como lo hizo aquella vez Jerall.

Pero ahora lo usaba simplemente para protegerse de otras cosas que podría flaquear su corazón. Su confusión fue que sintió dolor por ver así a Natsu. Sintió preocupación y temor. Bien, era lógico que sintiera preocupación por uno de sus nakamas pero ¿miedo? Eso era la que la había mantenido tan pensativa ¿Por qué esa sensación fría y desgarradora paso por su corazón cuando miro a Natsu? Era como…si sintiera el mismo dolor que el pelirrosa. Y eso la tiene confundida. Porque era ilógico haberse sentido vulnerable, ella usualmente no se deja flaquear cuando lleva puesta su armadura pero igual sintió miedo y sensaciones que usualmente no poseía cuando estaba "protegida" y le preocupaba. Estaba tan confundida, primero lo de Jerall y ahora Natsu ¿Qué era lo que sucedía?

Pues no pudo encontrar la respuesta en ese momento porque Natsu no llego y a las cinco de la mañana decidió ir a la cama, en sus sueños solo eran memorias del gremio, en sus mejores momentos y brevemente noto que en todas escenas, era Natsu quien se mostraba con mucha más alegría. Así paso el tiempo y ya era la diez de la mañana ,Gray y Lucy se habían levantando ,notaron como Erza seguía dormida y supusieron que era porque se desvelo esperando ,se dieron cuenta despues ,a Natsu ,por otro lado Wendy seguía dormida porque aun era una niña así que no había que pensar mucho. Por otro lado Lucy y Gray fueron por el desayuno al pueblo cercano y en el camino, por mientras conversaban sobre cosas personales como igual lo que sucedió con Natsu, notaron algo fuera de lo común….

-¿Gray? Mira eso…-La rubia señalo hacia la otra calle al pelinegro que solo ladeo la cabeza un poco confundida. Lo que apuntaba Lucy era que como tres o cuatros edificios estaban demolidos por alguna clase de embestida de una bestia salvaje pero también habían escombros que fueron quemados a fuego mismo. Les tomo unos tres segundos para conectar las señales y se pegaron duramente en la frente y decidieron hacerse los locos y seguir con su camino. Lucy se volvió hacia el mago de hielo y le susurro- Eso tiene que ver con Natsu, Gray ¿Qué habrá sucedido?

-Conociendo al cabeza de llamas debe de haber sido una pelea, supongo que un idiota habrá dicho algo muy feo como para que Natsu haya causado tanto destrozo…..es raro.

-¿Por qué lo dices?

-Veras….cuando Lissana desapareció, Mirajane y Elfman se lo tomaron muy a pecho obviamente pero Natsu también lo estuvo…recuerdo que un día en el bosque se inicio un incendio muy potente, fue gracias a Laxus y al maestro que evitaron que las llamas se expandieran. No sé que sucedió realmente pero Natsu vive en el bosque y no había que ser un genio para saber que sucedió.

-¿Entonces? Supongo que Natsu hizo eso porque pensaron que Lissana había muerto.

-Si, Natsu es un idiota que siempre hace tonterías y destrozos cuando esta muy triste o enojado.

-Entonces debe de estarlo ahora…. Gray, en serio ¿Qué le sucede? Nunca lo he visto así…me dio miedo.

-Le dijimos todo lo que sabíamos Lucy. Solo esperemos que el cabeza de llamas regrese y que Erza le de una tunda para que vuelva a ser el mismo- Lucy se quedo mirando al pelinegro con atención. Puede ser que Gray siempre ofende a Natsu pero sus gestos y palabras demostraban que estaba igual que preocupado por el Dragon Slayer. Lucy entendió que aunque su relación con Natsu no era perfecta, Gray lo veía como su amigo y su nakama, algo que a Lucy le impresionaba. La rubia sonrió levemente y con cuidado le tomo la mano a Gray llamando su atención pero que no aparto su mano, es mas, solo la apretó aun más. Antes de que dijeran o hicieran algo, escucharon el sonido de una explosión a la lejanía, miraron que una mota de humo provenía de la playa y concordaron que era donde estaban sus amigos. Con urgencia olvidaron lo que estaban haciendo y salieron corriendo hacia el mencionado lugar. No sabían porque pero tenia el presentimiento que había ocurrido algo, no se sabe si para bien o para mal.

Continuara….