El caballero blanco.

Capítulo #7: Tormenta.

Disclaimer: Ninguno de los personajes de Boys Over Flowers/Hana Yori Dango me pertenecen (por desgracia).


Un inminente sentimiento de profunda rabia se podría notar en las expresiones de su rostro, pero sin duda alguna lo que más destacaba e incluso daba temor, hasta la persona más insignificante era el odio que reflejaba con sólo ver aquellos ojos profundos. No cabía duda que aquellas palabras recién dichas la habían hecho sentir como nunca antes, ni en el mismo pasado había sentido tales sentimientos negativos.

La persona encargada de soltar aquellas palabras hizo una reverencia y así se despidió con mucho temor ante ella aunque no le gustaba dejarla sola; sabía que él probablemente iba a ser el desquite de todo lo que ella estaba pasando, era mejor cuidar de él primero y mantener su trabajo.

Una vez que él se fue, ella empezó a jalarse el cabello con fuerzas, quizá el dolor que sentía era menos de lo que sentía en su corazón. Todos los artículos que estaban sobre el escritorio de aquella oficina fueron arrojados hacia el suelo sin ninguna delicadeza, todos los pedazos de cristal podrían ser recuperados fácilmente a comparación de tratar de reparar algo que siempre creyó estar en lo correcto.

Y por un momento empezó a imaginar en quitar vidas… tenía que desquitarse de alguna forma.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

Eran las cinco de la tarde, se supone que debería de seguir festejando su cumpleaños pero al parecer las personas que más quería no tenían tiempo para ella, no más allá de una llamada telefónica o incluso algunos que ni eso hacían. Se sentía triste y frustrada a la vez, no lo podía negar, a través del televisor imaginaba que lo que veía era su reflejo: la chica protagonista de la serie que miraba estaba en una escena solitaria, en una gran sala acompañada de un gran helado sabor napolitano para descargar un poco sus penas.

Un sonido se escuchó fuertemente; no cabía duda que ello venía desde su móvil, por lo que fue hacia éste y empezó a leer el nuevo mensaje que tenía:

"Hey, hoy a las 9:00 PM tú y yo a solas. No te preocupes por el vestuario, ya que compré algo especial para alguien especial, ya sabes. Ni se te ocurra negarte o date por muerta.

-Joon Pyo"

"Oh, pero qué romántico eres" Dijo con ironía Jan Di al leer el escrito. "Tonto" Sonrió, no podía negar que le había alegrado el día recibir noticias de Joon Pyo, aunque sea para darle ordenes.

La curiosidad la mataba, por la que aceptó la oferta y de estar en una de las habitaciones de los invitados, fue hacia la suya donde en su cama se encontró una gran caja de color lila acompañada de un gran moño plateado y una pequeña tarjeta, ése era uno de los regalos que el heredero tenía para ella.

Abrió la caja y se encontró con un vestido del mismo color que la caja, el corte del vestido era perfecto para ella, ya que aún no le agradaba mucho mostrar tanta piel, pero a la vez la prenda tenía ese toque de elegancia que le empezó a agradar a través de los años al lado al joven Joon Pyo.

Unos pequeños golpes a la puerta se hicieron sonar, eran especialistas en peinado y maquillaje que había contratado el esposo para ella.

"Estas también es uno de los regalos de Joon Pyo, dijo que se le pasó anexarlos junto a tu vestido" Dijo uno de ellos.

Aquellas zapatillas eran demasiado hermosas.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

Él se miraba en aquél espejo de cuerpo entero que poseía en su habitación, ya había cambiado tres veces el color de su corbata y aún no estaba satisfecho, por una extraña razón se sentía inseguro por más que quería buscar una razón.

Finalmente decidió quedarse con la clásica corbata color negro que encajaba con el resto de su traje que era exactamente del mismo color, usualmente no le gustaba llevar colores oscuros pero esta vez tenía la necesidad de usarlos para dar una mejor impresión al resto. No lo podía evitar, también se sentía algo presionado por aquella reunión que probablemente cambiaría su vida profesional por completo.

Ya habían pasado treinta minutos desde que él estaba así, Ronnie ladraba fuertemente una y otra vez hacia la nada y Ji Hoo no tendía simplemente por qué; él trató de que se calmara dándole comida o sus juguetes pero ni siquiera las caricias bastaban porque el canino se ponía peor. Era la primera vez que Ronnie actuaba de tal forma, cosa que al caballero blanco le extrañaba mucho pero al final sostuvo que cuando él regresara Ronnie estaría durmiendo como lo solía hacer siempre a la misma hora.

Ji Hoo se despidió de su mascota y cerró las puertas de su residencia como normalmente lo hacía.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

"Lo siento mucho, lo siento mucho en verdad Kang San" Se disculpaba una y otra vez mientras los padres del joven salían de la modesta vivienda.

"Viéndote de esa forma, supongo que tu justificación es buena. Creo que el que debería de pedir disculpas soy yo, verás que algún día te recompensaré con todo" Decía el adolescente mientras tomaba asiento en el asiento copiloto del auto de Ji Hoo.

"Tonto" El médico sonrió.

"Es que no puedo creerlo, ¿usted nos va a llevar hasta allá?" Se escuchó una voz familiar cerca de ellos, ese era el padre de Kang San, quien a su lado se encontraba la madre de éste.

Ji Hoo rápidamente salió del auto sorprendido y abrió una de las puertas traseras para que los padres pudieran entrar.

"Buenas tardes padre, madre. Así es, sé que llegué un poco tarde pero por favor no me nieguen ayudarlos" Respondió amablemente el joven aún con toques de pena por la demora.

Pero más que la pena del médico, la pena de los padres era aún mayor… hasta que finalmente aceptaron entrar al auto.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

"Hasta aquí puedo llegar" Dijo el de cabellos claros al estar frente a la mansión del líder de los F4.

"¿No vendrás?" Preguntó la madre extrañada.

"Lo siento, tengo una reunión muy importante en una hora" Respondió mientras la familia bajaba del auto.

"Yo pensaba que estabas vestido así porque también ibas a visitar a Jan Di. Disculpa" Ji Hoo no sabía si reír o llorar con ese comentario por lo que se limitó a decir algo.

Por unos momentos hubo un silencio incómodo hasta que Kang San decidió romper esa barrera.

"Disculpa a mi madre, en verdad no tiene idea de nada" Le dijo por lo bajo. "Anda, ve a esa reunión hyung, verás que todo saldrá bien. Gracias por todo" el adolescente se despidió de él para que así el de cabellos claros pudiera continuar con su trayecto.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

El ambiente estaba muy tenso en el lugar, todos estaban realmente concentrados en su trabajo y verificando cada detalle para evitar errores, porque no les eran permitidos.

"Ya viene su esposa señor" Le avisó uno de los empleados a un Joon Pyo que se moría de nervios, su look para ese día era impecable, para esa noche había optado por vestir un traje color gris, sus cabellos habían sido alisados y su mirada era de alegría y nerviosismo a la vez. El corazón le latía muy fuerte.

"Gracias" Se limitó a decir el heredero.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

"Deberíamos de llamar a un médico, ¿no crees? Sólo escucha todos esos ruidos extraños que vienen de la oficina de la señora" Dijo una alguien del personal del edificio.

"No, estará bien. Ya se le pasará, en verdad." Le dijo el empleado al otro, estaba cien por ciento seguro de que ella se le pasaría todos aquellos sentimientos.

El otro se limitó a responder y sólo continuó con su trabajo reflejando un rostro de temor con los aterradores sonidos que aún se podían escuchar con claridad.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

Finalmente todo era apostado en ese momento, tanto el heredero como la escenografía como los alimentos y un sinfín de cosas prometían demasiado. Cada una de las personas que habían hecho posible esta cena en ese momento habían tomado sus posiciones.

"¿Listos?" Preguntó Joon Pyo desde su escondite mientras observaba en una de las cámaras que recién llegaba el auto de su chica.

"Así es señor, saldremos totalmente el vivo en KBS a partir de que ella tome asiento en la mesa" Le respondió uno de los empleados.

"Bienvenida Jan Di" El joven no podía ocultar su felicidad y asombro al ver a su esposa tan hermosa.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

Ella sólo reflejaba un desconcierto total una vez que bajó del auto y es que todo era tan solitario, misterioso, hermoso y hasta terminar con la elegancia. Cada detalle parecía totalmente cuidado… era en esos momentos dónde se sentía en un cuento de hadas lleno de suspenso pero con un final feliz. Ah, cómo se odiaba en esos momentos por haber maldecido así a Joon Pyo en gran parte del día.

Una vez que sus carísimas zapatillas estaban tocando el suelo, decidió seguir las instrucciones de Shin Dong Hwa, aquel chofer del cual se había olvidado la vez pasada pero que confiaba en él ya que le había demostrado su fidelidad hacia ella al no decir nada de esa noche en la que se le escapó de las manos.

Caminó lentamente el pasillo del jardín el cual las orillas eran cubiertas con hermosas rojas color blanco, ella sonreía como nunca mientras miraba a su alrededor, en verdad jamás pensó en tener una cena con tal escenario.

Finalmente llegó pequeña mesa adornada la cual la acompañaba una serie de velas largas que la hacían recordar la vieja Italia, aquel olor de esa rosa roja era como estar en el viejo parís y aquella música clásica que empezaba a escucharse le hacía recordar a los parques que acostumbraba pasar su infancia en la vieja Corea.

Una vez que el amable mesero la invitó a tomar asiento, enseguida éste le ofreció un vino tinto que era difícilmente rechazar… cada gota que recorría por su boca y pasaba por su garganta era una sensación incapaz de describir con exactitud pero ese sabor la volvía loca.

Si bien estaba en un ambiente tan bueno… ¿cómo era posible una dama como ella se encontraba sola? ¿Por qué Joon Pyo no había llegado? ¿Qué cenaría esa noche? Tenía una serie de preguntas recorriendo su mente por lo que decidió preguntar de una vez por todas por el paradero de su acompañante para la velada.

Lo único que el joven pudo decirle fue alentarla para decirle que llegaría pronto pese a que ni él mismo sabía nada de lo que estaba a punto de ocurrir.

Para ese momento, el canal de televisión KBS ya estaba en pie con la transmisión totalmente en vivo donde Jan Di era la protagonista sin saber cuándo ni cómo.

Ella sólo esperaba que él llegara pronto…

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

¡No podía creer que estaba llegando tarde! ¿Qué pensarán los médicos de él? Seguro ya todos sus futuros proyectos de prosperar eran una batalla perdida gracias al tráfico que le tocó experimentar. ¿Por qué media Corea del Sur se había puesto de acuerdo en salir al mismo tiempo?

Pero esos pensamientos eran en vano, como pudo estacionó su auto y bajó lo más rápido posible. Eran tantos autos que se encontraban ahí pero ninguno parecía precisamente que fuese de algún profesionista médico sino más bien de reporteros y cadenas televisivas. A su juzgar el evento era de tal magnitud que hasta saldría en las noticias de todo el país, no cabía duda que si tuviera un segundo de aparición en ese reportaje estuviera feliz.

Sacudió su cabeza para calmar un poco sus nervios, en verdad era de las pocas veces donde se sentía de esa forma al desconocer completamente a lo que estaba a punto de enfrentarse. Tomó la invitación entre sus manos y se dirigió hacia la entrada donde le esperaba un camino totalmente cubierto como su fuera un túnel… al parecer los médicos les gustaba la discreción en cuanto a escenografía… pero a la vez contrastaba con los micrófonos y cámaras que se encontraban en el evento. No tenía ningún sentido.

Miró el túnel… esos colores y adornos se le hacían similares por una extraña razón.

Acomodó su corbata por última vez y se dirigió a caminar el pasillo para llegar hacia su final. Su respiración se hacía cada vez más agitada, su ansiedad se hacía más grande… rayos, ¿a dónde se había ido aquel Ji Hoo tan despreocupado? No lo entendía.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

KBS seguía filmando a Jan Di y su –al parecer- excelente relación que había logrado tener con el mesero en todo este tiempo, por lo que por un momento pensó que si Joon Pyo no aparecía, ya había encontrado a un acompañante sustituto… pese a que era tímido lo sentía muy amigable y tierno con ella.

De repente algo la dejó sorprendida, una de las MC más populares de Corea había llegado de la nada hacia su mesa acompañada de una cámara, fue entonces que entendió que al parecer la cena no sería del todo fácil.

"Buenas tardes Jan Di. Bienvenida a tu cena de cumpleaños, nosotros somos KBS y estamos aquí para compartir tus sentimientos y emociones de hoy con el resto del público que te ama" Preguntó la MC .

"¿Es una broma verdad?" Bufó la chica al no creer no que estaba pasando.

"Eres muy graciosa pequeña" Se limitó a decir la MC y es que ella por dentro odiaba a su entrevistada, no podía tener peor suerte que esa, estar en el evento que al parecer sería uno de los momentos más memorables para Jan Di.

"¿Entonces no lo es?" Se dijo más a sí misma que para la otra mujer mientras miraba como la cámara estaba frente a ella.

Mientras cada segundo pasaba, la mayor se sentía más frustración, en verdad sentía que estaba entrevistando a una niña de preescolar ante la actitud de la mujer que tenía el corazón del joven de Shinhwa.

Finalmente decidió seguir con cumplir su rol de la aparentemente amable MC para que Jan Di pudiera verse a sí misma desde el televisor de una vez por todas.

"Linda la señora del joven Joon Pyo, ¿no es así amado público? ¡Ella es muy despistada por no habernos notado antes!" Oh, pero la hipocresía se le daba muy bien. "Me informa la producción de este especial que tenemos otra sorpresa especial para la dama… Pon atención que esa pantalla un mensaje totalmente dedicado a ti corazón" Le aclaró. La valiente cumpleañera fijó su vista en el televisor.

Tenía que ser él, solamente él. Aquel joven de rebeldes cabellos rizados.

"Joon Pyo, ya estás al aire" Le dijo una voz por lo bajo, que en realidad millones de habitantes de la Corea del Sur ya habían escuchado.

"Ah" Su vista recorrió el techo, el suelo, izquierda y derecha hasta que decidió fijar su mirada nerviosa en la cámara. Ni siquiera estaba frente de ella pero sentía que moriría de tantas emociones.

Joon Pyo finalmente soltó un gran suspiro sin dejar de fijar su mirada en el lente de aquél objeto, tenía que soltar todo aquello que no lo dejaba hablar para poder continuar. ¿Pero por qué era tan difícil?

Tomó toda la tranquilidad que pudo para su garganta y sonrió.

"Buenas noches, mi nombre es Goo Joon Pyo. No diré que estoy ante ustedes por venderles un producto, promocionarlo; hoy quiere hablar la persona que está detrás de tantos roles que a veces pueden llegar a frustrarme. El día de hoy es especial… ¡hoy cumple años la persona que más amo en esta vida!, esa persona que siempre ha estado para mí sean días lluviosos, soleados o tormentosos. Ella nunca me ha abandonado" ¿Por qué ella? ¿Por qué ella? Cada palabra que ella escuchaba sentía la persona más miserable de la tierra. No merecía tanto amor. No.

Ella siguió escuchando al joven enamorado, mientras su mirada se concentraba en su suelo. Ni siquiera en ese momento tenía el valor de ver a Joon Pyo a través de un televisor.

"…Hoy, decidí darle uno de los regalos más inolvidables a mi esposa. Jan Di pasó de ser una lavandera sin modales a toda una dama, pero sin dejar aquella esencia que siempre he amado." Sonrió tímidamente "Ella merece ser feliz, ella merece lo mejor. Ella simplemente es lo mejor. Por eso organicé toda esto junto con mis amigos de KBS; ellos están filmando totalmente en vivo todo este especial dedicado al cumpleaños de ella y sobre todo la cena. Ellos me ayudaron a conseguir lo que pensé que nunca podría…" ¿Conseguir algo que no se podía? ¿De qué estaba hablando Joon Pyo? "Mi esposa es fan de alguien que siempre ha soñado conocer; yo no sé ni cómo ni cuándo creció ese amor de fan de ella hacia alguien, pero sé que yo soy fan de ella y espero que ella de mí… hoy no quería ser una persona egoísta. Hoy quería salir de lo monótono…" ¿Qué era todas esas palabras? ¿Ese era el Joon Pyo que conocía? ¿Por qué todo era tan confuso?

Jan Di miró el televisor de nuevo para tratar de entender la situación, pero su mirada sólo mostraba confusión.

"Jan Di, hoy he decido regalarte esta cena para que puedas conocerlo…" Volvió a sonreír el joven.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

"Aquí es" le señaló una persona hacia enfrente del túnel, donde era el final.

"Gracias. Lamento haber llegado tarde" Hizo una pequeña reverencia apenado.

Su corazón latía con más fuerza con cada paso que daba para llegar hasta aquella salida.

Uno.

Dos.

Tres.

Cuatro.

Cinco.

Seis.

Siete.

Ocho.

Nueve.

Él tragó saliva para finalmente entrar en aquél mundo desconocido.

Diez pasos.

Una mesa. Cámaras por doquier. Mujeres que sólo podía verles las espaldas.

Arreglos.

Esos arreglos.

Esos colores.

¿Por qué todo eso ya lo había visto antes con Joon Pyo?

¿Joon Pyo estaba involucrado en esto?

¿Dónde estaban todos los médicos?

¿Por qué todo este ambiente era romántico?

Porque todo le era tan familiar.

Todo esto le empezó a aterrar. ¿Qué estaba pasando?

"Jan Di, te presento al caballero blanco" Finalmente Joon Pyo reveló al acompañante de Jan Di desconociendo profundamente su identidad.

Ella y la MC voltearon a sus espaldas.

Él miró a ambas.

Las miradas de ambos se encontraron totalmente sorprendidos.

La verdadera identidad del caballero blanco era por primera vez revelada ante toda una nación. Aquella persona que tanto había admirado Jan Di durante todo este tiempo era la misma a la que amaba con todo su corazón… ¿había sido engañada?

El no entendía nada… ¿todo esto había sido un juego para revelar la identidad del caballero blanco? ¿Por qué ella estaba ahí? Quería huir lejos, muy lejos como un pequeño gatito asustado… mirando aquellas cámaras y escuchando aquel apodo tan famoso se sentía tan vulnerable al saber que ahora todas las personas ahora ya conocerían la verdadera identidad del propietario del blog más amado por Corea.

¿Por qué estaba inmóvil? ¿Por qué sus pies no le respondían? ¿Por qué no dejaba de verla? ¿Por qué no dejaba de sentirse asustado?

"¡E-X-C-L-U-S-I-V-A de la KBS! Ante usted, está revelada la verdadera identidad del tan mencionado y querido "Caballero blanco" aquella persona que he logrado enamorar corazones rotos, y robar los corazones de cientos de chicas con sus inteligentes respuestas hacia los fans. Quién diría que es uno de los mejores amigos del joven Joon, uno de los F4. Yoon Ji Hoo." La MC no tenía ni la más mínima idea de lo que estaba diciendo. Ignoraba todo y sólo estaba echando leña a un fuego que se hizo más grande.

Desde otra parte del lugar, Joon Pyo miraba todo. Él tampoco entendía que pasaba ¿Qué rayos hizo? Estaba totalmente el shock.

Un fuerte sonido se hizo presente durante la filmación del encuentro, miles de personas uniformadas llegaban acompañados de una serie de animales.

"Queda arrestado por homicidio agravado" El joven de cabellos castaños sintió como sus manos eran tomadas para así ponerle unas esposas de frío metal.

"¿Pero… qué?" Fue lo único que dijo la MC.

"Es mejor que se vaya consiguiendo a un buen abogado joven" Señaló el oficial mientras se lo llevaba mientras KBS seguía filmando.

Aquella aparente felicidad se había convertido en una horrible tormenta.

Continuará...


Tiempo sin leernos! Muchas gracias por sus reviews más que nada, sé que me tarde en subir este capítulo pero después de un tiempo llegó mi inspiración para terminar este capítulo. No sé si la gente que estaba leyendo este ff antes lo siga haciendo por mi demora en subir pero estoy en verdad muy agradecida con todos ustedes. En verdad disculpenme. En todo caso de que tengan dudas en que voy a dejar este ff a medias, debo decirles que no, aunque eso sí, ya no le quedan muchos capítulos...

Esta vez me centré más en misterio y en revelaciones, el momento dulce dulce y más dulce del Jan Di/Ji Hoo viene a partir de los siguientes capítulos.

Espero les haya gustado este capítulo.

Agradecimientos por sus review's amor: PaUsagi Shields (Muchas gracias!, tus reviews en parte hicieron que terminara este capítulo. Espero te haya agradado esta actualización), ALEILA, Guest, Hina fire, Camiagridulce, Kireiko Ami (Hola!, muchas gracias por la invitación de hace unas semanas espero poder leer tu fic pronto ya que es Jan Di y Ji Hoo y asdfghjkl , tu debes de escribir más lindo que yo!), Lore, Vicky Jonas Irons Miller, moonlight10060 , Terry's Girl , adrianamasen.

Gracias por su apoyo! Espero sus reviews, sus quejas, sugerencias y todo lo que quieran agregar.

-Jazz