Hola, bienvenidos a mi nuevo fic del príncipe del tenis, me estoy haciendo mejor para estas cosas, en fin en algunos momentos le dejare la narración a nuestro queridísimo, pero despistadito, Ryoma ¿de acuerdo?

Ryoma: despistada tú. ¬¬

Zachy-chan: si de acuerdo soy despistada, y muy dispersa, pero no más que tu.

Ryoma: hm, mada mada dane.

Zachy-chan: ¿es lo único que sabes decir?; en fin no importa igual te queremos, bueno comencemos con la historia.

Los personajes del príncipe del tenis no me pertenecen (para mi mala suerte) si no al maestro Konomi Takeshi.

Un accidente y un sentimiento de culpa

Sakuno estaba como todas las tardes practicando para darle a la pelota, haciéndola rebotar contra la pared, y como siempre sin éxito, mientras Ryoma maldecía a su padre por obligarlo a darle clases a la chica.

-oh, no otra vez- dijo ella cuando se tropezó y se le escapo la pelota.

Ryoma no dijo nada y solo se quedo ahí parado viendo como la chica iba a buscar la pelota por quinta vez, la pelota termino en medio de la calle, de repente Ryoma ve que un vehículo se acerca a gran velocidad e intenta advertirle-Ryuza…-le grita pero no lo logra a tiempo, y ve como el vehículo impacta contra la chica y su cuerpo vuela un par de metros, y el corre a verla.

Había mucha gente alrededor de la chica, ya que había muchos negocios en donde estaban, Ryoma se abrió paso entre la multitud para llegar hasta la chica- Ryuzaki- dice al verla, ella estaba tirada en el piso, inconsciente, pero viva, un hombre mayor de unos 60 o 70 años estaba junto a ella, mientras el conductor un joven de unos 20 años estaba desesperado llamando al hospital.

-Ho-hola s-si co-con el hos…pi…tal- en eso su novia le quita el teléfono al verlo tan nervioso, ella también lo estaba pero menos- hola, si, mi novio acaba de atropellar a una niña, por favor manden una ambulancia-

-no reacciona, pero aun respira- decía el hombre junto a Sakuno.

Ryoma aun estaba ahí parado, palidísimo, el había visto todo, y no era una escena muy agradable, ella estaba rodeada de sangre, de suerte estaba viva, se acerca a Sakuno e intenta hacerla reaccionar-Ryuzaki, Ryuzaki-dice agachándose junto a ella.

-¿tú la conoces?-le pregunta el anciano frente a él.

El solo asiente con la cabeza, con la vista fija en el rostro de la chica, y su gorra ocultando el pánico que sentía en ese momento, porque a pesar de su actitud él era humano y no odiaba a la chica, odiaba tener que enseñarle a jugar, pero no la odiaba a ella.

-eres su novio, amigo ¿Qué?-él quería que hablara, sabía que el chico había visto lo ocurrido, y le preocupaba.

-solo la conozco-le dijo frio y cortante.

Antes de que el viejo preguntara otra cosa, se escucharon las sirenas de la ambulancia y todos se hicieron a un lado, subieron a la chica a la ambulancia y se la llevaron.

4 horas después en el hospital:

Narración de Ryoma:

Estaba sentado en la sala de espera, hace unos momentos había llamado a la entrenadora desde un teléfono público, ahora me preparaba para sufrir la más cruel y desagradable muerte, porque era obvio que me iba a matar, ¿cómo? No sé, ¿lo haría aquí frente toda la gente? Seguramente no, pero la verdad lo único seguro era que hoy me moría a manos de esa vieja, y como no, si por culpa de mi padre, Ryuzaki era mi responsabilidad, y el seria el responsable de mi muerte.

Mientras pensaba en como atormentar al viejo pervertido de mi padre, se apareció la entrenadora, yo trague saliva en seco, cerré los ojos y me prepare para lo que viniera, pero ella simplemente me ignoro por competo, y fue a hablar con el doctor.

-como esta mi nieta Sakuno Ryuzaki-dijo con visible preocupación.

-bueno, afortunadamente se encuentra con vida, sin embargo…-guardo silencio, un silencio aterrador.

-si embargo ¿Qué?-dijo más preocupada.

- sin embargo, su nieta a caído en coma-tanto la entrenadora como yo nos sorprendimos, mi corazón paro un momento tal y como lo había hecho cuando ocurrió el accidente y después comenzó a doler como si quisieran arrancármelo del pecho, ¿acaso me sentía culpable?, intente no demostrar mi angustia, pero por la cara que puso el doctor, cuando se percato de mi presencia, creo que no lo logre.

Fin de la narración de Ryoma

El doctor estaba preocupado, no quería que Ryoma se enterara, era suficiente con que hubiera visto el accidente, aparte no quería hablar con el psicólogo, se mostraba frio e indiferente, pero algo le decía que, él chico no estaba bien y cuando lo vio detrás de la anciana, pálido aunque con la misma cara seria con un poco de angustia, de verdad se aterro.

La entrenadora volteo a ver y cuando miro al muchacho, primero se sintió enfadada con él, se supone que Ryoma debía cuidar a su nieta, pero al ver la cara del chico se preocupo, nunca lo había visto así, seguramente se sentía culpable, porque aunque fuera frio, arrogante, orgulloso y muchas cosas más, era un niño y para nadie es agradable ver una escena así, menos para un niño.

-oye, ¿estás bien?- dijo el doctor preocupado mientras se sentaba a su lado.

-sí, ya me voy-su tono de vos fue lo más frio y desinteresado que pudo lograr, se paro y camino a la salida.

-no creo que este bien-se dijo el doctor parándose.

-no, no lo está- dijo la entrenadora, preocupando un poco al doctor-puedo ver a mi nieta-

-sí, claro-

En casa de los Echizen:

-¿porque llegas tan tarde?-dijo Nanjiro, cuando su hijo entro a la casa, eran las 11:00 pm.

-que te importa-dijo cortante.

-espera-se puso a pensar-no estabas con la nieta de Sumire- dijo pícaramente.

-tal vez- su tono era frio, pero forzado, no se sentía muy bien y no sabía porque.

-¿quieres que te caliente la cena?-le pregunto Nanako.

-no- la verdad no tenía hambre- me voy a dormir-

Entro a su cuarto, tomo en brazos a Karupin, el cual se le había acercado, y se recostó en la cama al rato se quedo dormido, y comenzó a soñar:

En su sueño revivió el momento del accidente, Sakuno fue tras la pelota, el intento moverse pero no podía, sus pies estaban como pegados al piso, intento gritar, pero la voz no le salía, y entonces ocurrió el automóvil la impacto, y aunque se tapo los oídos y cerró los ojos pudo escuchar el desgarrador grito de la chica y pudo ver como su cuerpo salía volando, al abrir los ojos vio el cuerpo ensangrentado de la chica.

Está de más decir que se aterro, despertó de golpe y sudando frio "cálmate Ryoma, tú no eres así" pensó, se recostó otra vez, pero no logro dormir biense sentía muy culpable demasiado para su gusto pero ¿Por qué?, ¿Por qué se sentía tan culpable? Ella era la torpe a la cual se le escapaban las pelotas, ¿o acaso sentía algo aparte de culpa?, puede ser, pero... ¿Qué?

Bueno espero que les allá gustado, no es que quiera ser mala y quizá el capitulo sea un poco fuerte, pero bueno es algo que se me vino a la mente, no se bueno si les gusta dejen sus comentarios y si no también sus consejos son apreciados….Ryoma, ¿porque esa cara?.

Ryoma: no conocía ese lado. o. o

Zachy-chan: cual mi lado trágico o tu lado, como decirlo, empático.

Ryoma: ambos.¬¬

Zachy-chan: si bueno, yo tampoco, pero no siempre va a ser así, relájate.

Ryoma: no te creo.

Zachy-chan: oye, para saber ser feliz, hay que aprender a sufrir primero, pero en fin nos vemos en el próximo capítulo, si es que no me pongo demasiado trágica, en ese caso me voy con mi psicóloga, mi amiga, le pido que me dé un golpe y reacciono…espero.

Bueno hasta la próxima, perdón por el capitulo tan corto (y fuerte), y por favor dejen sus comentarios.