¡Muy bien! Después de tanta demora por fin el siguiente capitulo xDD

Si tienen dudas sobre mis "cuestiones tiempo" la cosa esta así: Vegeta y Bulma tienen 36 años, Trunks y Goten 6 y 5 respectivamente, así que por lo consiguiente Rosicheena también esta en sus treinta y cacho, más o menos la edad de su hijo en ese entonces,¿ no es espeluznante? XDD (¡esto vendrá en el fic!)

Trate de hacerlo un poco más largo para que se aclaren más dudas… y si aun así no entienden, créanlo deje lo mejor para el fina! \O/

En este cap. La reina mantiene una platica con Uranai Baba y Enma-Daio-Sama, sobre su regreso a la tierra, es importante…

….Disfruten :3


°ooO°Ooo°ooO°Ooo°

Ambos niños afuera del laboratorio -¿Estas completamente seguro Trunks?.

-¡No me digas que ya te acobardaste? .

-No bueno.. Solo decía… no …¿ no es arriesgado?.

-¡Tu fuiste el de la idea!- le replicaba - además muy pocas veces sacas tu lado atrevido, esta sí es buena, créeme. - trataba de convencer a su amigo de entrar a buscar el radar del Dragón - Si lo hacemos rápido nadie se dará cuenta, ¿Cuánto podemos tardar en buscar todas las esferas?.

-¡Pues demasiado diría yo!. No se Trunks - decía no muy convencido, se estaba arrepintiendo de su plan -

-Oh vamos, como si no lo hubiéramos hecho antes. -volteando hacia ambos lados, tecleaba la contraseña del laboratorio y entraban- Uno o dos días cuando mucho.

-¡Están regadas por el mundo! ¿Cómo justificaremos la ausencia? ¿Cuál es tu plan?.

-Tranquilízate, lo ideo conforme a la situación.

..

- ¡Que inteligente es este niño, me ha ganado la idea! - Observaba los movimientos de los niños, desde la bola de cristal de Uranai-Baba. Si sus planes seguían así, estaría en la Tierra más pronto de lo que imaginaba-

-¿Estas completamente segura Rosicheena ? -preguntaba el Dios del otro mundo -

-Completamente Enma.

-Es mejor revivirte, que solo ir de visita -comentaba la anciana- Si revives, podrás estar más tiempo con ellos. Si solo estas de visita, podrás regresar hasta quizá 20 o 30 años después, por tu estadía aquí….

- Lo se perfectamente. Pero si revivo no podré vigilarlos a toda hora, entre otras cosas. Además… Jajajajaja ¡ ya estoy acostumbrada a no envejecer!.

-Bueno si, una vez que mueres, adoptas tu edad para siempre.

-¿Lo ves?.

-Creo que estaba en uno de los cajones, o en el gabinete, busca bien.

-¿En qué cajones? Solo veo un montón de papeles y herramientas.

-Mi mamá lo tiene guardado por aquí, lo he visto, pero lo cambia de lugar continuamente - estaba empinado buscando en un gran cajón lleno de aparatos -

- ¡Trunks, ya vámonos de aquí, alguien puede llegar!. A tu mamá no le agradará vernos por aquí.

- Si tanto te preocupa, ve a vigilar!.

-Ña ña ña ña… si tanto te preocupa ve…. - y al momento de voltear enmudeció -

..

- "¡Hay no… ya los descubrió! No podrán sacar nada… sea lo que sea que busquen. "

Los estaba observando desde la puerta. Con el índice le indico a Goten silencio, y avanzo dos pasos hacia Trunks.

-¿ Y bien… alguien viene señor preocupado? -seguía empinado en su búsqueda-

- ¡Tú y tu afán de estar metiéndose en problemas! - dijo alzando la voz moderadamente -

- ¡AAHHH! - grito cayendo dentro del gran gabinete- ¡Papá me asustaste! ¡Ahora entiendo a mamá cuando dice que te mueves como sombra! ¡Goten por que no me avisaste!

-Lo siento, es que llego antes de que lo viera…

-¡Qué hacen aquí niños? -preguntaba cruzándose de brazos- y espero una buena respuesta, sabes que a tu madre no le agrada que estés aquí solo.

-¿Eh?.. Pues.. Pues… ¿Qué hacemos aquí?…

-Eso pregunte.

-Pues… yo… NOSOTROS… Buscábamos algo.

-¡NO pluralices, fue tu idea venir! - replicaba el más pequeño-

-* ¡Callate!* Si. Buscábamos algo, si.

-¿ Algo como qué? - arqueando las cejas-

-Es que… hace tiempo le pedí al abuelo que arreglara un… juguete, y.. no me lo ha devuelto, QUERIAMOS ver si ya estaba… por aquí… Si, eso.

-¡SI SEÑOR ESO ERA! -reacciono ante el codazo Goten-

-Ah… Ajá. En todo caso díselo a él. Ya salgan, sabes que a tu madre no le agradará la idea de verte por aquí.

-¡Eso fue lo que le dije señor, pero él no es..- ¡Ouch! ¡OYE!.

-*¡Guarda silencio!.* Si papá, ya nos vamos. Solo… déjanos acomodar aquí.

-Háganlo, que no se note que haya estado tu presencia por aquí. -decía saliendo del laboratorio-

-…..-

-¿Se fue? - preguntaba su hijo -

-Si, ya se fue. ¡Oye, eres cruel!, no me sentí muy bien mintiéndole a tu papá. Soy de las pocas personas con las que no es del todo malo.

-Lo sé. Pero descuida, no podía decirle que buscaba el radar .

-¿Lo tienes?.

-¡Claro! - decía mientras lo sacaba detrás de su espalda- ahora vamos a empezar a buscar las esferas del Dragón.

-Hay… -suspiraba siguiendo a su amigo - esto va a ser más difícil de lo que imagine…

- "Rosicheena… estos niños cada vez están más cerca de su deseo, ¿ya sabes que le dirás a tu hijo cuando estés ahí?.

- Como mi nieto, voy conforme a la situación. Todo a su tiempo, tendríamos demasiado de que hablar.

-Aunque insisto en que seria mejor que revivieras. Admítelo, tienes motivos más poderosos para quedarte aquí.

-¡ Oh, vamos Uranai, Bien los sabes!.

-Ese hombre aún tiene mucha influencia en ti. -comentaba con gracia Enma-Daio-Sama - Como Bulma la tiene en tu hijo.

-¿Esa mujer influye en mi hijo? ¡Ver para creer! Esa si es razón para bajar a la Tierra - a los oídos de La Reina eso si era novedad, nadie, incluso su padre en el poco tiempo que "convivió" con él pudo doblegar a Vegeta. ¿Por qué esa humana si?-

-Sabes a lo que me refiero, Rosicheena.

-Lo se Enma, no he dejado de amarlo. Y se que es ridículo pensar si él me ama a mi, pero se que por lo menos le hago compañía. Siento que a su rara manera… me tiene aunque sea apego.

-Pues bien si así lo quieres. Cuando el niño pida su deseo, Shen-Long hablara contigo y dile que en ves de revivir querrás estar temporalmente.

-Esta bien. El Dios del otro mundo y la Bruja sabían perfectamente cual era la situación de " La Familia Real Saiyajin", bastante especiales. Habían entablado una especie de amistad con Rosicheena después de la muerte del Rey, ya que ella era siempre la que abogaba por su lado bueno - aunque no lo tuviera- bueno, más bien, lo sacaba de apuros, en parte, había mejorado su carácter teniéndola cerca. -¡Pero sigo sin entender qué haces aquí! - decía recargando su cara en un puño cerrado -

-¡Enma!.

-Esta bien, esta bien… pero tengo una idea mejor.

-¿Cuál ? - preguntaron curiosas-

-Como sabrás, tu hijo ya estuvo aquí en dos ocasiones. Y con tu permiso déjame decirte que ¡ es un maldito desgraciado! - decía levantando los brazos- Pensé que tendría que reconstruir casi todo el infierno de nuevo.

-Jajajaja…. Digno hijo del Rey de Vegetasei, lo sé.

Suspiraba -pero…, en su segunda estadía aquí vino con un semblante diferente.

-¿Qué quieres decir? .

-Siempre se acostumbra que, cuando una nueva alma llega, se hace un repaso a su vida y automáticamente se sentencia hacia donde irás a parar.

-Si así es, sabes que cuando yo llegué aquí, pedí automáticamente redención, para poder estar con mi Vegeta.

-Y se te concedió - prosiguió la bruja- por que lo que era malo fue tu acompañante, no tu comportamiento.

-Aun así me permitiste estar aquí, y te lo agradezco.

-Casi lo mismo pasa con tu hijo -decía el otro juntando las manos -

-¿Cómo? .

-Él llegó aquí después de su sacrificio con Buu, se hizo un segundo repaso de su vida y créeme que dio cambios favorables.

-¿Cambios favorables?… Desde….¿desde cuando?.

-Ohh es verdad Enma, si…. Desde que regreso a vivir a la Tierra, formo una familia y demostró que realmente le importan - escuchaba y el asombro de Rosicheena era enorme-

-Claro… tanto así que tuvo la oportunidad de reencarnar. Guarde un tiempo su cuerpo tal y como estaba, para una emergencia como la que resurgió cuando Kid Buu aun no era eliminado, y ayudo bastante en su derrota.

-Recuerdo perfecto ese día, - decía la pequeña bruja subiendo de nuevo en su esfera- yo misma lo traslade de nuevo a la Tierra, y como todo chiquillo obstinado y orgulloso que aun es, seguía diciendo que era malvado, cuando solo se volvió mezquino.

-¿Vegeta tuvo esa oportunidad?, ¿por qué no la quiso?.

- Por qué no quiso perder sus recuerdos. Estando solos, él mismo me pido quedarse aquí.

-¡¿Qué? !.

-Y no lo culpo, son muy buenos, teniendo una segunda oportunidad de vida la supo aprovechar muy bien. - más escuchaba y más confundida estaba. ¿ seguros hablaban de su hijo? - yo no iba a acceder, él tenia la oportunidad de regresar como alguien mejor, pero lo tome como un favor después de haber ayudado tanto.

-¿ Y… como es qué esta vivo?

-Ahí es donde entra Shen-Long. Pidieron un deseo… revivir a todo ser vivo que haya muerto a manos de Buu, con ecepción de los malvados.

-¿Entonces, es verdad?… -decía pasmada, con un sentimiento mezclado entre alegría y emoción- Vegeta…. Es… ya es….

-Si, ya es considerada una buena persona…

-Y… ¿ qué de todo esto tiene que ver con tu idea? .

-Todo.

-No entiendo….

- Tú pediste redención y se te concedió, y como dice Baba, puede que tardes más de veinte años en regresar, pero puedes estar más de un día.

-¿En serio? - pregunto emocionada-

-Así es.

-Enma, ¿Por qué no les facilitamos las cosas al los niños terrícolas? .El nieto de Rosicheena de veras tiene mucho interés en conocer a su abuela.

-Eso mismo voy a hacer…. Rosicheena, a partir de hoy, estarás en la tierra 15 días.

Daba golpes a puño cerrado en el aire, a pesar de la gravedad de la sala se movía con mucha ligereza, podía estar así horas, pero todo entrenamiento requiere tambien de un descanso y de una buena comida. Apago los monitores y salio de la cámara de gravedad con la intención de ducharse, comer algo, Hmmm.. y por que no, "divertirse" un rato, después de todo no había niño en casa….

Cuando de repente escucho una voz detrás de él.

-¿Príncipe Vegeta?.

Se detuvo. Abrió los ojos desmesuradamente ¿lo habían llamado príncipe?. Nadie en la tierra lo llamaba así, salvo de vez en cuando Bulma dependiendo la situación; si le gritaba acompañado de un insulto o le hacia un cariño, pero esta voz era diferente a la de su esposa, incluso el idioma, ¡era el Saiya! y se sintió completamente abrumado al recordar que él era ya el único sobreviviente que lo sabia.

-¡Príncipe Vegeta! - repetía la voz a su espalda.

Volteo para estar frente a su acompañante y un escalofrío recorrió su espinal dorsal, sintió una presión en el pecho y palideció aun más que cuando era un Saiyajin.

Al momento de quedar vista a vista sus pensamientos se nublaron y la observo pasmado detenidamente. Una mujer aproximadamente de su estatura, tez bronceada, con cabello ondulado y negro hasta la cintura, ojos cafés y almendrados, y una pequeña nariz afilada, juraria que al momento de verlo, se le formo en los labios una calida sonrisa. Se le hacia conocida, ¿Dónde la había visto… ¿la había visto ya? Portaba un vestido blanco con una banda en la cabeza.. partes azules… como el de… ¡su traje de batalla! Y en la parte superior izquierda… ¡El Símbolo de la famila Real.

*¿Era esto una broma? *- Esto… Esto no puede ser posible, no.. No es una broma e-es… -

-Cariño, ¿sucede algo?- preguntaba la mujer aun con la sonrisa, dando un paso hacia a delante-

Aun tenia los ojos clavados en ella, al escuchar pronunciar esas palabras sintió que el vello corporal que no tenia se le erizaba - no preguntes como- y cambio su cabello rubio a negro de nuevo, estaba más que claro, era más que obvio…

-¡ M-ma…Madre! - las palabras pasmadas por fin salían de su garganta, y por instinto empezó a hablar saiyajin-

-¡Mi cielo, eres tú! -corría hacia el para abrazarlo, al acto se quedo inmóvil- ¡no puedo creerlo!

-Ma..madre… - De acuerdo OK, no estaba loco. Su difunta madre lo abrazaba-

-Si hijo, soy yo, ¿Qué pasa?

-Ma-m …

- Vegeta, me asustas.. ¡Qué pasa!

- ¡MADRE! - reacciono el príncipe por impulso, separándose del "abrazo" - ¿pero que haces aquí? ¿Cómo, cuando y por qué llegaste?

-¡Vegeta Ouji ! ¿esa es forma de recibir a tu madre?- - Sus ojos de nublaron de lagrimas, Rosicheena no se esperaba tal recibimiento de parte de su hijo, aunque ya en el otro mundo le habían dejado en claro que el carácter de vegeta se asemejaba al de su padre, no esperaba que fuese una copia al carbón.

- ¡Hmp! ¡ Hijo del Rey tenias que ser!- le decía poniendo sus manos en la cadera- Creo el carácter frío y distante con tu padre, Vegeta, pero a mi que no me has visto en 36 años! ¿Qué sucede contigo? Esperaba de ti que entendieras y me dieras un poco más de amabilidad.

-Pero… pero… ¡Agh! Entiéndeme tu a mi ! ¿ como esperas que te reciba así nada más después de tanto tiempo! Y respóndeme… ¡como y a que has venido!.

-¡He venido a verte! ¿Pues en donde crees que he estado todo este tiempo eh?. El como.. Pues aun no puedo decírtelo, pero sabrás. Te he estado observando desde allá y créeme que hasta hace cierto tiempo no me sentía muy orgullosa de tu comportamiento mi querido príncipe.

¡Pero como!. Cuando creía que este día no saldría peor, de un momento a otro tenia en el patio de su casa a su ahora no tan muerta madre, regañándolo como su fuese un niño otra vez. Sintió de nuevo cierto escalofrío por que realmente esta escena nunca se fue a dar en su infancia, ni siquiera con su padre, con quien apenas llevaba una relación.

-Pero he de confesarte hijo, que gracias a los acontecimientos de hace un par de meses, me has dejado anonadada, tanto que ni yo misma recuerdo haber visto semejante cambio en tu personalidad.

- ¿ A qué te refieres… madre ? - dudaba en soltar o no la ultima palabra, preguntando con cierto temor a saber la respuesta, esa misma aun se amoldaba a su garganta-

-¿A qué me refiero? ¿A qué me refiero? ¡ A DAR TU VIDA POR ELLOS! ¡POR TU FAMILIA! ¡ohh que maravilloso se siente decir esa frase en honor a mi hijo! ¿sabes cuanto tiempo espere para poder decirlo?

-Ehh… - Sí, su madre dio en el clavo. Las mejillas de Vegeta tomaron un color rojizo - Si… ellos.

-¡Y cuanto tiempo espere por conocerlos! Los he observado cuidadosamente y ya los amo, desde tu hijo, tus curiosos suegros, tu a veces algo exagerada y excéntrica esposa - que de ella tenemos que hablar, querido - hasta el pequeño amigo de mi bello nieto, me divierte tanto verlos.

- ¿PERO QUÉ HAS DICHO? ¿ SIEMPRE nos observas?

- ¡Por supuesto! ¿acaso me crees una madre desnaturalizada que descuida a su hijo? Los motivos que me separaron de ti son otros. Por favor Vegeta, el hecho de haberme "CA-SA-DO" con tu padre no significa que fui del todo como él.

En ese momento entendió los sentimientos que había notado en ella, era cierto, no tenia apariencia cruel ni malvada, se notaba apacible, con carácter entre dulce y respingado, es más.. Siendo así hasta se preguntaba en donde había estado todo este tiempo. Si bien no estaba en el cielo, tampoco se merecía el infierno.

Después de una interesante charla sobre su vida casi a la fuerza, se vio obligado a preguntar que esperaba hacer en su estadía y claro, plantearle a su mujer en donde la iba a pasar. Raramente, empezaba a preguntarse como tomaría Bulma el estimo que tenían sus padres con ella.

Esto iba a ser toda una estrepitosa guerra de egos.

-Pero hijo, ¿sabes que ha dicho tu padre sobre ELLA?

-¿Mi padre sabe de esto?

-¡Claro que lo sabe! Y la primera vez sus palabras fueron : "Como fue que mi hijo puso sus ojos en esa creatura?"… Y déjame decirte que estoy un poco de acuerdo con él… digo, se ve que ella es una buena compañera, y es muy bonita y tendrá un cuerpo envidiable, pero casi nunca sabe entenderte, y a veces no sabe tratarte… ese carácter, y esa forma de pelear … ¡es descomunal! Ciertas veces creí que iban a matarse, ¿eso es normal entre ustedes? Eso si, es una madre ejemplar para mi nieto, no me quejo.

Definitivo. Ahora si lo había escuchado todo.¿Desde cuando ambos se preocupaban por la apariencia de

SU mujer?. Eso le aterraba. Si bien le costaba, aun no era del todo abierto en sus emociones, pero le

molestaba oír como se expresaban de SU Bulma. Pero claro, no iba a admitirlo por completo.

Arqueó las cejas -¿ Y cual es el problema? - decía mientras se cruzaba de brazos - Dices que cuida muy bien de Trunks, los "problemas" que yo tenga con ella son aparte. Además a su brusca manera sabe tratarme, el niño feliz, yo SATISFECHO.. Todos en paz.

-Pues si tu lo dices… esta bien.

Se sentía extraño al hablar así de Bulma con su madre, prefería darle largas a la situación que reconocerle

que la quería. ÉL sabia que nadie mejor que ella lo entendía, lo comprendía y más que nada lo trataba con demasiada paciencia para su aun pesado carácter. Hasta lo quería… y no cambiaba nada en él. Parecía que a ella le gustaba así.

Y las peleas eran parte de su vida diaria, hacían excitante su relación, con el paso del tiempo y la mayoría de las veces habían aprendido como y donde terminarlas…

Su madre realmente no conocia a Bulma. ¡Joder lo aguantaba tanto! En verdad su mujer merecía un reconocimiento a tal hazaña.

-¡Bueno, pero qué esperas! Llévame adentro para conocer a la familia… muero de ganas por ver a mi nieto. - decía colgada del brazo de Vegeta hacia la casa -

Ohh su nieto, vaya dilema en el que se había metido, ¿Cómo explicar que hacia ella ahí si ni él mismo sabia, y recién le había dicho que estaba muerta y que nunca la vería? - Aclarado esta que el pobre no se imaginaria la sorpresa-

-Antes de eso, cualquier pregunta que te haga trunks, primero quiero saberla yo.

-Si, como quieras, pero apresúrate..

- ¿Sabes hablar español?

-¿Hn?

-¡ Castellano Rosicheena, por favor! No quiero traducir todo lo que digas.

-¡Niño insolente! - decía golpeando levemente el brazo de su hijo -¡Soy tu madre, y claro que sé hablar español! -en este momento cambio de idioma - Solo quería saber si tu ya lo habías olvidado.

-¡Hmp!

-¡Óyeme no! No me Hmp'-pees jovencito!

-¿EH? ¿niño? ¿Insolencia? . ¿Cuántos años creía que tenia? Esto no podía ser posible, era cada vez más raro. Tenia a su madre regañándolo como si hubiese tenido el propósito de juntarle los reclamos acumulados después de tantos años de no hacerlo… y realmente no los extrañaba.

-Vaya… esto si que es un emporio, veo que realmente no vives mal - entrando a la mansión-

-No, no vivo mal, ¿lo ves ? Y tu reclamas de mi mujer… - lucia sonrojado y volteo la cara para no ser descubierto-

-¿Has dicho que esto es de tu mujer? - decía impresionada-

-Prácticamente. Sus padres son los dueños. Son muy ricos.

-¿Ricos?

-Sí. Creo que lo son, tanto como en Vegetasei lo sería mi padre…

-¿En serio? Veo por ese lado no es del todo mala…

- *No madre, no lo es* - Ella y su padre son reconocidos científicos aquí. * Ella es muy buena…* - Y Ellos convirtieron la pequeña nave en la cámara de gravedad.

-Vaya… todo un genio. Se lo notificare a tu padre. Estas logrando convencerme de que ella es digna de ti. Anda apresúrate, ¿en donde esta mi nieto? -Y antes de que Vegeta lograra articular palabra ella recorría por la casa. Se sentía ridículo al estarle explicando todo a su madre, aunque esta escena valía oro para esta.

Suspiro resignado - de acuerdo… los llamaré, ¡QUEDATE AQUÍ MISMO!.

-¡Hmp! ¿Por qué sacaste el horrible carácter de tu padre ?. SI, ¡ LO HARE!.

Caminaba en el pasillo hacia el laboratorio y se topo de frente con Bulma, al momento según por instinto, ( obvio estando solos) la tomo de la cara y le dio un lindo beso en los labios, cosa que la sonrojo e hizo que sonriera involuntariamente. Claro… La de la iniciativa casi siempre era ella.

-¿ Vegeta que fue eso, estas bien ?

-Si…

-Ajá, te creí…

-Es solo que tengo que decirte algo… luego te lo explicare.

-Bueno… - se abrazaba a el coquetamente- si eso harás cada que tengas que decirme algo, por favor trata de no ser tan elocuente.

Le devolvía la sonrisa - Lo prometo. ¿Dónde esta Trunks? .

-En casa de Goku, ¿por qué?.

-Llámalo. Alguien en la sala quiere verlo.

-¿ A si ?.

- De hecho igual a ti.

-¿quién cariño?

- Su abuela…

-Mis padres están de viaje, ¿recuerdas?. Espera, ¿ han vuelto ya?

- No, ella no… Mi madre…

¿Qué cosa había dicho? ¿ su madre? Muchas ideas pasaron por su mente, unas no muy lógicas, no sabia si eran ideas de él el de traer a una actriz en representación de su madre e inventar algo muy bueno o pensar si su marido ya estaba enloqueciendo. Decir que esto era bueno o demasiado raro en el comportamiento de vegeta.

- Disculpa pero, ¿ como es que tu DIFUNTA madre esta en la sala?.

-Se que no me crees pero es verdad, ni yo se como llego aquí. Mi DIFUNTA madre esta abajo sentada en la sala y quiere conocerlos.

Entonces lo vio. Esa mirada que pocas veces tenia, entre la nostalgia y la frustración., viéndose levemente emocionado. Sabia que no estaba mintiendo, nunca lo hacia y menos a ella.

-De…acuerdo, voy a avisarle.

-No le digas que esta aquí, solo dile que regrese. En cuanto termines ven abajo.

Ella aun turbada asintió levemente. Empezó a verse nerviosa, carburo ideas y era verdad, su suegra estaba en casa. ¿Pero qué hacer en este momento, ir a arreglarse para la ocasión?, Vegeta le debía demasiadas explicaciones.

°ooO°Ooo°ooO°Ooo°

-¿ Y bien, donde están?.

-Vienen en un momento, tranquilízate - se recargo en la pared cruzado de brazos mirando por la ventana-

-¿Y tus suegros, donde están? También quiero conocerlos, hijo.

-Hmm… Dudo que los veas -imploraba al cielo que así fuera, tener a su madre y a la madre de Bulma en la misma habitación significaría todo un martirio. Demasiado parloteo. Un caos - Ellos viajan demasiado.

-He visto su magnifico jardín botánico, y esos bellos animales. Pensé que con solo tener un SIMIO de mascota tendrían suficiente - Sarcástico comentario que dejo pasar por alto solo por ser su progenitora, otro inútil hubiera sido no seguiría en su presencia . Giro los ojos fastidiado-

- Si, esta familia se caracteriza por no ser normal - Esbozo una sonrisa. Precisamente por eso le había atraído Bulma, esa mujer era todo menos normal, y eso fue en parte detonante en su relación. Claro, y su casa fuera de lo común, había veces aun que se preguntaba como había parado en ese circo.

-Ya lo creo…

°ooO°Ooo°ooO°Ooo°

Bajo la sombra de un frondoso árbol detrás de la casa de los Son, estaban los niños sentados. Tenían ya un rato observando el radar sin hacer nada.

-¿ Y bien? - cuestionaba Goten de brazos cruzados-

-¿Y bien, qué?.

-¡TRUNKS!.

-¡¿QUÉ?.

-¿Cómo piensas invocar al Dragón si ni siquiera sabes como!.

-Si lo sé. Se invoca en Nameikano.

-¡Tú no sabes hablar Nameikano!.

-Ah, eso es fácil. Vamos con Dende.

-¿Qué? ¿con qué escusa eh? ¡ resucitar a tu abuela!. - se quejaba el niño-

-¡Exacto! ¿Qué tiene de malo?.

-El… el señor Piccoro se enojara mucho… Gohan se enojara mucho… y dirán… dirán que eso es una tontería!. -¡Ah, si, buen momento para decir que esto es una tontería, si fue tu idea!.

-¿MI IDEA!.

-¡Si, tú fuiste el que empezó… tú me cuestionaste sobre su existencia, tú me dijiste mentiroso, tú me dijiste que no tenia abuelita, tú dijiste que Shen-Long nos podría ayudar! ¡TODO EL TIEMPO FUE TU IDEA!. - contraatacaba el de cabello lila- -¡Cállate que eso lo dije sin pensar! ¡No tienes por que obedecer mis ideas siempre!.

-¡Pues es la única buena que has tenido, - y le dio un leve empujón en el hombro- tonto!

-¡Tonto tú! - lo devolvió más fuerte-

-¡No me digas tonto, tonto!.

-¡AHHH!- gritaron los dos niños con el interés de caer rodando al suelo para comenzar una "pelea" cuando la voz de Gohan llamo su atención.-¡Hey, Trunks, teléfono!.-*esconde el radar… Goten, escóndelo,,,escóndelo…* -Eh… este si, enseguida voy…

-Toma, es Bulma… -¿Mi mamá?.

-Si…

-*Hay.. No puede ser…* - ¿bueno?

-Trunks… cariño.

-¿Si mamá?.

-Necesito que vuelvas a casa. Tenemos.. Una especie de… visita.

-Ohh vamos mamá. ¿es importante que vaya? Estamos en medio de algo aun más importante , de verdad no puede esperar?.

-No hijo, de verdad no puede esperar. Tanto es que tu padre me pidió llamarte.

-¿Papá?.

-Si, regresa cuanto antes.

- De acuerdo, ¿puede ir Goten?.

-Pues… hoy dejemos que solo sea familiar, ¿quieres?. Si gustas mañana podrá venir a conocer a la visita.

-¿Mañana? ¿Mamá qué pasa?.

-Solo ven cuanto antes cielo...


°ooO°Ooo°ooO°Ooo°

°… La única manera de sobrevivir a la serie, es creando una historia propia de ella… °

LunaAzul-VxB