Título: Te extraño
Fandom: Kimi to Boku
Claim: Yuuki Asaba/Chizuru Tachibana, implícito Yuuta/Yuuki.
Resumen: Chizuro siempre supo que jamás podría remplazar a Yuuta, pero una parte de él no podía evitar intentarlo.
Advertencias: Shonen-ai. Twincest.
Notas: Post-series. Relación establecida.
Disclaimer: Nada es mío, todo es propiedad de Kiichi Hotta y de J.C. Staff.


Te extraño

—Bien, entonces te veré en un par de días.

Sentado en el sofá de la sala, Chizuro miró fijamente a su pareja quien hablaba tranquilamente por teléfono. Hace apenas un par de minutos Yuuki y él se encontraban cómodamente sentados en el sillón viendo una película. Por primera vez en mucho tiempo ambos estaban libres de trabajo y obligaciones, y podían pasar el día juntos como la pareja que —aunque Chizuro a veces dudara —, eran.

Pero al parecer sus planes y los del universo no eran los mismos.

Yuuta había salido de viaje hace un mes y desde entonces no había realizado ni una sola llamada a Yuuki, y aunque el rubio más alto lo negara, Chizuro sabía que estaba un poco dolido. Yuuta y Yuuki eran casi como uno sólo, con lo muy diferentes que pudieran ser, ambos había venido al mundo juntos y habían acordado que pasarían el resto de sus vida igual, juntos.

A Chizuro le agradaba Yuuta, eran amigos y lo apreciaba como tal, pero a veces (muchas veces, en realidad), en el fondo, una parte de él deseaba que el mayor de los gemelos Asaba no existiera, que Yuuki fuera hijo único y no tuviera ni necesitara a esa parte irreemplazable que era Yuuta. Y era algo egoísta, Chizuro lo sabía, pero aún así no podía evitar desearlo.

No era como si quisiera que Yuuta muriera o algo así, simplemente quería que dejara de existir para Yuuki, en su mente, en su corazón. Que Yuuta no existiera en este universo como el hermano de la persona que más quería, que hubiera nacido muy lejos de Yuuki, y así, quizás, él podría haberse convertido en esa parte irremplazable para el otro.

Pero las cosas no son, ni podrán ser jamás así.

Desde su asiento puede oír como el otro rubio cuelga el teléfono y poco después suelta un pequeño suspiro, en su mente trata de descifrar si el suspiro fue de alivio, felicidad u otra cosa, pero al final se rinde, no quiere saber.

Yuuki regresa junto a él y se deja caer en el sofá, tomando el mando de televisor y poniendo a reproducir de nuevo la película.

No dice nada sobre la llamada y a Chizuro no le importa. Ya sabe que Yuuta vendrá para el lunes y Yuuki y él irán a verlo, y luego el mayor se quedara un par de días en la casa de su hermano.

Yuuki siempre se queda junto a Yuuta por lo menos un día entero después que el mayor regresa de algún viaje, Yuuta hace lo mismo, ambos necesitan recuperar el tiempo separados o algo así.

Chizuro realmente no quiere saber que es lo que hacen encerrados en una casa, solos, más de un día entero.