Comienza el primer capítulo de mi nuevo fic, un arte ninja que ha existido desde hace siglos, protegiendo a la Tierra de las fuerzas malignas de Gaiark, ahora el momento de luchar y de un nuevo equipo de ninjas ha llegado.

Aclaraciones:

Cursivas narrador

Negritas cambio de tiempo y escenario

Y ahora el primer capítulo.

Cap. 1 El camino ninja.

Primera parte.

Hace siglos en Japón, las sombras demoniacas del imperio de las sombras Gaiark aparecieron y trataron de enviar a la raza humana al oscuro reino de las sombras, pero valientes guerreros ninja los derrotaron con el poder de animales legendarios que pasaban de generación en generación.

Ahora, los malvados gaiarknos se levantaron de nuevo y planean invadir la Tierra nuevamente, es aquí donde nuestra historia comienza.

En un parque de la gran ciudad de Tokio, Japón, un niño jugaba con su balón, cuando este comenzó a alejarse hacia un callejón oscuro.

-Vuelve-dijo el niño, mientras iba detrás de su balón.

Cuidado cuando se acerquen a los rincones oscuros, porque cada rincón donde hay oscuridad es un portal hacia el oscuro reino de Gaiark.

Cuando el niño iba a tomar su balón, un grupo de 10 sujetos apareció, llevaba puesto un traje de guerrero ninja, de color negro por completo, sus ojos eran rojos y se podía ver que no tenían piedad por nada, las sombras comenzaron a acercarse al niño, quien trato de protegerse con su balón, pero entonces alguien apareció y alejo a las sombras.

-Aléjense de este niño sombras del mal-se trataba de un joven de unos 14 años, cabello castaño y una mirada muy dura, llevaba un conjunto de entrenamiento negro, con detalles rojos y el dibujo de un dragón en su pecho, mientras el chico encaraba a las sombras, un anciano se acerco al niño.

-Vete, de prisa-dijo el anciano, el cual iba vestido con una toga negra, con detalles rojos, su barba era larga y blanca, así como su cabellos, así como un bigote-ya esta Ulrich, puedes encargarte de estas sombras-.

-Esperaba que me lo dijeras-Ulrich saco una estrella ninja, en cuyo centro estaba el mismo dragón-¡Maestro ninja, forma ranger!-el cuerpo de Ulrich brillo y obtuvo un nuevo traje de color rojo, con tonos negros, su casco tenía la forma de un dragón y como arma una espada.

-¡Observen bien sombras malignas, este chicos es el heredero del poder del maestro dragón, uno de los antiguos guerreros ninja que derrotaron a sus amos hace mucho tiempo, así que si quieren huir, es mejor que lo hagan ahora!-declaro el anciano, pero por el contrario, las sombras sacaron unas cuchillas y se lanzaron contra Ulrich, quien debajo del casco sonreía.

-Como quieran-Ulrich desenfundo su espada y comenzó a pelear contra las sombras, las malignas sombras atacaban con todo lo que tenían, pero Ulrich no tenía problemas para encargarse de ellos, finalmente, con un rápido golpe, Ulrich acabo con la última sombra-se lo merecen-dijo, mientras volvía a la normalidad.

-Lo hiciste muy bien-.

-Gracias maestro Shifu-.

-Estoy orgulloso y complacido de ver que tu entrenamiento ha sido todo un éxito, creo que estas listo para guiar a tu equipo-.

-¿Se refiere a que los 5 nuevos guerreros debemos unirnos?-.

-Así es, como sabes, hace tiempo que algunos maestros enviamos a los otros guerreros ninja a entrenar por separado, pero ya es hora de que vuelvan a unirse para poder derrotar a Gaiark-.

-No es necesario maestro, yo puedo hacerme cargo de las sombras-.

-Las sombras son solo los soldados débiles, no subestimes el poder del emperador de Gaiark, después de todo, hace años estuvo a punto de destruir toda la Tierra, un guerrero es fuerte, pero un equipo es invencible-.

-Entiendo-.

-Eso espero-.

De esa forma, Ulrich y Shifu se retiraron al templo ninja, sin saber que mientras Ulrich peleaba con las sombras, otras 6 sombras robaron una joyería y una tienda de ropa, llevándose las joyas más finas y las mejores ropas de diseñadores.

Gaiark…..

El oscuro mundo de las sombras era tal lo que su nombre decía, un mundo lleno de oscuridad, en donde había un lago, pero en vez de agua, este tenía un líquido de color negro, en la orilla estaban reunidos 6 chicos, los cuales no aparentaban tener más de 15 años.

El primero era un chico de cabello negro y alborotado, se podía ver que era el mayor del grupo, llevaba un traje de batalla negro con detalles rojos y como arma una espada gigante, respondiendo al nombre de William.

La segunda era una chica de cabello negro y largo, llegándole a la espalda, llevaba un traje de guerrera ninja de color rosa con detalles rojos, en su mirada se veía una gran soberbia, mientras se colocaba las joyas y ropa que las sombras habían llevado, llamándose Sissy.

El tercero era otro chico, el cual tenía el cabello negro y en punta, llevaba puesto un par de lentes, así como un traje de batalla verde, pero en su rostro se apreciaba que sufría de acné, responde a Herb.

Una segunda chica y la cuarta miembro estaba probándose las joyas y ropa, su cabello era negro y corto, con una línea roja en el fleco, su piel era morena y su traje era negro, con detalles rojos, conocida como Sam.

El quito era un chico rubio, con una mirada muy perdida, su traje era celeste y solo se quedaba viendo el lago con una mirada perdida, llamado Nicolás.

El sexto era otro chico de cabello rubio, al igual que Herb, usaba lentes, pero él tenía la cara limpia y a diferencia de sus compañeros, este no vestía como guerrero, sino como hechicero, su nombre es Jeremy.

-Es bueno ver que esas sombras sirven para algo-dijo Sissy, mientras se probaba la ropa y las joyas.

-Tienes razón, usarlas para robar estas cosas fue una buena idea, aunque tenga que decirlo yo-dijo Sam.

-¿Qué quieres decir con eso? Fue idea mía-dijo Sissy.

-Sigue soñando, la idea fue mía-Sissy iba a responder, cuando William intervino clavando su espada con furia en el suelo.

-¡Silencio! Esto es ridículo, no somos vulgares ladrones, somos miembros del imperio de las sombras Gaiark, somos conquistadores, los guerreros más poderosos que jamás existieron, no puedo creer que gasten su tiempo y el de las sombras con solo robos-.

-¿Y qué esperas que hagan? ¿Qué envíen sombras a ataques patéticos como lo has hecho tu?-pregunto Herb con burla.

-Al menos hago algo que al emperador le habría agradado, después de todo, soy su mejor guerrero-.

-Pelear no hará que el emperador vuelva-dijo Jeremy-tenemos que ser pacientes y esperar que la familia imperial vuelva a…..-Jeremy se vio interrumpido cuando el lugar comenzó a temblar.

-¡Miren el lago!-grito Nicolás.

El lago parecía estar hirviendo, pues varias burbujas comenzaron a cubrirlo, finalmente, un gigantesco castillo negro hizo su aparición, el castillo tenía varias puntas y símbolos muy extraños, pero algunos tomaban la forma de la maldad, cuando el castillo estuvo por completo en la superficie, un puente bajo, permitiéndoles a los 6 chicos entrar.

-No puedo creerlo-dijo William lleno de emoción-la familia imperial se levanto de nuevo-.

William y los otros entraron al castillo, caminaron por los pasillos hasta llegar al salón del trono, el cual era iluminado por algunas antorchas, al fondo se encontraban seis escalones, en la parte de arriba se encontraban dos almohadones sumamente elegantes, los cuales servían como tronos, en el segundo escalón había un tercer almohadón, mientras en la pared había una sobra con el símbolo imperial.

-Es increíble, todo está tal como lo recuerdo-dijo Herb.

-Es agradable estar de nuevo en el palacio, ya extrañaba un poco de lujo-dijo Sissy.

-Los sirvientes no merecen lujos-dijo una voz, la cual sonaba muy infantil, por otro pasillo, apareció una niña de 7 a 10 años de edad, vestía un vestido blanco, con dos colas amarradas por dos largos listones, tenía tres diamantes sobre su frente y sonreía divertida, llevaba zapatillas blancas y sus ojos eran celestes.

-¿Qué dijiste niña?-pregunto Sissy molesta.

-Lo que escuchaste, estos lujos no son para la servidumbre-.

-Mira niña, cuida lo que dices o tendré que darte una lección-.

-¿Es una amenaza?-.

-Me alegra ver que comprendes lo que digo-.

-¿Acaso estas amenazando a mi hija, Sissy?-pregunto una voz, una mujer apareció, parecía tener de 30 a 40 años, su cuerpo era delgado, llevaba un vestido negro y largo, con una abertura que mostraba su pierna derecha, iba descalza, su cabello negro caía hasta el suelo, sus ojos era azules, pero llenos de maldad.

-¿Emperatriz Evelyn?-grito Sissy asustada-¿Dijo que esta niña es…?-.

-Sí, es mi hija, la princesa Sing Lu-la niña sonrió de manera divertida

-¿Princesa?-.

-Creo que le debes una disculpa a mi hija-dijo una tercerea voz, la cual sonaba de hombre, más imponente y aterradora, finalmente, el emperador hizo acto de aparición.

(Nota: para la apariencia del emperador, vean en Imágenes Google y pongan Shredder, es la segunda imagen de la primera fila, solo que además usa una capa negra y larga).

-¡Emperador Darkseid!-grito William emocionado, mientras se inclinaba, seguido por sus compañeros.

Darkseid avanzo con maldad hacia Sissy, quien mantuvo la cabeza baja en todo momento, pero el emperador solo paso de largo y sacudió el cabello de Sing Lu, quien sonrió divertida, Evelyn se acerco a su esposo y lo beso, luego los tres se dirigieron a sus respectivos lugares.

Darkseid y Evelyn se sentaron en los almohadones que estaban en la cima de las escaleras, Sing Lu, por su parte, lo hizo en el almohadón del segundo escalón.

Tras un breve silencio, Darkseid miro a sus siervos-¿Dónde habían estado todo este tiempo?-.

-Aquí mi señor, esperando el día en que por fin volvieran a nuestro lado-dijo William con total sumisión.

-Es bueno ver que su apariencia no ha cambiado desde la batalla con los maestros ninja-dijo Nicolás.

-No menciones a esos débiles, me dieron muchas molestias en el pasado, incluso me encerraron en esta forma restringida y a toda mi familia en mi reino, me alegra haber acabado con todos-.

Al escuchar eso, los 6 guerreros se miraron entre sí con mucha preocupación, ninguno se atrevía a hablar, siendo Jeremy el valiente.

-Bueno….emperador….no sé cómo decirle esto, pero…-Jeremy trago saliva-pensábamos que sabía que…aunque los maestros ninja murieron, nuevos tomaron su lugar hasta hoy-tras esa confesión, los emperadores tuvieron sus reacciones rápidas.

-¿Es una broma?-exclamo Evelyn.

-¿Qué dijiste?-Darkseid estaba temblando por la inminente furia que sentía y finalmente se levanto furioso-¡Esos maestros no solo sobrevivieron, sino que además me derrotaron y humillaron!-.

-Lo sentimos excelencia-dijo Jeremy.

-¡Sentirlo no basta!-exclamo Darkseid furioso-¡No solo fui derrotado, sino que además me atraparon en esta maldita forma restringida, la cual no solo impide que use todo mi poder, sino que además me impide dejar mi propio reino para invadir la Tierra!-.

-Esos maestros sí que fueron unos genios-dijo Nicolás y Herb le cerró la boca.

Darkseid miro a Nicolás con rabia, pero después su mirada se dirigió a William, quien tembló un poco-Y tú, mi supuesta mano derecha ¿Dónde estabas cuando esos maestros me hicieron esto?-.

-Amo, le juro que yo estaba cumpliendo sus órdenes, si hubiera sabido que…..-.

-¡El hubiera no existe William!-grito Darkseid furioso-¡Te puse al mando de mis generales porque confiaba en que podrías hacer algo, pero veo que me equivoque, no hiciste nada para evitar que me pasara esto!-.

-Por supuesto que no, mi señor, yo…-William se vio silenciado cuando de un salto, Darkseid se coloco frente a él y le dio un golpe, el cual hizo que se chocara contra la pared.

-¡No quiero escuchar excusas William, he has dado muchas razones para desconfiar de ti!-.

Evelyn sonreía, le encantaba ver como su esposo torturaba a sus sirvientes, era lo que más le agradaba, pero aunque eso le encantaba, Evelyn también era astuta y sabía una cosa…

-Querido, no creo que tengas que extralimitarte-.

-¿Qué quieres decir querida?-.

-Ahora que sabemos que los maestros ninja no solo lograron vencernos, sino que lograron que su legado continuara por todos estos años, debemos ser inteligentes, necesitamos de todos nuestros sirvientes, incluyendo a William-.

Darkseid miro a su esposa y luego a William-Tienes razón cariño, pero aun así creo que mereces ser degradado-.

-¡No! ¡Amo, se lo suplico, deme una oportunidad de demostrarle que aun soy su mejor guerrero, haré lo que usted quiera!-.

-Muy bien, te daré una oportunidad, solo una, si me fallas entonces serás degradado y alguien más tomara tu lugar como mi segundo al mando-con esas declaraciones, Sissy, Sam, Herb y Nicolás sonrieron emocionados, cada uno deseando ser el nuevo segundo del emperador-¿fui claro?-.

-Por supuesto amo-.

-Bien-.

-¿Qué desea que haga?-.

-Ahora que he regresado, necesito saber cómo es la Tierra ahora-Darkseid creó una pantalla con energía oscura y miro el mundo moderno-las ciudades se han vuelto más grandes, los imperios más poderosos, las armas son mucho mejores que antes, pero este mundo sigue siendo habitado por esas asquerosas criaturas llamadas seres humanos, patético-.

-Será divertido causarles sufrimiento ¿verdad papi?-pregunto Sing Lu divertida.

-Por supuesto, muy bien William, ha llegado tu oportunidad de demostrarme que aun mereces ser mi segundo, ve y tráeme sufrimiento humano-.

-Se lo traeré mi señor y le demostrare que sigo siendo su mejor guerrero ¡Muévanse!-le ordeno a sus compañeros, el único que se quedo fue Jeremy, ya que él era un hechicero.

-En cuanto a ti William, creo que lo mejor que puedes hacer es investigar qué fue lo que sucedió en el momento en que nos encerraron-ordeno Evelyn.

-Como ordene su excelencia-y Jeremy se retiro.

Cuando los tres miembros de la familia imperial se quedaron solos, Sing Lu saco una muñeca, la cual era de trapo y sus ojos tenían una expresión diabólica.

-Papi, Circe se pregunta qué harás con el guerrero que trajo mami si William vuelve a ser tu segundo al mando-.

-Todo depende de que tan bueno sea el resultado que obtenga William, si me falla, entonces no solo será degradado, sino que además será castigado-.

-Me encanta cuando te vuelves tan duro con los sirvientes-dijo Evelyn a su esposo-y creo que Sing Lu necesita nuevos juguetes-.

-Sí y ya se a quienes quiero-.

Mientras….

En un templo que estaba oculto en las montañas más cercanas a Tokio, solo aquellos que lo merecían llegaban a ese lugar sagrado, el templo parecía muy antiguo, pero se conservaba perfectamente, en el patio había varias estatuas de distintos animales, pero los más importantes se encontraban en el interior, en la sala de entrenamiento, los animales más importantes de todos eran el dragón, la serpiente, el lobo, la garza y el tigre.

Ulrich entrenaba arduamente, lo hacía con mucho esfuerzo, ya que había hecho una promesa a alguien que era muy importante para él, fue cuando el maestro Shifu apareció.

-Sabía que te encontraría aquí-.

-No entiendo porque tendrías dudas, sabes que entrenar es mi pasatiempo favorito-.

-No es un pasatiempo Ulrich, te exiges demasiado y entiendo porque, pero debes recordar que sigues siendo un joven que debe divertirse-.

-No hay tiempo para divertirme con los ataques de las sombras-.

-Lo sé, quieres acabar con ellos a como dé lugar, pero no lo tienes que hacerlo solo-.

-¿Qué quieres decir?-.

Shifu sonrió orgulloso-Tu equipo ha llegado, sígueme-Ulrich siguió a su maestro hasta el patio, donde se encontró con 4 chicos que estaban esperando la aparición del mentor.

La primera era una chica japonesa, su cabello era negro y corto, llevaba una blusa negra, así como un pantalón vaquero negro, se veía dura y se podía ver que no se dejaba intimidar fácilmente, llamada Yumi Ishiyama.

El segundo era un chico, el cual parecía ser el más pequeño del grupo, su cabello era castaño, veía una playera azul, junto con un short blanco, en su mirada se podía apreciar una gran picardía, su nombre es Kenneth Azakura.

Una segunda chica estaba en el grupo, solo que a diferencia de la japonesa, tenía una mirada más tierna y dulce, su cabello era rosa, vestía una blusa del mismo color con una falda café, respondiendo al nombre de Aelita Sheafer.

Finalmente, el último era otro chico, de cabello rubio, con un tono morado en el centro y parado en punta, tenía una mirada demasiado pícara, señal de que disfrutaba de las buenas bromas y de relajarse, conocido como Odd Della Robbia.

-Ulrich, ellos son tus compañeros, Yumi Ishiyama, entrenada para convertirse en la nueva maestra serpiente-.

-Tranquilas al principio, pero mortales cuando atacan-advirtió Yumi, mientras sonreía divertida.

-Él es Kenneth Azakura, recibió el entrenamiento para ser el maestro lobo-.

-El animal más ágil y noble que pueda existir, así como el más astuto-dijo Kenneth sonriendo.

-Ella es Aelita Sheafer, entrenada para ser la maestra garza-.

-Un ave sumamente elegante y ágil-dijo Aelita, mientras hacía una reverencia.

-Finalmente, él es Odd Della Robbia, fue entrenado para ser el maestro tigre-.

-El felino más fuerte, feroz y poderoso-dijo Odd, mientras endurecía los músculos de sus brazos, beso primero el derecho-y tú no te pongas celoso, para ti también tengo-dijo Odd besando el izquierdo, mientras Ulrich veía a su equipo algo confundido.

-Bien y él es s líder, Ulrich Stern, fue escogido para convertirse en el maestro dragón y ser el ranger rojo-.

-Mucho gusto-dijo Ulrich y sus nuevos compañeros correspondieron el saludo.

-Ahora entremos al templo, es hora de darles sus estrellas de ninja, las cuales usaran para convertirse en power rangers y poder enfrentarse al imperio Gaiark-Shifu entro al templo, seguido por sus 5 discípulos.

Continuara…

Ya quedo el primer capítulo de mi nuevo fic, espero les haya gustado, ahora que el equipo está reunido ha llegado el momento de su primera batalla, la cual será en el próximo capítulo.

Bienvenidos todos los nuevos OC a este nuevo fic de aventuras ninja y poderes ranger.

Nos vemos…el domingo…..