Primero que nada quiero dejar en el entendido que esta historia la realice sin fines de lucro solo la escribí para poder traerles un rato de diversión.

Esta maravillosa saga de los Juegos de Hambre- En Llamas y Sinsajo son autoría de la maravillosa Suzanne Collins.

Esta historia la venia planificando cuando termine de leer por tercera vez Sinsajo puesto que sentí la necesidad de poder darle un giro diferente a la historia y explicarme a mi misma muchas situaciones que hasta entonces quedaron en el limbo. La Historia que presento a continuación se sitúa justo antes de terminar con el capítulo 27 del libro Sinsajo. Gracias y espero sus reviews.

FINAL CAPITULO 27

Por la mañana se sienta, estoico, mientras le limpio los cortes, aunque se pone a maullar como un gatito cuando le saco la espina de la pata. Los dos acabamos llorando otra vez, solo que esta vez nos consolamos mutuamente. Con las fuerzas que saco de esto, abro la carta de mi madre que me dio Haymitch, marco el número de teléfono y también lloro con ella. Peeta aparece con Sae la Grasienta cargado con una barra de pan caliente. Ella nos prepara el desayuno y yo le doy mi panceta a Buttercup.

CAPITULO 28

En lo más profundo del prado, allí, bajo el sauce,

hay un lecho de hierba, una almohada verde suave;

recuéstate en ella, cierra los ojos sin miedo

y, cuando los abras, el sol estará en el cielo.

Este sol te protege y te da calor,

las margaritas te cuidan y te dan amor,

tus sueños son dulces y se harán realidad

y mi amor por ti aquí perdurará.

En lo más profundo del prado, bien oculta,

hay una capa de hojas, un rayo de luna.

Olvida tus penas y calma tu alma,

pues por la mañana todo estará en calma.

Este sol te protege y te da calor,

las margaritas te cuidan y te dan amor.

y mi amor por ti aquí perdurará.

La pradera nos rodea, ella esta recostada en mi regazo mientras le canto esta melodía, aparto un mechón de su rostro y acaricio sus mejillas rosadas. Ella mi pequeña patito, se ve tan apacible con sus ojos cerrados mientras una sonrisa aparece en sus labios tratando de tararear cada estrofa, cuando termino la canción cierro mis ojos y suspiro.

Poco a poco abro mis ojos ella no está en mi regazo empiezo a gritar su nombre, me levanto súbitamente y busco por los alrededores, no puede ser donde se habrá metido…no se cuanto tiempo la he estado buscando y gritando su nombre mientras me adentro mas y mas en el bosque.

-Prim! Donde estas Prim?-Empiezo a sollozar y correr cada vez más, poco a poco empiezo a notar que no puedo respirar esta opresión en mi garganta y en mi corazón me lo está impidiendo, como si supiera que algo estuviera por pasar-Prim por favor sal de donde quiera que estés!

Es cuando me llega ese olor tan desagradable, mezcla de rosas con sangre, mi estomago siente un nudo y empiezo a marearme, tengo ganas de vomitar puesto que el olor es mas penetrable a medida que me acerco; entonces un sonido casi inaudible se presenta y conforme me acerco el sonido se incrementa.

-Katniss ayúdame por favor-es ella-Katniss tengo miedo

-Prim! Prim! Donde estas?-grito-Prim! Prim!

Entonces el que era hasta entonces un bosque se convierte en un jardín, el de él, de Snow. Como llegamos hasta aquí?, que hace Prim en su jardín?. Doy unos cuantos pasos y puedo divisar cada una de ellas, todas perfectas pareciera que se jactan con altanería de su imponente belleza y poder frente a mí. Y justo cuando pienso salir de ahí alcanzo a divisar una cabellera rubia, era mi Prim, ella está en medio del jardín de rosas.

Empiezo a sentir como si todo me diera vueltas puesto que el olor es tan insoportable, pero sé que tengo que sacar a mi hermana lo antes posible y justo cuando voy a atravesar el jardín de rosas aparece una valla electrificada alrededor de esta. Los gritos de Prim son cada vez mayores, su llanto me está matando, que voy hacer.

-Prim no te rindas yo voy a salvarte - En ese momento hay una explosión, no me puedo mover solo soy una espectadora de lo que está sucediendo, las rosas han explotado y cada uno de sus singulares pétalos caen poco a poco como si fuera una lluvia blanca y han convertido al jardín en un lecho de rosas en la cual aparece mi hermana recostada atada por unas ramas con finas espinas que oprimen todo su cuerpo que ahora empieza a ensangrentarse.

-Katniss por favor ayúdame- su rostro desencajado y lleno de terror me devuelve a la realidad no me importa si me quemo en el intento solo tengo que sacarla de ahí, como puedo corro pero mientras más corro el jardín se aleja de mi, entonces él aparece con un semblante tranquilo me mira y me dice-Con que el fuego se propaga-sonríe-vamos a comprobar si el fuego se propaga mi querida Señorita Everdeen.

En la palma de su mano aparece un fosforo el cual enciende y arroja al jardín, este al instante se enciende.- No Prim No!- alcanzo a oir mi ahogada voz- Prim tu no por favor.

El incendio se propaga por cada centímetro del jardín, la veo horrorizada como el fuego carcome cada milímetro de su cuerpo, se retuerce su cuerpo bajo el fuego encendido con un grito ahogado que poco a poco desaparece y la deja en cenizas. Mientras el no deja de reír.

-Maldito-grito-Ella no tiene la culpa de que yo iniciara el levantamiento que dio inicio a la guerra, es mi responsabilidad, no debías vengarte más que de mí.

De repente siento que el de un momento a otro se para detrás de mí y coloca sus asquerosas manos en mis hombros, se acerca a mi oído y me dice casi susurrando- Con que tu eres el Sinsajo, aquel que no debió aparecer, ese que desafío al Capitolio; tenias que pagar de una manera u otra, primero fue Rue, después Cinna ,después fue tu Distrito 12, le siguió tu falso prometido Peeta, y ahora tu adorada hermana Primrose.- se jacta mientras se forma una sonrisa en sus labios de los cuales empieza a emanar sangre la cual cae por mi oído y se desliza por mi pómulo hacia mi hombro.

-Tú los mataste Katniss-grita-Tu eres la culpable de matar a cada uno de ellos, solo tu deberás cargar con esa culpa-No puedo seguir aguantando así que por instinto me tapo los oídos pero no sirve de nada sus palabras parecen dagas que me atraviesan poco a poco, ya no alcanzo a divisar nada mi respiración se empieza a entrecortar y mi llanto aumenta, grito desesperadamente mientras mi vista se empieza a nublar…

Estoy sentada en mi cama con las manos en mi cabeza en mi casa en la Aldea de los vencedores, cuando abro mis ojos logro divisar la escasa luz que emite la luna, me abrazo por instinto y me convenzo que solo fue un mal sueño, no dejo de escuchar mi propio llanto. Lo único que se me ocurre es abrazar mi almohada hasta que cesa mi llanto, cuánto tiempo paso, minutos tal vez horas, no lo sé, cuando me percato el alba empieza a hacer su aparición.

Me hubiera gustado tenerlo en mi cama abrazándome y consolándome como cuando lo hacía en la gira de los vencedores cuando ganamos los 74 Juegos del Hambre, diciéndome que todo está bien y que él estaría por siempre a mi lado para cuidar de mi, cuando abro los ojos de nueva cuenta me doy cuenta que en efecto el no está y que nunca regresaría a mi lado porque Snow me lo arrebato, el Capitolio me había quitado la única esperanza que podría tener en esta a vida…me había quitado a….

Gracias! Espero con ansias sus recomendaciones y visitas a esta loca historia XD