Capítulo 1

Hacía solo un par de semanas que Allison Cameron había vuelto al PPTH y por sorprendente que parezca, solo una persona del departamento de diagnósticos lo sabía.

—Buenos días Dra. Cameron —la saluda Trece.

—Buenos días Dra. Hadley —es la respuesta acompañada por una cara de en qué te puedo ayudar?

—Venía a ver si necesitabais mi ayuda por aquí abajo… —Ua, cada día está más guapa.

—Estoy sorprendida y muy agradecida de que House siempre te mande a ti —comenta la rubia mientras le pasa algunos casos para que Trece tenga algo que hacer.

—En-en realidad es cosa mía, como tú no querías que los otros, especialmente House y Chase, se enterasen de que habías vuelto… le dije a House que me encargaba yo de Urgencias —Trece se sonroja ante su súbita declaración— perdón, debería empezar con estos pacientes —Trece se marcha. Deja a Allison sonriendo ante lo que estaba haciendo la joven doctora por ella.

Tras tres intensas horas de trabajo parecía que Urgencias estaba en calma por lo que Trece se disponía a ir a comer.

—¿Ya has acabado? —pregunta Allison.

—Sí, voy a comer y a ver si tenemos algún paciente o vamos a jugar al Monopoly… Otra vez.

—Jajaj, sé a que te refieres. Por cierto, muchas gracias por hacer esto por mi —y le sonríe, a lo que Trece se sonroja.

Joder Remy, no te sonrojas con las chicas. Sí pero esta no es una chica cualquiera, esta nos gusta de verdad. Cállate, estúpida conciencia… ¡No nos gusta!

—Tranquila, no es nada. Le di a House una escusa para que no sospeche —y sonríe maliciosamente.

—¿Qué escusa? —pregunta la rubia intrigada.

—Algo sobre una enfermera que está muy buena y yo dándole fotos a House si se mantiene al margen —ahora se medio ríe ante su propia idea. Pero Allison frunce el entrecejo, algo de celos asoman. —Hey, ¿crees que no funcionará? —La cara de la mayor cambia a una neutral de momento.

—Eventualmente bajará a ver a esa atractiva enfermera… Hay-hay realmente una enfermera? —pregunta Allison sin querer realmente saber la respuesta.

—¡Por supuesto que no! No te preocupes, no estoy aquí para distraer a ninguno de tus empleados.

Remy sonríe, sonríe maliciosamente. ¿Eran eso celos? Puede que no sea tan hetero como pensábamos… pensemos nunca antes nos ha fallado el gaydar. O puede que solo nos estemos creando falsas esperanzas.

Mientras Trece se iba, por la mente de la rubia pasaban pensamientos similares. Espera, ¿estoy celosa? Desde luego está para mojar pan. ¿En serio? Ella no funciona como yo, ella es de tías de una noche. Bueno, si hay algo seguro es que te gusta, y ella siempre pude cambiar… sus hábitos. Puede que tengas razón. Sí, lo intentaré.

Algunos días después en diagnóstico.

—¡House! ¡Deja de jugar al Monopoly y trabaja de verdad! —chilla Cuddy desde la puerta.

—De acuerdo —hace rodar los ojos en el momento que Cuddy se va— No puedo decirle que no, sino esta noche no hay tema. Treinta y uno hoy te quedas conmigo, Foreman a hacer horas, Taub ve a buscar un cadáver para practicar tus cosas y Chase tú ve a buscar un caso a Urgencias —House sonríe maliciosamente sabiendo que la joven doctora iba a saltar.

—House yo pued-

—No, he descubierto quién es tu enfermera, dejemos que Chase también lo haga, ahora cállate y juega al Monopoly conmigo —todos salen menos Trece.

—¿Por qué estás haciendo esto?

—Porqué estoy aburrido y me gusta fastidiar. Y que tú intentaras encubrir a Cameron debe significar algo así que no solo fastidio a una persona sino a tres.

—Eres gilipollas, yo no me quedo aquí —y dicho esto sale, solo para ser seguida por House.

—Entonces te gusta… Eso sería sexy, me gusta.

—Cállate House. No me gusta. —Ya, claro que no. Oh,¡ cállate tú también!

—Ya, claro que no. De todos modos seguro que están dando un buen espectáculo abajo, ¿qué tal si vamos a disfrutarlo? —dice llamando al ascensor.

Para cuando House y Trece llegan a Urgencias ya empezaban a caldearse las cosas entre Cameron y Chase.

—¡¿Por qué no me dijiste que estabas aquí?! —Pregunta un Chase realmente enfadado y cogiendo de forma brusca el brazo de Cameron.

—Porqué no tenía ningún motivo por el cual hacerlo. Además, realmente no quiero hablar ni saber nada de ti. Así que, ¿porqué no me dejas en paz y te vas? ¡AHORA! —le contesta ella dando un tirón brusco al brazo para soltarse e intentar ir a su siguiente paciente.

—¡No he acabado de hablar contigo! —chilla él.

—¡¿Y QUÉ?! ¡YO SÍ HE ACABADO ASÍ QUE DEJAME EN PAZ!

—Hey Chase, ¿qué tal si vamos para arriba? Está claro que no quiere hablar contigo —dice Trece cogiéndolo del brazo para llevárselo.

—¡TÚ LO SABÍAS! ¿POR QUÉ NO ME LO DIJISTE? —es la súbita respuesta del rubio —OH, ¡POR SUPUESTO QUE NO ME LO IBAS A DECIR! TE LA QUIERES FOLLAR, ¿VERDAD? ¡SERÁS ZORRA! —y con eso le da un puñetazo a la chica haciendo que ella caiga al suelo, que todo el mundo se quede mirándolo como si estuviera loco y que los de seguridad fueran a retenerlo y llevárselo de ahí.

Cameron al igual que House van de inmediato a ver si la chica está bien, pero Trece se limita a apartar un tanto bruscamente la mano de Cameron de su cara, se levanta y le dice a House:

—Espero que estés satisfecho —y se va.

Capítulo ligeramente modificado.

Espero que os guste.

Diddy