Capitulo 1: El nuevo integrante de la familia.

Era un día normal en la casa de la familia Irie, todos estaban en la mesa desayunando y solamente faltaban dos de sus integrantes, los cuales se encontraban en su habitación esperando los resultados de un pequeño test de embarazo que estaba en la mesita de noche, al pasar los cinco minutos Irie tomo entre sus manos el test y se lo da a su mujer.

—Toma deberías de verla tú. —Irie le dice a Kotoko dándole el test.

—No puedo Irie estoy muy nerviosa, velo tú. —Kotoko le da el test a su esposo, Irie ve el resultado del test.

—Seremos papás. —Irie le dice a su mujer sonriéndole.

Kotoko se le lanzo a Irie y lo abrazo por el cuello y le dio un apasionado beso al separarse los dos se sonreían, los dos bajaron a desayunar con su familia así que decidieron darles la nueva noticia a toda su familia y más a su pequeña Kotomi, al termino de desayunar Irie vio a su familia.

—Familia, Kotoko y yo tenemos una noticia que darles. —Irie les dijo serio y tomando la mano de Kotoko, todos los integrantes de la familia se les quedan viendo a la pareja.

—Bueno Kotomi recuerdas lo que siempre has querido de regalo de Navidad y cumpleaños, bueno pues se ha cumplido. —Kotoko le dice a su pequeña niña de siete años. —Estoy embarazada. —Les dice Kotoko a toda la familia sonriéndoles.

—Oh Kotoko, Irie. —Les dice feliz Noriko a su hijo y a su nueva hija.

—Siiiiiiiii tendré un hermanito. —Kotomi gritando de felicidad y abrazando a sus padres.

—Felicidades hermano y Kotoko. —Yuuki los felicita a ambos.

—Felicidades chicos. —Los felicita Shigeo y Shigeki a la pareja.

La pareja estaba muy feliz por la próxima llegada de su próximo bebe aun que no sabían que sería ya lo querían mucho, ese mismo día decidieron decirles a sus amigos del hospital y a sus demás conocidos, los cuales felicitaron a la pareja por la próxima llegada de su hijo o hija.

Los meses fueron pasando y a Kotoko se le empezó a notar el embarazo cada vez un poco, cuando tuvo los ocho meses decidió tomar un descanso del trabajo y quedarse en casa a ayudar un poco con las cosas del hogar, una noche a Kotoko el pequeño bebe no le dejaba dormir por las patadas que le daba cuando se paro al baño sintió como un liquido salía desde su entrepierna y sintió un dolor punzante de su bajo vientre así que dio un gran grito.

—AHHHHHHHHHHH. —Kotoko gritando desde el baño sosteniéndose de la puerta, Irie se levanto y corrió a donde provenía el grito de su mujer.

—Kotoko. —Irie se acerco a su mujer preocupado por el grito que había dado su esposa.

—Irie ya viene. —Kotoko le dice a Irie con dolor en su voz y gimió por la contracción que le había dado.

Irie y toda la familia que estaba de pie por el grito de Kotoko se fueron al hospital en donde el médico de Kotoko los estaba esperando como todo estaba listo para que recibieran al nuevo bebe, claro que esta vez Irie estaría al lado de su esposa.

—Bien Kotoko quiero que empujes bien fuerte. —El médico le dice a Kotoko y viendo a Irie.

—AHHHHHHHHHHH. —Kotoko grita cuando empuja y agarra fuerte la mano de su amado Irie.

—Vamos Kotoko tu puedes. —Irie le da ánimos a su mujer.

Pasaron unos minutos más de que Kotoko empujara cuando se escucho el llanto de un bebe, Kotoko tenía sus ojos llenos de lagrimas y Irie le da un beso en su mejilla y le limpia las lagrimas.

—Felicidades es un niño. —El médico les dice a la pareja y se lo pasa.

—Konichiwa mi pequeño Irie. —Kotoko le dice a su pequeño bebe que tiene en brazos.

—Konichiwa Irie-kun. —Irie le dice a su hijo y le da un beso en su frente.

En eso entra toda la familia a conocer al nuevo integrante de la familia, Kotoko y Irie estaban sonriendo a su nuevo pequeño Irie que se había quedado dormido en los brazos de su madre.