MATRIMONIO POR CONVENIENCIA

Por Saori-Luna

CAPÍTULO IV

KISSUXSHISU

Me sobresalté un poco al escuchar la puerta cerrarse. Mi oportunidad de salir corriendo de la habitación había pasado y ahora lo único que me quedaba era dar media vuelta y enfrentarme a Shun.

Sus ojos verdes me miraban con comprensión y también con algo más, que no pude descifrar ya que no fui capaz de sostener su mirada más allá de unos segundos. En ese momento sentí como su mano pasaba de mi cabeza a mi rostro, y tomaba mi mandíbula para obligarme a mirarlo nuevamente.

-No te preocupes, no tenemos que hablar de esto ahora.

Y en un instante se había convertido nuevamente del hombre que acababa de darme mi primer beso a mi cómplice de por vida, halándome hasta la cocina a preparar algo rápido de comer para poder seguir ordenando el apartamento.

La tarde pasó rápidamente, entre música y muchas risas ya que lo primero que hicimos fue conectar el equipo y poner nuestros cds favoritos a todo volumen (o bueno al máximo que nos permitieron los vecinos); era un gran cambio poder escuchar nuestras canciones sin tener que escondernos de Tatsumi, quien pensaba que el rock no era apropiado para una niña de mi posición.

Para cuando Seiya regresó (sin Shaina afortunadamente), el 80% del apartamento estaba listo y sus ojos se mostraron avergonzados porque sólo faltaba su habitación.

-Rayos chicos, podrían haberme esperado – dijo aún en la puerta.

-No te preocupes Seiya, fue muy divertido ordenar todo- le respondí, tratando de acostumbrarme a la vibración en mis labios cuando decía su nombre- Shun y yo la pasamos muy bien – terminé mientras miraba a mi hermanito, quien me guiñó el ojo felizmente.

-Bueno – dijo Seiya, frunciendo un poco el sueño- al menos recordé traer esto.

Dos gigantescas bolsas aparecieron frente a nuestros ojos.

OMG no podía creer que él aún lo recordara!

En su primer día de escuela Shun había regresado impresionado con la cantidad de comida que había allí afuera y me había traído un poco de su almuerzo para que probara, y cuando habíamos corrido a preguntarle a Seiya qué era esa delicia él sólo había podido mirarnos sorprendidos porque nunca habíamos probado la comida rápida.

No era nuestra culpa. Hasta ese día en el instituto Shun sólo había conocido la comida de la mansión (siempre gourmet) y a mí me educaban maestros en casa, pero por un momento nos sentimos avergonzados y le pedimos que no les dijera nada a nuestros hermanos mayores.

Para sellar el trato él nos había traído una gran cubeta de alitas de pollo apanado que habíamos comido a escondidas de Tatsumi.

Desde entonces se habían convertido en nuestro snack favorito, así como en nuestro secreto.

Y ahora en la primera cena en nuestro nuevo apartamento :D

Sentada sobre una mullida alfombra, escuchando buena música y comiendo alitas de pollo en compañía de mis seres más queridos, me sentí feliz por primera vez en mucho tiempo.

Tal vez esto saldría bien a pesar de todo.

Pero comencé a dudarlo nuevamente cuando me di cuenta que Seiya no era capaz de sostener mi mirada por mucho tiempo, y Shun me miraba con algo más que su habitual cariño.

-Estoy cansada, me voy a acostar- dije levantándome en medio de una historia que contaba Seiya.

Pude sentir su asombro al darles la espalda mientras me dirigía a mi habitación, pero era demasiado lo que había pasado en el día como para poder lidiar con ello…

…..

Pude ver el asombro en los ojos de Seiya mientras veía como Saori le dejaba con la palabra en la boca…

-Que descanses entonces- dijo, frunciendo el ceño- bueno, supongo que está en realidad muy cansada. La decoración les quedó genial.

-Oh, bueno, apenas ordenamos, de la decoración me encargaré luego.

-¿Un nuevo proyecto para la estrella de la línea de diseño Kido?

-¿Eh?

-Vamos Shun, ¿en realidad pensaste que no me iba a dar cuenta que esa nueva franquicia no había sido precisamente idea de Ikki? Esos diseños gritan tu nombre a leguas de distancia.

Ahora era mi turno para estar asombrado, no pensé que nadie se diera cuenta de mi pequeña incursión en el mundo Kido, era algo que ni siquiera Saori sabía, porque sin duda habría querido involucrarse también.

-Vaya, no pongas esa cara de asombro, hermanito, estoy muy orgulloso de ti.

Y no era mentira, pude sentir esas oleadas de orgullo, frente a algo que siempre me había parecido vergonzoso. Tras un corto abrazo y un fuerte apretón de manos, decidí que era el momento de que Seiya lo supiera, siendo como era una de las personas que mejor me conocía y aún así me apreciaba.

-Hermano, hay algo que tengo que decirte…

….

El sol comenzó a entrar muy temprano a través de la ventana en la que aún no había puesto cortinas causándole un enorme dolor de cabeza. Poco a poco los recuerdos de los días anteriores empezaron a dar vueltas en su mente, incluso antes que fuera consciente de estar siquiera despierto…

Lluvia… Saori en su cama… Saori preparándole el desayuno… Mudándose con Saori… Encontrándose con Shaina… Saori y su mal genio… Shun y su confesión…

SHUN! SAORI!

Y entonces salió corriendo de su habitación, tropezándose en el camino con varias de sus cajas aún en el piso para llegar al comedor mascullando maldiciones. Allí sus hermanos lo miraron con sorpresa.

-Buenos días- dijo en voz baja, aún adolorido.

-Buenos días hermano – le respondió Shun, divertido.

-Buenos días Seiya, ¿quieres desayunar?

-Sí, estaría bien.

-Déjame te sirvo- dijo Saori, levantándose de la mesa

-No, no te preocupes lo haré yo- dijo él al tiempo que se acercaba a la cocina, para encontrarse ambos en la puerta.

Shun sonrió, viendo como luchaban amigablemente por entrar primero a la cocina, antes de sugerir:

-¿Por qué no lo hacen juntos?

Seiya y Saori giraron parar mirarlo sorprendidos, uno blanco como la leche, y la otra sonrojada cual rosa, definitivamente se veían muy tiernos juntos.

-Digo, servir el desayuno, ¿o acaso en qué pensaban?

Una bola de heno pasó por el comedor…

- O.O cómo pueden tener la mente tan sucia! Sobre todo tú Saori! Deberían sentirse avergonzados! Los dejo, tengo que recoger más cosas en casa!

-Espera Shun, necesito hablar contigo! – dijo Saori, aún apenada.

El joven oji-verde sonrió tiernamente al ver los avergonzados ojos de su hermanita, y se acercó para mirarla fijamente antes de decirle:

-No te preocupes, hablaremos cuando vuelva, tienes otras cosas más importantes que hacer hoy.

La protesta murió en los labios de Saori al ver como Shun salía casi corriendo del apartamento, mientras su hermano mayor le miraba con atención: ¿Qué había pasado entre esos dos? Bueno después de lo que el joven le había dicho la noche anterior, Seiya suponía que no tenía nada de qué preocuparse por su parte, entonces, ¿tenía algo que ver con la chica?

Sintiendo que la miraban fijamente, Saori levantó la vista para encontrarse con los ojos achocolatados del joven mientras una pregunta flotaba muda entre ellos…

¿Qué estaba pasando?

La joven terminó de entrar rápidamente en la cocina, aprovechando el breve momento de confusión. Con las manos temblando un poco comenzó a organizar la vajilla para servirle el desayuno a Seiya mientras este sentía como su corazón latía a mil.

¿Acaso Shun tenía razón? Pensó, recordando la charla que habían mantenido la noche anterior.

-Realmente creo que si estás enamorado y no hay ningún obstáculo infranqueable, deberías apostarlo todo por amor.

Seiya miró fijamente hacia afuera, tratando de asimilar todo lo que su hermano le había dicho, y pensando en cómo, de alguna manera, se asemejaba a su propia situación.

-En estos momentos, lo que piense o diga la gente está empezando a dejar de importarme, aunque aún no del todo… por eso prefiero empezar por casa…

… bueno, en realidad empecé por esa otra persona…

Las palabras de Shun llegaron cual fantasmas, colándose en su mente. Al menos él ya sabía que era correspondido, y juntos podrían luchar contra el mundo si era necesario. Una certeza que él no tenía, porque, ¿y si Saori en realidad lo quería sólo como hermano?

El sonido de un vaso rompiéndose interrumpió sus pensamientos, rápidamente escaneo la habitación detectando pequeños trozos por doquier, y los pies descalzos de la chica sobre el tapete.

-Quédate quieta Saori, espera un momento y te traeré algo para que no te cortes.

-Lo siento….

Entonces, la mirada del joven subió hasta encontrarse con los ojos de la chica, anegados en lágrimas, y sólo eso bastó para que su preocupación por los vidrios rotos se fuera al piso.

-Oye – le dijo mientras se acercaba con cuidado – no es para tanto, sólo es un vaso- finalizó, tomándola de la barbilla y obligándola a mirarlo.

En ese momento se quedó paralizado. Azul contra café. Los ojos de ella reflejando la misma angustia y confusión que él sentía. Pero también reflejando el mismo anhelo…

Sin detenerse a pensarlo mucho, se inclinó, deteniéndose sólo un momento para pedir un mudo permiso. Una breve sonrisa de parte de la chica le confirmó que podía seguir avanzando. Y en un segundo aquello que siempre había deseado, pero que se había prohibido a sí mismo hace tanto tiempo finalmente pasó.

Sus labios aún sabían al chocolate del desayuno, y respondían tímidamente ante su presión, mientras su mano pasaba de la barbilla a la cintura atrayéndola más a su lado. Un suspiro se escapó entre ambos, tiempo suficiente para que el aire llegara a su mente y los hiciera separarse.

Rápidamente Seiya escaneó la situación, la respiración acelerada y los labios inflamados de Saori le ponían nervioso, pero cuando llegó a sus ojos ella esquivó avergonzada su mirada, llenando de rubor sus mejillas…

… Acaso este había sido…

… Mi primer beso de verdad.

Debo admitir que me sentía angustiada por lo que había pasado con Shun el día anterior, pero eso, no era nada comparado con esto.

Logré reunir el valor suficiente para mirarle a la cara, y ahora, ¿qué iba a pasar?

Continuará.

NOTAS DE LA AUTORA: Bueno, en primer lugar mil disculpas por la exagerada demora en la actualización, por un tiempo no supe cómo salirme del embrollo que yo misma había creado, pero sus constantes reviews y recordatorios obligaron a mi cabeza a ser creativa de nuevo, am y creo que no estuvo nada mal, ¿verdad? En segundo lugar, mis excusas también por un capítulo con tantos saltos en puntos de vista, espero que no haya sido muy complicado de leer. El título "KissuxShisu" está inspirado en la serie KissxSis, un ecchi bastante divertido, y con una trama remotamente parecida a lo que terminó siendo este capítulo. En el próximo episodio finalmente aparecerá nuestro querido Julián. Estoy muy emocionada con el tráiler del juego para PSP de Omega, y con todo lo que está pasando en la serie, no dejo de lado la posibilidad de escribir algo sobre Aria y Edén, o Soma y Sonia :P pero por otro lado también estoy atrapada en "Los Juegos del Hambre" y sólo espero que se me prenda el bombillo para escribir algo sobre Peeta y Katniss, y también con los personajes de "Once Upon a Time". Pero ahora lo que sigue es actualizar "Querido Diario", ya que después de terminar esta versión de Sailor Moon Classic, le toca el turno a Sailor Moon R-II y S :P ah sí, y finalmente en 15 días hay convención así que ya publicaré en mi dA fotos con todas las cosas que esperó comprar, el cosplay en pareja que estoy preparando y los cosplay que espero que haya. Octubre es un mes tan friki! Hasta la próxima!

Disclaimer: Los personajes de Saint Seiya son propiedad de Masami Kurumada y Toei Animation. Escribir fanfiction NO es una actividad de lucro (al menos para las que no somos E.L. James) y generalmente nos aleja de lo que sí produce lucro.