MATRIMONIO POR CONVENIENCIA

Por Saori-Luna

CAPÍTULO V

FORBIDDEN

El nerviosismo era visible en sus ojos, ¿acaso mi inexperiencia era igual de obvia?

Para cuando el arrepentimiento había comenzado a aparecer en ellos, yo ya había decidido mi siguiente jugada…

El sonrojo en sus mejillas me decía que era verdad, éste había sido su primer beso… sin embargo, el arrepentimiento que comenzaba a llenar mi mente desapareció cuando volví a sentir sus labios sobre los míos…

Fue una experiencia mágica, aún más maravillosa que nuestro primer beso. Nuestros labios se unieron nuevamente, mientras yo trataba de decirle cuánto significaba para mí…

-Saori, espera- dijo él.

-No, no quiero, no puedo!

-Espera, detente!

Sus manos me sostuvieron fuertemente, y la presión de sus dedos sobre mis brazos me obligó a mirarle. Su respiración entrecortada, su pecho subiendo y bajando, todo hablaba de una emoción mucho más fuerte de lo esperado… y sus ojos… me hablaban de un profundo dolor y de todos los peros que podrían ocurrírsele.

Le devolví el agarre, tomando su cara entre mis manos, obligándole a mirarme fijamente, mientras le decía:

-NO ME IMPORTA, LO QUE SEA QUE ESTÉS PENSANDO, LAS EXCUSAS QUE TE ESTÉS INVENTANDO, NO ME IMPORTAN. TE AMO Y SÉ QUE SIENTES LO MISMO POR MÍ.

En ese momento, sus ojos volvieron a su habitual castaño cálido, y sus brazos me envolvieron en un profundo abrazo.

Y en ese instante, con sus manos aferrándose a mi cuello, me sentí de nuevo en casa… donde a pesar de todo ella era mi princesa y yo su caballero de brillante armadura… una casa donde nuestro amor era PROHIBIDO.

Un silencio inusual reinaba en el apartamento cuando Shun regresó.

-Que bueno, finalmente estos dos han dejado de pelear- pensó el oji-verde.

Sin embargo, el alivio momentáneo fue reemplazado rápidamente por la sorpresa que se llevó al ver a sus dos "hermanos" arrunchados en el sillón viendo la televisión.

-¿Alguien va a explicarme qué es lo que sucede?

Saori enmudeció de la pena, mientras trataba de esconderse en el pecho de Seiya. El joven por su parte sólo pude decir:

-Nos lo vamos a tomar con calma, Shun. Espero lo mismo de ti.

El chico sonrió, contento de ver a sus seres más queridos juntos, a la vez que daba media vuelta y se dirigía a su habitación. Entre más alejado estuviera de ellos sería lo mejor, para su propio bienestar.

Mientras, en la sala, Saori luchaba contra el impulso de contarle a Seiya lo que había sucedido con Shun.

-¿Te sientes bien?

-Es que Shun…

-No te preocupes por él

-Pero es que…

-Estuvimos conversando ayer, y él mantendrá nuestro secreto, después de todo, él también está ocupado arreglando su vida amorosa.

-¿A qué te refieres?

-Bueno, si mal no estoy, la salida rápida de hoy era un desayuno de reconciliación.

Saori se removió incómoda, sin entender, entonces ¿por qué Shun la había besado? Tendría que hablar con él pronto.

Malinterpretando el silencio de la joven, Seiya sólo acató a abrazarla de nuevo y muy profundamente; abrumada por su cercanía Saori le miró, perdiéndose por un momento en sus ojos castaños.

-No te preocupes, todo saldrá bien.

Ella asintió, entregándose de nuevo a sus dulces labios. Todo iba a salir bien. Tenía que ser así.

Mientras tanto, no muy lejos de allí…

-Así que la chiquilla te rechazó de nuevo Julián, no puedo creerlo.

-No te rías, no veo que hayas tenido mucho avance con Seiya.

-Bueno, al menos a él no le da por dejar su casa para alejarse de mí.

-Eso fue un golpe bajo, Shaina.

La heredera de la casa Ofiuco miró divertida al joven Solo, cada vez más frustrado y alejado de la fortuna Kido.

-No te preocupes, es sólo cuestión de seguirlo intentando.

Julián suspiró, tomando el teléfono para enviar el centésimo ramo de rosas. Esperaba que esta vez no le fueran devueltas hechas trizas.

Los días fueron pasando, y Saori comenzó con sus clases, todo un nuevo mundo para ella. Verse de pronto rodeada de gente, interesada en lo que ella tenía para ofrecer al mundo, más allá del dinero que heredaría, le hizo darse cuenta de lo afortunada que era.

Sin embargo, no todo era alegría para la joven. Estando afuera, en el mundo real, parecía que era inevitable encontrarse en cada esquina con Julián Solo…

-¿Te puedo acompañar a un café?

-¿Te llevo a casa?

-¿Necesitas ayuda para cargar tus cosas?

Pero de alguna manera, Seiya siempre parecía surgir de la nada para alejar al joven heredero de ella.

-Déjala en paz! – Le había dicho una vez, quizás con más furia de la que debería mostrar un hermano.

-¿O qué harás?

El puño de Seiya cruzó veloz el espacio que había entre ambos, sin llegar a tocar a Julián, quien quedó pálido del susto.

-La próxima vez no será una advertencia Julián, aléjate de Saori-dijo tomando a la chica del brazo y llevándosela de allí.

Los claros ojos del joven relampaguearon con furia, antes de murmurar:

-Me las pagarás, Seiya Kido.

Mientras se alejaba de allí.

El silencio de Seiya era intimidante, prueba de su enojo, sin embargo, al llegar al edificio, Saori se atrevió a hablarle finalmente.

-¿Crees que eso era necesario?

-¿Tú no? Ese tipo no entiende una negativa, ya me está fastidiando, nunca puedo darte una sorpresa porque él siempre está merodeando cerca de ti.

Saori le sonrió tiernamente, mientras se aseguraba que no había nadie cerca para acercársele y colgarse de su cuello.

-¿Sorpresa? ¿Cómo cual?

-Como esta- dijo él, sacando una pequeña caja de su bolsillo.

La emoción de Saori fue interrumpida por el sonido de unos tacones acercándose; aún con el brillo en sus ojos y el rubor en sus mejillas, la joven levantó la mirada para encontrarse con unos maliciosos ojos oliva.

Tenía que haber alguna explicación para lo que estaba viendo. Seiya y esa chica… tan cerca! No podía ser posible! Y acaso era eso, una caja de joyería?

Intencionalmente acentuó el sonido de sus stilettos para ver la reacción de la pareja, la repentina rigidez de Seiya y los nervios de Saori lo confirmaban…

Aquí estaba pasando algo raro.

Continuará!

NOTAS DE LA AUTORA: Feliz Año! Ettoooo, sí, sé que ya estamos llegando a Marzo (OMG!) pero esta es la primera actualización del 2013, :P sí, sé que fue mucha espera para algo tan corto, pero a partir del próximo capítulo todo se precipitará un poco! MxC está planeado para 11 capítulos (incluyendo prólogo y epílogo) así que vamos por la mitad, en el siguiente vernos el mayor cliffhanger de la historia espero que les guste! Y gracias por seguir acompañándome!

Disclaimer: Los personajes de Saint Seiya son propiedad de Masami Kurumada y Toei Animation. Escribir fanfiction NO es una actividad de lucro (al menos para las que no somos E.L. James) y generalmente nos aleja de lo que sí produce lucro.