QUERIDO DIARIO…

Por Saori-Luna

VIII. PRÍNCIPE, PRINCESA

Había una vez, una hermosa princesa, enamorada de un valiente caballero, su amor era correspondido, pero por alguna razón, no habían podido estar juntos; a través de muchas vidas, sus almas se encontraban una y otra vez, se conocían, se enamoraban y se separaban otra vez.

Hasta nuestros días… en los que su historia estaba siendo recreada por una hermosa y talentosa artista, y muy especial además.

Margaret era un antiguo demonio del Negaverso, que resguardaba uno de los cristales arcoíris; con suerte al tenerlos todos el Cristal de Plata aparecerá, y encontraremos a nuestra princesa.

Por alguna razón que no entiendo me escogió a mí para representar a su princesa… y a Darien como príncipe!

¿Puedes creerlo? Dos personas que se detestan como modelos de una historia de amor.

Pero es que últimamente todo a mi alrededor tiene que ver con el amor…

el amor que Molly terminó inspirando en Masato Sanjoin, por el que Neflyte murió.

El amor que Lita, la nueva Sailor Jupiter busca sin descanso y sin rendirse, a pesar de todo.

El amor del que Amy se esconde a toda costa.

El amor que Andrew esperará, no importa qué.

Y el amor que no parece que vaya a aparecer por ningún lado de mi vida. Además, porque ahora Tuxedo Mask se ha convertido en nuestro adversario, si es que no en nuestro enemigo. Por alguna razón que no me ha dicho él también busca los cristales arcoíris y a la princesa.

Supongo que por eso fue que me besó, sólo porque yo era una princesa en ese momento.

Había una vez, una torpe guerrera, enamorada de un valiente caballero, que estaba enamorado de su hermosa princesa.

Entonces, la guerrera se alejó, porque, "Un príncipe no necesita dos princesas"

"Un príncipe no necesita dos princesas"

He escuchado esa frase en una serie el día de hoy, y no puedo evitar pensar en cuanto se parece a mi vida actual.

Por un lado, el fantasma de la princesa se hace más fuerte conforme consigo más cristales arcoíris, y ahora que sé que ella es Sailor Moon.

Y por el otro, la pequeña y alegre Serena, que con su energía me mantiene aterrizado en una realidad que gracias a ella ya no es tan oscura.

Tengo que hablar con Rei, me siento miserable cada vez que estoy con ella y termino mirando a su amiga. Así nunca vaya a tener nada con Serena, terminaré encontrando a mi princesa y entonces el daño será mayor.

Desde mi punto de vista, el amor siempre termina generando daños. Como en esa hermosa serie de cuadros de Margaret; Serena quedó abrumada por la fuerza de un amor que se encuentra una y otra vez, yo, por la fuerza de un dolor que se repite cada vez con más fuerza.

Aún me parece increíble que me haya escogido para protagonizar uno de sus cuadros, alguien quien no es capaz de mantener una relación estable, en espera de encontrar a la mujer de sus sueños.

Alguien que cree verlas por partes en una chica de secundaria y en una guerrera que lucha por el amor y por la justicia.

Alguien que la termina besando pero no es capaz de decirle honestamente lo que está pasando; alguien que prefiere hacerla pensar que es su competencia, si no es que su enemigo.

"Un príncipe no necesita dos princesas"

Pero, y ¿qué si él no merece a ninguna de ellas?

Continuará.

NOTA DE LA AUTORA: Creo que muchas odiamos al personaje de Darien en el anime; después de adorarlo por mucho tiempo, cuando crecí y aprendí como es que era una relación de verdad, no pude evitar decepcionarme al ver en mi querido Tuxedo Mask unos rasgos de dominancia que ninguna mujer en su sano juicio querría en su pareja. Pero aún así, creo que en el fondo todo debe tener una explicación, y creo que nadie puede ser tan ciego como para no darse cuenta que se está equivocando (y en este caso fue la pobre Rei quien tuvo el peor papel).

Y a partir de hoy, un capítulo por día: Faltan otros dos para terminar la historia y terminar el año! Adelanto los nombres: "Recuerdos de un pasado lejano" para el IX y "Amor eterno" para el número X.

O.O Casi lo olvido! Este capítulo va para mi querida amiga Sirena Misty, eres genial!

Disclaimer: Sailor Moon y sus personajes son propiedad de Naoko Takeuchi.

La frase "Un príncipe no necesita dos princesas" es dicha por el personaje Drosselmeyer del anime Princess Tutu, de Mizuo Shinonome.