Queridos lectores lamento la espera y espero que no se arrepientan por ella…luego les doy las explicaciones del porque me tarde…porque primero vamos con lo que debí hacer hace mucho

Capitulo2- Vuelve… ¿Orden o Súplica?

Era de mañana y Subaru había sido muy comprensivo con War-Rock sus razones eran muy comprensivas…aunque dentro de él sabia que no le había contado todo… pero a pesar de eso decidió perdonarlo, Subaru se había levantado a las 7.00 de la mañana y se puso a probarse ropa…lo que era raro por que casi toda su ropa era igual.

-Mira que tengo la misma ropa y no se que ponerme

-Oye te quiere ver a ti y no a tu ropa…además hace tiempo no te importó

-Hace tiempo éramos niños- respondió Subaru mirándolo amenazadoramente

-Muéstrale como eres y tu ropa no lo dice todo…o acaso haz pensado en cambiar el color de Rockman para impresionarla- agregó el alienígena generando que la rabia del muchacho desapareciera en un parpadeo

-No pero… por raro que parezca…tienes razón iré así que tiene de malo…vamos a desayunar

-Claro… eso era lo que esperaba-festejaba el alíen saliendo a carrera seguido por el muchacho

-Y no olvides tu trato si quieres que tu plan funcione debes hace las pases con Harp quieras o no

-Lo haré después de todo no todo te beneficia a ti- exclama el alíen mientras una sonrisa se le dibujaba en el rostro metálico

Mientras en la casa de Misora todo parecía un caos por que había ropa tirada por todos lados, esa misma mañana habían llegado el agente de Misora y un doctor para verificar si ya estaba bien, se asombraron que Misora había vuelto a ser la misma y que recordara todo

Pidiendo permiso para salir, el cual le concedieron, a base de súplicas y lloriqueos, al irse de ese lugar esos dos hombres, había empezado a probarse ropa por todos lados.

-Harp… ¿Tú crees que soy muy aburrida con esta ropa?- pregunta Misora mostrándole su ropa de siempre

-Misora ¿Qué dices? No te ves aburrida sino que necesitas algo más atrevido ya tienes 17 años

-No se que ponerme- confiesa Misora bajando la cabeza mientras miraba sus zapatos

Harp solo sonríe y saca del ropero una blusa blanca de mangas cortas y con volados y con una falda corta blanca con una negra debajo con unas medias largas arriba de las rodillas dejándole unos 10 cm entre la falda y las medias con unos zapatos negros

-¿Qué tal esto?

-Parece perfecto…gracias Harp-mientras sostenía la ropa y se la veía en el espejo miro a su amiga y disimuladamente le recordó- y por cierto harás las pases con War-Rock

-No

- Pero vamos son buenos amigos-suplico la muchacha mirándola con unos ojitos de súplica

-No

-Por lo que me dijiste no es tan serio-le recordó Misora continuando con su súplica

-No

-¿Por favor?-exclamó la muchacha poniendo sus manos juntas sobre la cabeza

-Si es el hace…yo lo haré-finalizó Harp

-Perfecto… "Sabia que no sería fácil"-piensa Misora un poco decepcionada pero sin dejar se sonreír

Pasaron así las horas y era él momento del encuentro "La Ciudad Market" era absolutamente de tiendas como un centro comercial enorme en el que era fácil perderse Subaru estaba con una mirada perdida en la entrada apoyado en la pared con las manos en su cabeza

-¿Qué bien que llegue temprano te imaginarias si hago esperar a Misora?

-Si sería el fin del mundo…-Subaru le lanza una Battle Card bomba que esquiva- Oye solo decía…además allá viene- Le señala hacia más allá de la entrada por la cual venía corriendo- Vaya que linda está no lo crees Subaru… ¿Subaru?

Subaru se hallaba hipnotizado por la visión hasta que la bella chica se detuvo en su delante

-Subaru ¿Me tarde mucho?- menciona la bella chica sonrojándose

-No…no… acabo de llegar y a decir verdad yo iba venir más tarde- miente Subaru reaccionando y tartamudeando algunas palabras

-Vaya esto es enorme…hace tiempo que no veo un lugar así-dice Misora sonriendo ante todo lo que veía

-¿Qué tal si entramos?-Le tiende la mano- Te puedes perder

-Claro Subaru lo que digas- Le toma de la mano sonrojándose levemente

Apenas entraban Subaru vio a alguien que no quería ver y se detuvo en seco, lo cual la joven no lo detectó por que estaba impresionada por el lugar

-Subaru ¿ves lo mismo que yo?-dice War-Rock entre la risa y el temor sin que lo note Misora

- Si la veo…¿justo hoy?- susurra Subaru para que no lo oiga Misora

Era la hija del Presidente, Star una chica de 17 años vestida con una vestido rosa chillón con mangas hasta arriba de las rodillas con 9 cm de cabellos rubios y ondulados cortos sostenidos por una cinta blanca con una enorme flor del mismo color de su vestido con unos zapatos blancos con una rosa rosada

-¿Qué harás?-pregunta War-Rock tomando las precauciones para que Misora no los oiga

-No lo sé solo se me ocurre que no vea a Misora…y que no me vea a mi- menciona Subaru en voz baja

-¿Subaru que tienes?- pregunta una preocupada Misora que se acababa de percatar de la distracción y susto del joven

-Nada solo pensaba ¿A donde querías ir?- niega Subaru frotándose la cabeza con su mano libre ocultando su miedo

-Bueno que tal allá-señala una tienda de vestidos

-Claro…vamos- sonríe afirmativamente el joven incrementando la alegría de la chica

Al entrar a la tienda había unos cuartos con todo tipo de cuadros de supermodelos saludando y haciendo poses a las chicas y guiñándoles a los chicos, cuando unas voces obligaron a los jóvenes a voltear su atención

-Ya no existen modelos como Misora Hibiki quisiera volverla a ver- opinaba un chico cuando muchos entre chicos y chicas parecían apoyarlo en eso Misora se puso roja y Subaru se sonrió pero en eso, después de todo él más que nadie estaba de acuerdo en eso, no existía nadie como Misora

-Ese el de allá esta vació-señala Misora corriendo entrando en el rápidamente y como sospechaba Subaru para no ser descubierta

Cerrando la puerta la habitación era de tamaño medio había con una especie de Data Display elevada del piso y una computadora que estaba conectada a él con unos sofás, Subaru y Misora se sientan en ellos y en la computadora había como una especie de juego donde había un centro comercial donde había ropas, Misora inserta unos datos sobre la ropa que buscaba, en ese momento aparecieron unas opciones que la hizo sonreír

-¿Subaru ayúdame?-dice Misora colocándose delante del Data Display

-¿Como?- dice Subaru mirando los vestidos y a Misora

Misora despliega unos espejos que se ponen a su alrededor exceptuando un lado por donde veía Subaru, y también aparece una pantalla desplegable donde estaban los vestidos que eligió

-Dime cual se me ve mejor

Subaru estaba más atento que nunca, cuando Misora seleccionó él primer vestido un brillo se desplegó del Data Display y Misora apareció con ese vestido

-¿Qué tal?-dice Misora dando una vuelta sonriendo era un vestido corto color plateado con unos tacones del mismo colores en los cuales tenia unos brillantes

Subaru que casi babeaba en el piso se recuperó rápidamente

-Bien

-¿Este?- Señala otro que era largo, negro con estrellas plateadas bordadas en el vestido

-"Dios Mío dame fuerza para detener a la tentación" Bien- se contenía a duras penas para no sonrojarse

-¿Y que tal se me ve?- Señala uno blanco, corto, la cual en la parte de la falda era como pétalos de rosa

-"Por todos los santos te ruego que me detengas hasta con las uñas para no caer por estos instintos" Bien- volvió a responder monótonamente el muchacho

-Bueno solo queda uno veamos… ¿Qué tal?- Este era blanco, corto con líneas rosas suave formando la misma estrella que Subaru llevaba, en el vestido en la parte del abdomen con unos pequeños volados donde iban las mangas con unas botas blancas con las cintas que los sostenía eran rosas suaves

-"Santo Cielo detenme ahora"- piensa Subaru levantándose y dirigiéndose hacia Misora

-Con gusto- algo lo obliga a caerse, fue una silla que puso War-Rock

-Gracias- dice con sarcasmo Subaru mirando a War-Rock quien se derretía por tanta risa

-¿Por qué le agradeces?-dice Misora mirando divertida a Subaru mientras recuperaba su ropa normal

-"Lo pensé o lo dije"…Ocurrencias mías- responde rápidamente Subaru evitando verla a la cara

-Pero dime Subaru ¿Cuál se me ve mejor?

-Te ves genial con todos- afirma el muchacho cerrando los ojos y dedicándole una sonrisa

-La verdad me gusta más este último- se gira y pone a través de la pantalla arrastrándolo con un dedo a una bolsa que había en la misma pantalla, entonces transfiriendo el dinero a través de su Star Carrier aparece la bolsa a través del mismo Data.

Al salir apenas a la puerta Subaru la empuja de nuevo adentro acorralándola con sus manos contra la pared

-¿Que te pasa Subaru?- pregunta la chica sonrojándose y sorprendiéndose, pero lo que más le hacia sonrojarse era tenerlo tan cerca

Subaru había visto a Star entra a la tienda y tan solo vio una salida y la tomó, escucho un sonido de una puerta cerrándose y se dirigió a Misora a quién no le había respondido aún

-Nada solo noté que había…una corriente de electricidad pero seguro fue mi imaginación- sonríe el muchacho tratando de mantener su mentira

-Me diste un susto fatal- menciona la muchacha poniéndose una mano al pecho

-Jaja… ¿por qué?-nota la situación en la que se encontraban y se hace a un lado inmediatamente- Perdón…lo siento

Ante la sonrisa de la joven salieron del cuarto, cuando Subaru ofreciéndole su mano se volvió a sonreír

-¿Me perdonarías si te invito un helado?

-Mmm…Esta bien…te perdono solo por esta vez- le sonríe la joven tomando la mano del chico

Parecía que el tiempo y el espacio se habían detenido para los dos jóvenes mientras se dirigían hasta la heladería, pero ese bello momento se vio interrumpido al darse cuenta de los murmullos y las miradas de la gente que no pudieros evitar notar

- ¿No es acaso Misora Hibiki?

-Parece… pero…ella es más bella

-¿No es acaso ese Subaru Hoshikawara? ¿El chico más inteligente del mundo?

-Es más guapo de lo que dicen

Subaru trato de huir recordando que cuando inician los rumores que estaba en algún lugar, tenía por seguro que dos hombres de traje negro con una niña muy gritona, aparecerían en menos de 5 segundos. Al ver a Misora pareció olvidarse y aparentó no estar preocupado, ni nada.

Al llegar a su destino a Subaru se le olvido todo, se sentaron en una mesa del 50avo piso que sería el último y pidieron su helados.

Subaru pidió uno grande de vainilla, con chocolate, crema, jalea y chispas de chocolate, galleta y un cherry; en cambio Misora uno de frutilla, con crema, jalea de fresa, chispas de chicle, galleta y una mora.

Era fácil notar que el piso estaba vacio a pesar de ser uno de los más hermosos, ya que parecía un paisaje natural. El techo, el piso y las paredes estaban hechos de plantas trepadoras con flores rosas y las mesas eran de madera, adornado con flores, y en el centro de todo el lugar, un asiento que se balanceaba de madera adornado con rosas a las cuales le quitaron las espinas, mientras que ya que el techo, en el centro, era de plástico transparente, dejaba que la luz del sol entrara suavemente

-Es hermoso, ¿Cómo es que nadie viene aquí?- pregunto la muchacha sin salir de su asombro

-Por que nadie sabe como llegar, por las escaleras es cansador, y por el ascensor…tiene tantos botones que uno se pierde…resulta algo gracioso ¿no?-señala el chico cuando los helados aparecieron en una de las mesas

-Bueno…itadakimasu-dice Misora tomando su helado y sentándose en el columpio

Subaru por puro instinto la siguió y se sentó a su lado, subiendo los pies, igual que lo hizo ella y balanceándose en el columpio. El cuadro que hacían nuestros dos protagonistas era hermoso, el ambiente lo hacia más aún, entre bocados y miradas consumían el helado, Subaru no perdía de vista ni una mueca o movimiento que hacia ella, pero cada vez que llegaba a ver los ojos brillosos como esmeraldas de la chica, sentía que la sangre se le subía a las mejillas, había pasado demasiado tiempo como para no dejarla de ver, no quería que esa imagen volviera a desaparecer, la quería tener en su mente hasta que todo terminara

-Extrañaba un lugar así…-inicia la muchacha sacando de sus pensamientos a el joven-que muestre la vida natural y lo que hace mejor este lugar es que estoy contigo

-Yo también lo extrañaba…-al darse cuenta de lo que dijo fue inevitable el sonrojo en él- este lugar…el lugar

-¿Es que no vienes muy seguido?

-En estas fechas casi no salgo de mi casa

Misora miró Subaru con un rostro de lástima y no se atrevió a preguntar el ¿por qué?

-Bueno… ¿Subaru te gustan las moras?-fue la pregunta de la muchacha en un intento de cambiar de tema, al mirar la copa de su helado vacía y encontrar dicha fruta

-No se, no probé una nunca… ¿Y a ti los cherrys?- preguntó Subaru tratando de mantenerse dentro del tema

-Hace mucho que los probé

-Este te encantará-toma el cherry con los dedos y lo levanta- Abre la boca

-Abre la tuya- toma la mora en sus dedos también, tomando antes una pequeña parte de la mora comiéndosela- Está deliciosa

Ambos abren la boca y se dieron las frutas, al cerrar la boca, tenían un dedo en los labios del otro, sonrojándose ambos al terminar cada uno su fruta seguían en esa posición. Subaru al mirarla así de cerca le recordó el beso, un poco dolido por lo que sentía, retrocedió quitando su dedo de sus labios.

-Lo siento- se disculpa el joven mirando al suelo con una actitud derrotada

-Subaru por que…-preguntaba la muchacha cuando se vio interrumpida por una explosión- ¿Qué fue eso?

Subaru sin esperar despliego de su Star Carrier, un mapa virtual del edificio y nota que en los piso 24, 26, 30 surgieron explosiones, War-Rock que había estado durmiendo, despierta y se materializa

-Vamos Subaru- sugiere el alíen poniéndose al lado del joven

-Claro…Misora-se gira a mirarla, y en su lugar estaba Harp Note con una sonrisa en su rostro, sin poder evitarlo una sonrisa se le grabo en el rostro con un toque de determinación…que hace mucho tiempo ya no se veía en su rostro y lo creía perdido- Vamos allá

Aparecen los dos grandes héroes, Rockman y Harp Note, de inmediato usan las ondas EM para llegar al piso 30 donde el tema era el espacio, en donde las mesas estaban sobre los planetas y estrellas

-Rockman tu quédate aquí yo bajaré al piso 24- menciona Harp Note llena de determinación y presintiendo que él muchacho no la dejaría, desapareció antes que la detuviera, sin antes que el joven castaño pudiera darle ánimos

-Cuídate nos vemos en el piso 26-alcanzó a gritarle siendo oído por la muchacha antes de desaparece dándole más valor, sorprendentemente a ambos

-Claro- se desplaza al piso 24 donde el tema era la música, había notas musicales en el espacio y grandes alrededor de un arpa en el medio, la cual era la computadora central

-Allí Misora- señala Harp a la computadora la cual echaba corrientes eléctricas y desestabilizaba las mesas, la gente que se encontraba en ellas se encontraba aterrada de tener una caída hasta el suelo que se encontraba a casi 3 metros, aterrados se abrazaban a sus sillas con la esperanza que tal vez todo esto parase.

-A darle con todo-grita la bella heroína rosa metiéndose a la computadora a través del espacio onda, encontrándose ya dentro de la computadora se vio rodeada de un centenar de virus, lanzando una sonrisa y adquiriendo una posición de batalla- Que fácil

Subaru en cambio se metió al sol, encontrándose en una situación parecida a la de Misora con un movimiento lanzó al aire una Battle Card

-¡Battle Card! ¡Ryuuenzan!

Una espada de flama se apareció en su mano izquierda, con un movimiento veloz que a la vista normal parecía que un rayo acababa de pasar, el joven había eliminado a todo virus alrededor de su recorrido, sin demostrar ni rastro de cansancio había concluido su trabajo

-Terminado-pronuncia el muchacho desapareciendo a través del espacio onda en dirección al piso 26

Misora con un método más astuto y pasivo; no se había movido de lugar y los virus la vieron como un blanco fácil, de todas partes le lanzaron ataques, pero a la joven con un a clama le basto con tocar su guitarra una vez y pronunciar suavemente

-¡Machine Gun String!

Una telaraña enorme hecha de cuerdas de la guitarra se formó alrededor de la joven, mientras todos los ataques se volvieron contra ellos siendo destruidos

-Finish-sonrió Misora subiendo al piso 26 a través del espacio onda

Los dos héroes llegaron al mismo tiempo al piso 26; el tema predominante eran los dragones, había 10 alrededor de una bola roja que tenia dibujado una dragón negro, sobre las cabezas de los dragones se encontraban las mesas, pero había lago extraño el lugar estaba vació

-¿Dónde está el problema?-mira la joven heroína mirando a todos lados para detectarlo ya que e lugar estaba intacto

-No hay gente…ni rastros de destrucción… ¿Qué está pasando aquí?-De pronto una música ya conocida por él inició a sonar (Truth-Arashi)-"¿De nuevo esa canción?"-se preguntó el joven a si mismo cuando sintió un viento muy brusco por detrás, parecido a una respiración violenta, sospechando de lo que era gira poco a poco asustado, mientras nota que Misora respiraba más rápido de lo normal, girándose por completo algo le sopla tan fuerte el rostro y el cuerpo que lo hace tambalear… ¡El dragón estaba vivo! Y no solo él, los diez estaban despiertos

Sólo parpadea una luz

Y desaparece sin aliviar el dolor

"Tomo tu vida por siempre"

"Tomas mi vida por siempre"

-¿Pero como demonios pasó esto?

Una sola lágrima cae sutilmente

Y desaparece sin transmitir sentimientos

"Tomo tu vida por siempre"

"Tomas mi vida"

-Subaru-grita la aterrada muchacha

Ocultándose en el tiempo que nunca se detiene (Rastros de lágrimas derramadas)

(El color de las lágrimas al congelarse)

El amor de seguro caerá como la lluvia

Al girarse notó que el dragón estaba acercándose para derribarlo y dio un salto para esquivarlo

Los recuerdos que no puedo olvidar sigue dando vueltas

(Rastros de lágrimas derramadas)

(El color de las lágrimas al congelarse)

Cuando todo haya desaparecido

Al final de este mundo

-Basta de juego…Subaru concéntrate- le reclama War-Rock observando como todos los dragones se movían en todas direcciones

Tristeza...

No importa qué clase de final pintemos

El corazón sigue siendo un misterio

Así como la oscuridad que lo cubre todo

La verdad se acerca

-Cierto…¡Battle Card! ¡Break Sword!

No importa qué clase de mundo pintemos

No podemos ver el mañana

Así como un lirio que desconoce la impureza

Mi deseo sigue siendo transparente

Corriendo tras su primer objetivo, haciendo hábiles maniobras para atraparlo pudo montarse en su cabeza

Me inclino solo ante una flor teñida de blanco

Prometo que nadas cambiará

"Tomo tu vida por siempre"

"Tomas mi vida"

-Vamos dale al cristal sobre sus cabezas- opina War-Rock después de haber completado su análisis de punto débil

Olvidado en la voz inadvertida (Rastros de lágrimas derramadas)

(Dos caras que no pueden ocultarse)

No se dio tiempo de pensar si iba o no a funcionar dio el golpe al cristal y el dragón sobre el que montaba se paralizó y volvió a su lugar

El amor sopla suavemente como el viento

Durmiendo en la noche interminable (Rastros de lágrimas derramadas)

(Dos caras que no pueden ocultarse)

El dolor dejado atrás en las cicatrices de un sueño

-Esto será sencillo-declara Subaru un poco molesto por no hacerlo descubierto él

Tristeza...

Aunque nazca la más pequeña de las luces

El dolor seguirá volviendo

Misora en cambio al ver lo que hizo Subaru ató al dragón con cuerdas como si lo montara para luego darle con un ataque en la cabeza, antes de saltar al siguiente puso ver al impresionado Subaru al cual le lanzó una sonrisa pero de pronto esa mirada de ternura se convirtió en una de terror

Así como la mentira que lo cubre todo

La verdad desaparece

-Subaru apártate

Aunque extienda mis últimas alas

No puedo cambiar mi destino

Subaru se giró y el dragón negro de la esfera había salido y con su garra lanzó lejos a Subaru cayendo varios metros lejos dejándolo inconsciente; Misora corrió hacia él agachándose y tratando de levantarlo; pero al levantar la vista, su mirada se cruzó con la del dragón que estaba frente a ella.

Aunque la flor de lirio es efímera

El dolor nunca desparece

Solo puedo amar en mis sueños

Los ojos de Misora iniciaron a cambiar tras haberse cruzado con esos ojos rojos, el brillo que desplegaba sus ojos era rojo, como poseída se levantó y se dirigía hacia la bola roja donde inició a tocar su guitarra al ritmo de la otra de modo que las cuerdas parecían formar pilares en torno a Misora de pronto los Pilares ataron a los dragones restantes y todo se concentraría al negro que sobre volaba a Misora.

Subaru débilmente se levantó observando lo que ocurría y apenas sosteniéndose se acercaba a Misora, quien miraba hacia arriba con una mirada perdida

-SUBARU…SE LA LLEVARAN DESPIÉRTALA- gritaba War-Rock

Tristeza...

No importa qué clase de final pintemos

El corazón sigue siendo un misterio

-Misora…por favor-susurraba el joven obteniendo fuerzas de solo mirarla en peligro, se levantó y se dirigió hacia ella, lo único que le impedía llegar hasta ella era la cárcel que Misora se había creado.

Desesperadamente trató de romper esa cárcel con su espada, pero de solo tocarlos le daba unas corrientes eléctricas, pero ni le importaba, el dolor era lo menos; tomando los barrotes hechos de cuerda, trató de separarlos, emitiendo algunos gritos de dolor por la electricidad transmitida sintió que ya no podía más; una pequeña escena se le vino a la mente, el momento cuando la besó por primera vez, fortalecido por la idea de volver a perderla separó los barrotes y la abrazó acariciado sus cabellos.

Así como la oscuridad que lo cubre todo

La verdad se acerca

-Misora…abre los ojos…no quiero olvidarlos…vuelve a dedicarme esa sonrisa de ángel…no quiero perderte

No importa qué clase de mundo pintemos

No podemos ver el mañana

Abrazándola más fuerte y recordando los momentos que tuvo con ella desde que eran niños, el dolor que sufrió por su ausencia, la alegría de volverla a ver, y ese beso

Así como un lirio que desconoce la impureza

Mi deseo sigue siendo transparente

-LO SIGUE SIENDO!

La separa de si, observando con algo de lágrimas sus ojos y nota que poco a poco todo volvían a la normalidad.

Los dragones volvían a ser otra vez estatuas, y el dragón negro un dibujo; poco a poco Misora recuperó el sentido, Harp y War-Rock se separaron de ambos héroes dejándolos en forma humana.

-Nos… está… llamando…él…quiere…que… vuelva…me necesita-solloza Harp siendo observada con algo de pena por War-Rock

-No puedes…no debes-reclamó War-Rock apretando los puños

-Debo ir…me necesita

Misora arrodillada en el piso siendo acompañada por Subaru los miraban sin comprenderlo, ambos ya podían estár en pie, pero por falta a su fuerza natural se apoyaban el uno en el otro.

-War-Rock, Harp está vez no voy a ser amable-afirmó con determinación la joven, con un asombrado chico a su lado que nunca la había visto así- si no me dicen que es lo que acaba de pasar yo…

-El rey- interrumpió Harp, temerosa de la reacción de su amiga- acaba de hacer un llamado… espera que volvamos lo antes posible…las cosa no andan bien allá

War-Rock apretó los puños más aún y puso su mirada sombría

-¿A que te refieres Harp?- pregunta la preocupada muchacha en modo de disculpa por ser tan ruda hace un momento

-Nunca debí irme…nunca debí separarme de su lado…no es nada sin mí…tengo que volver…tengo que hacerlo.

Continuará…..

Ahhhhh…por fin termine lo siento por tardarme tanto pero el tiempo parece no llevarse conmigo no es excusa pero…es que creo que hago mas de lo que debo y puedo…jejeje…agradezco sus comentarios y si yo también lo pensé tiene mucho misterio, pero es algo clave en este fic pero os prometo que desde el próximo cap. No hay más misterio del que ya hay….me despido pidiéndoles su criticas…comentarios…etc, etc.

XD…y agradeciéndoles a los seguidores de este fic, por los cuales continuo. Sayonara!