holaaaa mis queridos amigos ^-^, he venido a de nuevo con una nueva historia *-*, solo que esta es de muuuuuy preciada y hermosa serie NO.6.

bueno sin mas que decir algunas aclaraciones:

-pensamientos-

-dialogos-

declaimer: no.6 no me pertenece, pertenece a sus respectivos creadores, por que si fuera asi les aseguro que el beso hubiera sido mejor y nezumi JAMAS! se ubiera ido T.T, y esto lo ago sin fine de lucro n.n.

comiencen a leer nenas *-* (y quizas nenes e.e)


Estaba caminando por los pasillos del gran laboratorio ubicado en el lado norte de no.6, su padre le había pedido que viniera para poder educarlo sobre el ''negocio familiar'' que se supone el tendría que continuar, el no quería hacerlo, el no era un hombre de ciencia de echo prefería la lectura pero cuando a su padre se le metía una idea en la cabeza nadie podía evitar que esta se hiciera realidad.

Escondió su cara en la gran bufanda que traía puesta y doblo en el pasillo a la izquierda donde se supone que se encontraba la oficina de su progenitor, toco la puerta y enseguida escucho la voz de este diciendo que pasara, al entrar su padre lo miro de pies a cabeza para luego indicarle que se sentara.

-cuantas veces te he dicho que no te vistas como un vago nezumi - dijo frunciendo el ceño y acariciándose la sien con estres

-olvida mi ropa no es importante, quiero terminar rápido con esto – dijo mirando serio a su padre con sus intensos ojos grises – sabes que no me gusta estar en este lugar, odio su olor.

-Pues tendrás que acostumbrarte ya que trabajaras acá dentro de unos años pequeño – señalo parándose de su escritorio y acariciando el cabello de nezumi, el cual de inmediato aparto la cabeza, odiaba que lo trataran como a un niño pequeño. - vamos hay alguien a quien quiero presentarte.

Salieron de la oficina en dirección a la sala de experimentos, odiaba ese lugar, la ultima vez que entro encontró cuatro ranas disecadas y unas cuantas ratas un tanto ''especiales'' como con 2 colas o con mas ojos de lo normal.

El recuerdo de ese lugar hizo que nezumi se estremeciera del asco, solo esperaba que sea lo que sea lo que le quiere mostrar su padre no lo deje con naucias.

-alguna vez te conté ni sueño de hacer al espécimen perfecto ? - pregunto mirando por el rabillo del ojo a nezumi quien caminaba su lado.

-no, no lo hiciste- dijo mientras acomodaba sus manos en su bolsillo- pero, a que te refieres con espécimen perfecto?.

-veras, desde que me interesé en la ciencia he soñado con crear al humano del milenio- dijo mirando al techo con emoción – y creo que lo he estado consiguiendo, solo que he cometido un pequeño error.

-Así que estas jugando a ser dios? - declaro nezumi con una sonrisa sarcástica en su boca- y dime ¿que te salio mal?, acaso salio con un tercer brazo?

-Claro que no – rió el padre de nezumi golpeándolo levemente en la espalda – tiene un cuerpo normal y una mente extraordinaria, una excelente memoria y facilidad del aprendizaje, aunque debido a un pequeño error sus ojos y su cabello son algo extraños y ademas tiene una cicatriz rodeando le el cuerpo.

-No debe ser nada lindo, ademas de ser un sabelotodo apuesto que ni siquiera habla con nadie- dijo nezumi imaginándose a un joven con millones de aparatos dentales, pelo color purpura cortado extrañamente y con una cicatriz que palpitaba y ocupaba la mitad de la cara.

-A eso voy, el experimento 339 no habla con nadie mas que lo necesario

-siempre lo supe – suspiro echando su cabeza hacia atrás.

-Algo salio mal en la parte cerebral que indica las emociones – nezumi abrió los ojos de golpe ¿acaso el experimento no tenia compacion y era un sicopata asesino? - el no tiene ninguna emoción, el no llora, no ama, no siente ira, no siente felicidad, ni siquiera se a sonrojado alguna vez. El es como una carpeta donde almacenas archivos y nunca llega a su limite.

Nezumi se quedo perplejo, no sabia si es que había leído muchos libros de fantasía o visto muchas películas, pero se le vino de inmediato a la mente que ese chico debía ser como un frankenstain inteligente o algo así, ahora tenia mas curiosidad de conocerlo, iba ser interesante ver a un chico que ni siquiera ha llorado en su vida ni reído.

-pero si no tiene sentimientos significa que no es humano cierto?- pregunto nezumi

-no es tan así, su cuerpo pertenece al de un humano solo que ese sector del cerebro se vio bloqueado por razones desconocidas pero quizás podría llegar a sentir una emoción alguna ves-

-entonces hay posibilidades de que el pueda llegar a sentir algo? -

-si las hay – dijo su padre acomodándose las gafas marrones y cuadradas que tenia – aunque no se si eso nos convendría, si no hay emociones es mas fácil experimentar.

Eso lo dejo bastante molesto, no le importaba lo que hiciera su padre pero eso ya era aprovecharse de la situación ¿acaso ni siquiera le importaba que ese chico sonriera alguna vez?, definitivamente su padre aveces podía ser muy cruel.

Perdido en sus pensamientos no se dio cuenta de que la puerta de la dichosa sala estaba justo frente a el, su padre tomo una tarjeta y la paso por un verificador de identidad asiendo que la puerta se abriera ante sus ojos.

No podía negar que estaba nervioso, después de todo era un chico que prácticamente no le importaba lo que pasara a su alrededor, al dar el primer paso para entrar una pregunta que se debía a ver echo desde que su padre lo llamo.

¿para que rayos tenia que ir a ver a ese chico?

Estaba a punto de preguntárselo al mayor pero una presencia que francamente le daba nauseas se encontraba apoyada en la pared.

-Se puede saber que ases acá? - pregunto nezumi irritado, nunca le había caído muy bien safu había algo en la chica que lo irritaba, en especial su actitud de ''soy mejor que tu por que me saco excelentes calificaciones'' , sinceramente era un insecto pegado al parabrisas

-y que te importa, yo puedo hacer lo que se me plazca- dijo apuntándole con un dedo en el pecho – ademas mi madre es una de las cabezas de la investigación, y me ha pedido mi ayuda.

-Asi que tu sabes por que estamos acá?- realmente le estaba entrando curiosidad y su padre ya se había alejado – dímelo - ordeno con una mirada fría.

-Como se nota tu ignorancia – suspiro safu colocándose una mano en la frente, aunque nezumi ni siquiera se inmuto. - ¿ya te hablaron de 339?

-si, ya lo se todo, así que ve al grano mi tiempo es valioso -

-venimos para fortalecer su actividad comunicativa – al oír esto nezumi soltó una pequeña carcajada

-osea que nos harán hablar con un chico que ni siquiera sabe lo que es divertirse- dijo con una sonrisa de lado, mirando como safu se irritaba

-piensa lo que quieras, yo solo vengo para aprender mas sobre las conductas humanas.

-Te has dado cuenta de que ese chico no tiene ''conductas'' – se burlo nezumi

-puede que no, pero sera interesante- respondió safu dando por concluida la conversación.

Entro la madre de safu con una mascarilla y una bata blanca desabrochada dejando ver el traje con el que venia. A nezumi le agradaba la señora akira tenia una larga cabellera lisa color marron y una piel muy blanca, ademas no tenia el carácter estresante de su hija.

-ya pueden pasar pero tendrán que colocarse delantales y las mascarillas por seguridad -dijo extendiéndoles los uniformes a los adolescentes – también tendrán que desinfectar sus manos, y cuando sion les tome confianza podrán sacarse las mascarillas

-se llama sion? - pregunto safu para luego recibir una respuesta afirmativa de su madre – es un lindo nombre

-como es eso de que nos tomara confianza? - pregunto dudoso nezumi

-veras cuando te dirige la palabra es por que lo ha echo – dijo sonriente akira mientras caminaba seguida por los chicos

llegaron a una gran puerta blanca que al momento en que verifico la identidad se abrió. Nezumi después de entrar iba a colocarse la mascarilla pero olfateo algo, el aire de ese lugar olía a ...flores... nezumi podia oler el dulce olor a flores dentro del lugar.

Inspecciono el lugar con la mirada esperando encontrarse con el chico de apariencia extravagante y una rara cicatriz, sin embargo no vio nada, camino junto con safu y la señora akira a través de la habitación hasta llegar a otra puerta, al momento en que se abrió nezumi lo pudo ver.

O al menos eso creía, había logrado ver un brazo estirándose para recoger un lápiz pero nada mas, y no es como si se pudiera ver mucho ya que habían montañas y montañas de libros de todo lo que a uno se le pudiera ocurrir, habían de anatomía,literatura,cocina,juegos de azar,matemáticas,historia y así un sin fin de libros amontonados en gigantescas torre que impedían ver a su dueño.

-en serio es como una carpeta guarda archivos – pensó nezumi mientras intentaba buscar un hueco para visualizar al muchacho.

-Sion – llamo akira con voz dulce – alguien te vino a ver debes salir

-si sion queremos ser tus amigos – dijo safu fingiendo una sonrisa

-safu el no sabe que es tener amigos asi que no creo que te haga mucho caso – susurro akira al oído de su hija la cual bajo la mirada avergonzada

-l-lo siento -

-no importa – añadió akira tocando el hombro de su hija en señal de que no había hecho nada malo – ahora sion sale o tendré que ir por ti

-esta bien – se escucho una voz .

A nezumi extrañamente le agrado esa voz, pero sintió un escalofrío recorrerle, se oía tan fría, tan ...sola..., espero impaciente quería saber mas de muchacho del que le habían hablado todo el día, quería saber mas del experimento 339 o como ahora lo llamaban sion.

Logro contener por arte de magia el sonrojo que se produjo cuando 339 salio de las montañas de libros, no era como se lo había imaginado, no parecía frankenstain, ni tenia el pelo purpura, ni millones de aparatos dentales, ni siquiera tenia la cicatriz palpitante que se había imaginado. El solo era …

...hermoso...

ok, se regaño mentalmente por esto, es decir ¿como el encontraba a un chico hermoso? Osea se puede pensar que tiene buena pinta, pero de ahi a encontrarlo de esa manera y ademas sonrojarse eran cosas que el jamas hubiera hecho.

se quedo observando la figura de sion un tiempo, no era ni muy delgado, ni muy gordo, era mas bajo que el por algunos centímetros y tenia el pelo color blanco el cual se veía bastante suave y le dieron ganas de tocarlo, luego vio que el lo miraba a los ojos.

Rojos, eran de un rojo carmesí que le recordaba a una mazana bien madura, pero se veían frios, demasiado diría el, eran como pozos sin fondo, no expresaban nada, pero pudo ver algo, aun no sabia lo que era pero sintió deseos de que ese chico, aunque fuera un segundo, le mostrara su sonrisa.

Fue en ese momento en que nezumi se dio cuenta de que el el experimento 339 no era nada de lo que el se había imaginado, y que aunque sonara algo tonto, sentía que aquel chico cambiaría un poco su monótona vida.


y estoy de vuelta :D! díganme que les pareció?

si quieren aser una critica constructiva o algo así no se limiten realmente me ayudaría muuuucho! pero si no les gusto y me odian y me quieren matar a la hoguera por favor no sean tan crueles n.n'

les agradecería muuucho un review ! me dan ánimos de continuar

se despide:

daani-chan! c: