CAP 18 "Powers"

Edward POV (Point Of View)

-¿Estas segura? – era la tercera vez que se lo preguntaba. Alice decía que dejara de intentar terminar con su paciencia, dado que con sus fuerzas "normales" recuperadas podía lanzarme a dos metros de aquí. Y digo "normales" porque son las que se supone que ella siempre debía de tener. La agudeza de su visión era casi la de un vampiro, su velocidad era la de Emmett al ir más o menos lento, por lo que no nos alarmó mucho. Era uno de los pocos aspectos que la hacían más o menos humana. La amo tal cual es, pero me asusta un poco este cambio tan brusco. Es como si de pronto la protegida se volviera protectora. Cuando sea vampiro, lo cual es inevitable, será invencible. Lo cual también me preocupa. Su poder podría ponerla en peligro si otros se enteran.

Ahora, ella estaba decidida a probar el único poder que era capaz de desmayarla, claro, si no hubiera tomado sangre, el líquido que le daba la fuerza y que era su alimento por su naturaleza semivampirezca.

Como víctima, por decirlo así, estaba Emmett, era el más fácil, dado su mente de infante y porque le daba seguridad a Bella.

- Ya te dije que sí, cállate ya Edward. Me pones nerviosa. – al ver mi cara, que estoy seguro transmitía todos mis miedos y preocupaciones, ella encajó una ceja y me miró a los ojos – deja de preocuparte, estaré bien.

De pronto, todos mis miedos hacia su seguridad parecieron absurdos. Estaba preocupándome de más. Me sentí tan relajado que por un momento parecía que no había ningún peligro. Simplemente no había nada más que mi Bella, todo estaba bien.

-Se los dije, no me iba a pasar nada. ¿Acaso creen que él, voluntariamente, se calmaría?

-Lo hiciste. Eso está muy bien. Y creo que, si lo que necesitas es sangre, te la podemos dar en una pequeña cantidad a la semana. Así permanecerás segura y con energía. – Cerró los ojos por dos segundos y añadió – no veo que te vaya a afectar negativamente, al contrario, dejaras de tener esos repentinos mareos y baja de presión… - al ver mi cara, Alice añadió – ups, eso no lo sabía él, ¿verdad?

-No importa. Isabella, me encantaría que me explicaras que hiciste. Lo único que nos explicaste es que necesitabas una mente débil.

-Bah, eso era solo para despistar a mi víctima. No ibas a ser tú, pero la ocasión se prestó. Emmett, mírame. – ella lo miró a los ojos y dijo firmemente. – baila valet.

Y, en el momento en que lo dijo, mi hermano empezó a hacerlo. En sus ojos pude ver un brillo vidrioso, medio raro. Mire a Bella, ella miraba a Emm. "Alto", le dijo y este se detuvo.

-Pero qué diablos… no podía controlar lo que hacía. ¿Cómo lo hiciste?

-Es simple. Así como Edward sin aplicar esfuerzo escucha las mentes, yo solo tengo que conectarme a tu cabeza cuando te veo a los ojos y hacerte hacer lo que yo quiera.

-¿Funciona si no ves a la persona a los ojos? – esa fue la primera intervención de Rosalie, quien había permanecido observando desde una esquina al lado de Esme.

-No lo sé.

-Bueno – dije una vez que vi que mi novia se sentía algo abrumada por las preguntas – ya basta de experimentos por hoy. Es hora de que te lleve a casa. Charlie debe de estar esperándote.

….

BELLA's POV (Point Of View)

-No entiendo. Simplemente, no lograré hacerlo.

Charlie estaba a mi lado en la cocina. Estaba intentando enseñarle como sancochar correctamente el espagueti, pero él no colaboraba mucho que se diga.

-debes de tener paciencia. Solo deja de quejarte y préstame atención o sino cada vez que me valla a dormir con Alice, comerás una pasta pegada que solo se puede servir usando un cuchillo de carne.

-ok, ok. Te escucho

-¿Qué hemos hecho hasta ahora?

-Hervido el agua – lo miré expectante - agregado aceite y puesto los fideos

-¿Cuánto tiempo?

-Diez minutos. – Encajé una ceja – revolviendo para que no se peguen y terminen como suelen terminar cada cosa que cocino.

-Así es, ahora si vamos a comer.

….

…..

-¡Debes estar bromeando, Charlie! ¡Tú no cocinas!– dijo René, mientras conversábamos con ella por video llamada, luego de la inusual cena. Ella y Charlie se llevaban muy bien, eso me hacía feliz. Y esto había empezado a ser más cómodo desde que ambos empezaron a salir con otras personas. - Pronto iré por allá, quiero ver de nuevo al novio de Bells y a Esme, amo a esa mujer. Hemos estado conversando el otro día.

-Sí, ese chico viene de una muy buena familia. Aunque me cae bien, todavía es difícil aceptar que mi bebe ha crecido y que…

-Ya basta. Ambos. Dejen de hablar como si me fuera a casar mañana.

-Cariño, tú no has hablado al respecto con Edward, yo sí – miré a mi mamá con la mandíbula colgando. Esta noche alguien se iba a quedar afuera de mi habitación.

-Pues no hay planes de boda, olvídalo mamá. – ella y mi padre voltearon los ojos.

-Bien, es tarde, hasta mañana. Besos – y con una sonrisa, Rene se desconectó.

-Ok, hija, será mejor que durmamos. Van a ser las 11 y mañana hay escuela.

-Solo iré por un poco de leche. Luego dormiré. – Charlie se fue a su habitación, despeinando mi cabello antes de eso. Me dirigí a la cocina. Abrí la refrigeradora. Tomé un vaso.

De la nada, se me ocurrió ver si podía hacer algo. En una de las cartas de mi abuela decía que yo, de niña, había sido como una pequeña Matilda. (N/a: la película Matilda, dónde la niña tiene poderes)Es algo infantil, pero sería divertido poder mover las cosas con la mente.

Me concentré, y nada. Que mal. Tal vez eso solo era una metáfora. Me di la vuelta para ir a mi habitación y vi algo moverse a mis espaldas. Del florero, salía una especie de columna de agua.