Buenas! Lo cierto es que me encuentro aquí con un nuevo proyecto de fanfic, esta vez de la pareja Zed x Noa, ya que realmente me sorprendió el no encontrar ninguna, en serio, mi reacción fue exactamente así (O.O) y no lo pude soportar, así que dejé volar mi imaginación. No los retraso mas, puesto que es probable que nadie lea esto ^^U pero sepan que mi misión en esta página consta de buscar parejas extrañas de las cuales casi no existan fcs y hacerlas crecer (por así decirlo) es una tarea que me he impuesto como amante de las rarezas (xD) en fin, Enjoy!

PD: ni los personajes ni la serie me pertenecen, naturalmente yo sólo los tomo prestados para el uso de mi imaginación pervertida (jujuju)


Había olvidado ya cuantas veces se había encontrado a sí mismo en esa situación, tirado en la cama con aburrimiento y pesar deseaba salir a las calles, para correr, para vivir y ser libre…pero una vez más se veía obligado a estar encerrado en lo que tal vez podría llamarse "casa" aquel lugar en que se refugiaba y su actual prisión.

Suspiró dubitativo, bien podría huir por la ventana, pero pensaba en los policías, a los cuales en tantísimas ocasiones les había causado mas que un leve "dolor de cabeza" -Daño a la propiedad privada- le habían gritado mientras lo llevaban en la patrulla, era considerado uno de los rebeldes más problemáticos, un animal irrefrenable, incluso demonio inhumano…él también estaba cansado, exhausto y desesperado porque todos sus problemas se acabasen, pero ese sentimiento de represión, de autismo, de ser incompleto le oprimía el pecho y le desgarraba los pensamientos como si de garras fieras se tratase. Apretó la mandíbula y los puños, ahogó un grito garrafal que lo atormentaba atorado en la garganta y golpeó con fuerza la muralla.

Necesitaba que llegara pronto o se saldría de control, necesitaba su voz calma y pausada y sus ojos pasivos y amables –Oh! como le encantaban esos ojos- le producían un temblor extraño en el cuerpo, era como si su mirada le acariciara por completo aún a metros de distancia. Se relajó medianamente embriagándose en el deseo que le causaba ese frágil cuerpo, mordió sus labios buscando liberar el sabor metálico que le encantaba, sus manos buscaron por si mismas un rumbo no muy fijo, su único objetivo era hacer sentir el goce de la fricción a su dueño…un gemido mal reprimido resonó en el cuarto, su abdomen subía y bajaba irregularmente al compás de sus manos…la sangre resbalaba lentamente por la comisura de su boca y sus ojos se cerraban con fuerte resguardando en su mente la imagen de aquel chico, de su único amigo, de su salvación.

-Noa… -El sonido se perdió de a poco oscurecido por la soledad que envolvía el cuerpo de Zed, la luz lunar se reflejaba débilmente en su casi desnuda piel, jadeó perdido en sus sueños sin notar que hace ya unos cuantos segundos la puerta principal se había abierto silenciosamente dándole paso al joven de oscuros cabellos, quien caminó hasta el ya conocido cuarto de su amigo y allí le encontró, excitado y tirado en el lecho, mostrando tal escena erótica cual monólogo apasionado. Las mejillas se le encendieron y su conciencia le decía que no debía ver aquel espectáculo, que estaba invadiendo la privacidad de su más cercano compañero, pero es que estaba gimiendo su nombre, lo llamaba, le rogaba que se acercara; Las piernas le temblaban…no sabía qué hacer, jamás se había imaginado en una situación parecida. –Noa…ahh! –Dio un par de pasos dentro de la habitación con inseguridad tatuada a flor de piel, no podía negar que algo en el chico de blancos cabellos le atraía y le ataba irrevocablemente a su ser, cerrándole los caminos y las escapatorias, en su imaginación, en sus pensamientos mas escondidos y ocultos –Allí- en ese espacio negado por su raciocinio se encontraban los apetitos mas indecorosos de su cuerpo y todos y cada uno de ellos eran saciados única y exclusivamente por el Shard caster que poseía el Amil Goul.

Llegando al fin, que era adornado con un orgasmo de placer, el de los ojos claros abrió sus parpados aún nublados por la acción efectuada, suspiró y jadeo por un rato, mientras que se incorporaba en la cama, miró de reojo hacia la entrada y cuál fue su sorpresa al ver al de ojos marrones con la mirada perturbada, asustada y confusa sobre él, sus músculos se tensaron por instinto, un escalofrío subió por su espalda y entre ellos se expandió un incómodo silencio…Zed desvió la vista sin tener palabras que decir ni excusas que dar, cubrió su cuerpo con una manta y se quedó quieto con las pupilas sobre una mancha en el piso, que extrañamente en ese momento había cautivado su atención.


Y hasta aquí el primer capitulo ¿Preguntas? ¿Críticas? ¿Molestias? ¿Alagos (ya quisiera xDD)? ¿Sugerencias? ¿Reclamos? ¿Pedidos de parejas poco comunes? cualquier cosa en un Review, yo siempre respondo...SIEMPRE... xDD

Espero que les haya gustado, aunque no dejen un review que atestigüe que lo hayan leído. Nos vemos hasta el próximo cap! (Disculpen lo corto del capitulo, el próximo trataré de que sea más extenso ^^)

Bye bye~

Reitsuki Mitsukuri