COMO DECIRTE TE QUIERO

Dragon Ball no me pertenece, es de Akira Toriyama, realmente mi mente me obliga a escribir, pienso demasiadas escenas y si no lo hago mi cerebro se vuelve un caos. Soy un intento de escritora, ya lo sé.


Por el amor, se hacen muchas cosas, algunas más brillantes que otras.


Cap 4: De galán a patán hay un solo paso.

La vida es eso que pasa mientras vez como el amigo de infancia de tu padre te da consejos de cómo vestir, caminar, posar e incluso hablar como todo un galán.

La vida es eso también que pasa cuando empiezas a dudar si fue buena idea pedirle ayuda a alguien sobre como confesarte.

Bueno, Gohan creo que ya es muy tarde para echarse atrás.

-¿Me estas escuchando?, esta parte es muy importante, cuando llegue el momento te tienes que quitar los lentes así- Yamcha se quitó los lentes dramáticamente y me miro serio – y luego para rematarlas, sonríes un poco y dices: "Que tal nena"-dijo mientras me sonreía de una manera muy seductora para mi bien mental.

-Yamcha, realmente aprecio todo lo que has hecho y gastado en mi esta noche, pero no estoy seguro si esta sea la manera correcta de confesármele a Videl-le dije mientras miraba todas las bolsas que habían regadas por allí.

Yamcha puso los lentes en una mesa y me miro serio –Gohan, no quería llegar a esto, pero voy a tener que decírtelo…tu simplemente no podrías conquistar a alguien como Videl siendo tú mismo-

-¿QUÉ?-grite algo enojado.

-Es que es verdad, eres muy…-Yamcha se tardó un segundo en buscar la palabra adecuada-…inocente, pero eso es algo normal, ya que eres hijo de tu padre después de todo. Créeme, cuando digo que esto funciona en un 99% de las veces es porque es cierto. Te aseguro que tendrás Videl en una semana entre tus brazos-

-¿Qué pasa con el otro 1%?- le pregunte algo curioso

La cara de Yamcha se ensombreció como si recordara algo muy malo.

-No hablemos de eso, por favor-se acercó a una de las bolsas y saco un montón de ropa- ahora, vamos a preparar las combinaciones para esta semana-dijo con una sonrisa de extrema felicidad.

Yo volví a tomar un respiro por enésima vez ese día y tome la ropa para poder cambiarme.


-Ireza, deja de teclear en ese celular y ponle atención a tus apuntes-Videl sacudió a su amiga un poco para que la mirara, pero la rubia tenía más de 5 minutos texteando imparablemente.

-¡PERO ES QUE VIDEL, NO LO ENTIENDES HAY UN CHICO NUEVO EN LA ESCUELA Y ESTA SUPER GUAPO, LAS REDES SOCIALES HAN COLAPSADO, INSTAORANGE* ESTA LLENO DE FOTOS DE ÉL Y EN DRAGONBOOK* ESTAN…!-Ireza se detuvo un segundo y volvió a teclear mientras gritaba como una niña de 12 años.

-No sé si debería estar asustada por tu comportamiento, por ese pobre chico o por mí estando cerca de ti-

Para asombro de Videl, Ireza dio un chillido de horror.

-¿SABES QUE? CREO QUE TODAS LAS OPCIONES ANTERIORES ESTABAN CORRECTAS-grito mientras tomaba sus cuadernos y se preparaba para marcharse. Pero sintió el Ki de Gohan acercarse y decidió esperarlo para poder repasar con él.

-¡ES GOHAN!-grito la rubia

-Sí, es Gohan…espera, ¿Cómo sabes que es Gohan?-La mente de la pelinegra comenzaba a asustarse de que su amiga supiera la verdad sobre los poderes de Gohan. Pero no estaba preparada para ver a su amiga saltar de su silla y salir corriendo al pasillo. Videl siguió a la rubia y choco contra ella y un montón de chicas en el pasillo.

El ruido era ensordecedor, y le recordaba a esos momentos cuando iba a las rebajas de ropa y veía a las mujeres pelear por algo que todas querían. Todas apuntaban a alguien acercarse entre la multitud y sacaban sus cámaras para tomarle fotos.

-¿Ireza, que está pasando? ¿Dónde, esta Gohan?-pregunto mientras alcanzaba a su amiga y alzaba el cuello para ver a su amigo.

-¡VIDEL, EL ES GOHAN!- la preocupación en la cara de su amiga la altero un poco, ella era la única que sabía que le gustaba Gohan, y ahora un montón de chicas tenían los ojos en él, más de lo que ya lo hacían.

Siguió la dirección de la mano de su amiga y…

Videl tuvo que asegurarse muchas veces de que ese era Gohan, porque lo que ojos azules veían era muy difícil de creer. Ella veía a un chico, con unas botas negras, unos jeans azules, una camiseta blanca, de un tamaño muy pequeño, ya que podía ver cada uno de sus músculos marcados en ellas y una chaqueta de cuero que lo hacía lucir muy, muy, peligroso. Y remarcando su rostro blanco, tenía unos lentes que le daban ese aire de chico malo. Sin quererlo empezó a respirar muy rápido y sintió sus mejillas calentarse.

Gohan al parecer la noto mirándolo porque le dedico una sonrisa que provoco gritos de las chicas a su alrededor.

Videl tuvo que morderse los labios para no gritar también.


Todo había empezado a salir bien desde que pise la escuela, solo había dado un par de pasos cuando las chicas empezaron a gritar cosas que en cualquier otra ocasión me habrían querido esconderme debajo de mi casa y no salir hasta que el Piccoro se volviera azul.

Pero Yamcha me había dicho que debía mantener la vista fijada al frente, como si estuviera viendo a un enemigo, pero sin ser tan aterrador. Me dijo que mirara como si fuera alguien cool.

La gente me tomaba fotos como si fuera alguien de Capsule Corp., podía oír a los chicos gruñir y jalar a sus novias lejos de mí, aunque claro, sus intentos eran en vanos.

Camine por los pasillos y pronto me di cuenta que había una multitud de chicas detrás de mí, en realidad no me importaba, yo solo quería que una se fijara en mí. Pronto sentí el Ki de Videl y me dirigí a su dirección, con paso firme y seguro.

Primero vi a Ireza salir de la puerta y luego a Videl, pero ella no se había fijado en mí aún. Ireza grito mi nombre y Videl me miró fijamente, pude notar como me miraba de arriba abajo y como sus mejillas se fueron tornando de un rosado suave. Le sonreí de la manera que Yamcha me enseño.

Y Videl se mordió los labios.

¡OH DIOS, NO, NO HAGAS ESO, ES DEMASIADO PARA MI VIDEL! CALMA GOHAN, MANTEN LA CALMA, VAMOS BIEN, NO LO ARRUINES, MANTENTE COOL.

Me abrí paso entre la multitud y me puse en frente de ella, me quite los lentes y le sonreí.

-¿Qué tal, nena?-dije con una voz ronca, y la cara de Videl se puso más roja que nunca.

Podía sentir la mirada de todos en nosotros, y estaba seguro que muchas no eran muy amigables, pero no importaba, porque yo me había perdido en esos ojos azules.

-Go-Han…¿qu-que estás haciendo así vestido?-dijo mientras se pasaba una mano por el pelo.

-Mmm, no sé, quise cambiar un poco mi imagen, ¿acaso no te gusta?-con mis dedos arregle un par de mechones de su pelo, que estaba adorablemente despeinado. Los susurros empezaron a escucharse más alto.

¡Qué envidia!

¿Están saliendo juntos?

¿Desde cuándo él es así con ella?

¿Alguien tiene su número?

-Te ves bien…diferente…-Videl tomo mi mano y mi corazón hizo un brinco en mi pecho, sabía que me estaba sonrojando un poco, pero yo adoraba cada momento en la que ella me tocaba.

Pero ella soltó mi mano y la dejo caer, trayendo a la cruel realidad.

Videl metió las manos en sus bolsillos de su abrigo y miro a la multitud alrededor de nosotros, por alguna razón su rostro empezó a fruncir el ceño –Necesitaba tu ayuda con algunos apuntes, pero si estas ocupado mejor olvídalo- se dio la vuelta y entro al salón de clases. Ireza fue detrás de ella algo preocupada.

-¡Oye, Videl espera!- dije mientras entraba y me acercaba a ella. Se giró y cuando vi su rostro se veía algo triste-¿qué pasa, porque tienes esa cara?-

-No pasa nada, solo estoy estresada por el examen…y por el ruido-miró hacia la multitud de chicas, su rostro se puso serio de repente-Anda Gohan, parece que te aclaman a gritos-

-¡Hey!-traté de decirle, pero ella soló entro al salón.

Al girarme vi a Ireza entre un montón de chicas, ella me miraba fijamente.

-¿Qué pasa Ireza?-le pregunte

-Solo confirmaba algo, solo eso-dijo sonriendo.

-Emm…okay…-


El resto del día como muy dentro de mi ser sabía, salió fatal. Cada vez que intentaba acercarme a Videl, alguien nos interrumpía y todos mis intentos se fueron al caño.

Flashback

-Hey Videl, ¿te ayudo con eso ecuación?-me senté a lado de ella, esta vez mucho más cerca de costumbre, como me dijo Yamcha.

-Bueno, ya que estás aquí…-acercó su cuaderno y justo cuando iba a hablar…

-¡Gohan, ayúdame a mí también!-una chica acerco su silla

-¡No, a mí, Gohan!-otra se sentó al lado mío.

-Sabes, mejor iré a la biblioteca-Videl tomo sus cosas y se fue enojada.

-¡Demonios!-

En la biblioteca todas las chicas se sentaron en varias mesas alrededor de nosotros y empezaron a hacer tanta bulla que nos expulsaron a todos, haciendo enojar mucho más a Videl.

A la hora del almuerzo, nuestro pequeño grupo de cuatro pronto se vio rodeado con un montón de sillas de más y mesas pegadas a la nuestra.

-Oye amigo, esto me está asustando un poco-me susurro Sharpner al oído.

-Esto no me salió como se suponía que tenía que salir-le respondí algo cansado de la situación.

-Cierto, por cierto un par de chicos en los pasillos hablaban de ti, quieren tu número-

Enterré mi cabeza entre mis manos. Sharpner se echó a reír.

Fin del Flashback


Al final del día, cuando todos se fueron, estaba golpeando mi cabeza contra mi casillero, ya no me importaba que me miraran o me hablaran, ¿De que servía todo eso si Videl se alejaba de mí?

-Lo estas abollando, Gohan-

Me sobresalte un poco al no sentir a Videl llegar de la nada, miré mi casillero y en efecto tenía la abolladura de mi frente marcada. Lo abrí y con un poco de presión de ambos lados, lo volví a la normalidad.

-Te estas volviendo buena en esconder tu Ki…-le dije apoyándome en mi casillero.

-He estado practicando un poco-dijo secamente mirando al piso.

Hubo un silencio incomodo por un largo rato.

-Videl, lo siento, no quería causarte problemas hoy, no sabía que iba a pasar esto-tomé su brazo, para que pudiera mirarme a la cara. Sus ojos azules se veían enojados, pero también algo tristes, ¿Por qué ojos tan hermosos deben estar tristes por mi culpa?

-¿Por qué querías cambiar tu imagen, acaso intentabas impresionar a alguien?-su voz sonaba inquieta, como si tuviera miedo de algo.

-Pensé que si cambiaba mi imagen, se fijarían más en mí, en realidad lo que quería no funcionó, todo salió mal-sonreí un poco-Supongo que debería dejar las cosas así.

Ella se me quedo mirando y luego se apoyó en el casillero al lado mío.

-¡Pues claro que deberías dejar las cosas así, mira el vuelco que le distes a la escuela, has creado tu propio club de fan de chicas plásticas, has vuelto a varios chicos gay incluso!-las palabras salieron rápido de su boca, en un torrente de molestia- Pero, aunque te veías bien con esas ropas,…me gusta cuando eres simplemente tú-

La miré para comprobar que no soñaba y pude ver que me sonreía tiernamente.

-¿En serio?-mi voz sonando aguda y mi cara posiblemente roja.

-Por supuesto que sí, me gustas mucho más como nerd, que como un chico malo-dijo riendo.

-¿Te parecí un chico malo?-reí mientras la empujaba ligeramente con el hombro.

-En realidad, te parecías un poco a Yamcha-empujándome de vuelta.

-Ok, ahora si hiciste mi día-rompimos a reír a carcajadas, con lágrimas asomándose por nuestros ojos, y yo admirando como su rostro se ponía rojo de la risa.

Tomamos un respiro y volvimos al extraño silencio.

-Solo se tú mismo, no me gusta compartir tu cerebro con las demás-me miró, y esta vez en sus ojos ya no había tristeza.

-Mi cerebro es todo tuyo, Videl-le dije.

Y mi corazón también.


-¡Gohan, pero que guapo estas!-mi madre se maravilló al verme-¿Cuándo compramos esa ropa, no la recuerdo?-puso su mano en su barbilla y empezó a pensar. Oh no.

-Aaamm…Bulma me la regalo hace tiempo mamá-dije rápidamente-¿Y papá?

-¡Traje la cena!-gritó mi papá mientras entraba con un inmenso pez que acaba de pescar, al ver eso mi estómago gruño.

-¡Antes de la comer recuerda que tienes que buscar a Goten, le dije que regresara para la cena y mira la hora que es!-mamá señalo a mi padre con el cuchillo.

-¡Pero Milk, muero de hambre, además Vegeta va a querer que me quedé entrenando con él de nuevo, y luego te enojarás por que llegaremos tarde!-papá se quejó con ella y en lo que ellos peleaban y mi mente empezó a maquinar ideas.

¿Cuál es el misterio más grande de este mundo además de las esferas del dragón?

El romance de Bulma y Vegeta.

Y sabía exactamente a quien pedirle ayuda esta vez.

-¡Yo buscó a Goten!-dije corriendo por la puerta y luego volando por los aires.

-…-

-...-

-¿Eso significa que me puedo quedar con la parte de Gohan?-

-No-

-¡MIIIIILK, NO SEAS TAN MALA!-lloró Gokú.


BONUS

Ireza estaba en su casa aún chismoseando en su celular sobre Gohan y el caos que sucedió, cuando de pronto le llego un mensaje.

Videl:

Ireza, pásame las fotos que tienes de Gohan.

Ireza:

Sabía que vendrías a mí, Videl. ;)

Videl:

Cállate y solo pásamelas.

Ireza le paso un montón de fotos a su amiga mientras sonreía.

-Gohan, date prisa y confiésate, serán la pareja más adorable de la escuela-suspiro contenta.


Volví desde lo profundo de la perdición. Sé que ha pasado mucho tiempo, pero pienso terminarlo, fue un bloqueo brutal el que tuve, pero quise mejorar y aquí estoy.

Ya no soy dbzprincess, ahora soy JenRa, así que no se preocupen.

Espero sus rw con ansias, sean buenos o malos.

Hasta el otro capítulo, chicos!