La decisión más difícil

Han transcurrido ya varios años desde que las guerreras mágicas habían pisado llegado a Cefiro por primera vez. Pocas y a la vez muchas cosas han cambiado; Caldina y Ráfaga esperaban ya su segundo hijo: Ráfaga se encarga de la seguridad del castillo de las aldeas y Caldina – aun con su embarazo- ayudaba en la contabilidad y la administración. Gurú cleff aun seguía enseñando magia mientras que Presea continuaba con su oficio de forjar espadas, estos dos Últimos se habían vuelto esposos hace ya un par de años y hacia poco más de seis meses esperaban a su primogénito. Ascott tomaba clases con cleff y con eso mejoro bastante en el manejo de las criaturas mágicas del mundo Céfiro. Lantis se encargaba de los pueblas y aldeas, es decir siempre estaba la pendiente de que no faltara nada y de las necesidades de sus habitantes. Ferio estudiaba política, cultura, esgrima etc. pues sin un pilar presente el debía asumir el trono. Las chicas por otro lado pronto terminarían el instituto (bachillerato, prepatoria como deseen llamarle) solo les faltaban tres o cuatro meses. Ahora en cuanto a relaciones amorosas con respecto a ellas; Ascott conquistó a Umi con detalles, con momentos pero sobre todo con su forma de ser, con todo esto la peli azul pronto olvidó a cleff y cayó enamorada ante las atenciones del Ascott. Lantis y Hikaru mantenían una relación estable, es decir las personalidades de ambos hacían contraste por un lado estaba el carácter serio y maduro de Lantis y por otro la alegría y jovialidad de Hikaru, ellos no solían ser como las otras parejas ellos eran más reservados no solían mostrar su cariño en publico pero todos sabían como eran ellos. Ferio y Fuu eran los más tiernos de todos, el carácter propio de Fuu y jovialidad de Ferio ayudaban a que no importaba donde ellos solían ser propios pero a la vez románticos, por ejemplo eran raras las ocasiones donde solían besarse en publico pero siempre procuraban estar tomados de las manos y el siempre la procuraba por ejemplo del sol y de comer a sus horas, la rubia ayudaba mucho a estudiar y ese tipo de cosas. Entre todo esto, todos vivían su vida de forma normal y tranquila; desde lo de devonair habían aparecido algunos enemigos peor nada que amenazara la seguridad de los habitantes de Cefiro ni de las guerreras digamos que solían aparecer monstruos peor nada que les llevara a arriesgar sus vidas. Ellas viajaban entre ambos mundos los fines de semana para estar a lado de sus amigos y parejas, todo parecía perfecto para ellas lo tenían todo hasta que un día; después de derrotar a un enemigos y caminos al castillo, los genios y ellas tuvieron una platica poco usual

Rayearth, Ceres windom: queridas guerreras del mundo místico, ahora que han aprendido a controlar el poder para viajar entre ambos mundos hay algo de lo que debemos hablar

, Fuu: si ¿Qué es de lo que desean hablar?

Rayearth, Ceres windom: tarde o temprano deberán tomar una decisión

Umi, Hikaru Fuu: ¿Cuál?

Rayearth, Ceres windom: deberán decidir entre vivir su vida aquí o en su mundo

Hikaru: no lo entiendo ¿a que se refieren?

Rayearth: es complicado pero nosotros tres estamos casi seguros de que sus viajes entre ambos mundos acortan sus vidas

Umi ¿acortar nuestras vidas?

Ceres: así es ustedes pueden viajar a este mundo al combinar su magia junto con la poca que dejo el antiguo pilar, la magia que ustedes ocupan proviene de su vida

Fuu: ¿Por qué piensan eso?

Windom: como los genios que somos nuestros corazones están unidos a ustedes, dicho esto nuestras vidas están ligadas, por otra parte nosotros podemos ver y sentir cosas que ustedes no, lamento decirles esto pero el poder que están provenía del antiguo pilar se esta acabando pronto deberán tomar una decisión

Esta fueron las últimas palabras de la conversación. El resto del camino hacia el castillo fue algo incomodo todos estaban en silencio y el ambiente se sentía tenso. Al llegar al castillo

Rayearth, Ceres windom: guerreras del mundo místico las tres deben de estar de acuerdo con esa decisión, ya lo sabrán el portal solo se abre si las tres están juntas, así que sea cual sea su decisión nosotras las apoyaremos siempre

Hikaru: gracias por su apoyo y preocupación

Umi: pensaremos en los que nos han dicho

Fuu: hablaremos después hasta pronto

Al bajar de los genios las chicas caminaron en silencio por el castillo sin pensarlo ni planearlo se vieron en el jardín, sin poder soportarlo mas se abrazaron y comenzaron a llorar. Una pequeña criatura blanca brinco hacia ellas para consolarlas

Hikaru: Nikona

Nikona: ¡puu!

Umi: chicas hay que calmarnos

Hikaru: no tenia idea de esta noticia

Fuu: creo que nadie, ahora hay otra cuestión importante

Hikaru: ¿Cuál?

Fuu: ¿debemos guardar el secreto?

Umi: creo que lo mejor por el momento ser hablarlo con cleff Hikaru me parece lo mejor y ¿Qué hay de los demás?

Fuu: ¿te refieres a Lantis, Ascott y ferio?

Hikaru: sí, yo no tengo secretos con Lantis por lo cual me resultara difícil mantener esto en secreto pero creo es lo mejor

Umi: si chicas se que es obvio pero…

Hikaru: lo se, no me imagino mi vida sin Cefiro pero

Fuu: tampoco imagino mi vida sin Tokio

En ese momento Lantis, Ascott ferio y cleff venían hablando sobre algunas cosas de las aldeas, pronto las guerreras limpiaron sus ojos para que ellos no notaran que estuvieron llorando

Ascott: chicas no sabíamos que habían regresado ¿algo malo les pasó? Tienen los ojos llorosos

Umi: no bueno es que hacia mucho viento y hay mucho polvo no es nada

Cleff: por sus gestos supongo que se enteraron de…

Hikaru: ¡basta cleff! Si nos enteramos de algo pero…

Fuu: no el momento ni el lugar para tener esta conversación

Lantis: ¿Qué ha pasado?

Hikaru: cleff tienes un minuto debemos hablar contigo

Ferio: ¿Por qué no nos dicen nada? Tal vez podamos ayudarlas

Fuu: chicos agradecemos su ayuda pero por ahora es algo solo de las tres

Ascott: ¿entonces cleff si puede saberlo?

Umi: no es eso se los diremos a su tiempo

Lantis: ¿y porque no ahora?

Hikaru: por que no sabemos mucho acerca del tema ni siquiera estamos seguras de lo que esta sucediendo y- sin más comenzó a llorar, Fuu y Umi corrieron a abrazarla y a llorar de desesperación ante la vista de los hombres…