Con nuestro primer beso, empezó la historia de nuestro amor, aquel envuelto en la magia del destino, que te hizo aparecer frente a mí repentinamente…

¡Y por eso digo sí!, ¡Estaré a tu lado por siempre!

¡Porque tú eres el único al que le entregaré mi futuro!

¡Y estaré aquí para ti!, ¡Hacia un nuevo mundo, ven conmigo!

ZERO NO TSUKAIMA

AFTER FINAL

II

Luego del inesperado encuentro de un par de chicos de mundos diferentes, la historia como la conocía cada uno empezó a cambiar; Las mañanas en el pueblo de Halkeginia brillaban de una forma especial, a pesar que en un inicio pudo llegar a detestarlo, la invocación de su sagrado, hermoso y por mucho más poderoso familiar había resultado en un desastre, para ella, a quien todo le salía mal y por las crueldades del destino y sus alrededores había conseguido ser llamada por el sobrenombre de "Zero", es decir… la inútil, que no es capaz de transformar unas pepitas de piedra en latón… La misma que sin notarlo era una de los portadores de una de las magias ocultas más poderosas sobre la Tierra, "El vacío", representado por las runas que aparecieron en la mano de su plebeyo familiar "Gandalf", la mano izquierda de Dios. Y con la cual salvaron juntos innumerables veces al reino de Tristain y allegados, sobreponiéndose con ello a su pasado lleno de prejuicios y convirtiéndose ahora en los héroes que son.

Louise Francoise Le Blanc de la Valliere de Hiraga y Saito Chevaliere de Hiraga des Ornières, viven ahora en el castillo que se encuentra en los terrenos de Tristein donados por la princesa Henrietta hacia el caballero en aquellos tiempos de necesidad.

Las guerras han sido dejadas atrás, los humanos, los Elfos y los Mages viven finalmente en armonía, no se ha escuchado últimamente nada que tenga que ver con los familiares del vacío ni sus usuarios, no más… aún y cuando ellos estarán presentes si se les necesita… en honor a su santidad, a la princesa Henrietta y la reina Charlotte, que no dejan de apoyarlos en todo momento, sin embargo, todos los lapsos creados por el tiempo, poseen un principio y un fin y puede que la época de paz… esté a punto de terminar…

Las escrituras antiguas que revelaron la existencia de los magos del vacío y sus familiares, cada una de las partes del cuerpo de Dios, parecían ir sobreescribiéndose, cual las páginas reveladas a la humanidad hasta ese entonces eran solamente las convenientes para ayudar a fortalecer los lazos necesarios entre los involucrados y las páginas que en aquel entonces se encontraban en blanco, fueron adquiriendo color y forma antes los ojos atónitos del anciano director de la academia de magia; Osmond terminó por cerrar aquel libro de golpe y sumamente nervioso caminó lo más rápido que pudo fuera de la habitación, con su ratón familiar tras de él, que rápidamente se coló entre sus ropas.

Mientras tanto en la tierra de Ornières…

-¡Ya te dije que no es necesario!, ¡Vete de aquí Siesta!, -se encuentra sumamente molesta la esposa del Hiraga, aún acostada sobre sus esponjadas almohadas, las cuales utiliza como armas para tratar de golpear a la maid, pero no puede seguir en su habitual pelea, ya que intempestivamente se tapa la boca con la mano y sale corriendo hacia el cuarto de baño con el rostro coloreado de morado.

-Hai, Hai… como usted diga… pero yo creo que si necesita mi ayuda Mrs. Valliere de Hiraga…, -los ojos de la pelinegra se volvieron rayas y puntos y mira en la dirección en que Louise corrió.

-¡Yo creo que deberías escuchar a Siesta!, ¡Estoy muy preocupado Louise!, -hace acto de aparición el ojiazul, al ser enfocado del otro lado de la habitación, notablemente abrumado por la situación.

-¿Pero qué estás diciendo Saito-san?, está muy claro que ella se encuentra bien, el que necesita ser atendido eres tú, -inmediatamente aparece a su lado y le sujeta el brazo, uno de sus viejos trucos con el que discretamente lo frota contra su busto.

-¿Eh?..., -una de sus debilidades más grandes… sabía que debía superarla…, pero no puede evitar sonrojarse.

-¡Ya que la esposa de Saito-san está bien y no puede atenderlo, entonces es el papel de la servidumbre hacerlo!, -grita sabiendo que con ese comentario estaba confrontando a La Valliere.

-¡Ya basta!, ¡te dije que te fueraaas!, -abre azotando la puerta del cuarto de baño, pero su semblante no es realmente el mejor, por lo que Saito preocupado, se suelta rápidamente del agarre de Siesta y la sujeta, lo que parece confortar un poco a la pelirosa, momentos después ambos se sientan sobre la cama.

-I… ¡Iré a traerle un té!, -sale corriendo de la habitación la segunda en discordia.

-¡Por favor!, -alcanza a gritarle Saito antes de perderla de vista, para luego voltear de nuevo hacia su esposa, quien en un movimiento despacio se deja caer contra el pecho del caballero.

-Tienes que dejar de preocuparte así…, -habla ya más tranquila y como siempre dulce para él.

-¿Cómo me pides eso?..., -le corresponde el abrazo y al hacerlo juega ligeramente con sus largos y ondulados cabellos rosas. –A veces… siento que me estás dejando atrás… cuando ésta en una situación igual de nueva para ambos… lo único que puedo hacer es sentirme angustiado y estar todo el tiempo preocupado de que algo pueda pasar… no quiero que nada malo te pase…

-…Saito…, -se separa ligeramente de él, para poder encontrar su mirada azul con la suya y tratar de comprender su preocupación claramente expresada con su voz.

-Es sólo que… esto es todo un misterio… y no tengo idea de la parte que me toca hacer… pienso que estás cargando con todo el trabajo… y es toda mi culpa…

-¿Culpa?..., ¿cómo puedes llamarlo culpa?... cuando me has hecho tan feliz…, -sonríe por lo bajo, -no importa cuánto tiempo tome para que desaparezcan estas náuseas, aunque se supone que será dentro de poco, pero lo importante… es que aquí…, -toma una de las manos del Chevalier y la lleva a su pequeño vientre, -está nuestro bebé, -al pronunciar dichas palabras se le humedecieron los ojos a ella y una enorme paz lo recubrió a él, lo que le atrae al verla sumamente hermosa y sonrojándose un poco inclina su rostro hacia ella quien al ver las intenciones del joven cierra también los ojos y recibe su beso, permaneciendo en esa posición durante unos minutos.

Siesta venía de regreso con la taza de té y lo que parece ser la correspondencia en la mano, pero se detiene en seco al ver la escena; una serie de apasionados y disfrutados besos entre los dueños de la casa, cual estuvieran sedientos del otro, ella rodeando el cuello del joven con sus delgados y finos brazos, mientras él que poseía su vientre con su mano, empezó a deslizarla hacia su pierna, mientras la recostaba sobre la cama, por lo que la sirvienta al no poder soportarlo más dejó caer la taza de sus manos, trayéndolos de vuelta a la realidad.

-¿Siesta?, -la reconoce Louise, sentándose en la cama nuevamente.

-¿Qué te pasó?, ¿estás herida?, -se levanta rápido Saito y llega a su lado, pero es rápidamente evitado por la pelinegra.

-¡No es nada Saito-san!, ¡Lo lamento mucho!, No quería quebrar una pieza de la bajilla…, -empieza a recogerlo

-¡No se trata de eso!, -la mira preocupado.

-¡Olvídese de eso Saito-san!, hay cosas más importantes como estas cartas…, -se las pasa, indicándole con la forma en que se las mostró que eran realmente importantes.

El Chevalier, tomó los sobres entre sus manos y los miró por ambos lados buscando el remitente.

-¿Qué es Saito?..., -pregunta intranquila Louise al ver la cara que puso su esposo mientras leía.

-No sé mucho sobre este idioma… pero… tal parece que es un problema en la academia… no estoy muy seguro…

-Muéstramelo, -extiende su brazo hacia él, para poder leerla y tener una mejor apreciación de las cosas. –No…, -arruga el papel entre sus manos, sin siquiera decirle a Saito de que era realmente lo que trataba la carta, -¡No!, ¡Definitivamente no!, -la tira contra el suelo.

-¡¿Qué pasa Louise?!, -pregunta preocupado al ver su actitud.

Continuará…

¿ó no?...

Notas:

¡Hola!, en un principio tenía pensado hacer de este fanfic un Oneshot, pero veo que ha gustado xDD y varios pidieron continuación en una historia larga, bueno, escribí este capítulo y lo tiro al aire esperando a ver como es recibido, porque no veo mucha actividad en este Fandom, pero amo esta serie, así que ¿Por qué no?

Comentarios, dudas, ideas, peticiones, no duden dejar su review.

ARIGATO MINNA-SAN!

YA NEE!