Epilogo:

Aun recuerdo como si fuera ayer todo lo ocurrido, aunque a veces desearía que hubiera sido diferente se que en ese momento nada de lo que hubiera hecho serviría, ahora me encuentro tratando de cambiar ya que llegue a tocar fondo y me desconocí, también dañe a mucha gente, con todo lo ocurrido estoy seguro de que si mis padres me hubieran visto se hubieran horrorizado de ver en el monstruos en que me convertí.

Haciendo memoria al pasado recuerdo los cinco días en los que deje mi casa, cuando regrese ya muy de noche por demoras del tren y por la tormenta que impedía avanzar mas rápido, así que el viaje demoro más de lo habitual, cuando al fin llegue a casa vi todo oscuro Yuya no estaba esperándome y realmente no me importo ya que era muy tarde para que ella estuviera haciéndolo así que subí en silencio a mi cuarto y me arroje a la cama, cuando por fin desperté ya pasaba de medio día así que me dirigí al baño para luego salir a buscar algo de comer, cuando me senté note que cada uno de los sirvientes me miraban y sin prestarles atención mande a llamar a Yuya, ella me conto que había prescindido de los servicios de Gema ya que únicamente se había contratado para ser sirvienta de mi ahora ex esposa, para cuando termine quise dirigirme a mi cuarto para descansar ya que por alguna extraña razón aun me sentía cansado pero sin imaginar mis pies me llevaron a otro lado y termine en la puerta de la habitación ella, parecía que mi cuerpo estaba desconectado de mi cerebro ya que tome la perilla y entre en silencio, vi que aun estaban todas sus cosas, así que me dirigí a donde estaba Yuya y le pregunte por ella.

Cuando la cuestione me dijo que Maron se había ido el mismo día que yo y la razón de que sus cosas estuvieran ahí dijo que: "Nada de eso le pertenecía".

-Tonta, todo eso es tuyo y de nadie más, todo fue hecho especialmente para ti- esa fue mi respuesta cuando regrese a su recamara; recuerdo que la primera vez que entre a escondidas a su recamara todo olía a ella; y ahora, no había quedado nada ni huella de ella o su olor, es como si nunca hubiera estado aquí; aun divagando en su recamara note un vestido colgado cerca de la puerta del baño el cual yo no había comprado, al mirarlo de cerca pude notar algo.

-Ese es el vestido que se había roto, cuando ella se cayo del árbol, lo compuso ella con sus propias manos y claro prescindiendo de uno de sus vestidos, al final ese fue el resultado- dijo Yuya entrando a la habitación, extrañamente el vestido aun olía a ella y si antes se veía muy sencillo para mi gusto, ahorita lucia extrañamente como ella vestiría.

-¿Qué le haremos a todas las cosas señor?- cuando me pregunto no supe que responder y siendo honesto aun no sé, así que simplemente tome aquel vestido y salí, hasta el día de hoy todo sigue intacto; aun no entiendo por que lo conservo así.

Paso un mes hasta que Kakarotto se digno en contestarme el teléfono ya que desde ese día no respondía mis cartas y cuando lo visitaba nunca estaba, hasta esa fecha supe que ya había nacido su hijo al cual llamo Gohan en honor al abuelo, así que tiempo después vinieron los tres a visitarme; el niño era una copia exacta de el con el carácter de la mujer, los tres se veían bien, la vida les sonreía a ellos; "Que envidia" pensé, una vez que se instalaron Milk se fue con Yuya llevando a su hijo con ella, tal parecía que ya tenia planeado dejarnos solos. La platica fue algo surrealista, sabia que habría regaños y reclamos por parte de el, pero lo que nunca me imagine saber fue la explicación de los paquetes que Kakarotto traía con el, eso fue algo que termino de hundir mi mundo aun en ruinas, traía las cartas y fotos que intercambiaron ella y el antes de que yo la cortejara.

-Vegeta, Milk me convenció de hacer esto y solamente lo hago porque ella me lo pidió, pero te dejo en claro que si me llego a enterar que tomas represarías en contra de mi amiga, te las veras conmigo, ¿entendiste?- sus palabras sonaban muy serias y para ser honestos fue la primera vez que sentí que miedo a manos de él.

Viendo esas fotos y cartas supe que mi primo tenía toda la razón para odiarme, yo nunca me case con Maron, "Estúpido" ahora todo estaba claro, todos sus gustos eran diferentes, tanto en la ropa como en su forma de ser; ahora entiendo por que Teodoro había reaccionado así en su ultima visita, "¿Cómo fui tan ciego?", la sed de venganza que tenia dentro de mi me cegó completamente y no note esos detalles que todos vieron.

Mi ex esposa Marion, que raro suena ahora, en efecto estudio lejos e incluso se vistió de hombre para poder seguir estudiando, Kakarotto me confirmo que la fecha en que yo vi a Maron con Raditz, Marion también se encontraba cerca pero ellas dos nunca se cruzaron y al yo decir que la había visto Marion pensó que había descubierto su identidad. Que tonto fui al no notarlo, aunque eso no fue lo peor, recapacitando también recordé algo de la única vez que estuve con ella, en ese momento sentí que era algo lógico, ya que casi en el año que estuvimos juntos ella no estuvo con nadie así que creí que esa era la razón del porque de la incomodidad de estar entrar en ella, pero aparte de forzarla a estar conmigo yo le arruine por completo su primer experiencia, por eso es que la sentía aferrarse tanto a mí.

Recuerdo también que después de mi regreso Yuya empezó a llamarme "Señor" cosa que me molestaba, ella fue mi nana y me conocía mejor que nadie, pero entendí que ella también estaba decepcionada de mí, así que lo entendí y trabaje para ganarme de nuevo su confianza y cariño, esta de mas decir que deje de frecuentar las casas de las cortesanas y modere mi bebida, trabaje más y viaje menos, establecí nuevamente los lazos familiares y les pedí perdón a mis tíos y a la esposa de mi primo y a el; también tuve un arranque debo de confesar y fui a ver a los Brief lamentablemente solo fui recibido por la señor, ella se mostro amable, disimuladamente y sin éxito me atreví a preguntarle por su hija y después de un silencio incomodo y una sonrisa torpe contesto que solo una vez ella la había llamado y les dijo que nos habíamos separado, esa fue la última vez que supo de ella o al menos eso me dijo.

Fue algo desesperado que saliendo de la casa de los Brief no me regresara enseguida si no que me quedara unos días mas, creí que la señora Brief me había mentido y ocultaba a Marion o su paradero; todo fue inútil, la señora llevo sus días con mucha normalidad, el único día que la note agitada fue cuando regreso su marido ya que había organizado un almuerzo con todos los trabajadores, ¿Como era posible que llevaran una vida tan tranquila sin saber el paradero de su hija?

"Que gente tan extraña"

Desde entonces ya ha pasado un año completamente desde que la vi la ultima vez, ni un centavo había sido movido de la cuenta que le había hecho, igual que con las propiedades, era como si ella hubiera desaparecido de la faz de la tierra y no la culpo pero siendo sincero me gustaría saber que ella está bien y que es feliz.

Ahora mismo me dirijo a otro viaje, este en especial es largo ya que es hacia un pequeño pueblo de no más de mil habitantes esta recientemente floreciendo mucho y es gracias a el nuevo alcalde que aunque tenga según he oído una fachada de maldito es solo por la vida que tuvo, el fue quien me mando a llamar para que invirtiera en su pueblo, ahí es a donde me dirijo, sin confiarme mucho en mi buena suerte tengo una buena corazonada de que este viaje sera para bien.

Al bajar del tren note que a pesar de ser todo muy clásico tiene cierto aire moderno, tanto las calles como las casas, todas parecen haber salido de un cuento; si pudiera empezar mi vida desde cero, este lugar seria el indicado. Caminando por las calles noto que toda la gente parece conocerse ya que se hablan con sus respectivos nombres, a pesar de que vengo de una gran ciudad mí casa esta a las afueras en un área tranquila ya que tengo caballos y necesitaba mucho espacio, me parece raro ya que a mí solo me conocen en los lugares que frecuento mucho.

Aunque no suelo perderme sin querer me desvié de mi camino y termine en el mercado, me sorprendí mucho ya que estaba muy bien surtido y tal parecía que crecería mas ya que había una área que estaba en construcción, escuchando las campanas de la iglesia note que ya iba tarde a mi reunión así que pedí ayuda para poder llegar pero mi vista sin querer noto una cabellera ligeramente azul ya que estaba cubierto con un sombrero, mi mente no pudo hacer otra cosa que acordarse de ella, recordando mi cita salí corriendo y por suerte el alcalde también se le había hecho tarde, así que nos reímos ante tal actitud y pasamos a su despacho a hacer negocios. Esta de más decir que fue un placer hacer negocios con el alcalde Friezar, es un hombre muy culto que se preocupa por su pueblo así que opte por aceptar, al final decidimos vernos en un mes para hacer negocios, el iría a mi ciudad para poder escoger entre materiales y demás para que luego yo viniera a vivir una temporada al pueblo y así supervisar que todo saliera bien.

Ya de camino a la estación de trenes divague un poco más cuando volví a ver a la mujer de cabello azul, reconocí la vestimenta y el sombrero, cuando una ráfaga de aire corrió de tal manera que el sombrero salió volando dejando su cabellera jugar en el aire, hipnotizado nuevamente quede recordándola, mi corazón empezó a latir fuertemente y como si fuera un sueño vi ese rostro que me había enamorado, desconfiando de mi vista inconscientemente empecé a caminar hacia ella hasta que mis piernas se paralizaron y como si hubiera pisado arenas movedizas, ya estando a una buena distancia la vi, era ella, era Marion, mi Marion, ella estaba en este pueblo alejado de todo, después de recogerse la cabellera sonrió ante el extraño que le regresaba el sombrero para luego seguir ella su camino.

-te encontré…. Marion… y esta vez no te dejare escapar…..- con una sonrisa en el rostro la deje ir y regrese a mi camino me subí al tren con nuevos aires y contando los días para regresar, mi cabeza empezó a planear como acercarme de nuevo a ella, y como evitar que ella corra de nuevo.

-una vez te lastime y te deje partir por mi estúpido orgullo, ahora haré lo que sea para recuperarte porque eres lo único que sé que no merezco, sin embargo te amo- sabia que ella podía odiarme pero siendo honesto la necesitaba, así que esperare y la buscare hasta que ella me diga que "No quiere saber de mi" yo buscare la forma para conquistarla y así me ame como yo lo hago.


C: Muchas gracias por todos sus review! la verdad es que si tenia pensado hacer un epilogo y siendo honesta lo hice primero que el capitulo final xD la continuación... Ummmm? puede que llegue pero no ahorita ya que tengo otras historias en la mente, aunque me gusto dejarla así, ya que de buenas autoras aprendí a apreciar los finales trágicos, espero este cap. les guste, y gracias a gabiluVB, BBrieffs, princss saiyan,Any chan, sweetgilda, Sineadhdz, abby, samantha, GalyDann (y si me falto alguna discúlpenme) por ser parte de esta historia C: