Disclaimer: Los Juegos del Hambre, su trama y sus personajes no me pertenecen.


̶ "¡Cato! ¡Cato!" ̶ Alzó la vista en cuanto oyó los gritos ¿Había oído bien? ¿Estaban gritando su nombre? Como si hubieran oído sus pensamientos unos segundos después el aire volvió a inundarse con los mismos gritos, solo que más desesperados "¡Cato!"Enseguida identifico la voz que clamaba por él y se puso en pie de un salto, alerta. Clove.

Corrió tan rápido como sus piernas le permitían, "Cato, Cato" seguía escuchando cada vez más cerca pero débil a su vez. "Ya voy Clove, aguanta" quería gritar pero su voz había desaparecido. "Cato" escucho por última vez y luego el silencio. Asustado como nunca antes lo había estado desde que habían comenzado Los Juegos corrió aun más deprisa ignorando el dolor de sus piernas. Al fin llego a la pradera donde el Banquete se había celebrando, miró hacia todos los lados, ignorando esa voz en su cabeza que le decía que debía asegurarse de que no hubiera otros tributos enemigos alrededor dispuesto a atacar, ahora eso le daba igual, lo más importante era encontrar a Clove, no había nadie más en ese lugar así que no le resulto difícil encontrar a unos escasos metros de distancia el cuerpo de Clove inerte en el suelo, se aproximó a ella tan rápido como pudo y se arrodillo a su lado, la chica tenía una herida en la cabeza, había demasiada sangre, lo tenía difícil muy difícil. Cogió su cuerpo con una delicadeza impropia en él.

̶ "¿Clove?" ̶ preguntó.

Aun estaba viva pero se desangraba, probablemente moriría enseguida y no tardaría en oír el cañón que confirmaría su muerte, se maldijo a si mismo, si en un principio no hubiera dudado de si estaban gritando su nombre o no habría ganado unos segundos, segundos que podrían haber sido decisivos para evitar la muerte de su compañera de distrito.

̶ "Clove" ̶ repitió de nuevo, la interpelada busco su mirada en cuanto sus ojos conectaron Cato pensó que se derrumbaría ̶ "Lo siento" ̶ le dijo ̶ "Perdóname, no te oí la primera vez, no acudí a ayudarte a tiempo, lo siento Clove, lo siento" ̶ Sabia que se estaba mostrando débil y que seguramente todo Panem estaría viéndole, pero le daba igual, lo único que importaba era Clove.

La chica intento responderle o emitir algún sonido pero de sus labios solo salió un suspiro agónico ̶ "Tranquila, estoy aquí" ̶ Dijo intentando consolarla, o al menos todo lo que se puede consolar a alguien que sabe que esta a punto de morir.

La sangre de la chica salía a borbotones y le manchaba las manos, encontraría a quien le había hecho eso, le encontraría y se lo haría pagar.

̶ "Cato"- consiguió decir Clove al fin antes de que su corazón dejase de latir.

Cato cerro los ojos, sin dejar de sostener a la chica entre sus brazos. Pronto el silencio en el que el lugar se había sumido fue roto por el fuerte cañonazo que marcaba el fin de la vida de algún tributo y Cato abrió los ojos para ver en el cielo de la Arena la foto de Clove.

Abandono el cuerpo sin vida de la chica y se adentro entre los árboles con los músculos en tensión y enfurecido, finalmente cuando considero que estaba lo suficientemente lejos del lugar que había sido la perdición de su compañera grito. Grito sin importarle que hubiera tributos cerca que pudieran oírle y acudir a matarle, grito brindándole a Capitolio una nueva imagen de él. Grito deseando que sus vecinos del distrito 2 gritaran con él. Grito hasta que el aire abandono sus pulmones de golpe obligándole a detenerse. Grito por él, por no haber llegado a tiempo y salvarla y sobretodo gritó por ella, por Clove, porque estaba muerta.

Y de algún modo u otro una parte de él se había muerto con ella.