.

.

"El cumpleaños de Finn"

Era otro día en la tierra de Ooo o más bien noche, los amigos estaban de fiesta en el dulce reino pues era el cumpleaños número 15 de Finn, todos estaban ahí… la Dulce Princesa, el Dulce Príncipe, Marceline, Marshall Lee, Cake, Jake, Fiona y la Princesa Flama la cual en los últimos años se había convertido en novia de Finn, el único que faltaba era el cumpleañero Finn.

- ¿Dónde estará Finn?- preguntó Fionna a los demás

-No lo sé pero…- le respondió Marceline que afinaba su bajo - pero espero que llegue pronto, Marshall y yo queremos hacer volar este reino con nuestra música

-¿A, qué?-dijo mientras afinaba su bajo- oh, sí si ya lo creo, además tengo un regalo sorpresa para él -continuó levantándose el cabello con un movimiento de su cabeza.

En otro lado de la fiesta se encontraban la Dulce Princesa y el Príncipe terminando el regalo sorpresa de Finn

-Espero que le guste esta nueva espada de oro puro- decía ella

-Yo creo que así será-comento el príncipe Gumball- una vez le regalé una espada de cristal a Fionna y a ella le encantó, y como ella tiene un gran parecido con Finn en muchos sentidos esta espada será el regalo perfecto- enfatizó el Dulce Príncipe

Y en otro punto del dulce reino estaba Cake y Jake, ellos estaban trabajando para que la Princesa Flama no quemara todo el dulce reino

-Hay… niña no te muevas tanto sino Jake no podrá conjurar el hechizo contra magias elementales y no podrás darle el beso de cumpleaños a tu novio picaron ujujujuy.

-Si princesa procura no moverte mucho -decía Jake que mantenía un poco de distancia con la Princesa Flama-no quiero que mi hermanito acabe chicharrón en tus brazos.

-Oh discúlpenme chicos es que esa flor me hace cosquillas- decía entre risitas- además no creo besar a Finn… no tengo el valor de darle un beso en los labios aunque seamos novios- comentaba un poco tímida

-Vamos solo será un besito y tal vez te quiera corresponder de la misma manera-dijo Cake con ojos de ilusión

-Mmmm, quizás, pero aún no lo sé…- terminó de concretar la princesa perdida en sus pensamientos

Llegó la esperada hora en Ooo y Finn apareció, llevaba un pantalón de mezclilla azul y una camisa de cuadros roja con blanco lo único que no llevaba era su característico gorrito así que tenía al descubierto su gran cabellera rubia la cual tenía un brillo especial con las luces del dulce reino

-¡Hola a todos!-dijo dando una amplia sonrisa

- ¡Felicidades hermaneto!, mi niño ya es todo un hombrecito jejejeje -dijo Jake con una voz graciosa

-Muchas felicidades Finn-dijo Fionna que llevaba una cajita entre sus manos- mira toma esto, ha por cierto no lo abras ahorita es una sorpresa

-Gracias Fi -decía Finn mientras guardaba la enigmática cajita en su bolsillo

-Hey Finn mira, esto va dirigido a ti-dijeron Marshall y Marcy

Entonces se empezaron a oír los bajos de Marshall y Marcy quienes le interpretaron la canción que habían tocado con el señor de las puertas "¿Qué es lo que falta?".Al terminar de tocar Marceline se acercó al héroe y le dio un gran abrazo y un beso en la mejilla.

-Felicidades Finn espero que lo hayas disfrutado-dijo Marcy con mucho ánimo

-Muchasgracias Marcy, y ¿sabes? eres mi rockera favorita-dijo Finn tiernamente

Entonces llegaron la Dulce Princesa y Príncipe Gumball con una gran espada reluciente enterrada en un pastel para colmo de color rosa

-Espero que no te moleste el color rosa es que a mí y a Gumball se nos pasó el color - dijo la Dulce Princesa un poco apenada

- Ayy, cara de chicle tú siempre echando a perder todo-dijo Marshall muy grotescamente

-¡Ya cállate Marshall! -dijo Gumball muy enojado-no tienes respeto por las damas ni por nadie

- Ya, ya no peleen chicos no me importa el color del pastel solo sé que lo hicieron con las mejores intenciones y con eso me basta-dijo Finn para tranquilizarlos

- Bueno, creo que ya es hora de bailar con Finn ¿no lo creen? -dijo Marcy un poco ruborizada

-Oh si ya es hora, ¡el baile real empezara en breve!-anunció la Dulce Princesa a todos los presentes

-Hey esperen ¿dónde está mi novia?- dijo Finn sin pensar- este quiero decir la Princesa Flama-estaba ruborizado

En ese momento se veía un tenue destello que venía acompañado de Cake un poco retirado de donde estaba el humano

-Tarannn aquí le presento a la Princesa Flama-dijo en voz alta

La princesa lucia un gran vestido de gala de color naranja con encajes rojo intenso, tenía al descubierto su espalda y su cabello de fuego un poco ondulado, al ver a Finn esta se ruborizó y su pelo tomó un ligero tono azul eléctrico bajo, la gran mayoría de los invitados se quedó atónita al verla, era muy hermosa, la princesa caminaba lentamente hasta el chico…

-Hola Finn, feliz cumpleaños -dijo delicadamente ruborizada

-Hola princesa -dijo también ruborizado

Ellos no se daban cuenta pero se estaban acercando más y más hasta que:

-Em, Finn-dijo algo inquieta

- ¿Si princesa? -Finn no se daba cuenta pero tenía los brazos entrelazados a través de la princesa y cuando se dio cuenta aparto los brazos

-Oh perdón, perdón lo siento –dijo avergonzado

- No, está bien Finn… me gusta tu calor- y se acercó nuevamente a él dándole un cálido y tierno abrazo

-A ver tortolitos ya pasen al gran salón ya es hora-dijo con voz burlona Marshall que levitaba sobre ellos.