Disclaimer: Todos los personajes pertenecen a Stephenie Meyer

MI ULTIMO INTENTO

EPÍLOGO

- Papá dijo que podré ir a París este verano – dijo Lizzy cuando Bella terminó de servir la lasagna

Bella se envaró y miró a su marido sentado en la cabecera de la mesa.

- Acabo de tener un déjà vu – le dijo con seriedad

Sentada frente a su hermana, Nessie soltó una carcajada.

- Qué es un decha tú? – preguntó la pequeña Carlie

- Déjà vu. Es cuando sucede algo que te parece que ya lo has vivido – le explicó Edward evitando la mirada inquisidora de su mujer

- Edward? – le llamó la atención su mujer

- Qué?

- Habíamos quedado en algo respecto al viaje a París, no?

- Lo sé. Lizzy sabe que no irá si no aprueba el curso.

- Pero Nessie fue a París cuando tenía mi edad – se quejó la más rebelde de la familia

- Hey, enana – le dijo su hermana – Yo tuve que obtener varias Aes, para ganármelo.

Su madre la miró arqueando una ceja subrepticiamente y Nahuel rió. Su novia lo fulminó con la mirada.

Nessie había vuelto de la universidad hacía dos años y se había reencontrado con su antiguo compañero de colegio. Estaban juntos desde entonces y la boda estaba prevista para el final del verano.

- No recuerdo haber visto muchas Aes, ese año – le corrigió su padre y Lizzy le sacó la lengua

- Sin importar lo que Nessie hiciera o dejara de hacer entonces, tú, señorita – dijo su madre apuntándola con su índice – no irás a París a menos que apruebes el curso, y con buenas calificaciones. Y, honestamente, lo tienes difícil.

- No es justo – gritó la niña

- Liz – le llamó la atención su padre

- Es que no es justo. Nessie siempre puede hacer lo que quiere. No es justo! – gritó poniéndose de pie dispuesta a abandonar la mesa

- Elizabeth Cullen! – bramó Edward – Siéntate ahora mismo y acaba tu cena

La niña bufó y pinchó con rabia su comida.

- Yo también podré ir a París cuando tenga 12? – preguntó Carlie

- Tal vez, cariño. – le aseguró Bella – Pero debes tener en cuenta que no hay viaje si no se aprueba el curso, así que tienes cinco años para ser la mejor alumna.

No hacía falta que se lo dijeran, Carlie siempre era la mejor de su grado y obtenía matrículas de honor, cada año.

- Estás enfadada conmigo – dijo Edward metiéndose bajo las sábanas esa noche.

Bella cerró el libro y lo dejó sobre la mesita de noche junto con sus gafas.

- Edward, no puedes decirles que sí a todo

- Lo sé – reconoció quejoso acostándose boca arriba y frotándose la cara

- Pero siempre les dices que sí. Sin importar lo que deseen, saben que si te lo piden a ti, lo obtendrán

- Lo sé – reconoció tirando de ella para dejarla acostada sobre su pecho – Es que son mis princesitas. Y al fin y al cabo Nessie es una mujer responsable, así que tan mal no lo hice.

- Sí, tus princesitas, pero si Nessie era rebelde, ya has visto lo que es Lizzy. Y vale que Nessie lo ha hecho bien, pero me temo que Liz no es igual. Sus calificaciones son un desastre cada año. Cada curso lo termina con el mínimo aceptable. No se esfuerza en nada. Sabes que acostumbra hacer gamberradas.

- Son chiquilladas – la disculpó

- Tú crees? Cuando reemplazó la crema de tus Oreo por dentífrico no te pareció muy divertido

Edward rió al recordarlo.

- Son mis galletas favoritas

- Ya. Y cuando puso talco en las aspas del ventilador de techo del colegio, tampoco fue muy divertido.

- Hey, no puedes negar que la chica es ingeniosa

- Venga ya, Edward. Sé serio, por favor. No me basta con que salve el curso a duras penas.

- Lo sé – aceptó llevando las manos a los glúteos de su esposa y presionándola contra él.

- No creo que debamos permitirle ir a ese viaje. Tal vez entonces se esfuerce más el año que viene. Podrá ir entonces.

- De acuerdo – dijo girando a su mujer y acostándose sobre ella – Podemos dejar de hablar de las niñas? – propuso besando el suave cuello

- Y qué quieres hacer? – ronroneó ella restregando sus ingles contra las de él

- Tú qué crees? – respondió seductor metiendo la mano bajo las bragas de encaje para acariciar la húmeda abertura

Bella rió jadeante y le quitó los bóxer para tomar entre sus manos el rígido miembro masculino.

Hicieron el amor con lentitud.

Después de veinticinco años, la pasión aún estaba allí, pero ahora preferían hacer el amor tomándose su tiempo y entregarse a ello con calma. Aunque aún se permitían algunos arranques, como el día del compromiso de Nessie, cuando habían hecho el amor con rapidez en el baño de la planta baja, mientras los invitados brindaban en el jardín.

- A veces me es difícil ponerle límites a las niñas.

- Lo sé, cielo. Pero esas niñas se aprovechan de que seas tan blando

- No soy blando – se quejó – Lo seré cuando tenga nietos – sentenció – pero no lo soy con mis hijas.

- Tú crees? – dijo Bella dirigiéndole una mirada socarrona

- Sí.

- Pues en breve me lo podrás demostrar.

- Qué quieres decir? – le preguntó con el entrecejo fruncido.

Bella sonrió apretándose contra él.

La separó de su abrazo para mirarla directamente a la cara.

- Qué quieres decir? – repitió

- Exactamente lo que estás pensando.

- No puede estar embarazada – dijo sentándose en la cama

La sonrisa de Bella se agrandó.

- Voy a matarlo – gruñó levantándose de la cama y calzándose los vaqueros que se había quitado – Cómo pudo embarazar a mi niñita! Faltan dos meses para la boda! Voy a matarlo – gritó antes de salir de la habitación para ir en busca de su hija mayor que estaba en el sótano con su prometido viendo una película

- Hey, abuelo! Ven aquí! – gritó Bella risueña escuchando los pasos en la escalera indicándole que su marido bajaba. – No sabes lo que puedes encontrarte – le advirtió

Le escuchó gruñir y rió divertida antes de vestirse para bajar a rescatar a su hija y el prometido de ésta, de la furia paternal de Edward Cullen.


Ahora sí, el final.

Gracias a todos, por seguirme, por leerme y apoyarme. Eso es lo más importante de escribir un fic.

Realmente esta historia ha gustado más de lo que me había podido imaginar, muchas gracias.

Besotes enormes y espero seguir compartiendo estas locas ideas con todos vosotros.

Les espero en mi nuevo fic "LA HEREDERA", dejo el primer capi para ver que os parece.

Besitos y hasta siempre!