CAPITULO VI

La Batalla Final

-Por fin llegamos… -dijo Sailor Venus en voz baja

Todos admiraron la montaña ante ellos un momento. Fue Sailor Healer la primera en hablar.

-¿Y Ahora qué? –preguntó

-Se supone la entrada debe abrirse para nosotros en cualquier momento –dijo Sailor Venus.

-¿Y qué si no se abre? –preguntó Maker.

-Moriremos congelados –le respondió Healer con una sonrisa irónica.

-Si no abre, encontraremos la manera de…

Un estremecimiento de la tierra interrumpió a Venus.

-¿Qué sucede? –Preguntó Sailor Moon.

El movimiento aumento y al momento Sailor Fighter tomó la mano de Sailor Moon.

-¡Chicas! –Exclamó Venus cuando notó que el suelo bajo Sailor fighter y Sailor Moon se comenzaba a agrietar. Quiso acercarse a ellas pero el movimiento aumento, iba a caerse cuando Healer la sujetó con firmeza al momento que un agujero negro apareció en el suelo absorbiendo en su interior a Sailor Fighter y Sailor Moon.

Aunque tenía la sensación de haber caído de una gran altura

-¡Serena! ¿Estás bien?

La chica levantó la cabeza lentamente, su acompañante la había protegido de la caída cubriéndola con su cuerpo, pero el contacto con el suelo no había sido fuerte.

-¡Seiya! –exclamó sorprendida

-Al parecer el agujero negro absorbió nuestros poderes –dijo este mirándose a sí mismo- ¿Estás bien?

Serena asintió y después miró a su alrededor.

-Una caverna… -Dijo

-O eso parece… -dijo Seiya alzando el rostro. Serena lo imitó y miró sorprendida lo que parecía un techo solido de piedra.

-Esto no me gusta… -dijo con desconfianza- si no podemos transformarnos…

-Estaremos bien –le dijo Seiya con firmeza

-Yo no estaría tan segura –Dijo Beryl apareciendo ante ellos. Al momento Seiya jaló a Serena tras sí.

- Vaya vaya… ¿Quién es este que te acompaña?

-¿Dónde está Darien? –Preguntó Serena- Estoy aquí como pediste, ahora libéralo y regrésame a mis amigas.

-¡No estás en posición de dar órdenes princesa! –Beryl alzó su brazo hacia ellos, Seiya extendió sus brazos al momento y recibió el impacto de lleno, saliendo expulsado y con él Serena sujetándolo por la espalda.

-¡Seiya! ¡Basta! –Gritó poniéndose de pie delante de él- ¡Es a mí a quien quieres, él no tiene nada que ver con esto!

-Serena no seas tonta… -Seiya se puso de pie con dificultad y se puso nuevamente delante de Serena- si ella quiere pelear conmigo por mi está bien, –se forzó a sonreír- aunque debería regresarme mis poderes.. así estaríamos parejos ó… ¿acaso te asusta una Sailor scout?

Beryl soltó una carcajada. Extendió su mano hacia Seiya y cerrando el puño lentamente lo atrajo hacia sí.

-¡Seiya!

-¿Miedo a una Sailor Scout? –Preguntó con malicia mientras Seiya trataba de resistirse- Es sólo que la falda no te favorece. -acercó su rostro al de él- realmente eres muy atractivo…

-No eres mi tipo –le dijo Seiya con una sonrisa forzada.

-No me digas… -Beryl acarició su rostro mientras Seiya Hacia una mueca de dolor.

-¡Déjalo! –Gritó Serena- ¡Aléjate de Él Beryl! ¡No te atrevas a lastimarlo!

Beryl volvió sus ojos hacia Serena con una mota de sorpresa en ellos.

-Pero… ¿qué es esto? –dijo como hablando consigo misma- Al parecer las cosas han cambiado desde la última vez que nos vimos princesa… -Volteó a Seiya para que éste y Serena pudiesen mirarse y con su brazo lo rodeo por el cuello- Sientes algo por este muchacho ¿no es cierto?

-¡Apártate de él Beryl! ¡Es a mí a quien quieres!

-Esto sí que es una sorpresa… -sonrió Beryl complacida- Es apuesto, no lo niego… pero no te comparas con Endymion, eres apenas un chiquillo.

-¡Lo es! –dijo Serena de repente, Seiya abrió los ojos de más por la sorpresa sin saber que la mente de Serena trabajaba sorpresivamente rápido- Pero es alguien inocente, libéralo y arregla esto conmigo, ¡soy yo quien vino a liberar a Darien!

-¿Segura? –Preguntó Beryl mirándola con suspicacia- ¿No te importa este mocoso?

-Yo… yo amo a Darien y he venido por él –respondió Serena tratando de ocultar el temblor que ahora sentía en todo su cuerpo- Seiya no tiene nada que ver en este asunto.

-Con que nada que ver ¿eh? Entonces hagamos un trato princesa, la vida de este joven a cambio de la de mi amado Endimion -Beryl extendió la mano que tenía libre de costado y a su lado apareció Darien

-¡Darien!

-¡Serena! –Darien quiso correr hasta ella pero con sólo un movimiento Beryl lo detuvo.

-No tan pronto… -Levantó su dedo índice y su uña mágicamente creció de manera puntiaguda- Serán libres de irse cuando la última gota de sangre de este joven sea derramada.

Beryl iba a rasgar el cuello de Seiya cuando el gritó de Serena la detuvo.

-¡No lo permitiré! ¡ETERNAL SAILOR MOON!

Ante los ojos sorprendidos de Beryl, la transformación de Serena se llevó a cabo. Al término Eternal Sailor Moon la miraba con decisión.

-¡No permitiré que los lastimes! -Serena sacó su báculo y atacó- ¡DULCE LUZ DE ESTRELLAS DE LAS SAILORS!

Beryl dejó caer a Seiya pero no pareció verse afectada por el poder de Sailor Moon.

-Eres débil princesa, muy débil… y morirás por eso –un bola de energía rodeó el báculo de Beryl y como si de una explosión se tratara se expandió directo hacia Sailor Moon. Pero ella no estaba sola… dos figuras masculinas despertaron de sus trances y como rayos corrieron hacia la chica interponiéndose entre ella y el ataque. Sin transformación, sin nada, sólo como humanos y como tal cayeron al suelo delante de Serena.

-¡SEIYA! ¡DARIEN!

Sailor Moon miraba incrédula las dos figuras inertes mientras algo parecido a su corazón se hacía pedazos en su interior. Muertos… ambos estaban muertos. Su rostro palideció y de sus ojos abiertos desmesuradamente no caía ninguna lágrima a pesar de que un dolor inimaginable la invadía completamente. Muertos…

-Estúpidos… -dijo Beryl- lo único que lograron sacrificándose fue retrasar tu muerte.

Sailor Moon Alzó el rostro hacia ella.

-Los mataste –dijo con tanto odio que logró estremecer a Beryl

-¿Qué es esa mirada? –dijo la reina preocupada.

-Los mataste… -Dijo Sailor Moon nuevamente, poniéndose de pie. –No voy a perdonarte… ¡NO TE PERDONARÉ!

Un resplandor oscuro, cargado de odio y rencor brotó del cuerpo de Serena, la transformación en Sailor Moon desapareció y en su lugar apareció el hermoso vestido de la princesa del reino lunar, sólo que esta vez con una diferencia, era de un negro apabullante.

-¿Qué es esto? –preguntó Beryl tratando de ocultar el miedo que comenzaba a apoderarse de ella

-Voy a matarte Beryl –le dijo Serena con una sonrisa malévola.

-¡Haz enloquecido! ¡Aun soy más poderosa que tú princesa! –Beryl apuntó hacia la princesa con su báculo despidiendo una bola de energía que ágilmente la princesa atrapó en su mano y lanzó hacia la reina que con dificultad pudo evitarla.

-Imposible… ¿Qué te ha sucedido? –preguntó Beryl admirada

-No soy la misma –le sonrió- y Vas a morir ahora –extendió sus brazos hacia arriba y entre sus manos, flotando, apareció el cristal de plata que inmediatamente se tornó obscuro.

-¡El cristal de plata!

-¡Es tu fin! –Serena se dispuso a atacar cuando un conjunto de voces resonó en su cabeza:

-¡ALTO!

Serena se quedó estática. Conocía bien esas voces, eran sus amigas Amy, Rey, Mina, Lita… también estaban Haruka y Michiru.

-Esta no es tu forma de pelear Serena –Dijo Amy en su espalda tomándola por los hombros.

-Esta no eres tú –le dijo Lita tomando su brazo derecho.

-Serena vuelve en ti, se tú misma… -le animo Mina.

-¡¿Cómo puedo hacer eso? –Gritó ella- ¡Todos han muerto! ¡Ustedes están aquí porque han muerto! ¡Ella los mató! ¡¿Cómo se supone que sea yo misma si jamás volveré a verlos? ¡No puedo ser yo misma sin ustedes, no quiero serlo!

-Serena… -le habló Rey- ¿Recuerdas? No importa lo que pase, nosotras estaremos siempre contigo.

-¡Palabras! ¡Sólo son palabras! –dijo ella sacudiendo la cabeza- ¡No puedo chicas! ¡Voy matarla! ¡Ella merece morir! –Dijo con odio, se preparó nuevamente para atacar mientras Beryl no atinaba a hacer nada mirando sorprendida lo que sucedía.

-Bombón…

-¡Seiya!

Serena miro atónita como Seiya, a pesar de sus graves heridas, conseguía ponerse de pié con dificultad.

-Todos confiamos en ti –le sonrió

-Seiya…

-Estamos contigo Serena-dijeron sus amigas.

Serena cerró los ojos y sosegó su corazón.

-Estaremos bien amigas –dijo.

Al abrirlos su vestido hondeaba con el viento mientras de él desaparecía la negrura y el cristal de plata se purificaba. Era ella otra vez…

-Por favor Cristal de plata –rogó- ayúdame a protegerlos a todos… ¡POR EL PODER DEL PRISMA LUNAR!

Un estallido de luz lo envolvió todo y el ambiente se colmó de paz y tranquilidad. Serena pensó que la pelea por fin había terminado… todo volvería a la normalidad… mañana sonaría el despertador a las 7 en punto, ella lo apagaría un par de veces antes de levantarse y salir a prisa hacia el colegio, se encontrará con Mina a la entrada, tarde como siempre las dos, y recibirán con la cabeza gacha el regaño del profesor. Al salir irían todas a tomar un helado y él, él chico que amaba, encontraría un lugar en ese mañana también… no sabía cómo, pero sólo sabía que así sería… eso era lo que deseaba su corazón.

Fin de Amor Verdadero.

Nota de la autora:

Chicos, claro que hay segunda parte, misma que al igual que este fic que acaban de leer es un remake de una historia que escribí hace aproximadamente 7 años. Aunque sufrirá muchas más adaptaciones que ésta, que casi se puede decir que sólo se basa en la anterior. Sobre todo habrá más protagonismo de la pareja Mina x Yaten (como premio para cierta ganadora que mencionaré más adelante) y claro, capítulos poco más largos.

Originalmente llamado "Luz de Luna para una luz de estrellas" hoy cambia por: "Un nuevo destino" El primer capítulo ESTÁ LISTO!

¡Gracias por leer chicas!

Ah y… Los 10 puntos del capítulo anterior se los lleva… Princessnerak! Jajajaja muy perspicaz señorita Te espero en la siguiente ;)

Los quiere la linda

Usagui Kou!