Hola a todos, ha pasado mucho tiempo desde que hice un fan fic de Gorillaz, pensaba que nadie me seguiría leyendo por mi edad y que prefieren a los jóvenes que están saliendo. Es eso y por otras razones que se me ocurrió este nuevo fan fic.

Disclaimer: Gorillaz no me pertenece, le pertenece a sus creadores Damon Albarn y Jamie Hewlett.


Soy o no soy viejo

Murdoc Niccals se encontraba en el mercado comprando la comida junto con Noodle que iban a consumir durante algunas semanas. Ya no vivían en Plastic Beach, después de pasar por algunos problemas, la banda estaba tocando fondo, los fans se estaban reduciendo; además, para poder ganar mas dinero grabaron un comercial de Converse para poder vender unos zapatos inspirados en ellos, las ventas continúan, pero todavía no reciben una buena paga por el comercial y ahora se encontraban viviendo en un departamento compartido el cual ya habían comprado con algo de dinero que consiguieron en parte por un colaborador que por el momento se queda en el anonimato. El resto de dinero lo ganaban trabajando, mas que nada 2D que había conseguido un trabajo en una escuela de manejo, Murdoc lo intentaba haciendo un programa de radio donde transmitía las canciones de Gorillaz y todos sus colaboradores. Seguían juntos a pesar de las adversidades, nada podía separarlos ahora, pero Murdoc no se sentía tan feliz con la vida que llevaba, deseaba tanto volver a la fama, a menos eso pensaba mientras iba a pagar los comestibles.

-Que ese viejo se de prisa o vamos a estar aquí toda la eternidad- murmuró una voz que provenía de la fila, justamente a dos personas detrás de Murdoc.

Murdoc se queda impactado al escuchar esas palabras, jamás había escuchado a alguien decirle viejo; y es que, no lo era. Cuando sale del mercado junto con Noodle vuelve a escuchar esas voces llamándole viejo. Eran un par de jóvenes de unos 22 años aproximadamente, ese comentario lo estaba comenzando a molestar y mas aun cuando ese par de jóvenes se acercaron a Noodle.

-Oye ¿Que te parece si dejas a ese viejo y te vas a divertir con nosotros?-

-¡NO SOY UN VIEJO!- se alteró Murdoc.

Estaba a punto de lanzarse hacia ellos para darles una paliza cuando de repente, Noodle lo detiene y lo aleja de ellos diciéndole que se calmara y que no les prestara nada de atencion.

-Sólo quieren molestar, no les hagas caso- le aconsejó Noodle

-No puedo creer que me digan que soy un viejo. No estoy viejo- replicó Murdoc -¿O tu crees que si lo soy?-

-Claro que no lo eres Murdoc-san, sólo estas...estas...bueno...ehhh...-

Noodle se aleja de Murdoc, era demasiado complicado para ella como decirle que no estaba viejo sin que se fuera a molestarse mas.

El satanista se sentia molesto de la situacion, no era ningun viejo, tenia unos cuarenta y seis años y aun asi se atrevian a llamarlo viejo.

-Puedo ser todo menos un viejo- se dijo así mismo.

La nipona y el satanista seguían caminando en la calle, éste se preguntaba en por que tenían que llamarlo viejo, sólo las personas que rondan los sesenta años son viejos, a menos eso era lo que se entendía. Cuando llegaron al departamento, 2D estaba sentando en la mesa con un brazo apoyando su cabeza quien al ver a Murdoc se asusta un poco pensando que lo iba a golpear, otra vez, pero no sucedió sino que el bajista se sienta en el otro lado y Noodle va sacando y guardando las cosas que se compró en el mercado.

-Face-ache. ¿Tu me vez viejo?- le pregunto Murdoc a 2D cortando el largo silencio.

-Bueno...eeehhh...pues...eres mayor que nosotros-

Y una fuerte cachetada fue propinada por Murdoc hacia 2D para después levantarse de la silla molesto.

-Eso no contesta a mi pregunta-

Se dirige hacia las escaleras y se sube en una silla mecánica que lo va subiendo aunque deteniéndose a cada rato por su mal estado.

-¿Por que esta así?- se cuestionó el peliazul.

-Todo por que unos jóvenes lo llamaron viejo. Creo que Murdoc-san no le gusta ser mayor-

-Nunca vi que eso le disgustara tanto-

-Me parece que ahora lo está afectando mucho-

Mientras tanto, Murdoc estaba en el baño observándose en el espejo. No podía ser un viejo, su cara al igual que su cuerpo verde por falta de higiene, reflejaba su descuido por el pasar de los años, de tanto fumar y beber alcohol ¿Sera por eso que se veía viejo? ¿Su apariencia tenia que ver con su vejez? Seguramente, sin embargo, no estaba del todo seguro de que fuera eso. Unas pequeñas arrugas debajo de sus ojos le hicieron pensar en todo lo contrario, tal vez si se estaba poniendo viejo, tal vez era cierto que ya era un anciano, las arrugas lo confirman; a los viejos les salen arrugas, marcas de su vejez, ademas de esas lineas al lado de la comisura de la boca se notaban aun mas.

-No, no estoy viejo. No estoy viejo- se repetía constantemente, no podía estar tan viejo -Les demostraré a todos que no soy un viejo-.