Capitulo 21: Recuerdos: No lo hare

Habíamos vuelto al Distrito 12, principalmente, el banquete que se servía era bastante pobre, pero como yo había ganado, el Capitolio se haría cargo de todo, todas las personas del lugar estarían con el estomago lleno esta noche.

Llegamos a la casa del alcalde, logro saludar a Madge, su hija antes de que Effie, prácticamente, me arrastre escaleras arriba.

Me preparan y me pongo un vestido negro con detalles dorados en los bordes y alrededor de la cintura.

El banquete pasa sin contratiempos, y al paso de una semana ya todo queda olvidado, la gira ya es parte del pasado.

Me he encontrado, sorpresivamente, hablando con Finnick por el teléfono de la casa. La primera vez que llamo, contesto mi padre, y digamos que tuvieron una conversación breve, pero despues Finnick se escuchaba bastante nervioso.

Tocan a la puerta, estoy con Prim viendo televisión en la sala y ambas observamos como mi madre, con su vientre de 9 meses, se levanta y abre:

-¡Katniss! –dice Effie apareciendo por la puerta seguida de hombres con cajas.

-¿Effie? ¿Qué pasa? –pregunte.

-Vine para dejarte las cosas de tu talento, mandadas especialmente del Capitolio… -

Abro una caja y encuentro partituras. –Effie, dije que aun no lo había decidido… -

-¿Qué? El presidente dijo que le habías dicho que estaba decidido, todas las personas en el Capitolio están esperando a que vayas para tu primer concierto… -

-¡¿Qué?! –grito levantándome. –No lo hare, no iré al Capitolio –digo negando con la cabeza.

-Katniss… -

-¡No iré! –grite y tome mi abrigo para despues salir corriendo.

Esto esta completamente mal, y se que para cuando vuelva tendré que disculparme con Effie por haberle gritado, pero en este momento es lo menos que me importa.

Antes de que me de cuenta ya estoy pasando por uno de los agujeros de la valla y me interno en el bosque, nunca había venido aquí sin mi padre, pero despues de los Juegos creo que es estúpido temerle al bosque, el peligro esta en la ciudad, en el Capitolio.

Me apoyo contra un árbol y lloro, Gis se acurruca en mi regazo, convertido en armiño, y lloro por un largo rato:

-No puedo volver ahí Gis –dije cuando me calme –No voy a ir -

-¿Qué? No puedes negarte… pasara lo mismo que con Haymitch, le harán daño a tus padres y a Prim, y al bebe… -me dijo él.

-He tomado fama en el Capitolio, o al menos eso dice Finnick, adoran a mi familia, el presidente no podría hacerles daño –digo.

-No lo se… No estas segura y esto podría empeorar aun más –

-No iré y punto final –digo y me levanto.

Cuando llego a mi casa, ya ha anochecido, abro la puerta y mi madre esta enfrente mío, esta nerviosa:

-Katniss… tienes visita –dice y me lleva hasta el estudio. Hay un hombre enfrente de la puerta.

-Pasa –dice y me abre la puerta.

Enfrente mío esta el Presidente Snow.

Fin Recuerdo