Capitulo 29: Recuerdos: La llegada del Capitolio.

Recuerdo:

Llegamos al Capitolio. Ralina y Nyklus fueron donde los estilistas, Haymitch y yo fuimos a una especie de plaza que había junto al Centro de Entrenamiento, en estos momentos se encontraba vacía.

-Bueno preciosa, aquí es donde trabajan los mentores la mayoría del tiempo durante las semanas que están aquí –me empezó a explicar Haymitch –Se supone que durante el tiempo en que los tributos están en la Arena un mentor tiene que estar en la sala de Control, un lugar dentro del Centro en el que los mentores ven a sus tributos, y el otro mentor esta aquí, en la Plaza, donde vienen los patrocinadores; en esas pantallas –dijo señalándolas –se ven los Juegos y en la central, esta el tablero, antes de los Juegos se muestran todos los nombres de los tributos y las posibilidades de muerte la primera noche, van cambiando mientras están en la Arena dependiendo de cómo se va desarrollando el tributo en especifico mientras esta dentro, etc. Los mentores normalmente van rotando entre la sala de Control y la Plaza. Este año vendremos algunas veces los dos juntos para que puedas aprender como tratar a los patrocinadores-

Asentí, salimos de la plaza y entramos en una calle del Capitolio, pasamos desapercibidos… los primeros tres segundos:

-¡Katniss! –gritaban las personas y nos rodeaban a Haymitch y a mi.

Empezaron a preguntarme cosas, cosas bastante absurdas a mi parecer, pero como el Presidente Snow me tenia colgando de un hilo respecto a mi "profesión y mi deber con mis fans", les respondía amablemente, sonreía, daba autógrafos y me sacaba fotos con ellos. De un momento a otro un brazo rodeo mis hombros y vi a Finnick junto a mí. Empezaron a gritar más fuerte que antes y mucho mas emocionados, aplaudían extasiados por las "celebridades" que tenían junto a ellos. Haymitch se escabullo entre la gente dejándome a Finnick y a mi solos. Después de cómo una hora logramos deshacernos de ellos.

Entramos en el Centro de Entrenamiento:

-¿Cómo lo llevas Kat? –me pregunto Finnick sacando su brazo de mis hombros.

-Normal, es algo extraño, pero supongo que me acostumbrare me guste o no –le respondí mientras caminábamos hacia los ascensores.

Nos fuimos a nuestros pisos, el 4 para Finnick y el 12 para mí. Seguía igual que la ultima vez que estuve ahí, habían algunos cambios, supongo que iban cambiando el mobiliario cuando salía uno nuevo, lo mejor para los niños que matarían, rodé los ojos y, mientras pasaba frente a la sala, me encontré con Effie que me mostro mi habitación de mentora. Era bastante parecida a la del tren, tenia una mini sala de estar con televisión y una cama gigante, un closet que cuando abrí lo encontré repleto de ropa, la reconocí como la ropa de Cinna, y un baño tambien muy espacioso. Le dije a Effie que me dolía un poco la cabeza y que me disculpara si no iba a cenar. Ella asintió y salió de la habitación. Cerré la puerta. Me tumbe en la cama, intente acostumbrarme un poco ya que esta seria mi habitación hasta… 3 años más. Caí en la cuenta, la nueva regla, este año, un mentor del 9 entraba en los juegos, dentro de tres años… una mentora del 12, me congele y empecé a temblar un poco.

¿Qué haría ahora? Tendría que volver a la Arena, aunque… podría ganar, tenia la experiencia previa de estar ahí, además seria mayor, tenia que pensar en algo mas que me ayudara, pero ahora mis preocupaciones eran otras, ahora tenia que preocuparme de los tributos de este año:

-¿Cómo hare esto Gis? –Le pregunte a mi Daimonion que estaba junto a mi –Me da terror equivocarme y que por mi culpa los maten -dije.

-Creo que lo primero será que tendrás que darte cuenta de la realidad Kat –me dijo –Aun cuando Haymitch y tu hagan todo lo que puedan, solo un tributo sale vivo, solo hay un ganador y no podrás sacarlos a los dos con vida, o tal vez a ninguno-

Asentí, me metí dentro de la cama preparándome para las usuales pesadillas. Me quede dormida a los pocos minutos.

Fin Recuerdo.