Angel beats after live


Capítulo 3: SSS vs Akuma. ¡Primer enfrentamiento!


I can't escape myself
So many times I've lied
But there's still rage inside
Somebody get me through this nightmare
I can't control myself


Dedicado en especial a la comunidad Latidos de Angel, únete si no lo has echo ya! x3 ( community/Latidos-de-angel/100447/3/0/1/)


La mirilla del arma apuntaba a la cabeza del enemigo. Oyama no salía aún de su estupefacción, tenía alas negras, era verdad. Las manos le temblaron, el objetivo desapareció del área de disparo durante apenas un segundo, se concentró, volvió a colocarlo en el centro de la cruz marcada en la mirilla de su Remington 700. EL objetivo no se movía. A sus pies estaba extendido el cuerpo de Cha, inerte.

- ¡Oyama! ¿Que información tienes? - La voz de Yurippe sonó alta y clara a través de la comunicación móvil.

- Objetivo localizado, se encuentra a unos 15 metros a la derecha de la puerta de salida. Cha se encuentra tirado en el suelo delante suyo, pero no puedo confirmar su estado... El sujeto es tal como ya se había descrito. Sexo masculino, mide algo más de un metro ochenta de altura, sus ojos son de un rojo oscuro y... dos alas negras se extienden de su espalda.- Analizó Oyama.

- ¡Vamos, no seas tan serio, es una misión importante pero no te las des de adulto, Oyama!- Cortó la comunicación antes de esperar respuesta y sintonizó el canal general - Ya lo habéis oído todos, es él, Akuma. Ir con cuidado, aún no conocemos sus habilidades – Paró durante unos segundos - Necesito saber vuestras posiciones.

- Tejado del ala derecha del edificio, aproximadamente a unos veinticinco metros del objetivo, lo tengo a tiro - Señaló Oyama.

- Equipo A acercándose por el frente, estaremos allí en menos de cuatro minutos, todos armados y preparados - Contestó Yuzuru liderando el primer equipo.

- Equipo B reduciendo distancia desde atrás, esperaremos la señal del equipo A para atacar - Informó Noda, líder del segundo equipo – ¡Vamos a machacarle!

- Lo tengo a tiro, ¿Disparo? - Preguntó Oyama centrado en el objetivo.

- No, no reveles aún tu posición Oyama-kun, deja que el equipo A ataque primero, si tienes que enfrentarte solo a él puedes morir - Contestó Yurippe liderando la operación.

Yuzuru llegó el primero, a sus espaldas esperaban sus compañeros, a su derecha se extendían los jardines del instituto, a su izquierda el mismo edificio y delante suyo, a escasos diez metros...su objetivo.

El enemigo sonrió. Fue una sonrisa sincera cargada de odio, maldad y algo que a Yuzuru le pareció placer. No emitió palabra o sonido alguno.

Yuzuru avanzó un paso, dos, tres y se paró. Miró a los ojos al objetivo, los desvió hacía el cuerpo de Cha, hizo una mueca de rabia y volvió a mirar a los ojos al primero, esta vez el odio se marcaba en su mirada. La sonrisa del enemigo se volvió mas grande y mas intensa si es que eso era posible. Era una mueca macabra como mínimo.

Se movió por primera vez, se acercó a la pared y saco, de entre las sombras que el tejado proyectaba, una katana japonesa. Su filo, negro como las alas de su portador, reflejaba destellos carmesí allí donde la sangre fluía hasta el filo y se precipitaba al suelo en forma de gotas.

- Otonashi Yuzuru... - Dijo el extraño personaje con una voz suave y profunda, parecía estar compuesta por varias voces que sonaban al unísono - Es un placer conocerte - Finalizó esbozando de nuevo una macábra sonrisa.

- Siento no poder contestar lo mismo- Contestó Yuzuru subiendo el tono de voz y apretando los dientes, estaba empezando a perder los estribos, el sonido de su voz le había alterado aún mas.

De nuevo el enemigo sonrió, esa maldita sonrisa se había clavado como un hierro incandescente en la mente de Yuzuru. Hinata le habló desde atrás, le pidió que se calmara. El enemigo dirigió la vista hacía él y luego la desvió de nuevo hacía Yuzuru.

- ¿Es que no le vas a vengar? - Preguntó con voz serena el sujeto.

Yuzuru se limitó en bajar algo la vista, el pelo le tapó los ojos. Tenía que controlarse, no podía perder su concentración tan rápidamente, sin embargo había algo en ese hombre, si es que se le podía considerar un hombre, que le hacía perder la calma con facilidad, parecía que, poco a poco, su sangre comenzaba a hervír.

- Bien, como quieras, entonces no te importará que juegue con el, ¿No? - Volvió a preguntar el enemigo.

- Yuzuru, te está provocando, no caigas en su trampa - Dijo Hinata desde atrás.

- Equipo B, comenzar el ataque! - Espetó Yurippe cambiando el canal – Yuzuru, por lo que más quieras, eres el líder del equipo A, no pierdas la calma – Esperó a la respuesta pero no llegó.

Noda apareció detrás del enemigo, salto y atacó con su alabarda. Fue un ataque poderoso cargando con toda su fuerza pero al enemigo le bastó con levantar la mano para parar el arma enemiga con su katana, aparentemente sin hacer fuerza alguna. La sorpresa se perfiló en las caras de todos menos en la del enemigo que río levemente. Noda saltó hacía atrás y se lanzó a la derecha rodeando al enemigo mientras TK le disparaba desde la posición anterior de Noda. Las balas llegaron hasta el enemigo pero se pararon a un centímetro de su piel como si hubiese una pared invisible y cayeron al suelo con un ruido metálico.

Todo pasaba muy lento para Yuzuru. Noda atacó desde su nueva posición levantando su alabarda y asestando un golpe lateral, que de nuevo fue parado por el enemigo con suma facilidad. Estaba jugando con ellos, su objetivo era él mismo, su mirada, su sonrisa, la profundidad de su voz... todo iba dirigido a Yuzuru. La katana del enemigo brilló bajo el reflejo de la luz lunar mientras cortaba a la vez la ropa y piel de Noda que había quedado desprotegido. Noda cayó al suelo, la sangre emanaba de su brazo lentamente, solo había sido un corte superficial, como un aviso.

Yuzuru se quedó completamente inmóvil, su cuerpo no respondía, las voces de sus compañeros sonaban apagadas, lejanas, los disparos iluminaban la escena y los casquillos se amontonaban por el suelo. Oyama disparó desde su posición de francotirador y consiguió acertar en el brazo izquierdo del enemigo. Matsuhita fue herido por la katana de su adversario en una pelea física, Fujimaki cruzó la su espada con la del enemigo pero tan solo recibió una herida en el hombro. Daban vueltas alrededor del enemigo, intentando encontrar un punto ciego para acabar con él.

Pero todo eso no importaba, su mirada... esa mirada seguía fija en Yuzuru, los dos ojos que le miraban le parecieron ocho durante unos segundos y su sonrisa, la cual no abandonaba aún su boca, pareció dividirse en cuatro al mismo tiempo. Lo atribuyó a los nervios y abandonó ese pensamiento en algún rincón de su mente centrándose en la actitud del enemigo y lo entendió todo.

- ¡Mierda Yuzuru! ¡¿Que haces ahí parado?! - Gritó Hinata desde el frente. Yuzuru avanzó un paso, para alivio del chico.

- Ya lo he entendido... ¿Esto es algo entre tú y yo verdad... Akuma? - Arrastró la última palabra como si al pronunciarla le hiciese daño – Ellos no tienen nada que hacer, solo son un estorbo – Su rival sonrió con satisfacción mientras Yuzuru alzaba la voz – No pueden alcanzarnos, solo tú y yo podemos enfrentarnos.

Los disparos cesaron y las miradas se dirigieron al líder del equipo A, ¿Desde cuando menospreciaba a sus propios compañeros?

Alzó una mano - Hand sonic blade versión (1) - Una larga katana se materializó en su mano, medía poco mas de un metro veinte, de su empuñadura colgaba un hilo con dos plumas blancas.

Akuma le lanzó una mirada cargada de diversión. Fujimaki aprovechó el momento para asestarle un golpe mortal pero su espada no fue tan rápida como el movimiento del enemigo y salió mortalmente herido. Akuma río con potencia.

Los dientes de Yuzuru se apretaron en una mueca - Maldito... - La sangre le ardía y en su mente solo existía el deseo de acabar con su rival, como un instinto animal.

- ¡Mierda Yuzuru! Te está provocando, ¿Cómo puedes no darte cuenta? ¡Está jugando contigo, quiere que pierdas la concentración para acabar contigo, tú no eres así, despierta ya! - Las palabras de Hinata resonaron por todo el lugar, menos en los oídos de su compañero.

Alzó la espada, Akuma cada vez le parecía mas insignificante, más débil y mas fácil de matar. Sus pasos resonaron en su carrera hasta el enemigo, un solo golpe vertical y acabaría partido en dos, era el final de Akuma, un final que le pareció divertido y le produjo un cierto y extraño placer.

Las dos espadas chocaron produciendo un ruido metálico que resonó fuerte sobre todo el jardín tras el golpe que asestó el pelirrojo, cargado con toda su fuerza y su rabia. Akuma sonrió de nuevo, su mirada volvió a clavarse en los ojos de Yuzuru y el odio que reflejaban se convirtió en miedo mientras la katana negra superaba sus defensas y se acercaba a su cuerpo. El metal atravesó la tela, luego la piel, el músculo y de nuevo la piel y la tela en este orden. Yuzuru dio un paso atrás mientras la espada abandonaba el cuerpo y Akuma se retiraba unos pasos, mientras el líquido rojizo salpicaba el suelo y una corta melena azul se desmoronaba en el suelo con un ruido sordo.

Después el jardín quedó en completo silencio durante unos segundos, Otonashi ordenó la retirada en un susurro y los miembros de la SSS se retiraron en menos de medio minuto. Una nube ocultó la luna y tan solo algunos rayos de su luz alumbraron el suelo empedrado donde, divertido, Akuma observaba como las pequeñas plumas que adornaban la katana de su enemigo se habían vuelto de un colo rojizo cuando la sangre las besó mientras su portador usaba ambas manos para sujetar el cuerpo sin vida de su amigo Hinata.


Kanade, ¿Cómo vas? - Pregunto Yurippe nerviosa.

- Bien, ya casi estoy - Respondió mientras tecleaba.

Nos hemos tenido que quedar aquí para que Kanade pueda activar de nuevo el Angel Player (2) y combatir contra el enemigo. Podría haber pedido a cualquiera de ellos que se quedaran con ella por si había algún peligro, pero tengo la corazonada de que va a pasar algo...- Pensaba la chica distraída.

- Dos minutos Yuri - Dijo Kanade sentada frente al ordenador.

- Bien, en cuanto estemos iremos a ayudar a Yuzuru - Contestó su compañera.

Yurippe estaba mirando el reloj cuando su retina captó una imagen, era un bulto negro en medio del pasillo. Levantó la cabeza automáticamente. Dos sombras (3) se encontraban frente a ella en el pasillo.

- ¡Mierda! Lo que faltaba - Dijo mientras empezaba a disparar contra ellas.

Batió a las dos en un instante pero tres mas aparecieron amenazadoras desde el suelo, por detrás parecían venir mas aún. Yurippe hizo una mueca y siguió disparando contra ellas vaciando el cargador. Llevaba diecisiete sombras eliminadas, quedaban cuatro tan sólo. Apretó el gatillo, no pasó nada, volvió a apretarlo, en vano. El arma estaba encasquillada.

La sombras mas cercana estaba ya a menos de cinco metros de Yurippe cuando una hoja metálica la atravesó. Kanade avanzó con un salto y dividió a la segunda en dos partes con un golpe, giró y apuñaló a la tercera y cuando iba a acabar con la cuarta una bala pasó cerca de ella y abatió a la última.

- Arma arreglada - Justificó Yurippe mientras levantaba su Beretta 92 de color plateado con una sonrisa en la cara.

Kanade sonrió.- Vamos, tenemos que ayudar a Yuzuru.

Yurippe asintió y bajaron corriendo las escaleras que conducían al hall principal, los miembros de la SSS entraron precipitadamente antes de que llegasen al último tramo de escalones.

- ¿Que hacéis aquí? ¿Y Yuzuru? - La voz de Kanade sonaba preocupada.

- ¡Llevamos mas de cinco minutos intentando comunicarnos con vosotras!

Yuri miró su comunicador, el cable estaba cortado. Recordó el momento en que Kanade pasó junto a ella con su Hand sonic y esbozó una mueca.

Kanade bajó hasta el final de las escaleras decididamente, no sabía que había pasado con su chico pero si no estaba allí sólo podía encontrarse en el jardín, se internó en la oscuridad que ofrecía la noche y desapareció en ayuda de la persona que amaba.

N/A (1):Hand sonic es una de las armas que usaba Kanade cuando peleaba con la SSS, consiste en dos hojas que aparecen debajo de las muñecas . Está versión es una creada por Yuzuru y inventada por mi para la historia, no aparece en la serie.

N/A (2):Angel Player es el software que usa Kanade para activar sus armas.

N/A (3): Las sombras son unos enemigos que aparecen en los últimos capítulos de la serie original, son NCP'S re programados y preparados para atacar a la SSS.

(Lo pongo todo como aclaración por si lo leé alguien que no haya visto o no recuerde la serie)

o0o0o0o0o0o

Pensaba que nunca podría subir esto... lleva ya semanas escrito y lo he modificado un poco (pequeños detalles) como dos o tres veces... he tenido las pruebas de acceso a la universidad y luego me han mantenido cerca de dos semanas con internet móvil... podía conectarme a veces en casa de amigos a mirar pero no a subir D:

Bueno el caso es que lo he podido subir, espero no decepcionar a nadie, he intentado hacerlo más largo para compensar el tiempo que he tardado... por suerte hoy voy a comprarme un Ipod y si lo consigo podré conectarme más fácilmente aunque esté en la uni! :3


Respuestas a los reviews:

obito kun: ¿Que decirte ya? jajaja eres el mejor lector que nadie podría desear y cada comentario tuyo es un subidón de inspiración y ganas de seguir escribiendo, gracias enserio, es una mierda de comentario en comparación al tuyo pero te aseguro que el sentimiento con que lo escribo es grande! Y ya que estamos debo decirte que escribes genial, solo he podido leer uno de tus fics (si consigo mi Ipod podré leerlos todos :3) y es genial y super original, muy bueno! Realmente escribes mucho mejor que yo, tus historias tienen mas ''alma'' (es que no se me ocurre otra manera de expresarlo) que la mía.

Fioreyelpuig: Te tengo un agradecimiento enorme, comentas en cada capítulo y siempre son comentarios super positivos y muy motivadores, te dan fuerzas y ánimos para seguir escribiendo, gracias de veras! :3

He podido leer tu fic y es realmente genial, me encanta la manera en que escribes, tienes que seguir escribiendo, tienes muchísimo talento, yo lo único que hago es intentar intensificar los detalles pero tu le das un toque especial a todo el texto, me gusta mucho :3