De regreso a Tokio.

Esta es una historia con la que cualquiera podría sentirse identificada, donde nadie es bueno o malo como en la vida real, donde parece que el destino o mejor dicho la misma vida, planea hacer uso de sus propios recursos para que aquellos acontecimientos o situaciones ocurran en determinado tiempo o momento, o que aquellas personas que realmente nacieron para llevar un vida con la otra pudiera encontrarse y seguir su camino juntos a pesar de todas las avenencias que el camino te depara.

…o0o…

Paris-Francia la tan esperada semana de la moda estaba a punto de terminar, tras incontables reuniones, desfiles y cenas de negocios finalmente seria tiempo de descansar, al menos por un par de días, con la agenda de una importante empresaria descansar realmente resultaba una recompensa al final del día, el viaje de regreso al hotel había sido uno de las más tensos en su vida,, no por la necesidad de llegar directo a descansar "que buena falta me hace" sino por la distancia que cada vez la alejaba de mi única hija, durante todo el día apenas le había dirigido la palabra sencillamente ella se niega a entablar una buena relación conmigo, apenas abrí la puerta de la suite en la que no alojamos Sara de fue directo a su habitación —¡Aún es temprano que te parece si nos cambiamos de ropa y salimos a cenar solo tú y yo! — le pregunte animada pero ella ni siquiera me contesto, solo me cerró la puerta en la cara, estaba empezando a sentir una gran frustración por la situación. Asentando un a mano sobre mi hombro la diseñadora más famosa de Japón podía sentir con claridad todo aquello que venía cargando desde hace tiempo—Solo dale algo de tiempo y veras que lograra entender la situación— me aconsejó.

— ¡Lo se Caldina pero créeme que ya no lo aguanto más, ya no sé qué hacer para que pueda estar bien o al menos dirigirme la palabra! — rompiendo en llanto en el pecho de mi amiga.

—Eres una buena madre Marina no debes de sentirte de ese modo, solo ten paciencia veras que dentro de poco tú también podrás volver a sonreír—abrazando fraternalmente a su amiga mientras veía como su sobrina preferida cerraba una vez más la puerta de su habitación luego de ver a su madre caer.

Que es lo que debo hacer, después de un matrimonio fallido no tengo la menor intención de volver a intentarlo, la vida con Guideon había sido realmente buena, me entere de mi embarazo apenas a un mes de casarnos, él estaba feliz con la noticia, cuando Sara nació fue el quien corto el cordón umbilical, el escogió su nombre y la convirtió en la niña de papa, además de empresario Guideon también tenía una pasión por las carreras de fórmula 1, era piloto profesional y tenía su propia flotilla de coches y equipo técnico, cuando apenas tenía unos días de nacida su padre la lucio orgulloso ante todo el público coronando su victoria en la INDI 500 con la presentación no oficial de su hija en la sociedad pero después de siete años de matrimonio, incontables intentos de buscar un hermanito para Sara, los viajes de negocios de ambos cada vez era más frecuentes conocimos a nuevas personas y la relación se fue deteriorando , tras frecuentes peleas y reclamos tomamos la decisión de separarnos, acordamos que Sara se quedaría conmigo mientras que él no tenía ninguna restricción para verla, pero inevitablemente Sara me culpo de todo, de la separación y luego del divorcio el que su padre conociera a otra mujer, que prácticamente casi ni la llamara y cuando lo hacía era para cancelar algunas de sus citas con la niña, aquellas vacaciones fueron el colmo, le había prometido llevarla a esquiar a Suiza pero solo un día antes de pasar por ella la llamo para decirle que no podría pasar sus vacaciones con ella, para compensarla decidí llevarla conmigo a Paris a pesar de la insistencia de mis padres de dejarla en Tokio pero quería pasar tiempo con ella, pero empezaba a admitir que tenía mucho de culpa del estado anímico de mi hija, con tan solo 8 años mi pequeña ya se sentía decepcionada de mí y yo me sentía como un fracaso como madre y esposa…

…o0o…

Sábado por la mañana uno de los más concurridos de todo Japón era el aeropuerto Internacional de Tokio, además de los vuelos para intercambios comerciales y turístico que volvían a sus países emisores, muchos volvían a sus lugares de orígenes después de largas temporadas fuera del país —Señores pasajeros les informamos que el vuelo 406 proveniente de la ciudad de Múnich se encuentra a punto de desembarcar en la puerta 14c, mientras que por otro lado el vuelo 505 de la cuidad de Paris.- Francia desembarcará por la puerta 16a, muchas gracias por su atención— comunicaba la operadora.

Después de casi 9 años de haber dejado Japón finalmente volvía, a pesar de tratarse de su propio país empezaba a sentirse todo un extranjero, ciertamente el tiempo fuera había cambiado algo en él, ya no recordaba a Tokio como hace tiempo, con su pequeña hija en brazos hacia la posible para manejar el carro maletero mientras intentaba no despertarla, el viaje la había dejado agotada ella no estaba acostumbrada a largos viajes como ese, a tan solo unos pocos pasos pudo divisar al hombre responsable de su vuelta al país, se trataba de Oki Tendo el director del hospital donde se desempeñaría como médico cardiólogo, junto a su vice directora Yumi Kanon— Bienvenido Dr. Calvert es un gusto tenerlo nuevamente entre nosotros, el que haya aceptado la propuesta de trabajo nos lleva de un gran orgullo—Estrechando mi mano me dieron la bienvenida—El gusto es mío llámenme solo Clef— les concedí aunque entre médicos mantenemos las distancias.

—Oh permítame— Yumi me quito a Cleo de los brazos de seguro para aliviar un poco la carga—Cleo es un niña muy bonita Dr. Calvert, lo felicito—me hizo un cumplido—Gracias Dra. Kanon— advirtiendo que Cleo daba señales de querer despertar.

—Seguramente querrá descansar, me tome la libertar de alquilar un apartamento para usted y su hija aunque no es un pent-house es muy amplio y cómodo para dos personas, además está cerca del instituto donde asistirá Cleo a partir de este lunes y del hospital—me informo Yumi— fuera ahí un coche esperando para llevarlo a su residencia—

—les agradezco por su hospitalidad— comenzando a recorrer el camino de salida, pero me quede perplejo a divisar una pequeña niña a tan solo unos metros de nosotros, estaba junto a otro niño al parecer de su misma edad de cabello rubio y ojos celestes pero esa niña llamo mi atención, me parecía hermosa "en el sentido paternal" con una impresionante mirada azul y cabellera lila, pero su peinado llego a estremecer mi corazón ese peinado, el cabello lacio y largo hasta la cintura y con flequillo a juego, sostenido por una cinta azul—"podría ser" —recordé a la persona que una vez ame, pero al volver al verla vi como una exuberante mujer de tez morena y melena color rosa se acercaba a la niña, seguramente ella sería su madre, y junto con ese recuerdo volvieron las memorias de lo feliz que había sido en aquella época y el por qué tuvo que dejar el país, fue hace muchísimo tiempo, estaba en la carrera de medicina a tan solo unos exámenes y comenzaría su residencia como médico, tenía una linda novio, sentí que al fin había encontrado a la mujer de mi vida, salimos un tiempo ella estudiaba administración de empresas venia de una buena familia así como la mía, pero la felicidad no podía durar por mucho tiempo, por el error de una sola noche tuve que pagarlo hasta el día de hoy y me temo que lo seguiré haciendo, Presea mi antigua novia resulto embarazada luego de una noche en la que me alcoholice sin pensar en las consecuencias, por otro lado mi novia estaba comprometida a casarse con el hijo de uno de los socios de su padre, yo estaba dispuesto a luchar por nuestro amor pero la decisión de Presea todo, ella abortaría al bebe si no me casaba con ella, alegando que no soportaría las miradas que caían sobre una madre soltera, finalmente Marina y tuvimos que separarnos, mi boda coincidió con una beca para especializarme en Moscú como cardiólogo lo que le vino como joya al dedo de Presea ya que una vez nacida Cleo retomo su carrera como bailarían clásica, y que mejor que hacerlo allí, así los años fueron pasando intentamos formar una familia por el bien de Cleo, "Ella es la luz de mis ojos" aunque es idéntica a su madre, de mirada color ámbar y cabellera rubia, logro heredar mi semblante tranquilo y mi calma en la vida, Presea fue una tonta al haberte abandonado como lo hizo, así como lo escucharon, hace aproximadamente un año desde que ella dejo nuestro hogar, las malas lenguas y habladurías dicen que se enredó con uno de sus parejas de la compañía de baile, un tal Nova, en verdad es algo que me tiene sin cuidado, pronto inicie los trámites del divorcio que casi esta listos y conseguí la custodia absoluta de nuestra hija, luego de insistentes propuestas por parte de Oki finalmente acepte venir a trabajar a Tokio, la verdad que lo hice más por Cleo, quería alejarla de todos aquellos recuerdos dolorosos de su madre que no se merecía ni una de las lágrimas de su preciosa niña, ahora estábamos de vuelta en mi país, con un nuevo trabajo e intentare hacer los mejor parta mi hija…

…o0o…

Podría decirse que hoy es un día como cualquiera, pero no para mí ni para mi esposo, finalmente pudimos tener un fin de semana en familia, lamentablemente no pudimos salir de vacaciones debido a nuestra apretadas agendas, "la vida de los médicos con verdadera vocación no es un mar de rosas" como solía decirlo mi abuela y ella sabía lo que decía, yo como médico pediatra no me daba abasto con las interconsultas y mis pacientes en la clínica, y Latis de operación en operación a veces resultaba más que exhausto, el eligió ser anestesista y le gustaba lo que hacía, a pesar de que más de una vez haya tenido que dejar o posponer una reunión familiar por las emergencias surgidas en el hospital, aun así mi vida es completamente afortunada, además de un matrimonio estable, tenemos tres hijos Luz, Lili y Levi, ellos son la razón de mi existir. Observando como sus mellizas se preparaban para enfrentarse en el kendo mientras que Latis meditaba junto con Levi en un rincón, cuando comenzaron eran impresionantes las habilidades que tenían ambas decidían emplear técnicas similares con cada contra ataque pero yo sé perfectamente quien ganaría, las primeras en nacer fueron Lili y Luz, que eran muy diferentes entre ellas mismas, Lili era la mayor de ambas había salido a la familia de Latis aunque era de tez blanca como la mía tenía los mismos ojos violetas de él, y el cabellos negro azabache hasta la cintura aunque solía tener una hermosa sonrisa era un tanto centrada y seria, es muy buena en deportes y ya se encuentra dentro del equipo de kendo, también es buena alumna, Luz por su parte es alegre, siempre sonriendo y activa, a diferencia de su hermana le cuesta algo la escuela, pero logra sobre llevarla, es algo coqueta le gustan la ropa y los maquillajes cada vez que la llevo a casa de Marina o Caldina se vuelve como niña con juguete nuevo por la cantidad de ropa y zapatos de sus tías, desde que entro en el kínder se interesó por el bastoneo, es buena en el kendo pero no nació con la pasión de su hermana por el kendo, ella es un poco más parecida a mi tiene el cabello roza y ondulado hasta por debajo de la cabera casi como el mío, y estaba Levi, es idéntico a Latis, de ojos violetas y cabello negro, aunque algo ondulado, es de carácter muy tranquilo, también es muy bueno en los deportes, aunque él se interesó mucho más por el esgrima, cualquiera diría que en realidad él es el mellizo de Lili y no Luz—levantándose de su lugar se acercó a sus hijas, aquel día había decidido pasar tiempo en familia ya que era el último día de vacacione s de los niños.

…o0o…

Finalmente era Domingo habíamos pasado dos semanas fuera de la capital por vacaciones familiares, la playa resulto verdaderamente maravillosa para mí y los niños ya que lograron despejarse mientras que Paris y yo pudimos pasar algo de tiempo en pareja, estuvimos en la costa de Okinawa en la casa de veraneo de mis padres, junto con la familia de Lulú era una de las pocas ocasiones en la que toda mi familia logro reunirse, mis hijos junto a sus primos Katia y Kira las hijas de Lulú y Satoru , (si, así como lo están leyendo) el hermano mayor de Lucy se divirtieron muchísimo, cada mañana se escapaban a la costa incluso antes de desayunar y pasaban las tardes entre fogatas y ferias, por suerte Katia y Kira son niñas responsables, ya que si dejara a mi pequeña briza con el Preston el aventurero podría llegar a esperar cualquier cosa, esta mañana estaríamos de vuelta en casa y el resto del día para descansar y alistar las cosas para mañana ya que volverían a clases, y tanto Paris como yo volveríamos a nuestros respectivos trabajos después de nuestras licencias.

— ¡Papa Preston quiere sacar la lagartija que atrapo! —grito Briza espantada por el animalillo.

— ¡Preston no puedo creer que trajeras esa cosa en el coche! —

— ¡Pero si papi me dio permiso, además es muy bonita mírala mama! — abriendo la caja de zapatos en la que la había guardado.

— ¡Preston no! — Igual de espantada por el reptil mientras Paris carcajeaba al ver mi rostro y el de Briza— ¡No puedo creer que eso te cause gracia! —

—No es eso cariño, es solo que Briza y tu parecen dos gotas de agua con esa expresión en sus rostros— riéndose—y tu Preston te dije que podías traerla si tu madre no se enteraba y debías de esperar a que llegáramos a casa—

— ¡Así que ese era el trato! —

—No te molestes cariño, después de todo yo sé que tú lo sospechabas— guiñándome un ojo, y ya no pude seguir enojada, simplemente Paris siempre lograba hacerme ceder y después de todo Preston era idéntico a su padre en cuanto a lo suspicaz travieso y aventurero, realmente soy una mujer feliz, hace casi diez años que forme una familia con el año de mi vida, estábamos en la secundaria cuando nos conocimos pero no hicimos pareja hasta la universidad, él estudiaba economía mientras que yo medicina al igual que mi amiga Lucy, pero yo me especialice en terapia intensiva, aunque quede embarazada antes de terminar la carrera, no me arrepiento de nada, con mucho esfuerzo pude terminarla y ahora soy madre de tres hermosos pequeños a los cuales adoro, el primero en nacer fue Ángel el saco el cabello castaño oscuro como mi hermana Lulú y de ojos ámbar como los de Paris, es muy gentil y amigable, le gustan las matemáticas y el arte, es muy buen alumno en la escuela, el acababa de cumplir apenas un año cuando nacieron Preston y briza aunque idénticos por fuera son muy diferente por dentro, ambos tienen mí mismo cabello rubio y ondulado junto a la verde mirada, pero en cuento a lo otro Preston era idéntico a su padre, le encantaba hacer travesuras y meterse en problemas, cuando el, Sara y Andrew se juntaba yo, Marina y Caldina temíamos lo peor y que cualquier cosa pudiera pasar, el año pasaron "inocentemente" asaltaron el atelier de Caldina, cortar ajearon telas carísimas según porque era para uno disfraces para la época de Halloween, recuerdo a Caldina histérica ese día, por suerte se trataba de Sara y creo que Luna también algo que ver, no les fue tan mal, Caldina tenía una simple debilidad cuando se trataba de las hijas de Marina y Ascot. Briza en cambio es toda una damita como Paris solía decirle, es tan gentil como Ángel, de buenos modales y muy educada, es buena alumna aunque le cuesta incorporarse al grupo ya que prácticamente son Sara y Preston quienes llevan la batuta—Finalmente se quedaron dormidos— Paris interrumpió mis pensamientos haciendo que voltee a ver a los niños, le había pedido a Ángel reproducir un DVD en el reproductor portátil, parecía ilógico que un niño tan activo como Preston se haya rendido ante Blanca nieves y los siete enanitos, pronto llagamos a casa los niños estaban exhaustos, mañana sería un largo día…

.


¡Hola de nuevo a todos!

¡Cómo ven aquí me tienen con esta nueva historia, les anticipo que solo me faltan uno cuantos capítulos para terminarla, espero no rebase los 10 caps.! jajaja. Como siempre espero les agrade y dejen sus comentarios!

Saludos

Besos!

Mia!

P/D: Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia!

JA ja ja Siempre quise decir eso!

Próxima Publicación: 25/06/12