¡Hola mis niños preciosos! ¿Qué tal, ya me andaban extrañando? :D

¡Wow! Muchas gracias por su apoyo, por lo visto, ustedes quieren continuación y eso me alegra mucho, ahora mi único problema es que presento ya saben un bloqueo y ya no sé que ni qué cosa poner, pero pues por lo general, pongo uno de suspenso, uno de humor, y así sucesivamente, si no mal recuerdo, el capítulo que toca es de humor ¿no? Bien, pues aquí les dejo un "capítulo perdido" jajaja.

Obviamente, en él también se darán una serie de pistas, así que esténse truchos en la lectura jaja. Y pues disculpa si aún no respondo las preguntas que me hacen tal cual, ya que si las digo, ya no tendría caso ¿ok? Así que dispénseme, pero en cada capítulo, estoy segura de que podrán tener sus respuestas, como manera de disculpa también a mi tardanza, les dejo éste texto que es mucho más largo que todos los anteriores.

De antemano, gracias por leer, y ya saben contestaré reviews anónimos al final :)

¡Ahora sí, a leer!

Disclaimer: Los personajes a continuación presentados, no son de mi auditoría, le pertenecen al respetable Kouta Hirano, si fuesen míos, la reina misma hubiese oficiado la boda de Alucard e Integra.

+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.

Negó repetidamente con su blonda cabeza, no era posible, no era factible, era un error, ella sabía lastimosamente y de sobra que los vampiros…no se enamoraban de humanas.

―Las jóvenes "virtuosas", el mismo tipo de sangre, el parecido, todas bellas, de familias acomodadas y la inscripción… Todo parece indicar que la inscripción marca su nombre.

―¡Por favor explícate Capitán!― le gritó suplicante sin soltar el agarre de sus manos.

―¡Son sus iniciales! "SIFWH"= Sir Integra Fairbrook Wingates Hellsing. Mon mademoiselle, todos los sabemos, y mire, si me permite el atrevimiento, se lo diré yo; No hay mujer más pura, más elegante y… más hermosa que usted. Esa criatura tiene más que una obsesión, pues no es un enemigo con un sentimiento de venganza hacia la organización ni nada por el estilo. Integra-sama…te desea a ti…

Después dirigió su verde mirada hacia la draculina, quien la veía con gran enfado pues tenía los belfos fruncidos, y sus cejas casi lograban tocarse. ―Mignonette, mil perdones, tu entenderás pero… ya no eres humana―. La aludida sonrió tras la declaración de su compañero, al menos sabía que podía contar con el amor del mercenario. Y después sonrió armoniosamente, como su nada hubiese pasado, después de todo era verdad, y lo reconocía, pues hasta su amo, quien había sido el temible Drácula, había caído por ella. ―No te preocupes Pip, tienes razón. Ella es la mujer más hermosa de toda Inglaterra― concluyó mientras se sonrojaba y se sobaba la nuca.

―¡No, no digan esas cosas! Es una absurda broma ¿verdad?―acto seguido viró hacia donde estaban sus demás subordinados. ― De seguro esto es obra del estúpido de Maxwell. Díganme… ¡Díganme que no es cierto!

―Milady, ojalá fuera así, pero por lo que nos dice el joven Bernadotte, esto es muy serio. El monstruo ha tenido demasiadas consideraciones hacia con usted Sir Integra, pues parece que con su poder, ya hubiera arremetido en contra suyo. Y por lo visto, no creo que tarde mucho en venir. Así que será mejor que empecemos a tomar cartas en el asunto. Por lo demás no se preocupe, ya verá que todos nosotros la protegeremos, no dejaremos que nada malo le suceda.

Pip y Seras asintieron en señal de aprobación y después la chica tomó la palabra ―Estaremos listos, no dejaremos que se le acerque. Mucho menos el Máster permitiría que se le acerque ni 10 metros. Estoy segura.

―Ahora Integra-sama sí me permite, puedo preguntarle dónde es qué se encuentra el Monsieur Alucard?

Por primera vez desde que habían comenzado a hablar, la Hellsing sostuvo contacto visual con ellos. ―¿Alucard? Él-Él está… aquí, es decir, debe de estar aquí.

―De acuerdo, era sólo simple curiosidad, ya que después de todo, quizás y Alucard sea el único que pueda cuidarla mucho mejor que todos nosotros, incluso si estuviésemos juntos.

Wingates se quedó pensativa, con la mirada pérdida en los mosaicos negros y blancos que poseía su despacho. "¿Qué quería aquél ser de ella? ¿Qué? Y peor aún ¿De verdad estaba segura de la respuesta que les había dado? No sabían nada de él desde el día anterior. ¿Acaso sospechaban de él?

El fiel mayordomo intuyó que su amo, necesitaría un tiempo a solas, hizo una seña a los otros para que salieran. El trigueño besó una de las manos de su protectora antes de perderse por la puerta, mientras que Seras le gritaba:

―¡Todo saldrá bien! ¡Tenga buenas noches! ¡Sueñe con los murcielaguitos! Ah y señora, espero que el pedido que le trajimos le sea de provecho.

Ella sonrió débilmente. ―Claro, todo estará bien.

Pero nada de ese día había estado bien…

+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.

Comenzaba a dudar de sus habilidades, de sus entrenamientos, de su lealtad hacía con Hellsing.

Era obvio que se trataba de una de las estúpidas y pesadas bromas del francés. Pero no, sólo vio seriedad y profunda aflicción.

Llevó sus dos manos a su inmaculado rostro, rostro que luchaba por no dejar caer ni una sola lágrima, dando a su vez una serie de pasos hacia atrás.

Bernadotte extendió su brazo hacia ella para que lograra apoyarse en él, pero la dama lo apartó desapaciblemente, negando varias veces con la cabeza.

―¡Integra-sama!

¡No lo podía creer, simplemente no podía! Corrió con fuerza a como le permitieron sus extremidades bajas.

A lo lejos escuchaba voces que la llamaban una y otra vez, pidiendo que no siguiera, que no continuara bajando, que por favor parase y no fuera allí.

―¡No es cierto, no es verdad! ¡Mienten todos! No puedes ser…―llegó jadeante y con dificultad al lugar.

Estampó la puerta contra la pared con furia contenida, recargó un poco de su peso sobre la fría losa de las mazmorras para lograr mantenerse en pie, con un dolor en el pecho abrió el detallado sarcófago donde habitualmente el permanecía su amado Nosferathus.

―¡Túúú!

*.°.*.°

Su propio grito, la hizo estremecer, levantándose con estupor de su caliente cama, se frotó el rostro con sus manos aún tambaleantes.

"Fue una pesadilla, gracias a Kami. Yo sé que el no sería capaz de hacer nada en mi contra, mucho menos de dañarme".

Tomó un pañuelo de su buró y se secó las perlas de sudor que bañaban su virgen piel, pero aún podía sentir cierta humedad que provenía de sus piernas, con fastidio, miró hacia esa zona y pronto encontró la respuesta…

―¡Te odio Madre Naturaleza!― gritó al tiempo en que golpeaba la cama con sus puños.

*.°.*.°

Con pasos agigantados, la heredera Hellsing bajaba prontamente las escaleras para solucionar un pequeño problema.

―Lady Integra…

La rubia se detuvo en seco y se giró para ver de quién se trataba, descubriendo a una linda joven castaña que la miraba expectante.

―¡Oh! Pero si eres tú Charlotte― contestó llevándose una mano al pecho.

―Si no la conociera señorita, podría jurar que la he espantado― le respondió la chica con una risita.

Ella también río. ―¿Yo? Por favor, sabes que tengo a un monstruo de mascota― le dijo tratando de esconder su sorpresa.

―Me disculpo Integra-sama, sólo era un mero comentario. Y si necesita algo, no dude en decírmelo, es muy temprano como para que usted esté fuera de su cama, sobretodo últimamente que usted se ha estado sintiendo indispuesta― artículo mientras daba una leve reverencia.

―Estoy bien, no te preocupes, pero lo tendré en cuenta Charlotte, gracias. Por ahora retírate y continúa con tus labores. ¡Ah! Y otra cosa, si Walter pregunta por mí, dile que no me has visto― concluyó la imponente dama antes de retomar su camino.

Dio una rápida miraba hacia atrás para ver que la joven ya se hubiera ido. Cuando lo confirmó, Integra sacó de su bolsillo una pequeña bolsa negra y la apegó completamente contra su estómago con clara muestra de enfado.

―¡Que vergüenza! ¿Por qué sigo manchando mis prendas, después de que ya tengo éstas malditas cosas entre mis piernas? ¡Maldita sea!― Se regañaba a sí misma mientras se dirigía al cuarto de lavado.

―¡Argh! Excelente, lo que me faltaba, que la lavandería quede en el mismo sentido que las mazmorras. ¡Mañana mismo le diré a la servidumbre que la quiero arriba, no me importa si queda ahí mismo en la cocina!

Bajó prácticamente volando las escaleras y se las arregló para llegar al dichoso lugar en menos de un minuto. Suspiró aliviada cuando cerró la puerta de la lavandería tras de sí.

―Bien, será mejor que me apresure― dijo en voz alta aproximándose a una de los lavaderos, abrió con cuidad la bolsa que guardaba, casi como si temiera a su contenido. Introdujo dos de sus largos dedos y empleándolos como pinzas, sacó lo que se encontraba dentro y lo depositó en el cubículo, mientras que con su otra mano, abría la llave para que se llenara de agua.

Ahora…¿dónde estará esa cosa que quita manchas por "arte de magia"? preguntó la blonda mirando hacia un estante con cientos de botellas, cuando al fin encontró la botella, vertió un poco sobre el área afectada y al terminar de echarlo, cruzó sus dedos entre sí como pidiendo por un milagro.

―¡Vamos, vamos, desaparece ya! No quiero que nadie más se entere se quejaba la pobre dama, al tiempo en que se estrujaba el corbatín por los nervios.

Pasó una de sus manos por encima de sus cabellos en un intento de calmar su ansiedad. ―Pero que cosas estoy diciendo, nadie vendrá, hoy no es día de lavandería y además es muy temprano…

Se arremangó las mangas de su saco para poder meter las manos con total libertad en el agua y contribuir un poco por medio de la fuerza.

"Aunque quizás…él si puede encontrarme"

+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.

―¡No! ¡Integra, yo te amo!

Abrió sus rojizos orbes, mirando hacia todos lados con frenética. Sólo vio el blanco interior de su féretro; se sintió como si fuera humano otra vez y vio que varias lágrimas de sangre bajaban por sus mejillas, estaba de más decirlo, pero estaba asustado, asustado de sí mismo.

―Kami al fin me concede algo, sólo fue un jodido sueño, sólo fue eso. Por un segundo, creí que de verdad yo había cometido aquella masacre, todas esas pobres humanas… Pero lo que sin duda, no me podría perdonar jamás, sería hacerle lo que hice en sueños a mi Condesa.

Abrió su ataúd y se dirigió hacia el ala este de sus aposentos, miró hacia afuera gracias a su pequeña ventana, vio que estaba apunto de amanecer, y en su mente se preguntó si eso significaba que había estado durmiendo… ¿desde el día anterior?

Se revolvió los cabellos, como si con eso pudiera quitar los recuerdos que aún prevalecían en su ser. Cuando terminó de hacerlo, percibió un extraño olor que provenía de él mismo, se dio cuenta de que sus ropas tenían girones y varias manchas color carmín y dos de sus dedos estaban manchados de negro.

Con velocidad y nerviosismo, se despojó de todas ellas. Sostuvo en sus pálidas manos su camisa, esas manchas eran sangre, era una mezcla de sangre de mujeres vírgenes y de…

―¡Ghouls!

Sus ojos comenzaron a bailar de un lado a otro, mientras forzaba a su subconsciente de llevarle "aquellas" imágenes, haciendo total hincapié en Integra, quería saber si ella estaba bien, quería asegurarse de no haberla convertido en algo que fuera imposible para él.

Pero pronto, la sintió. Ella estaba bien, y lo estaba llamando…

+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.

Sacudió varias veces su cabeza para quitarse aquel pensamiento. ―No, eso tampoco, no es como si de pronto se apareciera aquí. ― Dijo con una risa nerviosa. ―Además está amaneciendo, debe de estar durmiendo apenas…

De pronto, el agua comenzó a volverse turbia y parecía también como si estuviese hirviendo ya que se formaban en ella un sinfín de finas y redondeadas burbujas.

―¿Q-Qué es esto? ― Dijo la joven inglesa retirando sus manos de allí. De en medio del agua comenzó a emerger una extraña masa amorfa.

―¿Me llamaba, amo?― Preguntó una voz ronca y serena.

―¡Tú!― Gritó la Hellsing, apartándose por completo del lavadero.

Tras su aparente grito, lo que estaba en el agua se materializó por completo, dando paso a un corpulento hombre de cabellos negros. Alucard, no se iba a arriesgar, decidió que lo mejor sería no respirar en su presencia para evitar que el deseo no se apoderara de él.

―¿Pero qué demonios? ¡ALUCARD!

Sonrío genuinamente, aquellos gritos eran lo más hermoso, que pudo haber escuchado en cientos de años, significaba que estaba bien, que no le había hecho ningún daño, pero decidió esconder su preocupación tras su sarcasmo. ―Acaso, ¿me he tardado en encontrarla, me he tardado? O simplemente se ha enojado mi señora debido a eso…

―¿De qué rayos hablas maldito mosquito de malaria?

El azabache sólo se limitó a señalar con un gesto de cabeza.

―¿Qué? ― En el acto, la joven miró hacia la dirección en que la apuntaba con aquellos ojos rojos, descubriendo con horror que tenía su ropa interior en su mano derecha, con la que curiosamente ella le apuntaba mientras le gritoneaba.

Al darse cuenta de su monumental descuido, aventó su slip como si éste le estuviese quemando la piel. Y como respuesta, el Nosferathus le dedicó la más socarrona de sus sonrisas.

―Jamás me imaginé el día en que descubriría a mi ama, de ésta manera―. Integra, ni con todo su autocontrol pudo evitar el sonrojarse, pero obviamente no le daría el placer de seguirse burlando de esta condición ni en un millón de años.

―¡Deja de imaginar cosas sirviente, y vete de aquí de una buena vez! ―Y asegurándose de que no tenía nada vergonzoso en sus manos, le señaló con ímpetu la puerta y retomó su orden. ―Sal de aquí y déjame sola…

―Pero ama… usted me llamó con el pensamiento.

Se sobó las níveas sienes, tratando de calmarse y hacer memoria sobre lo ocurrido, después, abrió sus orbes azules y le dio la más fría e seria mirada, era increíble ver lo bien que podía transmitir el color hielo de sus ojos a la realidad.

―No me contradigas nada y haz lo que te digo.

El vampiro abrió la boca para explicarle que… Cuando comenzó a sentir una extraña palpitación en su pecho, sentía como sus colmillos crecían por sí solos desafiando su voluntad. Mierda…había inhalado aire, ya se había adentrado a su interior el olor de Integra, de su sangre, y de su consumada fertilidad. Y entonces se le aventó, la agarró de los hombros y la sacudió con un poco de fuerza, mientras pensaba que tenía que irse de allí inmediatamente.

Ella se quedó pasmada viéndolo, no sabía que le estaba pasando, y se estaba preocupando.

―¡Lo haré Integra, no sabes las ganas que tengo de alejarme de ti, pero ahora escúchame! Ya sé de los ataques que han estado sucediendo, permíteme ir a mi lugar de origen, creo que ya sé lo que está pasando. ¡Heredera Hellsing, por favor, déjeme escuchar su orden y concédame partir durante una semana!

"¿Dejarlo ir, sería buena idea? ¿Podría estar bien cuando él podría ser el único capaz de protegerla de la aparente bestia? Pero tal como lo había Alucard, ella era la heredera, y la seguridad de toda su gente, recaían es su persona, tendría que aceptarlo, aunque le costara la vida…"

―Ve, ¡es una orden, busca y no vuelvas hasta que lo hayas destruido!― exclamó.

Ni bien lo había dicho, cuando el valaco ya había desaparecido dejando sólo una pequeña nube de humo negro.

"Lo haré My Mistress, aunque signifique también acabar con mi propia vida"

―¿Qué le estaba sucediendo? Casi podría jurar que se quería alejarse de mí…

Miró a su alrededor para divisar a aquella prenda, a decir verdad, ella también se encontraba bastante molesta por su propio comportamiento, pero ahora tendría que aparentar que todo estaría bien.

Se agachó y tomó su ropa interior y le habló: ―Óyeme bien, tengo cosas más importantes por las cuáles preocuparme y no pienso seguirme exponiendo más por tu culpa. Ahora gracias a ti, el vampiro ya sabe que "soy mujer"―. Y sin más, sacó un encendedor de su saco y lo encendió, prendiéndole fuego en el acto, aventó su slip sobre el fregadero y esperó a que se consumiera por completo.

―Objetivo silenciado…― dijo saliendo del cuarto de lavado.

+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.=.+.

Realmente estoy muy indecisa de este capítulo, hice un chorro de mezclas, pero pues espero que a ustedes les haya gustado. Háganme saber si les ha gustado.

Y recuerden, dejen sus reviews si quieren "otra bizarra" continuación jajaja, ¿va?

Asdf: Gracias por tu review, en serio. Y espero que te guste la conti :D

TaniaElric: Hola querida, bienvenida, bienvenida a mi humilde historia, espero que te haya gustado también esta continuación, se me complicó muchísimo hacer éste, pero agradezco el hecho de apoyarme y decirme que nunca te decepciono me haces verdaderamente feliz, nos estamos leyendo en el otro, ¿sale? Te mando un besote! *.*

Gabriel: ¡Mi querido amigo Gabe! Nunca, nunca me abandonas, te lo mega agradezco, además de que tus reviews me matan de risa, porque ya te imagino lidiando con tu esposa mientras lees jajaja. Gracias por tu comentario y por dejarme llamarte como quiero :P Y pues ya sabes que me preocupo por lo que dices del humor, este considero que no tiene mucho, pero espero que te haya gustado también, nos estamos leyendo eh amiguito. Un beso *.*

Celeste: Jajaja, sí gracias por jalarme las orejas, en serio que sino no le seguía tan rápido nena. Así que agradezco tu comentario y tu apoyo en estos capítulos, espero que te guste este capitulo fuera de lo común que he hecho. Me importa saber tu opinión (: y pues espero leerte también en el siguiente. Un abrazo y un besote para mi "couch" jaja *.*

Anna: ¡Ay mi niña hermosa! Soy una mala persona de verdad, no podré responder aún a tu pregunta, pero creo que en este capítulo puse muchas pistas. En serio disculpa, pero si te digo la respuesta, ya no tendría caso ¿no? Lo mejor es que te siga dejando con la duda, para que al final te quedes estupefacta jaja. Espero te haya agradado este cap, realmente no te quiero decepcionar. Gracias por tu review, nos estamos leyendo en el siguiente ¿va? *.* Besos!

¡Saludos, besos y abrazos! Muuuaaa *.*

Los quiere: ''''(◕‿◕)'''' …..€.ђ.α.n.ё.k.ΐ.n….…