Ya han pasado cuatro años, y todavía no tengo noticia de ti Yuri. Estos cuatro años han sido realmente difíciles, considerando que casi no tengo fuerzas suficientes para cortar leña o arar la tierra. Supongo que tendría que haber entrenado contigo debes en cuando.

Tengo el apoyo de Al, Meeth y Gnash, para ayudarme y ya comienzo a dominar un poco la espada. Aunque me hubiera gustado que fueras tú quién me enseñara… pero como huiste como un cobarde hace cuatro años tuve que hacerlo sola. Tal y como tú lo hiciste.

No es que este enfadada contigo, de echo me siento realmente culpable. Quizás las cosas hubieran sido diferentes sí en ves de tratar de alejarte hubiera tratado de escuchar, de darte apoyo y comprensión. Realmente, desearía que eso se me hubiera ocurrido antes, pero es difícil darle la cara a un hermano que dice que te ama.

Desearía que las cosas hubieran sido diferentes, quizás incluso hubiéramos llegado a algo más que una relación fraternal. Pero, de ser así, no sabría si te entrego mi amor porque realmente te amo, o porque no quiero que te vayas. Quizás nunca lo sepa…

Hoy iré a Te Ra, debo hacer las compras de la semana. Iré sola, no quiero distraer a Al de sus investigaciones, a Meeth de sus extrañas recetas, ni mucho menos despertar a Gnash de su siesta. No tengo porque preocuparme de los bandidos, desde que el Rey recupero la cordura, la seguridad ha aumentado mucho en los caminos.

Te Ra… casi no lo note, pero a cambiado en estos cuatro años. No puedo distraerme, debo darme prisa sí quiero regresar a casa antes de que anochezca. Sin embargo, no pude evitar detenerme en un pequeño puesto, me encanta su joyería, es realmente simple, pero hermosa.

Me quedo hipnotizada por un relicario en forma de corazón. Podría poner tú fotografía, para recordarte, pero no se si eso me animaría o solo me deprimiría.

Por un segundo ciento un puntazo en mi pecho y sin ninguna razón en particular tengo la necesidad de darme la vuelta. Estoy a punto sr hacerlo pero…

" ¡Chelinka!"

La mención de mi nombre hace que volteé hacia el lado contrario, Rel…

Rel es un muchacho que conocí en Te Ra un año después de que té fuiste. Fue realmente un gran apoyo, la primera ves que nos vimos fue cuando un idiota me estaba presionando para que saliese con él, cuando lo rechace se enfado tanto que casi me golpea. Pero Rel apareció y detuvo el golpe. Basto con una mirada para que el infeliz se largara.

Desde entonces Rel y yo entablamos una gran amistad, él es fuerte, divertido y muy amable. Pero lo que más me llamo la atención de él fue el enorme parecido contigo, no solo en su forma de ser, sino también en su aspecto. Aparte de la altura (quizás unos centímetros más alto) y el color de pelo y ojos, es realmente parecido a ti. Pero no eres tú.

Creo que me gusta. Realmente no entiendo mucho de estas cosas. Pero por ahora deseo que continuemos siendo amigos. Todavía no me recupero del todo de tu partida.

Yuri, realmente deseo que regreses, no importa si todavía me amas o incluso si ahora me odias. Solo quiero que volvamos a ser una familia, como en lo viejos tiempos.

Creo que hoy invitare a Rel a cenar. Nuestro hogar es mucho más animado cuando él esta hay, a Meeth le agrada mucho, y Al está feliz de que este conociendo más personas.

No se donde puedes encontrarte ahora Yuri. Pero quisiera que supieras que rezo todas las noches para que estés a salvo y fuera de peligro. Pero principalmente lo hago para que regreses.

Te estaré esperando, con abrazos y besos solo para ti. No tienes por que responder ninguna pregunta que te incomode, me bastara conque hayas vuelto.

Tendré Fe en que volverás, y yo voy a esperarte, te esperare por siempre de ser necesario. Se que algún día volverás…