Hola de nuevo os traigo algo nuevo, espero que os guste y aquí viene

0000

La nueva furia nocturna y una desconocida

Era una tarde cualquiera, Hipo había invitado a su novia Astrid a un paseo por el bosque, iba a la cala a celebrar también su aniversario de estar un año juntos cuando una especie de estrella de lo que creía Hipo cayo cerca de la cala

_Hipo que ha sido eso? - Le pregunto Astrid asustada

_No lo se – le dijo y lo pensó _Creo que a sido una estrella

_Pero como puede caer una estrella? - Pregunto con un poco de sentido común

_No lo se, pero hay que investigar – Dijo caminando en la dirección en la que cayo y ella le siguió

Ella se agarro a el insegura de lo que sera, el también pero tenia que saber que era eso, cuando llegaron vieron lo que parecía una roca con algo rojo, se acercaron mas y se dieron cuenta que era un furia nocturna por que vio sus ojos rojos, pero era mas pequeña que chimuelo o era mas fina?, el supuso que era hembra, el se acerco y la acaricio, ella gruño de dolor fue en ese momento que vio que tenia una herida

_Astrid hay que llevarla a los curanderos a curarla – Le dijo preocupado

_Ella? , como sabes que es una chica – Pregunto cruzándose de brazo y con el ceño fruncido

_No hay tiempo para eso – le dijo _Vamos tenemos que curate, te puedes levantar? - Le pregunto al furia nocturna

El furia nocturna empezó a levantarse y ayudado por muy poco de Astrid y Hipo fueron a casa del curandero, cuando llegaron Gothi el anciano les dijo que pasaran, vio al furia nocturna y la curo les dijo que tenia que estar sin volar unos cuantos días

0000

Antes de que pasaran eso días Astrid y Hipo cuidaron de ella, Chimuelo ayudo pero algo le atraía de esa dragona, Astrid fue a darle un baño a ella pero cuando termino de bañarla vio que tenia las alas teñidas de un color rojo y marcas rojas

_Vaya, eres hermosa – le dijo y ella le sonrió _Tengo un nombre para ti, que tal Rubí? – Y ella la miro como si fuera su nombre antes de llegar

Las dos fueron a ver a Hipo que le daba bacalao de Irlanda, Rubí de alguna manera no quería separarse de Astrid, las dos se divertían juntas y Tormentula no se quedaba atrás, a ella le gustaba la cercanía de la furia nocturna y la trataba como una hermana

Astrid y Hipo se vieron en la cala disfrutando del día, hablando de lo que le pasaron con la nueva, hasta que surgió el tema de donde vino el nombre de ella

_Me enterado que llamaste a la nueva Rubí – Le dijo ella

_Si Hipo, es que como tenia los ojos rojos como un par de rubís y pensé en ese nombre – Dijo a el

_Hablando de Rubí, mira quien vino? Uno muy grande – Le dijo señalando a sus espaldas

Ella se dio la vuelta y vio a Rubí correr hacia ellos, pero se paro delante de Astrid y la acaricio, ella se lo devolvió acariciándole en el cuello

_Vaya, Astrid creo que te a cogido cariño – Riéndose de la escena cómica _Pero que no te coja tanto que me pongo celoso

El se empezó a acordar como era ella antes de todo el tema de dragones paso y no la veía igual porque esta era su parte tierna y tranquila, la otra era la dura y terca de ella pero que aun sigue teniéndola de vez en cuando

_Tu no te rías y te pongas celoso por que tu sabes mejor que yo que tu eres el único que va en primer lugar de personas a las que quiero – Le dijo y le dio un beso

El beso no pareció tardar minutos sino horas pero en realidad eran unos segundos, cuando se separaron se miraron a los ojos del otro y se perdían el uno en el otro hasta que Rubí y Chimuelo interrumpieron el silencio gruñendo por que tenían hambre, que de alguna manera no vieron a Chimuelo acercarse

_Lo siento amigo se me olvidaba que tenias que comer – Le dijo dándole una cara de disculpa

_Y a ti también hermana – Le dijo a la hembra furia nocturna

_Por que la has llamado hermana? - Dirigiéndose a su novia

_Por que ella se parece a lo que para mi es una hermana – le dijo _Pero yo no lo se por que como tu sabes soy hija única

_Lo se – le dijo _Sera mejor dar de comer a Chimuelo y a tu hermana no te parece?

_Si, sera lo mejor – le dijo y se dirigió a Rubí y Chimuelo _ Vamos que te vamos a dar de comer

Los cuatros se fueron a la aldea a merendar, pero de camino a la aldea la dragona se acercaba mas a Chimuelo y el se sentía que tenia que quitarse del medio, el se separo de ella y fue un poco mas delante pero ella le siguió

_Por que Chimuelo tiene que ser tan terco?, Se que me mira a escondidas cuando cree que no le veo – Pensó la dragona

_Por que esta chica tiene que estar tan cerca de mi o quiera estar a mi lado? Vale que sea mona o linda pero no quiero novia – Pensó el dragón

Cuando llegaron Astrid se fue como Hipo a la parte trasera de cada una de sus casas cuando llegaron daron de comer a sus dragones, cuando la dragona termino fue a hablar con su hermana Tormentula la nader

_Hey, hermana – Gruño para llamar la atención de la nader

_Hola, hermanita – Saludando a la furia

Las dos se sentaron, Rubí se acostó y resoplo, esto le llamo la atención a Tormentula y le pregunto que le pasaba

_Estoy pensando que no le gusto a Chimuelo – Gruño, si fuera humana tendría los labios fruncidos

_Tranquila Chimuelo siempre ha sido testarudo con las chicas pero seguro que en el fondo quiere estar contigo – Gruño dándole un empujón con el pico

_Al menos no puedo ir a volar y enseñar mis formas de vuelo a el por culpa de mi herida – Gruño enfadada

_Tranquila, la herida sanara y podrás enseñárselo – Gruño y se acostó

_Anda ve con Astrid a lo mejor ella tiene problemas con su supuesto "novio" – Gruño, si fuera humana pondría los dedos entre comillas

_Vale – Gruño su adiós pero antes de irse escucho a su hermana

_Seguro que consigues el corazón de ese dragón cascarrabias – Miro para atrás y le dio una sonrisa

Rubí se fue a la habitación de otras de sus "hermanas", cuando llego empujo la puerta y entro, Astrid se sorprendió pero después se dirigió a ella, la saludo y acaricio, ella ronroneo de felicidad pero en el fondo se sentía triste esta humana le recordaba una que tuvo hace mucho tiempo cuando era cachorro de dragón

Astrid noto que pasaba algo le miro a la cara esta se preguntaba que pasaba

_No te sientas tan triste, pronto podrás volar y podríamos demostrarle a esos chicos como somos las dos pero tampoco descartando a tu supuesta hermana Tormentula – Le dijo para animarla

_Si supieras por que estoy triste no se como reaccionarias – Pensó y puso su cabeza sobre su hombro

Ella se sorprendió parecía casi humana era como si antes de conocerse fuera una humana y se había convertido cuerpo de dragón y alma de humano

La joven se sentó en su cama y la dragona se acerco y puso su cabeza en su regazo, la joven le acaricio la cabezo y ella ronroneo como un gato

_Sabes eres una gran compañía y lo digo no solo por el apoyo que me das ahora sino también literalmente – Ella saco un gran sonrisa y la joven otra

_Y tu también eres una gran compañía y no literalmente – Pensó y se acurruco mas en el regazo de su "hermana"

Después de un rato de compañía mutua, la joven le pregunto si le gustaría un poco cazar en los bosques con ellas dos, esta levanto la cabeza y afirmo moviendo su cabeza arriba y abajo, las dos bajaron al establo de las dos dragonas y recogieron a Tormentula, las tres se fueron a los bosque pero antes de ir Astrid cogió un arco, un carca je de flechas , su hacha de compañía y una daga

Cuando llegaron al punto donde a ella y a su padre le gustaba cazar y entrenar, las tres empezaron a buscar comida y cazarla, pero no muy lejos de allí había alguien espiándolas en un árbol, lo raro que ninguno de las dos dragonas la notaran

_Así que berk esta en amistad con los dragones, vaya, vaya quien se a muerto? - Dijo la desconocida

Astrid, Tormentula y Rubí escucharon quien lo dijo ellas dos gruñeron en dirección de donde vino, la joven giro y miro de donde vino la voz, lo que vio fue la figura de un mujer y ojos rojos como los de un demonio, ella se asusto por que nunca había visto a alguien asín

_Quien eres tu? - Pregunto a la desconocida y un poco asustada

_Tranquila ya me conocerás Astrid, pero tu novio Hipo me conoce – Dijo con voz fría _Pero seguro que no se acuerda de mi

_Y tu como es que conoces a Hipo y a mi? - Le pregunto desconfiando

_Eso ya lo sabrás con el tiempo, adiós – Dijo y se fue saltando de rama en rama

_Que chica mas rara no crees Tormentula y Rubí, Rubí? - Dijo

La dragona se quedo mirando por donde se había ido la desconocida y pensando que la había visto en algún otro sitio que ya había pasado mucho pero que mucho tiempo, su tren de pensamientos se esfumo cuando noto que Astrid y Tormentula le llamaron la atención

_Hey , chicas deberíamos irnos, ya hemos cazado suficiente - Dijo

Y dicho eso la joven amarro las presas cazadas con cuerda que habían llevado también con ella, las ato alrededor de su dragona y su amiga, ella dejo las cosa en su casa, le dijo que descansaran y se fueron a su establo las dos, Astrid se preguntaba quien era esa chica, se acordó que conocía bien a su novio y fue a decirle lo que había visto haber si le sonaba de alguien

Mientras con Hipo antes de que le pasara a su novia lo ocurrido a el le paso esto

Cuando llego con Chimuelo a casa Estoico que había vuelto de un viaje le saludo

_Hola hijo, como te ha ido mientras yo no e estado? - Queriendo saber que paso en su ausencia

_Nada anormal aparte que ha aparecido otro furia nocturna que es una hembra llamada Rubí – Dijo a su padre

Chimuelo al escuchar el nombre de la nueva dragona no sabia lo que le pasaba pero se le secaba la garganta y si la veía se quedaba sin respiración, el se pregunto varias veces que le pasaba, le pregunto a Tormentula pero ella solo le dijo que se estaba enamorando de ella, no se dio cuenta que estaba en las nubes hasta que Hipo lo llamo

_Hey amigo... estas bien? - Le pregunto preocupado

El asintió, el chico soltó un suspiro de alivio, pero no tardo en estar preocupado cuando su padre le dijo que se había enterado de su amigo el leñador que había encontrado a alguien en el bosque merodeando, a padre y hijo no le gustaba nada, tenia mucha coincidencia que había aparecido otro furia nocturna todo era muy raro

_Padre crees que todo saldrá bien? - Pregunto mas preocupado

_No lo se hijo, pero espero que si – Le dijo para animarlo y le dio unas palmitas en el hombro

El tenia sus motivos uno Chimuelo de vez en cuando se va al bosque solo, dos Astrid, Tormentula y ahora Rubí andaban por los bosque y tres que Astrid entrenaba sola en el bosque, a el no le gusto y pregunto si habían secuestrado a alguien, el padre dijo que no por ahora, fue cuando se preocupo mas y decidió ir a volar con Chimuelo a buscar a su novia por dos motivos uno asegurarse que esta bien y dos si encuentran a la extraña o extraño saber quien es o capturarlo y matarlo, dependiendo

_Vamos amigo tenemos que ir al bosque a buscar a Astrid – Dicho esto el levanto las orejas

Hipo cogió su arnés de montar y la silla, una vez puesto todo los dos despegaron rápido en su búsqueda, cuando llegaron al bosque en la zona de entrenamiento de ella o la de caza no la encontraron por ninguna parte lo único fue sangre, el la vio y se asusto, también vio una sombra andar por los arboles pero se largo, el asustado por ella se fue a la casa de ella a ver si a lo mejor fue a casa

Fue en ese momento en el cual Astrid buscaba a Hipo para decirle lo que le ocurrió cuando lo vio correr si parar en dirección a su casa, ella corrió tras suya y le llamo

_HIPO¡ - Tuvo que gritar o no la escucharía

El al escuchar que le llamaba la persona que estaba buscando, paro se dio la vuelta y corrió para llegar a ella, cuando llego la abrazo con cada fuerza de sus ser y agradeciendo a los dioses que aun estaba viva, a ella casi la mata pero escucho algo que la extraño mas

_Menos mal que estas viva, no se lo que haría si no estuviera – Dijo sacando unas pocas lagrimas

_Hipo que dices que menos mal que estoy viva? - Pregunto cruzándose de brazos y dándole un ceño fruncido

_Bueno me enterado por mi padre que hay alguien merodeando por el bosque y lo primero en lo que pensé fue en ti, Chimuelo, Rubí y Tormentula– Le dijo aun asustado _Fue cuando decidí ir a buscarte pero no te encontré lo único fue sangre y me asuste mucho, estuve tan preocupado por ti que si te pasaba algo no me lo perdonaría – Dijo y volvió ha abrazarla

Ella le devolvió el abraso y le dijo cosas tranquilizadoras, los dos se fueron a casa de ella, al entrar en casa saludaron los dos a la madre de la joven y se fueron a su cuarto, al entrar cerro la puerta detrás suya y le dio un golpe en el hombro al joven

_Eso por pensar que estaba muerta – Le dijo disimilando

_Pero …. - Fue interrumpido por los dedos de ella delante de sus labios

_Y esto por todo lo demás – Dijo y le dio un beso

El se sorprendió por el repentino beso, pero desde cuando se sabe cuando Astrid te puede dar un beso?, ella disfruto tanto que lo profundizo, el encantado le siguió su estado de animo, pero no se percataron que estaba a punto de caer en la cama de la joven, cuando ella se echo para atrás y acerco mas a el a ella fue cuando cayeron ella de espalda a la cama y el encima suya, los dos cortaron el beso y el se puso como un tomate, se rasco la cabeza de vergüenza

_Perdón, de verdad perdón por... - Fue interrumpido otra vez por ella

_Deja de pedir perdón y termina lo que empezaste – Dijo

Ella le rodeo el cuello con sus brazos y lo beso, ellos lo profundizaron el no dejaba de acariciar su cintura, ella gemía de placer, en un momento cualquiera ella se puso en la cima, en ese momento el dejo la cintura para entretenerse con su culo y los muslos, ella estaba no sabia pero este chico no era su novio tímido y vergonzoso era otra persona pero a ella le encantaba por que en estos momentos el cogía el control, menos mal que el lo cogía a veces por que como lo coja ella harían cosas que no deberían hacer todavía

Cuando terminaron ella le dolía su parte privada y le palpitaba, ella no quería que terminara pero era lo mejor, el era otro caso a el se le apretaba el pantalón porque estaba teniendo una erección, nadie puede curparlo por haber estado debajo y encima de una chica y esa chica es su novia

_Guau si que ha sido genial para ser la primera vez – Dijo el joven

_No, genial no, increíble – Dijo y el se puso rojo

Los dos se calmaron y Astrid empezó a contar lo que le paso en el bosque, le dijo las mismas palabras que le dijo la desconocida por que se le grabaron en la mente, el se quedo pensando en alguien de su infancia pero no se acuerda de alguna chica con ojos rojos

_No se Astrid, no me suena nada de alguien asín – Le dijo rascándose la cabeza

Entonces ella se acordó de algo que la desconocida le dijo al final _También se me olvido decirte que ella me dijo que seguro te olvidarías de ella

0000

Bueno hasta aquí viene este cap espero que os haya gustado o haya llamado la atención, espero comentarios, sugerencias …. etc y un beso hasta la próximo