Buenas tar-noches xD (me esta gustando esto de los saludos formales-originales)

Ok, llevo un rato, presionándome psicologicamente para escribir otro fic de Kariya y Hikaru como pareja principal, ya que no puedo creer que casi nadie escriba sobre ellos, cuando a mi me parecen superhipermega (bien exagero con algunas mezclas de palabras xD) lindos juntos

Total que al final, esto fue lo que me salio, espero que sea de su agrado...

Recordemos que ni Inazuma Eleven Go, ni ninguno de sus personajes me pertenecen, nee~


Presentaciones

—¡Claro que puedo! –respondió sonriendo con arrogancia un chico de ojos marrones con cabello de un extraño color azul verdoso.

—¿Ah si? –dijo retadoramente el chico con el que estaba discutiendo, poseía unos ojos azul claro y un cabello rosado, atado en dos coletas, llegando a parecer una niña. –No te creo –dijo esta vez con prepotencia.

—¡Te digo que si! –exclamó molesto el chico de que lo subestimaran –¡Podría hacerlo hasta con alguien que no conociera! ¡Es más! Elige a alguien y verás como lo hago –su nombre Kariya Masaki.

—Está bien –Kirino Ranmaru aceptó, a pesar de saber que se estaba rebajando a su nivel. Le parecía interesante aquella especie de apuesta.

—Pero claro, si lo hago, tendrás que hacerlo con Shindou –y ahora sí, esto se habia convertido en una apuesta.

—¿Qué? –Kirino casi gritó, pero al final, no habia duda: eso lo habia tomado por sorpresa.

—No me digas que tienes miedo –se burló Kariya de su senpai, atacando en el punto débil de Kirino: Su orgullo.

—Está bien, acepto –ambos se miraron fijamente retándose con la mirada. Los que pasaban a su alrededor no se sorprendían con ver ese tipo de escenas, donde casi se podía observar la tensión convertida en rayos lanzados entre las miradas de ambos.

—Entonces escoge –dijo Kariya cruzándose de brazos despreocupado. El otro de inmediato se puso a revisar a las personas que estaban a su alrededor y, al final, sonrió al ver a tres chicos, centrando su atención en el de pelo morado –¿Y bien? –cuestionó con impaciencia.

—No seas impaciente –le regañó Ranmaru, aún así aquella sonrisa maliciosa no desaparecía de su rostro.

—No creas que por el hecho de tener los ojos cerrados no noto tu sonrisa de victoria –dijo abriendo un ojo y haciendo una mueca de fastido.

—Bueno ya –le cortó antes de que volvieran a discutir –Kariya Masaki, tu tendrás que hacerlo con…—hizó una pausa para señalar con la cabeza al grupo de chicos de primer año –Kageyama.

—¿Hikaru? —preguntó sorprendido Masaki, mirando al de ojos negros con extraños reflejos café y blanco.

—¿Lo conoces? —preguntó también sorprendido Kirino, pues eso no lo había previsto.

—No en realidad, pero Tenma y los demás me han hablado de él –aclaró Kariya, encogiéndose de hombros –además, acabó de ser transferido a mi salón…

Kirino se quedó algo atontado después de aquella respuesta, pero luego sacudió la cabeza obligándose a salir de sus pensamientos. —Entonces, no tendrás problemas con hacerlo ¿no? –el tono retador volvió a la voz del peli rosa, mezclado con algo de burla.

Kariya hizo una extraña mueca. No conocía al chico, pero la verdad es que no le agradaba mucho. Parecía ser demasiado inocentón para su gusto… además de que en la semana que llevaba ahí no había tenido oportunidad de hablar con él, así que el hecho de tener que ir a hacer eso así de la nada… pues la idea no era bastante atrayente…

—…o te retiras –dijo Kirino sonriendo al notar el desagrado de Kariya.

—No –negó inmediatamente. Soltó un suspiro resignado –está bien, lo haré –dijo con decisión y comenzó a caminar hacia el grupito conformado, como de costumbre, por Tenma, Shinsuke, Aoi y Hikaru

—¿De verdad me están invitando? –preguntó Hikaru ilusionado, sonriendo abiertamente.

—Claro –dijo Tenma a lo que Shinsuke asintió, ambos estaban alegres de saber que el chico parecía tener interés en el futbol –es más, si quieres puedes inscribirte en el equipo de la escuela.

—Eso me encantaría –los ojos de Hikaru brillaban con alegría.

Aoi rió al ver lo emocionados que estaban sus compañeros por la sola idea de jugar un rato fútbol. De pronto se dio cuenta de que alguien se acercaba –¿Uh? ¿Kariya-kun?

Ante su sola mención, tanto Tenma como Shinsuke, voltearon a ver al chico con alegría, mientras que Hikaru le vio con curiosidad y algo de timidez.

—¡Kariya! –exclamó Tenma con su usual alegría.

—Hola Tenma, Aoi, Shinsuke –los saludó con normalidad, después se volvió al nuevo –tu eres Kageyama Hikaru ¿no? –preguntó.

—¿Eh? Si, un gusto conocerle –dijo Hikaru tímidamente, sintiendo un leve rubor en sus mejillas, haciéndole pensar a Kariya que tal vez eso no sería tan malo.

—Kariya Masaki, el gusto es mío –se presentó amablemente.

—Oye, Kariya ¡Que bien que estás aquí! Esta tarde teníamos planeado con Hikaru ir a jugar al rato fútbol en la cancha cerca de rio ¿Quisieras ir? —preguntó Tenma.

—¿Eh? Ah…no gracias Tenma, hoy voy a estar bastante ocupado en casa —explicó con su amabilidad que usualmente mostraba ante Tenma y básicamente con todos excepto con Kirino.

—Oh ¿En serio? –preguntó Shinsuke mostrándose decepcionado al igual que su castaño amigo –¡Que mal!

—De hecho, me tengo que ir antes de la siguiente hora —explicó Masaki tranquilamente, mientras todos le escuchaban —sólo vine a arreglar un asunto aquí —posó sus manos detrás de su nuca.

—¿Eh? –los demás se confundieron por eso y observaron como Kariya se puso en frente de Hikaru.

—Bueno –cerró los ojos, aspiró aire y lo soltó de golpe, después mostrando algo de desagrado, hizo una mueca que quiso parecer una sonrisa –bueno, Hikaru… ¿puedo llamarte Hikaru? –a lo que Hikaru solo asintió con una pequeña sonrisa.

"Vaya, es bastante lindo…" pensó Kariya, mas al darse cuenta de lo que estaba pensando se sonrojo levemente, entonces sacudió la cabeza provocando que el resto le miraran extrañados. –Bien, Hikaru, nos acabamos de conocer, así que haré esto rápido.

Y con una velocidad increíble, hizo lo que ninguno de ellos esperaba que hiciera.

"Diablos, ahora tendré que besar a Shindou" fue el pensamiento del de ojos cian que observaba en la distancia.

Hikaru abrió los ojos con sorpresa, no podía creer lo que le estaba pasado, un chico al que acababa de conocer… le estaba besando.

Era un simple beso, no iba mas allá de un roce de labios, pero aun así, eso se sentía y era… raro.

Kariya sintió como extrañamente su corazón daba un vuelco, apretó los ojos fuertemente "Vamos solo unos segundos más" se presionó a sí mismo tratando de ignorarlo. Francamente él hubiera querido hacerlo solo de un segundo, pero sabía que si era así, Kirino le reprocharía que eso no habia sido un beso, así que esperó a contar hasta ocho, para separarse del otro y abrir los ojos encontrándose con el rostro incrédulo del peli morado.

—Listo –murmuró para sí, mientras cerraba los ojos soltando un suspiro, con el cual intentaba hacer que su corazón dejara de correr como loco "Que raro…" pensó viéndose el pecho.

—K-Kariya…—dijo Hikaru, aun sin salir de su asombro, su cerebro aun no procesaba lo que habia sucedido.

—¿Eh?...—solo oír esa dulce voz llamarle suavemente, le hizo sonrojarse levemente "Pero ¡Que diablos me pasa!" pensó, entonces fingió tos mientras se cubría la boca, levantando la vista encontrándose con los ojos del menor –b-bueno Hikaru, f-fue un placer conocerte –dijo nerviosamente "¿Y ahora estoy tartamudeando? ¡Vamos, Kariya! ¡Que te sucede!" pensó enojado consigo mismo.

Hikaru no dijo nada, de pronto los colores se le subieron al rostro y su mano se dirigió a cubrir su boca sin tocar sus labios con esta, a Masaki le pareció demasiado tierna esa imagen, pero lo que más le gustaba de esta, era el pensar que él la había provocado.

—M-me tengo que ir –dio media vuelta mientras posaba sus manos de nueva cuenta tras su nuca, ignorando todas aquellas sensaciones y pensamientos que estaba teniendo –nos vemos luego chicos –y, sin importarle el hecho de que lo que había dicho antes había sido pura mentira, se retiró de la escuela pensando que tal vez algo le había caído mal en el almuerzo y que a eso se debían todas esas sensaciones.

Hikaru palpó suavemente sus labios con la mano con la que cubría su boca, en el momento justo en que Kariya se había ido, su mano libre fue a parar a su pecho, donde su corazón palpitaba con fuerza mientras su cuerpo temblaba levemente y su rostro se sentía arder en llamas.

No duró más de diez segundos el contacto y aun así la sensación de los labios de Kariya sobre los suyos se rehusaba a desaparecer.

—Te…tengo que ir al baño –y con esas palabras Hikaru desapareció del lugar, mientras que Shinsuke, Aoi y Tenma aun no salían de su sorpresa.

—E…eso fue…extraño –murmuró Shinsuke.

—Ni que lo digas –respondió Tenma en un balbuceo.

—Vaya… ¡pero que cosa más linda! —exclamó muy emocionada Aoi, después de haber dejado de lado su sorpresa, ambos chicos le miraron con una gotita en la nuca.

—No puede ser…

De pronto llamó su atención el ver a Kirino en una esquina, abrazándose las piernas, mientras un aura sombría le rodeaba, murmurando y repitiendo esa frase una y otra vez…

—¿Eh?… ¿Kirino-sempai? –los tres le llamaron confundidos —¿Qué le sucede?

—No puede ser –mas este no parecía escucharles, por lo cual lo único que pudieron hacer fue suspirar y regresar a su salón al darse cuenta de que ya eran los únicos en el pasillo…


Y aqui estamos, muchas gracias por leer este capitulo del comienzo de la historia, segun yo, todavia da para mas, y estoy comenzando a pensar seriamente en meter alguna que otra pareja aparte de este par, aunque no estoy del todo convencida...

Bueno de acuerdo con mis estadísticas, tengo las probabilidades de un 17% de recibir un review de aquellos que hallan leído este fic, claramente, no es mucho, pero, espero que ustedes, que están leyendo esto, puedan dejarme un comentario, se los agradecería muchísimo, y quien sabe, tengo como un 8% de probabilidades de que alguien ponga esta historia en favoritos y como un 3% de que la pongan en alerta...

Nee~ es pura broma, no tengo ninguna estadística xD

En fin sin mas por el momento, yo me despido

Nos leemos luego ;D