Preciosuras! no estoy muerta! Siento haberme ausentado tanto! :( No se imaginan lo mucho que las he extrañado! si pienso en uds. todos los días!

Y malas noticias... me voy a ausentar un tiempito más :( es que se me puso muy pesado el estudio, han sido unas semanas del terror! y me quedan dos más todavía, así que si Dios quiere, estaría volviendo todo a la normalidad dentro de dos semanitas... ténganme paciencia!

Ah, y les quería contar algo también, estoy haciendo un curso de medicinas complementarias y adivinen qué! aprendía a hacer Reiki! nivel 1 eso sí, pero igual! es genial! y yo no le tenía mucha fe a la cosa, soy suuuuuper escépticas de otras terapias que no tengan que ver con la medicina tradicional occidental, pero esto me dejó impresionada, así que nada, estoy feliz de haber descubierto esta disciplina y de haberla aprendido :D eso, quería compartirlo con uds!

Les traigo ahora un capítulillo para que no me olviden xD... nah, lo que pasa es que este había andado rondando mi mente hace haaarto tiempo, pero no había tenido el tiempo de escribirlo...

Espero les guste... y dejo un pequeño comentario, junto a la pregunta de la semana, en el espacio de abajo :D

Agradecimientos! (medios atrasados, pero uds. me entienden xD)

Bueno, a todas las chicas que me han puesto en alerta y favoritos (en esta u otras historias), a las que me han dejado comentarios en "¿Loca yo?" y para mis lindas lectoras: RushiaReiesu (linda! que gusto leerte nuevamente), Dani Miguel (puchis, se trataba de que Serena engaña a Darien para hacer que se disfrace de oso panda, jaja), Mirtiangis (bienvenida!), Rini3, Criztal, Carmilla-Devildoll, Luna, SalyLuna, C-Higurashi, Isabel20, Ediebella (este cap. va dedicado para ti y tu bebita!), MarthitaJimenez, SirenaMisty.
A toditas, muchas gracias!

Me encantó leer sobre sus lugares favoritos... me dieron harto de donde inspirarme! muy lindos sus recuerdos! gracias por compartirlos conmigo :D

Y gracias en especial a todas aquellas (no digo nombres para proteger identidades xD) que me escriben cosas como "me morí de risa", "me creen loca porque me río sola con tus historias" y mi favorito "me dieron ganas de hacer pis riéndome"... es terrible reírse al punto de querer hacer pis... y no tener un baño cerca... ese bailecito típico me mata! jajajajajaja

Y mi despedida va dedicada a Luna, que sé que le gustan xD

Les dejo un beso enorme! un kilo de paciencia para que me esperen, mucha felicidad y amor para que llene sus días... y obviamente, les dejo también un calcetín huacho que se quedó en la lavadora, para que se hagan un títere... y si no les gusta la idea del títere, bueno pues, les dejo un bigote mexicano bien de macho, para que puedan disfrazarse y pasar desapercibidas en las situaciones que lo ameriten, nunca está de más, ¿verdad? xD

Un abrazo chicas! las quiero un montón! (como decía una muñeca que tuve cuando era chica xD)

Ro.


Calor.

Click, click, bostezo, click, otro bostezo, otro click.

"Serena hace frío, ¿por qué no vienes a la cama?" la voz del moreno mostraba un poco de sueño y parecía un niño que quería acurrucarse con su mamá.

"Sí, sí, ya voy" la rubia le sonrió, apagó el computador en el que había estado trabajando y se estiró un poco tratando de desperezarse.

Mientras tanto, Darien se quitó los lentes y los dejó en su mesa de noche, junto al libro que había estado leyendo, a la espera del calor del cuerpo de su esposa para poder dormir tranquilo.

Pasaron unos cuantos segundos, unos cuantos minutos, varios minutos más, y Serena seguía dándose vueltas por la habitación, preparándose para ir a la cama.

'¿Dios, por qué tienen que ser tan complicadas las mujeres?' el pelinegro no podía entender cómo alguien podía demorarse tanto alistándose para ir a dormir.

"Serena, ya es tarde, ven a la cama" esta vez sonó un poco más demandante.

"Ya voy, ya voy, sólo déjame prender esto" la chica tomó el interruptor del calienta-camas para encenderlo antes de acostarse, pero antes de que sus dedos pudieran alcanzar la perilla, la mano de su esposo la interceptó.

"¿Serena, vas a encender esa cosa?" el brazo de Darien ahora se apoyaba sobre el lado de la cama de Serena, sujetando las cobijas, para que ella no pudiera entrar en ellas.

"Sí" contestó algo dudosa ella "¿por qué?"

"Porque vas a tener que mantenerlo apagadito, no me gustan esas cosas" la determinación brillaba en sus palabras.

La rubia tardó un poco en procesar lo que su esposo le decía y luego de un rato frunció el ceño "¡Pero Darien, hace frío!"

"Entonces entra en la cama pronto y abrígate" corrió un poco su brazo, dándole la opción de acostarse junto a él.

"No, la cama está helada y en la noche voy a congelarme y voy a morir" contestó con más dramatismo del necesario "¡Vas a quedar viudo!"

Darien suspiró "Primero, la cama no está helada, porque yo llevo más de media hora aquí," la miró fijamente a los ojos "segundo, no te vas a congelar si te metes pronto a la cama, y tercero, deja el drama, no voy a quedar viudo por un poco de frío"

A la rubia por poco le salía humo por las orejas de lo molesta que estaba, ¡la actitud de este hombre era inhumana!

"Vamos Darien, lo dejo en el mínimo, ¿sí?" puso su mejor cara tierna para convencerlo "ni siquiera lo vas a sentir"

"No, me da mucho calor con esas cosas" dijo con firmeza "con tu calor es más que suficiente y debería ser igual para ti"

"No te entiendo, tú mismo me lo compraste y ahora no me dejas usarlo" se quejó nuevamente la rubia, cruzándose de brazos.

"Lo compré para las noches en que me toca guardia y tienes que dormir sola" se excusó.

"Pero Darien…" la rubia comenzó a protestar, pero fue interrumpida por su esposo.

"Pero nada, no voy a ceder, yo ya soy muy caliente como para además usar calor artificial"

Antes de que el moreno pudiera siquiera terminar su frase, la rubia explotó a carcajadas. Darien la miró con curiosidad y con el ceño aún fruncido.

"¿De qué te ríes?"

"De que eres 'demasiado caliente'" la última palabra la dijo con fingida sensualidad y luego volvió a reír desenfrenadamente.

El moreno bajó su cabeza inhalando profundamente y maldijo su boca por mandarse sola, ahora Serena no lo dejaría en paz ni en mil años.

"Sabes que no me refería a eso" sus mejillas se tiñeron levemente de rojo.

"Oh está bien, chico ardiente, no seas tímido" unas cuantas risas más acompañaron sus palabras.

"Ja-ja," el pelinegro rió sarcásticamente "ya ven a dormir, ¿quieres?"

"Mmm, no lo sé" fingió reflexionar por un momento "será mejor que no me acerque a ti, puedo quemarme"

La rubia volvió a reír como una loca y el pelinegro comenzaba a perder la paciencia; su esposa estaba jugando con fuego y si seguía así, de verdad se iba a quemar.

"¿Quieres quemarte?" le dijo con tono seductor, levantando las cejas.

La rubia lo miró coqueta sonriendo "Tal vez"

"Entonces," Darien se levantó de la cama y caminó hacia a ella "quédate con tu calienta-camas artificial, que el natural va a dormir a otro lado"

Dicho esto, encendió él mismo el dichoso aparato, y tomando del armario una frazada y un almohadón, salió de la habitación rumbo al living.

Serena lo miró sorprendida, tratando de entender lo que acababa de suceder y luego de unos segundos volvió a estallar en carcajadas, mientras caminaba al living para traer de vuelta a la cama a su caprichoso y terco esposo.


Ok, como siempre, he abusado de su confianza y mi testamento ha sido más largo que el drabble (again! xD).

Y seguiré abusando... porque les quiero contar de dónde diablos salió este cap...

Resulta que yo vivo en una casa con otras 9 chicas de la universidad (sí, somos muchas!) y bueno, en la ciudad donde estudio hace muuuucho frío en invierno (para las chilenas, estudio en San Felipe) y el tema es que me di cuenta que TODAS las niñas usan estos calienta-camas (scaldasonnos)... y yo no los soporto! no es que sea caliente (si eso es lo que están pensando ¬¬ jaja) pero es que cualquier tipo de calefacción artificial me carga! porque tengo unos problemillas menores de circulación y SIEMPRE termina lléndoseme toda la sangre a mi cara y termino igual de fría, pero con la cara como tomate y con un dolor de cabeza de los mil demonios... así que un día me puse a pensar y me dije a mi misma "qué pasaría si cuando me case mi esposo quiere que tengamos esas porquerías de scaldasonnos?" y mi respuesta fue "jamás! yo no tranzo!" y así fue como surgió este fic... así que la pregunta de hoy es...

¿Qué es lo que uds. no tranzarían (o no tranzan) con sus parejas? algo que uds. digan no, no y no! y no hay más discusión del tema... cuéntenme! que me parece ultra interesante y entretenido el tema :D

Eso, disculpen que sea tan latera, pero es que de verdad las extrañaba, así que tienen que aguantarme no más! jajajajaja

Besos y nos leemos (espero) prontito.