Dulce locura

Capitulo 1: Templo en la luna.

Nos despedimos con un beso y tú me prometiste no olvidarme bajo aquel cerezo. Nuestras lagrimas recorrieron nuestros rostros al igual que la sangre recorrió nuestras espadas. El tiempo se detuvo y susurre mis última palabras en la tierra. Y ahora me encuentro aquí. Sentada solitaria con mi sufrimiento. Una lágrima recorre mi mejilla demostrando aquel sentimiento de angustia mientras susurro el nombre de mi amada. Respiro con dificultad y mi expresión facial no demuestra otra cosa que sufrimiento, dolor y angustia. Cierro los ojos y recuerdo cada uno de tus gestos, movimientos, palabras… ¡Oh mi amor! Ya quiero reencarnar para volver a estar a tu lado, poder abrazarte, poder sentirte entre mis brazos, poder besarte y sentir esos tiernos labios y saborearlos y que el mundo se acabe a nuestro alrededor, como quisiera volver a estar a tu lado en vez de este templo solitario en el cual la única voz que escucho es la de Ame no Murakomo, mis ojos desean mirar el sol, mirar tus ojos amatistas, mirar tu rubio cabello sobre la almohada, mirar como suspiras para luego sonreír.

Otra lágrima recorre mi mejilla y ya no lo puedo aguantar más, me acuesto en el suelo y rompo en llanto. Mi rostro está inundado en lágrimas, ¿pero de que vale la pena llorar si solo está conmigo Ame No Murakomo? Quiero escuchar tu voz consoladora que le alegra el día a cualquiera, contigo siempre es de día, pero desde que nos vimos obligadas a separarnos todo es noche, solo noche y oscuridad.

Me levanto débilmente y miro hacia el techo.

-¿Qué es lo que quieres?-Susurro-Ame No Murakomo, dime, ¿Qué tengo que hacer para volver a estar con ella?

-Esperar…-Me dice "alguien" omnipresente.-Nada más que esperar, finalmente serás recompensada con tu amada sacerdosista solar…

Nuevamente me siento sola, no me queda nada más que esperar…