La verdad

Capitulo 10

POV de Serena

-"muchas gracias Saturn, me alegra que te guste mi cambio" dije mientras sonreía, pero después de unos minutos de silencio y las miradas preocupadas de mis sailors fue que noté mi error. "chicas, que les parece si vamos a comer, tengo mucha hambre." Corrí a la mesa y me serví grandes cantidades de comida haciendo que todas se rieran y olvidaran mi descuido.

-las chicas se acercaron y empezaron a servirse comida "Serena, si comes tanto vas a engordar." Dijo obviamente Rei.

-"Enserio? Mars, Si es así por qué te serviste casi la misma cantidad de comida que yo, solo que le pusiste el doble de Nutella, lo cual significa que tu plato tiene las mismas calorías que el mío, eso significa que no seré la única que engorde así que dejemos de pensar en eso y comamos." Al decirle eso Rei se quedó viéndome con los ojos muy abiertos por la sorpresa, como pude ser capaz de cometer el mismo error dos veces seguidas, se supone que debía empezar a insultarla como siempre y en lugar de hacerlo lo que hice fue hablar nuevamente como Serenity.

-"Serena, estas bien?" me preguntó una muy preocupada Rei mientras colocaba su mano en mi frente para tomar mi temperatura. Así que para no levantar muchas sospechas empecé a pelear con Rei tal y como hacemos normalmente y comimos 'tranquilamente'. Al parecer les gustó mucho la comida que preparé y no dejaron de alagarme por la comida.

POV general

Inframundo

Tres dioses muy guapos se encontraban hablando amenamente en un salón muy amplio.

-"entonces quieres decir que necesitan mi ayuda para enfrentar al caos puro y mantener el equilibrio, para que perder mi valioso tiempo en esto? debo supervisar a las nuevas almas que han llegado" Dijo un hombre pálido, musculoso, aparenta unos 24 años, tiene unos ojos del negro más profundo y penetrantes, en su frente tiene como marca de una estrella de 5 puntas negra con un llama en el medio cabello azul largo(parecían llamas azules), medía 2,18 metros de altura. Vestía una toga (griega) negra con algunos adornos azules que le llegaba por encima de las rodillas, unos brazaletes negros.

-"Hades, es nuestro trabajo y debes estar dispuesto a cumplirlo." Dijo un hombre de cabello verdoso, aparenta unos 24 años, tiene ojos azules, es musculoso, mide 2,30m, una marca aguamarina con algo de azul oscuro con forma de tridente. Vestía solamente especie de falda o un trozo de tela aguamarina con algunos adornos azul oscuros (entre ellos su cinturón, un pedazo de tela) la falda le llegaba por encima de las rodillas al igual que la de Hades.

-"Poseidón, recuerda que para mí todo tiene su precio."

-"que quieres a cambio de ayudar en esta guerra?" preguntó un hombre que aparenta unos 24 años, tiene largo cabello blanco con mechones dorados, ojos violetas, musculoso, medía 2,20m, tenía la marca de un rayo en la frente. Vestía una toga parecida a la de Hades, la única diferencia era que su toga era violeta con adornos dorados.

-"muy fácil Zeus, yo quiero a Selene."

-"sé más explícito con lo que deseas."

-"deseo tener sexo con ella y que tenga un hijo mío, será solo una noche y después podrá seguir con tu nieto tal y como hecho por siglos. Ella puede quedarse al niño y hacer lo que quiera con él a cambio, solo quiero tener un hijo que muestre la unión del infierno y la luna."

-"voy a mandar el mensaje, tendrá una semana para responder." Escribió una carta, se levantó y dijo "Hermes aparece." Al hacerlo apareció un hombre.

-"que necesitas Zeus." Dijo Hermes, un hombre que aparenta 20 años, su cabello es corto y castaño, sus ojos son de un color ámbar, mide 1.80m, no es tan musculoso como Zeus, Hades o Poseidón, en su frente tiene una marca blanca con dorado en forma de paloma. Viste una toga una toga amarilla con retoques blancos.

-"encárgate de entregarle esta carta a Selene, dile que tiene una semana para responder." Le entrega la carta "Ahora vete y entrega la carta personalmente, este es un asunto de suma importancia para la guerra que se avecina."

-"si señor" en ese momento desapareció.

-"a cuanto equivale una semana en la tierra." Preguntó Poseidón.

-"A unas 3 horas del inframundo" Dijo Hades.

Tokio, casa Tsukino

POV de Serena

He estado toda la tarde con mis amigas, quienes en este momento estaban arreglándose para salir a petición mia pues no es justo que me esté cuidando todo el tiempo, ellas deben descansar. De un momento a otro sentí luna presencia que no había sentido en milenios dentro de la casa, debo sacar a mis sailors de aquí para evitar problemas.

-"chicas, tranquilas voy a estar bien."

-"aun no estamos de acuerdo en dejarte sola en la casa, puede ser peligroso." Dijo Haruka.

-"si quieren Mina se puede quedar conmigo hoy, igual sus padres están fuera de la ciudad."

-"por mí no hay problema" dijo Mina.

-"ahora creo que es mejor que se vayan, son las 6:00pm y está oscureciendo."

-"si, tienes razón, es mejor que no retiremos." Después de un tiempo todas exceptuando a Mina se fueron.

-"Mina, hoy vas a conocer a otro dios, ven y siéntate al lado mío." Le dije telepáticamente mientras me sentaba.

-"Que?" dijo sorprendida en voz alta.

-"te estoy hablando por telepatía, no quiero que él nos escuche, solo debes hacer lo que yo te pida." En ese momento Mina se sentó al lado mío. "no lo veas a los ojos, no veas mucho su cuerpo, no le hagas reverencia, no hables y mantén la calma."

-"Selene, hace tiempo que no te veía" dijo Hermes mientras aparecía desnudo, tal y como el acostumbra trabajar cuando le lleva algún envió a cualquier mujer.

-"Hermes que te ha traído aquí, dudo que sea una simple visita para recordar mi vida de diosa."

-"vine a entregarte una carta de Zeus." Se acercó hasta el lugar donde estaba sentada, quedando frente a Mina quien estaba en una especie de trance viéndolo fijamente. "tienes una semana para responder." Vio a Mina viéndolo fijamente casi babeando por él, además de admirar cierta parte de su anatomía. "Puedo jugar con esta virgen a cambio de mi trabajo, no he estado con una como ellas en siglos." Dijo mientras acercaba su mano a la falda de Mina mientras ella seguía en una especie de trance.

-agarré su mano antes de que el lograra tocar a Mina y le dije "No la toques Hermes, si te atreves a poner un dedo encima de ella u otra de mis sailors me encargaré de que te arrepientas de eso toda la eternidad." Solté su mano y él se apartó de Mina.