La verdad

Capitulo 7

-"te gusta el vestido o está muy largo" Mina no me respondió nada pues se encontraba en estado de shock, así que decidí divertirme un poco mas con ella "yo por mi parte prefiero los vestidos así de largos, aunque a mi Endimión le guste destrozarlos" dije mientras recortaba el largo del vestido de Mina con mi magia dejándolo solo un poco mas largo que el mio, y aparecí un espejo frente a ella "me parece que te queda mejor así, y tu que opinas del vestido?"

-"pero como?" fue lo único que pudo decir

-"esta semana mientras dormía recuperé todos mis recuerdo como diosa, además de una pequeña parte de mis poderes verdaderos. Pero si lo que quieres saber es como llegue a ser una humana y como soy realmente, te lo contaré" Mina me empieza a ver fijamente "mis hermanos decidieron convertirse en humanos pues se cansaron de ser dioses y me cedieron sus poderes para poder ser simples mortales, desde que se convirtieron en humanos los visitaba todas las noches de luna llena. En una de mis visitas fui a una cueva donde se encontraba un pastor desnudo, el cual siempre que bajaba a la tierra me observaba y se quedaba dormido viendo la luna, ese pastor de origen divino, nieto de Zeus se había enamorado de mi con solo verme, el nombre de ese pastor era Endimión. Ese día lo desperté y me dijo que desde la primera vez que me vio bajar de la luna se enamoró de mi, ese pastor era muy guapo y desde ese día todas las lunas llenas después de visitar a mis hermanos iba a esa cueva para verlo y "dormir" con el, las noches pasaban y mis hermanos ya tenían familias mientras yo seguía encontrándome con aquel pastor, del cual después de muchos encuentros me enamoré perdidamente cosa que es muy extraña para los dioses. Las noches seguían pasando y yo decidí usar mis poderes para que el no envejeciera ni muriera, le propuse permanecer en un sueño perpetuo del cual solo despertaría cuando yo lo visitara, el aceptó mi propuesta y utilicé una pequeña parte de mis poderes para ello. Siguieron pasando las noches, mis hermanos murieron y yo seguía con mi romance, Endimión y yo tuvimos en total 50 hermosas hijas, y una noche yo decidí que quería algo de diversión y mi amado accedió" dije mientras sonreía y me reía levemente

-"a que te refieres con algo de diversión?" me preguntó

-"vivir junto a mi amado como simple mortales, yo le di una vida en la que el era el príncipe de la tierra al hacerlo renacer como hijo de los reyes de este planeta, y yo hablé con la reina de la luna de esa época para poder nacer como su hija, la princesa de la luna. Ella aceptó fácilmente pues no estaba casada y razón por la cual no tenia una hija, además se sentía honrada de que yo le ofreciera eso, selle mis tanto recuerdos como poderes de diosa, creé mi corazón de mortal, y gracias a ello le di la hija que ella tanto deseaba la reina. Crecí y me enamoré nuevamente de mi amado, tuve aquel amor prohibido con el y morimos juntos" dije con una leve sonrisa

-"eso quiere decir que todo lo que vivimos no fue mas que un juego? que mi princesa y amiga no es mas que una ilusión? En realidad no te importamos?" dijo mientras lloraba

-puse mi mano derecha sobre su mejilla y le dije "te equivocas en eso, puede que yo haya planeado esto como una juego, pero todo lo que he sentido con este corazón no es una mentira, y en lo mas profundo de mi corazón humano se encuentran ustedes y Endimión, ni eso ni todo lo que hemos vivido es mentira, tu y las demás sailors son muy importantes para mi y eso no cambiara mientras tenga este corazón humano" le sequé las lagrimas "es por eso que no me gusta verte a ti y a las demás llorando. Yo se que no me volverás a tratar como siempre por haberte mentido tanto tiempo y por el simple hecho de ser una diosa, pero aun así no quiero que llores"

-"Serena, no me importa que o quien seas, no me importa si eres una diosa, pues sin importar eso tu siempre serás mi mejor amiga" dijo y de un momento a otro me abrazó

-"quieres saber como es la vida de un dios?"

- Mina asiente levemente "si"

-"un dios no puede sentir dolor, un dios no puede sentir nada por los mortales, si bien somos conocidos como seres perfectos estamos condenados a aquel infierno llamado eternidad, nos es demasiado difícil sentir cariño, y para casi todos amar verdaderamente es casi imposible pues somos fríos por naturaleza, y estamos condenados a la soledad, si bien podemos sentir algo llamado amistad entre nosotros no es un lazo tan fuerte como el que siento siendo humana. Ni entre hermanos sentíamos lazos fuertes como en el caso de mis hermanos, crecimos y vivimos juntos hasta que se volvieron mortales, los visitaba solo para ver como iba es vida humana y si valía el sacrificio de sus poderes, lo hacia para ver si era justo o no, murieron y yo no lloré ni un minuto, solo los critiqué por no querer ser dioses para no morir, nosotros vivimos siglos juntos y no me importó su muerte, a nadie le importó. Nosotros tampoco podemos intervenir en lo que le pase a los seres vivos, es por eso que nos es casi imposible sentir algo por ellos, pero mi romance con Endimión fue tan fuerte como para hacerme sentir amor. Esta fue la otra razón por la que yo quise hacer esto, yo quería saber porque a pesar del dolor, la tristeza mis hermanos prefirieron seguir siendo humanos y morir que convertirse en dioses nuevamente" sonreí con tristeza "y al vivir estas 2 vidas lo he comprendido, aunque no va a durar mucho tiempo"

-"a que te refieres" dijo mientras seguía llorando por todo lo que le conté cosa que es normal al tratar de imaginarse la vida a la que todos los dioses estamos condenados, puede que la vida de los humanos sea corta pero puede ser feliz si ellos disfrutan cada momento de sus vidas junto a sus seres queridos, a veces los mortales se quejan tanto que no disfrutan los momentos felices de sus vida y buscan su felicidad, no se por que teniendo esa oportunidad de ser felices algunos se rinden sin intentarlo, mientras que nosotros no tenemos casi ninguna oportunidad de ser felices por el hecho de que el tener emociones puede nublar el juicio de un dios.

-"mis recuerdos como diosa volvieron porque hay algo que amenaza el equilibrio de todo el universo y solo los dioses podemos enfrentarnos a eso, para ello debo reunirme con todos los dioses en el olimpo dentro de algún tiempo, y para ello debo abandonar mi forma mortal para tomar mi verdadera forma, aunque para ello deberé abandonar no solo mi forma actual sino que también todo lo que implica ser una mortal"

-"a que te refieres con eso?" preguntó con miedo

-"un dios no tiene sueños, semilla estelar, ni tantas emociones como los humanos, por ello no tendré mi espejo de los sueño, mi corazón puro, ni mi semilla estelar" en ese momento pude ver que Mina estaba llorando en silencio "por si preguntas yo voy a conservar todos mis recuerdos de los momentos que viví como mortal pero voy a comportarme contigo y las demás casi de la misma forma de la que me comporté en la batalla contra faraón 90 y dama 9, cuando utilicé el poder de ustedes para sacar mi corazón puso y transformarme en súper sailor moon, las diferencias van a ser pocas, así que no te preocupes tanto por eso."

POV de Mina

Ella dice que no es para tanto? Se nota que no sabe lo que fue para nosotras verla en ese estado, sus ojo eran los mas vacíos que haya visto en mi vida y su voz la mas fría que yo me hubiera imaginado, a todas nosotras nos impactó verla así, nuestros corazones casi se rompen al verla a ella, nuestra amada princesa en ese estado, sobretodo por esa frialdad con la que nos hablaba y trataba. Yo puedo aceptar que sea una diosa pero yo no quiero aceptar que ella vuelva a soportar aquella vida que me describió y tampoco que ella deba volver a comportarse de esa manera, yo no quiero que pierda ese corazón noble y puro que siempre hemos protegido las sailors, ni que no sienta ninguna clase de sentimiento.

-"puedo aceptar que seas una diosa, pero yo no aceptaré que abandones tus sentimientos y sueños para que vuelvas a esa vida de diosa, no me importa si con ello salvas al universo, no quiero que arriesgues tu felicidad y mucho menos que te perdamos para siempre" le dije llorando.

-"es mi deber estar con los demás dioses en momentos como ese" me secó mis lagrimas y sonrió con la misma tristeza que ella mostraba en sus ojos "no importa cuanto desee seguir con esta vida y ser feliz, mi deber esta antes que mi felicidad y siempre lo estará pues soy una diosa" dijo mientras una lagrima resbala por su mejilla.

-"hay algo que yo pueda hacer?" le dije con tristeza

-"si, hay una tarea que pienso darte para que cuando todo esto termine pueda ser la misma de antes y no desaparezcan para siempre mi cristal del corazón puro, mi espejo de los sueños, ni mi semilla estelar"

-"a que te refieres con que pueden desaparecer para siempre?" pregunté con miedo

-"si cuando me convierta nuevamente en diosa y por alguna razón siguen en mi cuerpo mortal, desaparecerán para siempre"

-"y no puedes crear otros?" pregunté mientras unas lagrimas resbalaban por mis mejillas

-"de poder yo puedo hacerlo, pero como deberías saber es imposible que existan 2 corazones puros, espejos de los sueños y semillas estelares iguales, todos esos talismanes son diferentes, por mas que cree otros no serán como los primeros y ninguna de ustedes estará en el sin importar que aun tenga mis recuerdos de mis vidas como mortal"