Los tatuajes del rebelde.

Harry Potter no me pertenece sino a Rowling.

Quiero hacer un fic un poco diferente al usual. Es decir, hay muchos fics Honks en los que inician en el verano de sexto año, yo hare algunos cambios y veré como me las ingenio. El romance entre Tonks y Harry será lo más diferente de lo que usualmente son los fics de estos tipos. En esta será Harry quien hara el movimiento.


Los problemas amorosos de un rebelde.

-Entonces yo estaba con mi novia Gwen paseando por el Parque en el centro y de pronto aparece ¡Así de la nada mi ex novia! ¡Y nos tira agua encima! Oye, sé que no terminamos bien Courtney pero ¿de verdad debía de hacer eso? Eso fue lo que le dije ¿Tu que crees que hizo despues, Harry?

-sorpréndeme Duncan, yo la verdad de estas cosas no se.

-Ok ¡pues me comenzó a gritar! ¡Dios santo! ¿Quién me manda a meterme con una loca amante de los libros y reglas?

-Mmm no puede ser tan mal, mi mejor amiga es igual aunque no es una loca.

-Créeme ella se lleva el premio de la persona mas paranoica. En fin, de vuelta al negocio ¿Cómo serán los tatuajes que quieres?

Duncan Smith era un joven de piel tostada de cabello negro, con un Mohawk de color verde, ojos azules y varios Piercing en sus cejas, vestía una camisa negra vieja con una calavera en el pecho, unos pantalones cortos y zapatillas de color rojo y blanco. Harry se encontraba a su lado, sentando en una silla en el establecimiento de hot topic en el centro comercial de Surrey. Duncan había estudiado junto a Harry en tercer grado y medianamente fueron amigos al comienzo de ese año pero Dudley había intimidado tanto a Duncan en un momento y ocasiono que Duncan no se acercara mas a Harry aunque hablaban de vez en cuando y eventualmente en cuarto grado Duncan se fue a otra escuela por una razón fuera de lo común. La historia es que Duncan fue enviando a un reformatorio al pelear con su papa, nadie sabe porque pero Harry supuso que fue una pelea domestica entre toda la familia. Fue en tercer año de Hogwarts que Harry se encontró a Duncan en el centro comercial y retornaron su vieja amistad ,no era mucho debido a que el tenia que pasar tiempo en Hogwarts y Duncan era un Punk por lo que su estilo de vida era muy diferente al de Harry.

Harry supo que Duncan tenia un empleo de medio tiempo en el establecimiento de un amigo en el centro comercial y cuando había terminado su cuarto año en Hogwarts contacto con el para saber mas de los tatuajes. Obviamente el tenia la idea de hacerse las runas en su cuerpo desde hacia tiempo. Así que se tomo el tiempo para llevarse mejor con Duncan ,que no es fácil porque Duncan se volvió alguien gruñón y duro de carácter ,típico de los Punks pero en raras ocasiones lograban hablar de temas suaves. Como tal la vida romántica de Duncan. Que se nota no es muy bueno. Aunque Harry tampoco podía hablar, él no tenia ni idea sobre las mujeres, citas, noviazgo y todas esas cosas. A lo mucho logro conseguir un beso de Cho pero como saben, termino muy mal. Harry miro como el Punk limpiaba algunas de las maquinas que trabajaba cuando hacia tatuajes a los clientes.

-Quiero que me hagas unos tatuajes pero deben de ser muy cuidadosos además que serán muchos…mira, te mostrare-Acomodándose en su asiento, saca de su bolsillo una gran hoja de papel y se lo mostro a Duncan que alzo las cejas sorprendido y eso es decir mucho cuando había visto a dos chicas besarse en un concierto, era un Punk así que se entiende. En la hoja de papel había un dibujo bien hecho de una persona en blanco, en las esquinas había varios símbolos muy raros y algunos difíciles de hacer y habían varias flechas apuntando varias partes del dicho dibujo del cuerpo. Pero era la cantidad de los lugares en donde se señalaba y era mas sorpréndete que apuntara hasta en la cara. Duncan miro raramente a Harry.

-¿Estas bromeando? Es básicamente todo el cuerpo Harry, sé que tu primo mentía sobre que tú eras un loco pero con esto, estoy empezando a creerle. Además ¿en la cara? Eso es un nuevo nivel.

-No, yo estoy bromeando, de verdad que quiero que me hagas todo esos tatuajes.

-¿Te dijo algo? Creo que no deberías de hacer esto.

-¡¿Qué? ¡Duncan! Es mi propia decisión.

-Pero…rayos, mira, quiero que entiendes porque no creo que debas de hacer esto. Te veo a ti y puedo decir que eres un chico tranquilo, un tipo que nadie tomaría en serio y es por eso que vengas a mi diciéndome que quieres un tatuaje y unos Piercing es una sorpresa pero te llevas el premio de la locura del año al mostrarme esto. No se me cabe en la cabeza.

-Si es por el dinero, sabes que puedo pagarte.

-Y debería porque esto no es barato pero aun así es algo muy fuerte, Harry. Déjenme pensar por un momento. Traerá unas cervezas…. ¿tomaras cerveza, verdad? Porque si no eres capaz entonces no te hare nada, porque si no tienes las pelotas para tomate un jodido trago entonces no tendrás los huevos para hacer esta locura.

-Ya, claro, no tienes que lo, Duncan.

El punk se levanto de su asiento para ir a la bodega del establecimiento dejando solo a Harry que bufo molesto. No podía culpar a Duncan, ha escuchado de las locuras que ha hecho durante su tiempo como un Punk y sabia bien que no era cosa de juego en lo que estaba pensando hacer. Pero Harry tenía la motivación suficiente para hacerlo. Vivir, hacer lo que se diera la gana y vengar a Sirius matando a Voldemort y Bellatrix. Eran suficientes razones para marcar su piel para siempre y convertirse en un punto llamativo para el público. Pero no había de otra. Además aunque se tatuara la piel eso no significa que sobrepasara de las cosas. Se tomara esa bebida alcohólica solo para complacer a Duncan. Nada más. Harry miro como el pelinegro con mohawk regresaba con varias latas de cervezas y le lanzo una sin decir nada. Harry la atrapo sin pestañear, tanta práctica con Quidditch si sirvieron para algo. El abrió la lata con cuidado mientras miraba a Duncan que observaba en una profunda reflexión a la hoja de los tatuajes que quería. Harry volvió a lo suyo y comenzó a tomar del líquido alcohólico, intento no toser por el fuerte sabor pero hizo una mueca y continúo bebiendo. Mientras hacia eso, recordó del porque a Tonks le llamaba la atención. Sonrió levemente.


Recién había llegado a Grimmauld place y Harry no sabia que sentir. Era raro uno se podía pensar que podía sentir un adolecente en ese momento. Pero bueno. Harry no sabia que sentir al estar en la antigua casa en donde Sirius junto a su familia habían crecido durante su niñez. Porque al entrar al dicho lugar una sensación de frialdad paso por todo su cuerpo y en verdad ya se sentía muy incomodo con todo eso. Bufo en voz baja pensando que Grimmauld place era peor que prive drive y eso es decir mucho. Harry decidió dejar la cosa en paz y pensar en otras. Mientras caminaba por el pasillo, viendo lo viejo que era cabía destacar, noto algo que le llamo la atención. Color rosa chicle. Desde que habían llegado los miembros de la orden del fénix ,creía porque no presto mucha atención , a la casa de sus tíos para llevarle con los demás a la casa en donde estaba Sirius noto como uno de los visitantes tenia extrañamente cabello purpura y despues cabello rojo y despues ,otros colores de lo mas peculiares. Le traía curiosidad. Y mas ahora que aquella mujer tenía cabello rosa.

-¿Ves algo que te gusta ,Cutie?-Harry parpadeo rápidamente antes de sonrojarse profundamente al saber que fue atrapando mirando mas de lo que debía ,Tonks sonrió coquetamente y se acercó al mago de cabello negro poniendo un poco nervioso a Harry. Tonks mordió un poco el labio inferior intentando no soltar una gran carcajada por la forma en como reaccionaba Harry ,claro que ella no sabia que aquello hizo que Harry se sonrojara aun mas ,que Tonks se mordiera así los labios hizo que algo ,que no sabia que ,subiera a montones. Ah Potter, eso era lujuria y deseo. Tonks bufo entre risas y siguió su camino hacia la cocina solo deteniéndose para mirar nuevamente a Harry. Sonriéndole coquetamente le guiño el ojo y se dio la vuelta para continuar su camino dejando a un sofocado Potter. Ella triunfante iba a entrar a la cocina cuando todo el teatro se cayó…con ella al suelo. Gracias a una estatua que ocasiono que…

¡Thowk!

Se cayera. Harry abrió lo ojos un poco y despues se rio en voz baja, es mas, intentaba por todos los medios no caerse al suelo a reírse a carcajadas. Tonks sonrojada por la vergüenza se levanto y lanzándole una mirada de molestia a Harry, siguió su camino con toda la poca dignidad que tenia despues de eso. Harry detuvo su risa y sintió una vez mas sofoco al ver como Tonks seguía haciendo pucheros molesta. Harry se pregunto como una mujer ya madura (si, claro) era de esa manera, porque le pareció jodidamente adorable hacer puchero como si fuera un niño que no le resulto las cosas como quería. Harry bufo divertidamente al verla hablar con Molly que quería ayudarle a cocinar y cinco minutos despues se enredaba con una silla y terminaba cayéndose. Harry esa vez no se rio, sino que sonrió levemente, esa chica le llama mucho la atención. Ahora que lo pensaba, era hermosa y tenia ese…no sé que le hacia pensar humorística. Era… ¿Cómo se dice? No se como podía describirlo pero era capaz de traer alegría a muchos en un solo momento. Podía verlo como hacia reír a Hermione y a Ginny mostrándole caras de animales (¿Cómo hace eso?) y hablar con ese tono de voz que subía el ánimos con quien hablaba. Además ese cabello rosa le era tan exótico que extrañamente a Harry le gustaba y mucho. De pronto Harry sintió una mirada a un lado suyo y se giro para notar que era Sirius que tenia toda una sonrisa en el rostro y Harry podía decir que significaba esa sonrisa: "se algo que tu no" y Harry tenia que darle la razón. No sabia lo que Sirius se estará imaginando. Sirius pasó un brazo por su hombro y lo acerco más a él.

-Me gusta verte así Harry, alegre y tranquilo. Espero que continúe así en el futuro. Y si Harry, ella es toda una caja de sorpresa y si sigues dándole esa mirada hara que cosas ocurran Harry. Hehehehe lo que es ser joven.

-¿De que hablas?

-Oh Harry, yo vi esa misma mirada que tu tienes en tu padre cuando estábamos en la escuela y créeme ¡hehehe! James paso las maduras intentando entender del porque tenia esa mirada. Verlo balbucear como un bobo frente a un espejo es algo que no quiero recordar.

-¿Qué mirada?

-Créeme cachorro, eso es algo que tu tendrás que descubrir. Solo diré que con darle unas cuantas flores y unas palabras lindas a la chica lograras obtener la respuesta que deseas. También algo más pero eso será para cuando cumplas dieciséis. Además ahora que lo pienso ¿debemos tener la charla de las abejas y las flores?

-¡Sirius! ¡Por la pantaletas de Merlin, No!


Harry levemente limpio la lagrima que había caído de su ojo izquierdo. Recordar a su padrino era un dolor tan grande que era increíble que aun siga teniendo la fuerza de voluntad para estar de pie y mantenerse firme. Oh como extrañaba a Sirius, tantas cosas que podía haber hecho. Podía haber evitado la muerte de su padrino pero ahora las consecuencias de sus aptos imprudentes llevo a que quien fue casi un padre para el falleciera. Harry rápidamente se trago de golpe toda la cerveza para tratar de no pensar en su padrino y concentrarse en un recuerdo feliz. Y pensar en un recuerdo feliz siempre parecía ser que terminaba en Nymphadora Tonks. Harry sacudió la cabeza, no quería seguir esa línea de tiempo, podía decir que tenía un flechazo por Tonks pero si seguía ese camino terminaría con el corazón roto. El cumpliría dieciséis en unos meses y ella ya era una mujer madura, de veintiuno pero madura al final, el no creería que tendría una oportunidad con tal preciosa mujer. Enviaba las notas y rosas, como consejo de Sirius, para desahogar sus sentimientos. Oh lo duro de ser un adolescente.

-Pensando en una mujer ¿eh, mate?-La voz de Duncan llamo la atención de Harry que lo volvió a mirar de reojo. El punk sonrió maliciosamente y le paso la otra lata de cerveza que no se había bebido debido a que se la paso mirando a Harry, en un momento había estado ausente para despues notar como sus ojos se suavizaban y brillaban por algún tipo de alegría, algo que llamo la atención a Duncan como también el cambio de estado de animo del pelinegro de ojos verdes, lo noto deprimido y Duncan sabia el porqué. Ser un punk le garantizo tener varias novias, fugaces y Serias y le ha dado la suficiente experiencia para reconocer cuando un hombre esta pensando en una mujer.

-¿Cómo supiste?

-¿No me has escuchado desde que has llegado, Harry? Yo se sobre mujeres, tengo problema con mi novia actual con mi Ex novia, así que es obvio que se algo. Tu mirada era la misma que tuvo mi hermano cuando hablaba de la chica que le gustaba ,fue patético porque el tarado de mi hermano se la paso balbuceando estupideces pero sus ojos decía toda la verdad ,estaba pensando en esa chica ,centrada únicamente en ella ,como si fuera lo mas importante del mundo entero. Somos hombres, viejo, todos tenemos esa empatía cuando alguien esta enganchado por una mujer. Así que no niegues que tienes problemas con una.

-Si. Pero no es fácil, nada lo es. Yo no estoy seguro.

-¿Seguro?

-Si, no entiendo ni lo que yo siento y yo….espera un momento ¿de verdad debo de decirte esto? Es decir, estoy puede sonar… ¿Cómo se dice?

-Gay, si, sonara así, porque los machos no dicen sobre sus sentimientos. Pero esto es diferente, nos estamos tomando una cerveza, hablamos de nuestras penas, esto no es una conversación sobre sentimientos, esto es una conversación entre machos y aquí nada sale entre nosotros dos ¿captas, Potter?-Duncan sonrió aunque parecía mas una mueca. Harry se encontró sorprendido y es que aunque Ron era su mejor amigo, la verdad es que, como había dicho Duncan, ha tenido una conversación de "machos" ya que Harry y Ron nunca han hablando con profundidad. Hablaban sobre las clases, Quidditch, los profesores, en resumen todo lo relacionado con Hogwarts. Ahora que lo pensaba ni sabia porque Ron siempre esta celoso de las cosas que Harry posee (dinero en especial) y no lo pensaba en el sentido de molestar, sino saber lo que le ocurría a su amigo y tratar de entenderlo y eso no se puede porque no han hablado seriamente. Aunque entendía bien las palabras de Duncan, no podía ir diciéndole a su amigo que quería hablar profundamente, no, eso era para afeminados y emocionales, si quería abrírsele a su amigo, debía de hacerlo como los hombres. Con bebida y calma. Harry sonrió levemente tomando un poco mas de cerveza.

-Si, es cierto. Ok, hablare…. La cuestión es que cuando yo la veo, siento sofoco, eso es lo primero, despues siento tranquilidad y eso con solo verla. Cuando yo hablo con ella, no es que sea mucho la verdad, me siento alegre, ella tiene ese…algo que hace que muchos sonrían sin poderlo evitar (aunque Snape siempre anda amargado, que se jodiera) y yo que se, me parece genial eso de ella.

-Guau, es toda una chica. Continúa viejo.

-Ok, no entiendo bien lo que siento. Yo sé que es un flechazo, ella me gusta, esa es la verdad pero no puedo hacer nada y aunque quisiera no lo hare.

-¿Que? ¿Tiene novio? ¡Pfff! Eso no es un problema ,te cuento una historia en donde termine en la casa de la chica de Piers ,la cosa es graciosa ,porque tenia una escalera y al día siguiente termine usándola mientras corría por todo el barrio para tapar mis…

-¡el punto es...! Que no puedo hacer nada y me molesta mucho. Y yo no se, pienso en ella pero de verdad no quiero, si sigo ese camino puedo salir lastimado.

-A ver, creo que me estoy perdiendo algo en todo esto ¿Quién es la chica?

-Eh…pues no puedo decirte mucho pero ella se llama Tonks.

-Mmm oi, creo que la conozco ¿de mi altura, de cabello rosa chicle, con una ropa extravagante, que le gusta comer pizza los miércoles y tiene un gran trasero? ¿Es ella?

-¡hey ¿Cómo así que su trasero?...y si, vaya, es ella ¿Cómo la conoces?

-Como dije, ella pasa por aquí los miércoles además el otro día llego aquí diciendo que quería unos Piercing.

-¿y para que?-La pregunta de Harry eran tan curiosa e inocente como para que alguien la echara a perder. Pero Duncan no era el mejor en endulzar las cosas. Mientras Harry tomaba un trago de la lata de cerveza vio como Duncan hizo una mueca divertida y pervertida que ocasiono que Harry temiera la respuesta. Duncan con un movimiento sencillo apunto su pecho o más en específicos en la zona de sus pezones. Harry escupió con fuerza el liquido de su boca y a la vez llevo su otra mano a la cara intentando detener todos los pensamientos sucios que le estaba llegando a la cabeza-¡No debería de haber sabido eso! ¡Y nunca hagas eso de nuevo! ¡Es algo privado! ¡Jamás se lo mencione a nadie!

-Dios, parece que eres celoso, chico. Hehehe eres toda una cosa Potter, esa chica es cosa seria y veo que tienes buen gusto pero ¿Cuál es el problema con ella? Es una gran chica ¿será virgen?

-¡DUNCAN!

-¿Qué? ¿Qué dije?

-Olvídalo además no es simple, ella es mayor de edad, tiene veintiuno y pues…ya ves.

-¿Oh? Conque es mayor, vaya Potter, no creí que eras de eso.

-¿a que te refieres?

-Oye, yo conozco a algunas amigas que podían hacerte el favor para quitarte la pureza pero ¿ir por una mayor? eso es interesante.

-¿Pureza? ¿De que estas….? ¡Duncan, ya déjate de eso!-Grito Harry con toda las mejillas rojas y no pudo evitar que imágenes le llegaran a la mente. No por nada Tonks era torpe, adorable para el, pero torpe al final, por lo que es entendible que mas de una vez ha visto partes que el no debería de haber visto de una mujer. Entonces las hormonas estallaron. Harry comenzó a babear mientras pensamientos muy sucios se le llenaba a la cabeza pero recupero un poco de cordura y sacudió la cabeza con fuerza, el no debería de pensar en eso, no debía, no debía aunque seria tentador saber mas sobre esa cosa que se llama Kamasutra. A los lejos Tonks se sonrojo sin saber porque. Harry se volvió al punk que sonreía con toda la malicia del mundo para despues tomar una lata de cerveza para el mismo-¡Duncan! ¡¿Ves lo que me haces pensar?

-ya mate, pareces muy denso para mi gusto, eres muy inocente. Se nota que esto no es por el sexo con una mayor, de verdad te gusta esa pelirrosa. Te lo diré de una ¿Cuál es el problema? Es decir, no le veo algo importante la edad, si te gusta esa chica solo acercarte y dile todo lo que sientes de frente, si te rechaza al menos podrás decir que tuviste las pelotas para hacer lo que debías de hacer pero si te dice que si, entonces amigo, serás un hombre muy feliz.

-Pero…pero, es que yo no soportaría que me dijera que no, no podría.

-Harry….vamos amigo, que solo es un flechazo. Tu mismo lo dijiste….a no ser que…-Duncan le lanzo a Harry la primera mirada seria de toda la conversación. El joven Potter se mostro confundido al comienzo antes de entender lo que quería enviarle con sus ojos el punk. La palabra con A. pero Harry no supo que decirle. Duncan se quedo en silencio por un momento antes de soltar el aire que retenía- Esta confundido ,ni él sabe lo que siente ,men ,este chico en verdad necesita ayuda y yo no soy el doctor corazón para esta misión. Bien, olvida lo que dije, dime tú ¿Por qué no puedes intentar algo con ella?

-….Ya te dije, no podría soportar el rechazo y-

-¿Y porque no puedes?

-….Es complicado….Porque ella era prima de mi padrino…..y mi padrino murió por mi culpa-Duncan abrió los ojos un poco impactado pero guardo silencio para dejar que Harry continuara ,siguió en silencio tomando mas de su cerveza mientras le daba otra a su amigo. Harry acepto con una sonrisa triste y decidió abrírsele al punk, decir lo que sentía en esos momentos. La culpa por la muerte de Sirius le pesaba mucho y creía que muchos le odiarían por ello, Sirius fue muy querido por todos, eso no era algo porque dudar y él no se sorprendería si Tonks estaba enojado con el. Desde las veces que ha estado vigilándole nunca se había acercado a hablarle. Era suposición pero tampoco quería arriesgarse. Él no quería abrírsele alguien que podría odiarle. El dolor era demasiado para el.

Al final Harry no se tatuó pero si hizo una cita para hacerlo en unos días. Duncan comento que entendía porque Harry, según cree el, quería hacerse esos tatuajes, estaba en conflicto consigo mismo y quería simplemente mostrar a todos cuan fuerte era aunque en el interior no lo sea. Duncan afirmo que haría los tatuajes a Harry solo que tomaría muchísimo tiempo y dinero. Eso le sirvió a Harry y paso toda la tarde y muy entrada a la noche con su nuevo amigo bebiendo y hablando sobre bobadas, chicas y finalmente el gran misterio que representa la mente femenina. Como un simple adolescente que termina embriagándose con un amigo. Ese día Harry se sintió libre, se sintió como debería de sentir, un simple joven que cumpliría dieciséis en un par de meses. No un mago que estaba destinado a matar al mago oscuro más poderoso de la época. Solo Harry Potter, un chico que término pasándose de copas por una vez en su vida. Fue liberador. Tanto por la bebida pero aun más por el sentimiento de libertad en contar algunos del problema que le molestaba y abrirse sobre el tema de la muerte de Sirius. Se sintió más liviano ante todas las emociones cargadas en su corazón. En verdad fue un día productivo.


-ughh, ay mi cabeza. Me siento como un trajo viejo.

-Harry Potter señor, aquí estoy yo para ayudarle.

-Ugghh ¡uck! ¿Dobby? ¿Cómo estas aquí?

-Maestro Harry Potter, Dobby siempre estuvo con usted oculto para proteger al gran maestro Harry Potter, también para ver si alguien seguía al gran maestro Harry Potter o si alguien intenta lastimar a mi maestro Harry Potter. También Dobby se aseguro que maestro Harry Potter no hablara sobre la magia ¿Dobby hizo bien?

-Dobby, de verdad que eres un santo, gracias. Ahora ¿Por qué estoy aquí?

-Maestro Harry Potter termino desmayándose por el sobre exceso de bebida y Dobby pensó en llevarlo en una aparición a su cuarto pero las salas detectarían la aparición de Dobby y maestro Harry Potter ,así que Dobby solo pudo traerle una almohada y una cobija al maestro y desilusionarlo.

-Con razón nadie me ha molestando por dormir en una banca. Ugh, me duele la cabeza, Dobby tu….oh gracias, vaya, pensaste en todo Dobby. Lo repito, deben de hacerte una iglesia por ser tan santo. Eres un gran amigo en hacer todo esto por mí.

-¡Es porque Dobby siempre velara lo mejor que su maestro Harry Potter! Ahora veré si puedo hacerle el desayuno maestro Harry Potter. Regreso en un momento maestro.

¡Pop!

Ignorando el hecho que su elfo domestico tenia una gran obsesión con llamarle maestro, Harry tomo la poción de eliminación de resaca que su elfo le había traído y al instante sintió como el dolor de cabeza desaparecía dejando su mente despegada. Al ver que efectivamente estaba en una banca con una sabana y una almohada con la cual durmió sin mucho problemas en la banca. Harry se pregunto brevemente si sus tíos habrán notado que él no durmió en la casa. Y recordó que el había tallado runas para alejar a sus tíos de su cuarto además de runas por toda la caza para mantener la hostilidades en un nivel bajo, ellos se enojaran que no les hiciera el desayuno pero eso seria en breve tiempo. Así que decidió simplemente disfrutar su primera vez en despertar por los rayos del sol. Era una experiencia que muchos odiaban pero Harry que duro diez años durmiendo en una alacena bajo una escalera y en un cuarto con una ventana casi cerrada era una experiencia muy reconfortante.

Poco despues su elfo regreso con una canasta pequeña llena de alimentos y sus pociones de restauración y de vitaminas. Él se las tomo con disgusto pero lo hizo al final y comió una buena porción de comida para así tener los nutrientes necesarios para ser más fuerte físicamente. El decidió por ese día pasar tiempo en las calles, que se jodiera Dumbledore y su cosa de que debía de quedarse encerrado en prive drive. Si, que se jodiera. Eso saco una sonrisa a Harry. El decidió ese día desafiar las reglas y salir por ahí en perder el tiempo. Hey, que se lo merecía. Con eso en mente Harry le pido a Dobby llevarlo a un lugar en donde podía tomar una ducha y el Elfo cumplió con entusiasmo, claro que se pasó al llevarle a un gran lago en las afueras de Londres pero decidió no decir nada y disfrutar la oportunidad nunca hecha de nadar en un lago. Y así hizo ,se la paso durante toda la mañana nadando en aquel lago y divirtiéndose tanto por estar en el agua como también junto a su elfo ,que uso su magia elfica para hacer grandes olas o crear figuras de agua que Harry disfruto evadir. Harry bromeo que por una vez correr de un monstruo fue algo divertido. Despues de haber tomado esa gran "ducha" y pidiéndole a Dobby que le consiguiera ropa limpia partieron a otro lugar.

Terminaron en un parque en la cual había una gran cantidad de jóvenes reunido en un círculo escuchando a otros dos sujetos cantar baladas Rockera. Harry sabiendo que su elfo estaba oculto con un hechizo elfico de invisibilidad decidió pasar el tiempo escuchando música muggle. El conoció a algunas chicas y a algunos sujetos que comentaban sobre cosa sobre la paz y la protección al medio ambiente. Harry estuvo confundido hasta que una chica le comento que ellos eran Hippies y que estaban a favor de proteger a la madre tierra. Para no incomodar a nadie Harry les apoyo y les escucho hablar sobre diferentes bandas de música o sobre los problemas que causaban las empresas que perjudicaban a la naturaleza por solo el dinero. Harry estuvo confundido y pensó que había pasado mucho tiempo en el mundo mágico y se juro al menos conectarse nuevamente con el mundo muggle, no por nada también tenia raíces de ese mundo.

Así Harry pasó la tarde de ese día haciendo cosas que le eran ajena al pelinegro: descansar y tranquilizarse.


Nymphadora Tonks era una mujer que había tenido la mala suerte de haber tenido algunas parejas que terminaron siendo unos tarados. La cuestión es que siendo mertamorfagas atraía la atención de cualquier hombre pero eventualmente eso era porque deseaban que ella cambiara de forma a una que ellos quisieran. Y parecía algo típico que todos siempre piden pechos grandes. Y eso ha hecho que en lo profundo de su corazón odie el que fue su habilidad mas querida. Aparte de Charlie Weasley, Alex Rosier y Bill Weasley todos sus novios fueron unos cretinos al final. Pero desde hacia un año había estado recibiendo cartas de un admirador secreto. Y eran fuera de lo común. Al principio pensó que era algún compañero Auror lujurioso que le enviaba nota con palabras vulgares pero cuando leyó esa primera carta, se confundió a más no poder. Era una carta que decía que era una persona explosiva que causaba alegría a los demás, que le había llamado la atención su personalidad y que esperaba que estuviera bien. Eso fue muy raro, ninguno de sus novios o hombres que estuvieron interesada en ella jamás comentaron sobre su personalidad, algunos casos si pero era la forma tan profunda que decía en la carta que le intrigo. Pero ella decidió no darle vuelta al asunto y continúo con sus asuntos. Ella pensó que lo que sea que intentaba el que enviaba las cartas no funcionara con ella y despues de eso paso una semana y se convenció que el tipo solo estaba jugando y que no pasaría nada más.

Pero entonces cuando menos lo esperaba, apareció otra carta, era básicamente lo mismo pero tenia palabras de apoyo y saludos casuales. Despues eran oraciones tímidas de que ella era muy hermosa pero solo decía eso la carta, hermosa. No decía que tenía un buen culo, no que tenia un buen par de tetas, que era genial que cambiara de forma, nada, solo…simplemente hermosa y eso llamo la atención de la Auror. Poco a poco era habitual recibir aquellas cartas de su admirador secretos. Algunas eran simples. Otras traían una rosa de color rosa. Otras le llevaban algunos chocolates, para cerciorarse los revisaba y al probarlos creyó que su paladar había probado el cielo. En una ocasión cuando tuvo una cita con un conocido y termino en un desastre, del cual dicho conocido la insulto llamándola zorra de cabello rosa, recibió una carta de su admirador saludándole y diciéndole que tuvo unos problemas con alguien de donde residía y que no sabia con quien mas hablar. No ayudo a superar la molestia de aquella desastrosa cota con aquel imbécil pero si logro que su mente se concentrara en otra cosa. Ella hizo su calculo y llego a la conclusión que quien le enviaba las cartas no era alguien de la academia de Aurores, porque si lo fuera le hubiera dicho palabras de apoyo sobre la cita, que se volvió conocida por los chismosos, quien le enviaba las cartas ya habría intentado hacer un movimiento con ella usando la noticia de esa cita como ayuda. El admirador parecía ser que no estuvo enterrado, porque si lo estuviera hubiera aprovechado eso para ganar puntos con ella pero no, lo que le llevo a la conclusión que quien le ha estado enviando cartas románticas debe de ser, o alguien que conoció en Hogwarts o de la orden del fénix. Eso ultimo era lo mas lógico.

Así que ella comenzó a investigar y mentiría si dijera no pensó que Remus fuera su admirador secreto. Pero se decepciono al saber que la letra de Remus y el que enviaba las cartas eran muy diferentes, además sabia que las notas eran enviadas por un elfo domestico y no se le permitía a los hombres lobos poseer un elfo domestico. También comprobó en los demás miembros de la orden e incluso a los gemelos Weasley pero no encontró nada. Ella igual trato de averiguar con sus antiguos conocidos de su tiempo en Hogwarts y también resulto lo mismo. Pero ella sabia que se estaba perdiendo algo por lo que trato de encontrar la respuesta. Pero entonces encontró la respuesta cuando recibió una nota con una flor rosa mientras patrullaba por la casa en donde se hospedaba Harry Potter. Era tan lógico, el único que no investigo, bueno eso era mentira, no lo intento con Snape y Ron Weasley, ella tenia sus razones. La razón del porque supo que Harry era quien le enviaba las notas era que nadie sabia que ella estaba en prive drive y la nota termino con ella, por lo cual no seria posible y solo sabría aquel que sabe que ella esta ahí. Aunque nada es seguro y podían ser suposiciones suyas. Por ello al día siguiente de recibir aquella nota entro a la casa de lo Dursley y noto que estos se enojaron un poco pero no dijeron nada ,es mas ,noto también las runas talladas por casi toda la casa y unas runas especiales de repelentes de Muggles en la puerta de la habitación mas pequeña de la casa. Tonks hizo una mueca ante esa pequeña parte de información y toco varias veces esperando encontrar al mago de cabellos negros.

-Harry, escucha, soy yo Tonks de la orden del fénix, nos conocimos aquí hace un año, estaba junto a Moody, Kingsley y Remus junto con otros de la orden durante una noche y nos fuimos volando con escobas. necesito hablarte-Menciono Tonks con calma ,intentando no causar paranoia al joven Potter dándole información que sabia para asegurar que ella era de hecho Tonks y no algún Mortífago oculto. Ese ojo-loco y su "vigilancia constante" si le ha calado hondo. Ella espero en silencio alguna respuesta del pelinegro pero nada y ella comenzó a preocuparse. Ella rápidamente saco su varita e intento hacer el hechizo Alohomora pero no resulto y se dio cuenta es que era debido a las runas talladas en el picaporte. Ella sonrió maliciosamente- Ese Potter, tan paranoico. Ojo-loco estará orgulloso de ese chico.

Ella retrocedió un poco y uso su varita para desactivar las runas, le tomo como diez minutos para hacerlo y eso era porque las runas eran mas complicadas de lo que debían de ser, según recordaba de sus estudios en Hogwarts eran runas de cierre pero estas eran personalizadas y eran muy complicadas como para ser simples runas de cerraduras. Ella con cuidado entro a la habitación, con varita alzada por si hay alguna clase de sorpresa y al no detectar presencia alguna entro completamente a la habitación. Noto de inmediato que algo había cambiado, la habitación estaba extendida, mas limpia y a la vez mas desordenada, había ropa, botellas, libros y hojas regadas por todas partes. Ella con curiosidad y claro, ignorando el hecho de quien estaba vigilando no estaba, tomo uno de los libros en el suelo y leyó el titulo. Se trataba de un libro llamado manipulación de runas árabes y eso le impresiono.

-Vaya, Potter tiene una que otras sorpresas….ahora la cosa es que…. ¿mmm?- Algo le llamo la atención, una vez mas ignorando que Harry no estaba pero era lo que ella quería ¿no? , bajo una manta en el suelo había una pequeña libreta, ella con cuidado la tomo y comenzó a ver su contenido. Al principio de las hojas eran notas de runas, la mayoría de las cuales ni ella conocía, también habían dibujos de algunos símbolos que ni había visto nunca en su vida- Es muy bueno. Veamos que más tiene.

Ella siguió ojeando las paginas hasta que encontró algo que le llamo la atención. Era ella. Era un dibujo bien hecho de una mujer de cabello rosa. Tonks no era tan ingenua para no notar que era un dibujo de si misma. Ella continuo moviendo las demás paginas y miro algunos dibujos de Hermione, Ron, Remus, una de Snape con una nariz larga que le saco muchas risas, otras de Dumbledore en donde tenían flechas apuntándole con palabras de manipulador y senil y finalmente dibujos de ella y algunas notas bajo de ellas. Notas que decían "cuando la veo pienso en chicle de fresas" "me gusta su pelo rosa" " cuando se tropieza pienso que su torpeza es lindo" "apuesto que ella es capaz de imitar a Snape y burlarse de el" Tonks no dijo nada por un momento mientras se sentaba en la cama de Harry.

No había dudas. Él era su admirador secreto, ahora la pregunta del millón era ¿Qué debía de hacer?

Continuara….